Publicidad ¿realidad o engaño?

No toda publicidad se escuda en engaños para vender un producto. Hay otra que usa la violencia simbólica para producir malestar psíquico y social en aras de crear consciencia en el espectador.

La semana pasada se dio a conocer la noticia de la multa en el que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) multó a Genomma Lab Internacional por un monto de dos millones 33 mil pesos por el uso de publicidad engañosa.

Una consumidora de dicho producto presentó la queja en la que se sentía absolutamente defraudada en sus expectativas, al parecer este matizante de cabello no sólo no pintó del color que debía el cabello, sino que también lo dañó. En la semana también me tocó escuchar la campaña a cargo de la Alianza por la Salud Alimentaria que presentó para informar y alertar sobre el alto contenido de azúcar de los refrescos de 600 mililitros y las terribles consecuencias sobre salud que implica consumirlos.

Aunque ahora se haya puesto de moda ir de frente buscando el efecto de la reflexión, no estaría mal un guiño amistoso a lo que proponen las agencias cuando buscan llegar al público con un buen trabajo de anclaje. Está bien, es cierto, las piezas en sí pasan a ser objetos memorables y, en la mayoría de los casos, olvidamos como por obra del Alzheimer qué producto promocionaban con apuestas tan poco creativas.

La publicidad posee una estética idealizada, acosando las fantasías individuales y sociales; incita el deseo para alcanzar un elevado estatus social, buscando siempre que tengamos la experiencia de vivir en los lujosos hogares como aquellos que muestran en revistas para decoración de interiores. Apoyándose en todo el imaginario de fantasía que habita a quien consume, la publicidad entrega un conjunto de efímeras imágenes como estrategia de seducción permanente, produciendo placer en quien observa.

La violencia simbólica en publicidad produce malestar psíquico y social y resulta ser eficaz a la hora también de crear consciencia en el espectador.

Yo me topé en la web con varias campañas gráficas agresivas que en seguida verán. Si eres una persona impresionable, mejor me lees en otro post; las siguientes imágenes puede ser que afecten la sensibilidad de algunos, así que se recomienda discreción.

No hace falta mucha explicación. Es publicidad gráfica que rescata una de las voces cómplices más originales para poner al servicio de la venta: la reflexión.

 

La primera está más cruda que un taco de carne tártara. “Fumar ocasiona envejecimiento prematuro” y va dirigido a las chimeneas humanas.

public_agres_44

 

“Casco Mortal 100% garantizado”. Y es que si no te pones el casco cuando manejas moto lo más seguro es que acabes perdiendo más que la cabeza.

publicidad-casco-moto_01

 

Una campaña dirigida a los pederastas. “Cuando dormiste con ella / cuando saliste de la cárcel“. No sé si realmente funcionaría para un pederasta, pero la idea no se me hace nada mal.

public_agres_76

 

“Un clic puede cambiarte el futuro. Abróchate”. Para mi esta campaña es una maravilla y cada vez que la veo suelo tocarme el cuello.

public_agres_60

 

Todas las campañas que implican a pequeños me conmueven y aquí ésta me deja a veces sin aliento, sobre todo porque formo parte de ese grupo de fumadores pasivos que tenemos que aguantar a los que sí fuman, y de una u otra forma también nos vemos afectados. “Fumar no es sólo suicidio, también es asesinato“.

public_agres_66

 

Esta es una campaña que a mí en lo particular me da muchísimo asco, básicamente porque las calles están repletas de puestecitos de comida cuyos alimentos son lavados con este tipo de agua. “1.2 billones de personas toman agua sucia todos los días“.

public_agres_72

 

“Las mujeres que fuman alimentan a sus hijos con algo más que leche“. Ésta simplemente me deja atónita, y más cuando me doy una vuelta por una escuela y puedo ver a decenas de adolescentes fumando en sus horas libres.

public_agres_54

 

“Duerme antes de manejar”. Cómo me gusta esta campaña; es cruda, pero muy muy real.

public_agres_70

 

No podía dejar fuera esta famosa campaña, simplemente me encanta.

pubs-grandes-causes-049

 

Mucho se ha dicho sobre el peligro que existe de hablar por teléfono mientras se conduce, ésta es una de mis favoritas.

public_agres_52

 

“Sin saberlo, puedes estar muriendo“. Habla de colesterol y obesidad. Muy onda zombi, tan de moda.

public_agres_68

 

¿A quién no le ha pasado un buen susto mientras vas muy contento oyendo tu lista de spotify? Algo en serio para pensar.

pubs-grandes-causes-011

 

Y por último ésta, una verdadera patada en los bajos. “Puedes perder más que la paciencia”. Dirigida a esos padres que opinan que una nalgada a tiempo es muy buena. ¿Buena para qué?

Porcelainboy_withad

 

Esta semana no les dejo ningún video, ya que suficiente tendremos con éstas imágenes para reflexionar sobre lo que estamos haciendo. No todo es como lo pintan de bonito en la mayor parte de la publicidad. ¡Hasta la próxima!

 

 

 

 

 

 

Close
Comentarios