La Tlacuila

Códices Geek

Perfil Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010.

Ver Más

Al gobierno de Peña Nieto no le interesan los pueblos indígenas

 

El 4 de diciembre pasado, los funcionarios y empleados de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) recibieron una indicación: no usen el elevador porque en cualquier momento llega el nuevo director o directora. Cuando comencé a escribir este texto (jueves 10 de enero como a medio día), llamé a la CDI y estaban en las mismas que el 4 de diciembre: “estamos esperando a que se presente (nuevo(a) jefe) en cualquier momento”.

Seguí escribiendo, me preguntaba yo por qué el presidente Enrique Peña Nieto aún no había nombrado a la cabeza de la institución más importante para los pueblos indígenas del país. ¿Sería porque no es un sector prioritario o más bien porque por ser tan importante requería pensarle mucho?  Sabía yo que un significativo  grupo de dirigentes indígenas, de distintos partidos políticos y sin partido, y de diversas regiones del país, venía solicitando a Peña Nieto, desde antes de que tomara posesión, que fuera un indígena quien dirigiera la CDI y las otras instancias gubernamentales que tienen que ver directamente con este sector de la población. A principios de diciembre hicieron pública esta petición en un documento con argumentos y recomendaciones que está aquí (y que salió como inserción pagada en algunos diarios de circulación nacional).

Pensé que la demora del nombramiento podría ser porque se estuviera negociando esa solicitud, o tal vez tendría que ver con la reciente reaparición del EZLN. Acababa yo de escribir que: “sea indígena o no, quien sea nombrado debería ser alguien comprometido con los pueblos indígenas del país, con mucho conocimiento sobre los mismos y con experiencia en la administración pública” y volví a llamar a la CDI. Me informaron que ya podían usar el elevador, o sea que ya había nueva directora.

Cuando me dieron el nombre, Nuvia Mayorga Delgado, me quedé realmente sorprendida y, debo decirlo, muy decepcionada. Mayorga era hasta ayer diputada federal plurinominal (del PRI), presidenta de la Comisión de Presupuesto. Antes de eso fue secretaria de finanzas del Gobierno del Estado de Hidalgo (desde 2005 cuando fue gobernador Miguel Osorio Chong, actual Secretario de Gobernación). Es contadora pública con especialidad en impuestos. No la conozco, probablemente sea muy buena en cuestiones de finanzas, pero definitivamente no tiene nada que ver con los pueblos indígenas, ni por formación académica ni por experiencia profesional, y tampoco pertenece a ningún pueblo indígena.

Por lo visto, la demora en el nombramiento sí era porque el sector indígena definitivamente NO es prioritario.

Una vez medio recuperada de la sorpresa, llamé a Carlos de Jesús Alejandro, diputado federal por Guerrero (del PRD), originario del pueblo nahua de Xalitla y secretario de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara. Él había quedado comisionado por el grupo que solicitaba que fuera un indígena el director de la CDI, para dar seguimiento a la petición y buscar una cita o una respuesta en Los Pinos. Coincidimos en que el nombramiento es una cuota política y que refleja el poco interés del nuevo gobierno en los pueblos indígenas. Me comentó, además, que siendo Mayorga presidenta de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, “teniendo la responsabilidad de una redistribución justa y equitativa del presupuesto mostró alto desprecio e insensibilidad con los pueblos indígenas, porque no incrementó el presupuesto, no obstante las demandas de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara y de diversas organizaciones”. También me contó que le habían solicitado una reunión con la mencionada comisión y nunca se dio, se reunió solamente con la presidenta de la misma, Eufrosina Cruz Mendoza (del PAN), con quien se comprometió a aumentar el presupuesto y no lo hizo en el dictamen.

El nombramiento en cuestión “demuestra total desprecio y desinterés de Peña Nieto y el nuevo gobierno hacia los pueblos indígenas”, me dijo textualmente Carlos de Jesús, y me aclaró que, por más que insistieron, nunca obtuvieron respuesta a su petición y solamente los atendieron “funcionarios menores”, lo cual ahora resulta más que obvio. Por lo pronto están comunicándose todos los que firmaron aquella misiva y hablando también con otros dirigentes indígenas para ver qué acciones van a realizar. Entre los firmantes están Wenceslao Herrera Coyac, que fue diputado por el PRI, Huberto Aldáz Hernández, que acaba de ser candidato al senado por el PAN (y también fue diputado de ese partido de 2003 a 2006); el escritor nahua Natalio Hernández; Marcos Matías Alonso, que fue director del Instituto Nacional Indigenista; Martha Sánchez Néstor, Coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de México y Centroamérica; Griselda Galicia García, ex Directora General de Culturas Populares, y Saúl Vicente Vázquez, experto de Naciones Unidas del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas.

No sé qué acciones vayan a realizar o si sirvan de algo (estaremos pendientes), pero lo que sí me queda claro es la indiferencia hacia los pueblos indígenas, que no solamente se refleja en el nombramiento como directora de la CDI, de alguien que desconoce totalmente a ese sector de la población y que ni siquiera se tomó la molestia de escucharlos como diputada, sino en otros nombramientos. En la Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe de la SEP, dejaron a Fernando Salmerón Castro, quien ocupó el cargo el sexenio pasado sin pena ni gloria, en una gestión totalmente gris, o sea que por lo visto tampoco se está considerando a los indígenas en la reforma educativa. Y en la Dirección General de Culturas Populares, la otra instancia directamente relacionada con los pueblos indios, todavía no nombran a nadie. Quisiera pensar que aunque sea ahí sí van a nombrar a alguien que por lo menos conozca del tema (a estas alturas sería mucho pedir que fuera un indígena o una persona de verdad comprometida con ellos), pero me temo que están reservando el cargo para alguna otra cuota, favor o pago político.

 

 

Related

Deja un comentario