El plaquetaxo y el piropo

La no tan delgada línea entre el piropo y la agresión.

El plaquetaxo y el piropo

No es cualquier cosita, viene cargado de denuncia, de agresión, de una mujer que hace valer sus derechos, de feminismo, de aplicación de la ley, también de cierto privilegio y de los lugares grises en las leyes y en la subjetividad.

Hace unos días se armó el escándalo. Tamara de Anda, mejor conocida como Plaqueta, denunció ante la ley a un taxista que le gritó “Guapa” en la calle. Ante lo que es considerado falta administrativa, el hombre tuvo que pasar la noche en el torito. Aquí la versión de Plaqueta.

Fuera del ámbito de las leyes, yo me pregunto ¿a qué gañán se le ocurre que andar tirando unos “guapas” por la calle a desconocidas está muy cool y podría llevar a algún magnífico romance tipo Disney? No me cabe en la cabeza. Algunos parecen no entender la nada delgada línea entre un “Guapa” a alguna amiga en el contexto correcto y un “Guapa” callejero a una desconocida. Es evidente, el primero puede tener muchas connotaciones positivas, el segundo es claramente agresivo y busca molestar a la persona, dejarla sintiendo vulnerable e intimidada. Esto, si no es “acoso” como tal, dependiendo qué digan las leyes, está muy cerca de serlo. No hay que darle muchas vueltas ni es tan difícil, allá afuera hay varios hipocritones que defienden el llamado “piropo”, pero estarían dispuestos a usar los puños si fuera proferido hacia sus santas madres, hermanas o novias. Típica machada mexicana.

La imagen del piropo en México es otro de esos tantos restos que nos quedan de una cultura que ha vivido bajo el manto del machismo desde siempre. Lo que tantos consideran aún romántico y piropero no es otra cosa que un hombre ejerciendo su poder sobre una mujer a la que se considera vulnerable, un receptáculo para nuestras guarradas que nadie pidió, así sean disfrazadas de floritura pasional.

Otros temen por su libertad de expresión, pero qué difícil sería defender esto cuando tu supuesto piropo está penado por la ley. Uno es libre de decir lo que quiera, pero también debe estar consciente de que nuestras expresiones tienen consecuencias. Tu libertad de expresión no te la está quitando nadie, puedes seguir siendo un pinche guarro, sólo prepárate para los resultados de tus actos. Ni siquiera sé si es necesario darle vueltas a esto ¿neta? ¿intentar defender “piropos” callejeros? No me chinguen.

Sin duda El Plaquetaxo nos lleva a lugares escabrosos e indefinidos en la ley y en nuestra sociedad. ¿Qué es acoso y qué no? ¿Las leyes mexicanas están a la altura para lidiar con este tipo de casos de manera justa y con justa definición? (Spoilers: not) ¿Cómo actuaron los privilegios de una figura mediática blanca en este proceso? ¿A partir de qué tan blanco y guapo se empieza a dejar pasar el acoso como piropo con consentimiento? -Sí, pasa, aunque a tantos les moleste el tema, cruzado por clasismo, y quieran negarlo-. ¿Qué es subjetivo en estos casos y qué no? Esta pregunta me remite una vez más a ciertas figuras que querrían que se pudiera penalizar la mirada como acoso, para esas también tengo un “no me chinguen”. El mundo de la guarrada tiene tantas incoherencias y lugares nebulosos como el de la progresía extreme.

Nos tenemos que preguntar todo esto y más, aunque incomode y aunque levante ámpula, generando un automático “el acoso es acoso y ya”. Nunca nada es tan fácil en la práctica. Es válido preguntarse las posibles o aparentes incoherencias en estos temas y es lo que nos lleva poco a poco a una implementación más justa de las leyes, a ideas y límites más claros sobre el acoso y sus consecuencias.

Desgraciadamente, lo que hemos visto en redes sociales es el cuento de siempre: una mujer que busca justicia y es posteriormente degradada y violentada por hacerlo. Sí, tal vez tenga sus grises y sus tweets clasistas del pasado o muchos comentarios y acciones que puedan ser sacados de contexto mañosamente, como todos los tenemos. Sí, tal vez le pueda caer mal a muchos, es normal en cualquier persona, sobre todo si eres una figura pública. Pero amedrentar y amenazar a una mujer por apoyarse en la ley no sólo es bajo, nos dice otra cosa más importante: el hombre mexicano, tal vez en mayoría, todavía no está resignado a perder sus privilegios como el gañán, el acosador, el que siempre queda arriba, el que todas puede y a todas se chinga, porque son viejas.

Malas noticias, buddies, se les está acabando la fiestecita. ¿Piropos? A la novia, al ligue o a la amiga, consensuados. De otra manera son sólo agresiones.

¿Qué? De verdad, no es tan pinches complicado.

 

@JorgeHill

Close
Comentarios
  • Lucio Flores

    El acto de piropear es una forma de demostrar poder y control sobre una persona que se ve como vulnerable. “Se asume una condición de superioridad y el derecho a juzgar el cuerpo del otro”, dice. “Normalmente cuando la mujer va acompañada de un hombre, los piropos de extraños no suceden, porque ahí se asume que habría una consecuencia”.

    http://verne.elpais.com/verne/2017/03/17/mexico/1489706297_799975.html

  • Lucio Flores

    No mames! Nadie comentaba en animal político desde que se cambiaron a disqus LoL. Ni siquiera en las notas de los 43 o Duarte.

