Centro de Análisis de Políticas Públicas

Lo que México Evalúa

Perfil México Evalúa es un centro de investigación que busca elevar la efectividad y calidad de la operación gubernamental a través de la elaboración de estudios especializados y el desarrollo de indicadores que sirvan para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno. En México Evalúa tenemos vocación por la incidencia. Buscamos proveer a la sociedad mexicana de parámetros para evaluar al gobierno; y nos interesa ofrecer al Congreso y a los tomadores de decisión ideas y propuestas para mejorar su función en la elaboración de mejores políticas públicas.

Ver Más

La violencia no desaparece; sólo se transforma

 

Por: José F. Tapia

Los homicidios definen el nivel de violencia de un país o una región.

El odio que surge de la frustración y experiencia en carne propia de la violencia, busca y encuentra siempre nuevas formas de manifestarse. Los actos de violencia tienden a ser más severos cuando quienes los comenten fueron niños y jóvenes que nacieron, crecieron y vivieron en carne propia estragos de conflictos en contextos casi inhumanos.

La región europea de los Balcanes reporta recientemente manifestaciones extremas de violencia como el ahogamiento de estudiantes (3) o la quema de lugares de culto religioso; ambos casos perpetrados por jóvenes de diversas edades. Dichas situaciones han tenido que tolerarse como “válvula de escape” para evitar una espiral de conflicto que se alimenta de dolor y resentimiento.

En esa región, los esfuerzos de paz de 20 años atrás al conflicto étnico-religioso parecen haber carecido de la atención adecuada a las víctimas indirectas del conflicto.  Los resultados son la primera generación que vivió y creció en un entorno que apilaba muertos todos los días, donde privaba la inseguridad, injusticia e impunidad. Ahí, mujeres quedaron desamparadas y niños crecieron huérfanos de padre y/o madre.

Pero el problema actual de los Balcanes no es de crimen común: es un problema de crimen organizado que tiene efectos en sus países vecinos y en el resto de las economías europeas. Su ubicación geopolítica convierte a esta zona en un paso obligado de heroína, contrabando y redes criminales de trata de personas. El dinero fluye de forma desigual, generando oportunidades para quienes buscan dinero fácil en actividades sean ilícitas o de alto riesgo.

Quizá esos Estados no dimensionaron décadas atrás el problema a futuro que traería el obviar los derechos humanos de individuos que debían ser parte del activo de la nación.

Todo esto que observamos en aquella región es una llamada de atención a México. Dicho esto en el sentido que la violencia hoy engendrada por jóvenes proviene de quienes de forma evidente carecieron de apoyo, orientación y fueron olvidados por el estado y la sociedad en la parte más importante de sus vidas: su infancia y adolescencia.

Por ello hoy es importante que se proporcione apoyo a las víctimas indirectas o colaterales de la violencia en México. Las acciones que hoy encaminemos evitarán un deterioro mayor de la sociedad a la siguiente generación.

Debemos buscar que los huérfanos que dejan los homicidios del crimen organizado, incluyendo aquellos y aquellas huérfanos de padres pertenecientes a estos grupos delincuenciales, no se conviertan en pasivos en 20 años. Se debe buscar ofrecer apoyo, oportunidades, atención y sobre todo seguridad de su calidad humana. Que sepan que los derechos humanos que los cobijan y con que cuentan son equiparables a los de cualquier otro mexicano.

La labor de atención a víctimas y sus dependientes será fundamental a este respecto. Es papel del Estado y la sociedad el apoyar y no estigmatizar a estas víctimas, quienes por circunstancias ajenas a ellas o no, están hoy en una posición de desventaja.

Es momento de hacer un llamado a hacernos cargo de los colaterales que ha generado la lucha contra el crimen organizado. Independientemente de cómo hayan sucedido, la cuestión es que sus víctimas indirectas hoy habitan entre nosotros.

México Evalúa presentará la próxima semana su Índice de Víctimas Visibles e Invisibles de homicidio coordinado por Leticia Ramírez de Alba, el cual explica y ahonda en dimensiones y algunas características de esta problemática en nuestro país.

 

*José F. Tapia es Director de Estrategia e Investigación.

Deja un comentario