+Mas

Plumaje Las voces de la Selva

No andaba muerta, andaba de parranda (Playlist: El Cielo del Tíbet. Ana Cirré)

Los cuarenta se acercaron vertiginosamente, llegaron y me encontraron con un Bebé Tortugo radiante de seis meses, al menos cinco –que casi son 7– kilos de más acomodados en nuevos lugares de mi anatomía, en crisis cada que me acerco al clóset, con la rutina más descompuesta de mi vida y con montones de personas preguntando cada que me llaman “¿Cómo está el bebé?”, antes siquiera de saludar.

¡No estoy gorda… estoy embarazada!

Nunca, nunca, desde que tengo uso de razón me he subido a la báscula de buena gana. Desde que recuerdo, ella vive en mi baño y me soporta todos los días. Sé exactamente que puedo subir hasta tres kilos de la noche a la mañana. Y también cómo hacer…

¡Extra! ¡Extra! La conejita anuncia

Preparé todo como las grandes –envolví cuidadosamente unos zapatitos tejidos y los guardé en el bolso para entregarlos en medio de mi tradicional cena de bienvenida a casa con tacos al pastor y agua de horchata.

Contratiempos

Pálida y con los ojos vidriosos, me paré en la puerta del baño. El Conejito Tropical se sentó de un golpe en la cama. En su cara había una mezcla de miedo, sorpresa y desconcierto que no había visto nunca. Tenemos problemas, le dije sin expresión en la…

¿Te cae?

A punto de cumplir 39 –aunque parezca de 25-, había pasado decenas de veces odiando rayitas, mordiéndome los labios y murmurando “no, no, porfa no. Te juro que no lo vuelvo a hacer sin cuidarme”, pero ésta era la primera vez que hacerlo había sido…

Pura madre

Hace varios años, en una cena de Navidad, advertí con una copa en la mano que finalmente estaba considerando la posibilidad de tener un hijo. La atrevida noticia le puso el ojo Remi a mi mamá mientras el resto de la familia me tiraba de a loca sabiendo que…

HABLANDO FUERTE

“Habla fuerte… pa’ que te oigan”, solía decirme mi mamá. Y que, esta vez, le hago caso. El hecho se me había quedado casi como una de esas anécdotas tragico-cómicas. Un par de años atrás y como  resultado de tener un blog en el…

Una buena y una mala

Tengo cáncer, decía el mensaje en la Blackberry. Lo releí seis veces. Muda. Faltaban exactamente 10 días para nuestra boda. Yo ya estaba en La Ciudad de los Palacios afinando los últimos -e histéricos- detalles. Él seguía en el Paraíso Tropical…

Tod@s somos Ninel

Cuando comencé a ver las bromas saturando el Twitter no entendí en qué momento se desató el furor. Ni por qué. “Ay pero no podemos negar que algunos están buenos”, fue la justificación de varios para publicar los chistes relacionados a la…

“¡Maldita lisiada!” o de cómo pesa el desamor

“Famosa Conejita Actriz terminó relación con famoso Conejito Periodista“, repetían hasta el cansancio hace unos meses en todos los programas de chismes del país. Y eso nos tendría sin el menor cuidado si no fuera por la sorpresa que me llevé…

Propósitos de un Año Nuevo particular

Reencontré mis propósitos de regreso al Paraíso Tropical, una especie de lista de Año Nuevo particular escrita hace menos de dos meses. Una lista de esas cosas que llenaron mi estancia en el DeFe, que no me dió tiempo de realizar La Ciudad de la Eterna…

SIN ÁNIMO DE AMARRAR NAVAJAS

ah no no.. qué me da! y miren que una no es de las que anda amarrando navajas pero estaba yo muy tranquilita, visitando el Plumaje de nuestro Animal Político cuando me encontré con un comentario de la Newyoxican a propósito del Día Internacional de la…

Ayúdame Freud (Playlist: Ricardo Arjona)

Yo no sé discutir. Y no es broma. Sé pelear, encorajinarme, patalear, gritar, aventar floreros, hacer aspavientos, mover los bracitos y colgar con tremenda fuerza el teléfono. Todo eso me sale re-bien, pero no sé discutir. Peor aún, no sé discutir en…

Todos somos multicolores (Playlist: Ricky Martin)

—¿Raza? —Blanca… ¿o qué no? Pregunté levantando una ceja ante la señorita detrás de la ventanilla. En el amplio espectro de mi concepto sobre los colores de piel entran el blanco, el negro y el amarillo. Y si me miro el reverso de la muñeca, yo…

Welcome to Miami (Playlist: Will Smith)

–¿País de residencia? –dijo el señorcito de migración  con la mirada fija en los innumerables sellos de mi pasaporte. –México –contesté segura y con una sonrisa de oreja a oreja. No estaba dispuesta a tener problemas el día de mi triunfal…