Elecciones 2018: candidaturas independientes

Las candidaturas independientes han tenido que sortear distintos obstáculos que a partir de las legislaciones locales se les han impuesto, tales como el porcentaje de apoyo a recabar para obtener la candidatura.

Al finalizar la semana en curso, habrán iniciado además del Proceso Electoral Federal, los procesos locales de 14 de las 30 entidades federativas que tendrán comicios el próximo 1º de julio de 2018. Con el arranque oficial, de una forma u otra la competencia adquiere un carácter distinto y cada vez será más notoria la puesta en marcha de distintas estrategias para posicionar la imagen de los aspirantes, más aún luego de la revocación del acuerdo del INE #CanchaPareja.

En tal circunstancia, y ante las figuras novedosas en el presente proceso comicial, tal competencia iniciará desde distintos frentes: al interior de los partidos políticos, en las legislaturas locales en donde sus integrantes ya podrán optar por la reelección, y, en las calles, donde quienes aspiran a una candidatura independiente tendrán la enorme tarea de recabar apoyo ciudadano que les permita obtener el reconocimiento de las autoridades electorales para finalmente contender una vez iniciadas las campañas electorales.

A nivel federal, será la primera ocasión en la que contemos con la posibilidad de ver competir a ciudadanos sin el respaldo de partido político alguno para la Presidencia o senadores de la República. En 2015 ya ocurrió en el caso de diputados federales y el resultado fue poco alentador para sus intereses, pues de un total de 22 candidaturas registradas, sólo Manuel Clouthier Carrillo (Sinaloa) obtuvo el triunfo, con el 42.45 % de la votación. Mientras que el porcentaje promedio logrado por la totalidad fue de apenas el 9.27 %.

Con este antecedente, a partir del mes de octubre quienes opten por este mecanismo de participación ciudadana tendrán que iniciar la búsqueda de apoyo que al menos a nivel federal se realizará a través de una aplicación (APP) implementada por el INE, con la que deberán lograr además del porcentaje que la ley les requiera, abatir la desconfianza de la ciudadanía y capitalizar el notorio descontento ciudadano frente al sistema de partidos.

El reto no es simple cuando además consideramos que en primera instancia tendrán que competir entre sí, pues un ciudadano sólo puede apoyar a un aspirante a un mismo cargo, y, adquiere dimensiones aún más complejas cuando advertimos que tendrán que hacerlo con recursos privados, sin acceso a radio y televisión y que el número a lograr es grande y complicado al depender de distintas reglas de tiempo y de distribución que varían según el cargo.

Fuente: elaboración propia con base en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Para dimensionar lo anterior, basta con mencionar que el número de apoyos para lograr la candidatura a la presidencia es superior al número total de afiliados con el que hasta agosto de 2017 contaban de manera individual 7 de los 9 partidos políticos nacionales. Inclusive, para lograr la candidatura independiente al Senado de la República en el Estado de México, el número de firmas requeridas (229,185) es cercana al número total de afiliados que recientemente tuvo por acreditado el INE al Partido Encuentro Social a nivel nacional (244,388).

Por otro lado, la competencia a una curul en el Congreso de la Unión varía entre entidad federativa y distrito electoral. En el caso de las candidaturas para diputaciones federales, el número a obtener va desde las 4,436 firmas (Distrito XI, Chiapas) hasta 7,394 (Distrito III, Ciudad de México). En el caso del Senado existe una mayor distancia entre el número de firmas a obtener, tal y como se evidencia a continuación.

Tabla 1. Número de firmas requeridas para obtener una candidatura independiente al Senado de la República por Entidad Federativa

Entidad federativa Firmas requeridas
Estado de México 229,185
Ciudad de México 149,312
Jalisco 115,443
Veracruz 112,814
Puebla 87,098
Guanajuato 85,081
Nuevo León 75,607
Chiapas 68,336
Michoacán 66,720
Oaxaca 55,798
Chihuahua 53,185
Baja California 52,738
Tamaulipas 51,178
Guerrero 49,088
Coahuila 41,691
Sinaloa 41,610
Hidalgo 41,145
Sonora 40,830
San Luis Potosí 38,406
Tabasco 33,159
Querétaro 30,494
Yucatán 29,929
Morelos 28,172
Durango 24,939
Quintana Roo 23,151
Zacatecas 22,694
Aguascalientes 18,194
Tlaxcala 17,877
Nayarit 16,468
Campeche 12,492
Colima 10,351
Baja California Sur 10,013

Fuente: Elaboración propia con base en datos del Instituto Nacional Electoral.

¿Qué ocurre a nivel local?

A nivel local las circunstancias no varían mucho. De manera general, las candidaturas independientes han tenido que sortear (desde 2013) distintos obstáculos que a partir de las legislaciones locales se les han impuesto, tales como el porcentaje de apoyo a recabar para obtener la candidatura que en muchos casos eran absurdos y se lograron disminuir en los tribunales. Hoy en día, a nivel local las reglas que legalizan las candidaturas independientes son heterogéneas y, por ejemplo, para el caso de la gubernatura en las entidades que renovarán a su ejecutivo en 2018, el porcentaje para obtener la candidatura va desde el 0.25 % en Chiapas al 3 % en varias entidades.

Entidad federativa Lista Nominal* % Requerido Número de firmas
Veracruz 5,640,671 3 169,220
Puebla** 4,354,900 3 130,647
Guanajuato*** 4,233,309 3 127,000
Ciudad de México 7,465,580 1 74,656
Jalisco 5,772,134 1 57,722
Tabasco 1,657,945 2 33,159
Yucatán 1,496,422 2 29,928
Morelos 1,408,562 1 14,086
Chiapas 3,416,770 0.25 8,542

*Corresponde al corte del 31 de agosto de 2017.

**Su legislación prevé que el corte se realice el 15 de diciembre del año previo a la elección, por lo que el dato es preliminar

***El dato corresponde al 31 de julio de 2017, tal y como lo prevé su legislación.

Fuente: Elaboración propia con base en las legislaciones locales y datos del Instituto Nacional Electoral.

 

En suma, el inicio de la competencia para las elecciones de 2018 representa un reto de grandes proporciones para quienes están implicados. En particular, para las candidaturas independientes el reto es mayúsculo y es apenas el primer paso en una contienda desequilibrada en su contra y que al iniciar las campañas electorales se magnifica si identificamos las grandes distancias entre el acceso a recursos públicos y espacios en radio y televisión frente a las candidaturas emanadas de los partidos políticos. Su principal capital, como ya se había mencionado, se deriva del descontento generalizado frente al sistema de partidos.

 

@Eleccionesymas

Close
Comentarios