El gobierno de Sonora no le hace caso a la SCJN

La tribu yaqui tiene los derechos de agua de la presa La Angostura por decreto presidencial y la entrada en operación del recién construido acueducto Independencia se las quitará para llevar más agua a Hermosillo. La SCJN otorgó a los yaquis un amparo en contra de la construcción del acueducto, pero no hay autoridad que lo quiera respetar y rectificar el atropello. Y ahora el gobierno local acusa a los líderes del movimiento indígena de secuestro.

Desde hace unas semanas los yaquis, y organizaciones que los apoyan, bloquean la Carretera Internacional a la altura de Vicam, Sonora. Y parece mentira, pero lo que están pidiendo, o exigiendo, es que se acate un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El 8 de mayo pasado, la SCJN otorgó a este pueblo un amparo en contra de la autorización de impacto ambiental otorgada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para la construcción del acueducto Independencia. En síntesis, la SCJN afirmó que no se consultó adecuadamente a los yaquis antes de otorgar la autorización y que el proyecto puede afectarlos.

La tribu yaqui tiene los derechos de agua de la presa La Angostura por decreto presidencial del 30 de septiembre de 1940 y la operación del mencionado acueducto obtiene el agua de esa presa, es decir, le quita a los yaquis su agua -que de por sí se ha vuelto poca últimamente- para llevar más agua a Hermosillo, pues parece ser que como hay nuevas industrias, ya no les alcanza. Y a pesar de la decisión de la SCJN, continúan las obras del acueducto y éste además ya está operando en “fase de prueba”.

A finales de mayo, en un desplegado publicado en el periódico Reforma, el pueblo yaqui solicitó al Presidente Enrique Peña Nieto su intervención para detener la operación del acueducto, sin embargo, éste sigue funcionando y por lo tanto, ahora los yaquis están haciendo presión con los bloqueos a la Carretera Internacional.

La última noticia del tema es que, además de que el gobierno de Sonora no hace caso ni a los yaquis ni a la SCJN, ahora están acusando a los principales dirigentes de la tribu ¡de secuestro!  La noticia me llegó a través de la Agencia Internacional de Prensa India  que en una nota (que no está en línea pero aquí hay otra que se refiere brevemente al asunto) afirma que organizaciones civiles enviaron una carta al secretario de Gobernación expresando “su preocupación y rechazo” ante las declaraciones del procurador de justicia del estado de Sonora, Carlos Navarro Sugich, sobre la existencia de una averiguación previa en contra de Tomás Rojo, encargado de la tribu yaqui para el asunto del acueducto, y de Mario Luna Romero, secretario de las autoridades tradicionales de Vicam. En la misiva solicitan la protección de los mencionados ciudadanos ante cualquier agresión o detención.

Resulta que el sábado pasado la guardia tradicional yaqui apresó a una persona (yaqui también) por provocar un accidente al conducir en estado de ebriedad, y de ahí el procurador de Sonora acusa de secuestro a los personajes mencionados, aunque Rojo ni siquiera estaba en el lugar de los hechos y Luna sí estaba, pero cumpliendo con sus funciones como secretario. ¡Qué casualidad que los presuntos implicados sean justamente quienes están encabezando la lucha por su agua!  Y no dudo que los detengan, pues al parecer así funciona la ley en este país: a la SCJN no le hacen caso, pero se inventan delitos a su conveniencia…

Pero eso sí, en Naciones Unidas presumen de que en México sí se cumplen los derechos de los pueblos indígenas, y que incluso la SCJN ha emitido resoluciones a favor del derecho a la consulta, como afirmó, Roberto de León Huerta, miembro de la representación de México ante la ONU (aquí la nota) en el pasado período de sesiones del Foro Permanente para Cuestiones Indígenas; lo que no dicen es que las resoluciones no se cumplen.

También en el mismo foro Nuvia Mayorga, directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), habló sobre el “compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto de impulsar la mejoría de los pueblos indígenas a partir de sus iniciativas, con respeto a sus formas organizacionales y culturales”, pero no dijo que le están quitando el agua a los yaquis, ni que iba a gastarse más de 7 millones de pesos en remodelar su oficina (sobre lo que comentamos la semana pasada). Por cierto, volví a hablar a la CDI para ver qué pasó con mi solicitud de entrevista con Mayorga (que hice el 15 de enero) y para preguntar sobre lo de la remodelación y, una vez más, no he obtenido respuesta. Me dijeron (miércoles 10 AM) que en cuanto llegara el director de Comunicación Social me llamaban y sigo esperando, supongo que el señor todavía no llega a su oficina. Habrá que buscar el Twitter de la contadora Mayorga a ver si por ahí sí nos hace caso…

 

Close
Comentarios