Médicos sin Fronteras

El blog de MSF

Perfil Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor, MSF recibió en 1999 el Premio Nobel de la Paz. Contáctanos en: www.msf.mx en Twitter: @msf_mexico Facebook: www.facebook.com/MSF.Mexico o YouTube: www.youtube.com/user/msfmexico

Ver Más

Consecuencias médico-humanitarias de la violencia

Sobrevivientes Urbanos

Una plataforma multimedia de MSF + Noor

Médicos Sin Fronteras México presenta

en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2012

Sábado 1 de diciembre, 12hs. 

Expo Guadalajara, Salón 4, Planta Baja.

Los desafíos humanitarios de una población marginal en aumento

El impacto de la violencia sobre las poblaciones no puede subestimarse: la violencia generalizada y  sus dramáticas consecuencias médicas para los sobrevivientes, amenazan con convertirse en una crisis humanitaria. Y el número de víctimas de la violencia va más allá de los individuos: los de por sí agobiados sistemas de salud –insuficientes en recursos financieros y personal médico–  son incapaces de dar abasto.

Muchos sobrevivientes de la violencia permanecen sin atención, sin cuidados médicos, apoyo ni protección. Hoy, Médicos Sin Fronteras (MSF) lanza una campaña de comunicación para dar mayor visibilidad a esta situación, la plataforma multimedia Sobrevivientes Urbanos.

México, Guatemala y Honduras se encuentran entre países con los mayores índices de homicidios en el mundo. La violencia se experimenta a diario en nuestra región, cada vez más afectada por actividades criminales que operan a través de las fronteras internacionales.

La violencia es omnipresente en la mente de las personas y vivir con miedo a la muerte es un sentimiento común que contribuye a dañar aún más el ya frágil tejido social. La mayoría de las víctimas de la violencia se concentran en los barrios pobres y desfavorecidos y pertenecen a grupos sociales marginados –una situación que aumenta aún más su vulnerabilidad. Adicionalmente, aquellos que sufren la violencia física más severa son, con frecuencia, estigmatizados y discriminados, porque se considera que están asociados a los círculos criminales.

Tegucigalpa: La violencia urbana

Desde 2011, MSF  atiende las consecuencias médicas de la violencia entre los grupos de la población en mayor situación de riesgo, en la capital Hondureña de Tegucigalpa. En los últimos cinco años, el porcentaje total de admisiones debidas a lesiones relacionadas con la violencia, en el principal hospital público de referencia de este país, se ha más que duplicado.  De marzo de 2011 a septiembre de 2012, los equipos médicos de MSF han proporcionado más de 10,000 consultas directamente en las calles, en algunos de los barrios más violentos y pobres. Las personas con necesidades adicionales de tratamiento médico o psicológico fueron referidas a instituciones de salud pública apoyadas por MSF. Más de un cuarto de estos casos se debía a violencia sufrida en los últimos seis meses.

Ciudad de Guatemala: Violencia sexual 

En Guatemala, MSF ha concentrado su acción en las víctimas de la violencia sexual. Si bien el acceso oportuno a la adecuada atención médica y psicológica ha demostrado reducir en gran medida, las posibles consecuencias negativas para la salud del abuso sexual y la violación; la agresión sexual es considerada principalmente como un problema legal en muchos países. Guatemala no es la excepción. Después de cinco años de intensos esfuerzos en la defensa y la comunicación, en colaboración con los Ministerios Público y de Salud de Guatemala, MSF logró dar tratamiento médico a cerca de 4,000 víctimas de la violencia sexual entre 2008 y 2012 en centros de salud pública apoyados por MSF. El 62% de las víctimas atendidas en 2011 recibió atención médica dentro de las 72 horas posteriores a la agresión. En 2010, el gobierno demostró su total compromiso para implementar un nuevo protocolo en el tratamiento de las víctimas de la violencia sexual en centros de salud pública, permitiendo a los sobrevivientes recibir atención médica antes de tener que reportar el crimen.

Además, la violencia generalizada afecta dramáticamente a los insuficientes sistemas de salud pública, incapaces de hacer frente a una demanda creciente de servicios de salud. En los países y las ciudades sitiadas por la violencia, los recursos asignados a la salud pública simplemente no son suficientes. El grueso de la inversión nacional se canaliza al refuerzo de la seguridad y al combate a las drogas a expensas del sector salud. La suspensión de abasto médico y suministro de fármacos es común en la región, principalmente en lo que se refiere a la atención médica básica. MSF ha atestiguado cómo esta situación trasladó la consulta de atención médica básica hacia las farmacias privadas con capacidad de prescripción e intereses comerciales, y hacia las salas de emergencias sobresaturadas de los hospitales públicos. Esta situación se agrava aún más, por el hecho de que los médicos son reacios a trabajar en los lugares más afectados por la inseguridad, dejando cortos de personal médico a los centros públicos de salud de esa región.

La comunidad internacional empieza a ser consciente de esta crisis olvidada y a hacer declaraciones internacionales y compromisos de recaudación de fondos. Sin embargo, la ayuda está todavía muy lejos de alcanzar las necesidades médicas de las personas más necesitadas de la región.

Reconocer las consecuencias médicas de la violencia es un primer paso urgente.

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización medico-humanitaria independiente, que proporciona ayuda de emergencia a las personas afectadas por conflictos armados, epidemias, desastres naturales y exclusión de la atención médica, en más de 70 países. MSF inició su acción médico humanitaria en la región de Centroamérica hace más de 25 años. Durante este tiempo la organización ha respondido a las necesidades de los afectados por desastres naturales, emergencias y otras crisis médico- humanitarias. 

www.msf.mx

Deja un comentario