La ruta post electoral, ¿qué sigue?

El recuento total de la elección (voto por voto y casilla por casilla) solo se puede dar cuando la diferencia entre el primero y segundo lugar sea igual o menor al 1%, y lo solicite el segundo lugar.

Por: Arturo Espinosa Silis (@espinosasilis)

Pasó la jornada electoral, sabemos que existen tendencias sobre los resultados, pero todavía no conocemos los resultados finales ni oficiales. El proceso para saber en definitiva quienes serán los próximos gobernadores o gobernadoras en Coahuila, Estado de México y Nayarit apenas comenzó ayer. En dos de los tres estados los resultados de la votación están muy cercanos. Trataré de explicar lo que pasará en los próximos días.

El miércoles iniciaron los cómputos distritales en las tres entidades federativas. Es en los consejos distritales en donde se realizará la sumatoria de los votos recibidos en cada una de las casillas de ese distrito (cómputo de actas); en algunos casos, si se cumplen ciertos supuestos normativos será posible contar nuevamente los votos depositados en las urnas (recuento de boletas electorales), en términos generales, para que ello ocurra deberán actualizarse tres supuestos[i]:

  1. Que existan errores e inconsistencias en las actas de escrutinio y cómputo de la casilla.
  2. El paquete electoral no tuviera acta de escrutinio y cómputo.
  3. La cantidad de votos nulos es mayor a la diferencia que existe entre el 1ro y 2do lugar en esa casilla.

El recuento total de la elección (voto por voto y casilla por casilla) solo se puede dar cuando la diferencia entre el primero y segundo lugar sea igual o menor al 1%, y lo solicite el segundo lugar; este recuento se puede hacer en dos momentos – dependiendo de la legislación electoral local- primero, dentro del cómputo distrital: si al sumar los votos de todas las casillas se advierte que existe esa diferencia entre las candidaturas que obtuvieron el primero y segundo lugar en el distrito, y posteriormente, en el momento en que el instituto estatal electoral hace el cómputo final de la elección.

Una vez realizados los cómputos distritales, los partidos políticos pueden impugnar los resultados de la elección respecto de cada distrito; en estas impugnaciones pueden hacer valer irregularidades que impliquen la nulidad de la votación recibida en cada casilla o la nulidad de la elección en ese distrito. En el caso del Estado de México las impugnaciones en contra de los cómputos distritales deben resolverse a más tardar el 14 de agosto, para esta fecha tanto el tribunal local como la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) deberán haber decidido las inconformidades.

Para tener resultados oficiales no basta con los cómputos distritales, pues es necesario que la autoridad electoral local realice el cómputo final de la elección para la gubernatura, lo cual implica sumar los resultados de la votación recibida en cada uno de los distritos electorales de la entidad -esto ocurre en diferentes momentos en cada estado-.

En el Estado de México el cómputo final de la elección se realizarán hasta el 16 de agosto, una vez que se hayan resuelto las impugnaciones presentadas en contra de los cómputos distritales. Al realizar este cómputo final es posible que pueda haber un nuevo recuento de la votación, eso únicamente si se advierte que la diferencia entre el primero y segundo lugar es menor al 1%, en este caso la autoridad electoral tendrá hasta el 23 de agosto para el recuento. Una vez que se tenga el cómputo final de la elección, el Instituto Estatal Electoral deberá declarar la validez de la elección, y es en ese momento que se podrá solicitar la nulidad de toda la elección, primero ante el Tribunal Electoral Local y después en la Sala Superior del TEPJF.

En el caso de Coahuila y Nayarit, la situación es un poco distinta, pues el cómputo final de la elección de gobernador se lleva a cabo el domingo siguiente a la jornada electoral, es decir este próximo domingo 11 de junio de 2017, a partir de entonces se puede impugnar alegando la nulidad de la elección.

Lo anterior es importante, pues es en el cómputo final de la elección el momento en el que oficialmente se declara al ganador o ganadora y se califica la validez de la elección, por lo que a partir de entonces los partidos políticos podrán impugnar la validez de la elección y buscar la nulidad de la misma a efecto de ir a una elección extraordinaria.

Todas las impugnaciones deben resolverse antes de la toma de posición de quien sea el próximo gobernador o gobernadora de la entidad; en las elecciones del pasado domingo será el 15 de septiembre de este año para el Estado de México, el 19 de septiembre para Nayarit y el 1 de diciembre para Coahuila; lo que implica que el proceso electoral federal ya habrá comenzado (1ra semana de septiembre) sin que las elecciones locales de este año hayan concluido.

De esta forma, lo que sabemos es que los procesos electorales de 2017 todavía no están cerca de concluir, por el contrario, existe mucho camino por delante, existen elementos para suponer que al menos en dos de las tres elecciones, serán nuevamente las autoridades jurisdiccionales las que determinen en última instancia quién ganó la elección, esto es relevante ya que ni las integraciones actuales de los tribunales electorales locales, ni de la Sala Superior del TEPJF se han pronunciado sobre la validez o nulidad de una elección de este tipo.

 

@Eleccionesymas

 

 

[i] Algunas reglas pueden variar en función de la legislación electoral local.

Close
Comentarios