Ayuden a los ajolotes de Xochimilco

Los ajolotes, especie endémica de los canales de Xochimilco que tiene la extraña habilidad de regenerar todos sus órganos, están hoy en peligro de extinción por malas decisiones de sucesivos gobiernos de la Ciudad de México.

En estos días salió un artículo en la revista México desconocido titulado La última oportunidad de los ajolotes mexicanos. En él se dice que estos animales están en peligro de extinción debido a que en los años 80 se introdujeron en los canales de Xochimilco peces africanos que dañan a esta especie, endémica de dichos canales. Habla también de la organización Umbral Axochiatl y su trabajo de varios años para rescatar a los ajolotes, que ha consistido en criarlos en cautiverio y después regresarlos a los canales a zonas previamente acondicionadas, libres de depredadores. Informa también que están solicitando voluntarios para ayudar a crear nuevos espacios para liberarlos.

Ante el absoluto desinterés de las autoridades de la Ciudad de México, son algunos habitantes de Xochimilco los que llevan años intentando salvar de la extinción a los ajolotes, y de verdad requieren del mayor apoyo que puedan recibir.

Estos animales están en peligro no solamente por las tilapias que se alimentan de huevos de ajolote y además los hieren, sino por la contaminación. Estos anfibios, que tienen la extraña habilidad de regenerar todos sus órganos, solían ser un importante alimento para los xochimilcas y además tienen varios usos medicinales.

Conozco a la organización Umbral Axochiatl y a su dirigente, Dionisio Eslava Sandoval, desde hace 13 años, y hace 11 visité por primera vez su criadero de ajolotes. Ahí tenían (y tienen) cientos de estos animales de todos tamaños en enormes peceras. Al principio liberaban a la mayoría de los que llegaban a adultos, pero se dieron cuenta de que eran víctimas de los peces o de personas que los atrapaban, entonces se dedicaron a acondicionar pequeños canales entre las chinampas, libres de tilapias y vigilados, para colocar en ellos a estos animalitos.

Así han logrado preservar esta especie, a veces con apoyo de biólogos de algunas universidades y otras ellos solos o con ayuda de voluntarios, porque el gobierno capitalino no tiene el más mínimo interés por los ajolotes.

Umbral Axochiatl no solamente se dedica al cuidado de los ajolotes, es una organización fundada en 1995 que tiene trabajo de base en diversas comunidades originarias tanto de la zona de la montaña de Xochimilco como de la zona canalera, y maneja varios proyectos productivos, ecológicos, deportivos (de remo autóctono) y culturales.

Entre sus actividades principales está también la preservación de las chinampas, que consideran un legado de sus antepasados y que requieren de mantenimiento permanente. En ellas cultivan diversos vegetales de manera tradicional.

Gracias a esta organización y a algunas similares sobreviven Xochimilco y los ajolotes, ojalá haya una buena respuesta a la solicitud de apoyo y voluntarios que hizo Umbral Axochiatl, pues es una organización seria y comprometida con su entorno.

 

@yotlacuila

Close
Comentarios