  • Jose Alberto Sanchez Nava

    Cada Taxista tiene una forma particular de llamar la atención cuando de atraer clientes se trata, es muy común y en lo personal me ha ocurrido que en zonas en donde el tránsito es tranquilo algún taxista me diga “Taxi…Joven”sin ser exactamente un jovencito, o “guerito.. servicio de taxi? sin ser exactamente guerito, si me pongo flamenco porque mi autoestima no tiene presupuesto, pues le voy a decir “cabrón te estas Burlando? pero no lo podría demandar porque como hombre como justificaría mi vulnerabilidad de género? para que en mi calidad de macho muy macho ese cabrón me respete y no se burle? nadie ha escuchado la versión del taxista porque el no puede capitalizar esto en los medios, pero algo anda mal, para haber optado por el arresto en vez de pagar la multa, me hace pensar, que la expresión de guapa mas bien era por necesidad de pasaje, que por la cautivadora silueta de la ofendida hacia una persona de ya cierta edad. a la inversa sería como decirle a Carmen Salinas “señorita”

    El trasfondo de todo esto, es que se afecta el autoestima si alguien te dice “Guapa” cuando en realidad no lo eres y ello implica un dejo de burla, que desencadenará en una falta administrativa la que a su vez arrojara una jugosa multa y si se puede hasta fotomulta en favor del gobierno así sean inconstitucionales, mientras que la corrupción rampante de quienes nos gobiernan no hacen nada por atender los verdaderos delitos en contra de las mujeres, sin embargo no faltan las que sin abonar nada al género actúan en un acto de incomprendido concepto feminista, para criminalizar lo que antes era un cumplido, porque ahora cualquier político gordo puede inclusive dedicarse a la trata de blancas y salir impune. espero nunca encontrarme frente al acceso de algún recinto y para acceder tenga que decir “con permiso” y alguna estrella de estas me vaya acusar de violencia de género, sin embargo si un dia puedo impedir que alguien falte verdaderamente el respeto a una mujer, a menos de que sea de mi familia o me conozca intercederé, porque en la optica de esta “Guapa” tendria materia para denunciar a dos.

    • Lucio Flores

      ” la expresión de guapa mas bien era por necesidad de pasaje”, es lo más ridículo que he leído desde que empezó este desmadre

  • Nostromo

    “Fuera del hambito de las leyes”, esto ni siquiera habría tenido atención. Fue justamente el proceder legalmente que acaparó la atención de los medios. Y “dentro del hambito de las leyes” ¿No pasará lo mismo que con las fotomultas? Es decir se acusa sin mas pruebas que el testimonio y sin DEFENSA. Ojo, una persona que es enviada al Torito por conducir en estado de ebriedad TUVO que pasar por alcoholímetro.

  • Sean Williams

    Puntual pero deja de escribir como pocho cuando hay palabras en lenguaje español que son equivalentes o aun más atinadas que las que usas en inglés. pinche mamón. Y ya que estamos hablando del inglés, en Estados Unidos, a menos grado, pero también te gritan en la calle todo tipo de pendejadas y “piropos”, no es exclusivo de los Mexicanos pero sí es una parte de la cultura que debe cambiar. En cuanto a los tweets clasistas de supuesta escritora, reportera, que es bastante mediocre, no los puedes encontrar en las cuentas de todos, y aun así, no lo hace más correcto y no es casualidad que se fue en contra de un taxista que seguro está viviendo apenas arriba del salario mínimo. Ella también vive bajo la idea de que “porque son nacos, me los chingo”.

  • Gaius Iulius Octavius Augustus

    Yo nomás le rogaría que le ponga unas comillas a la voz de la muchacha. Cuesta trabajo dónde termina de hablar ella y dónde empieza usted. Pero coincido en los cuestionamientos que expresó usted.

  • Alberto Velasco

    Para mi gritarle a una desconocida ¡Que Guapa! es de mal gusto y no me atrevería, pero afirmar que es claramente agresivo y busca molestar a la persona a la que va dirigido o que se le quiere dejar vejada o intimidada, para mì es completamente falso pues depende de la persona que recibe ese cumplido no solicitado, Plaqueta totalmente lo cree pero su pensamiento es subjetivo y condicionado por sus prejuicios, no veo bases para la falta administrativa mucho menos para el casi acoso que habla Jorge Gil, (por los comentarios que vi en su twitter de plaqueta solo veo una mujer con un ego enorme a la cual no se le intimida fácilmente); a mi alguna vez me paso que visitando un museo con dos amigos nos atendió una muy hermosa anfitriona, estábamos platicando sobre la exposición cuando se alejo unos momentos de nosotros, oportunidad que aprovecho uno de mis amigos para situarsse detrás de mi y gritar ¡Guapa! acto seguido ella volteo y se me quedó viendo, yo esperaba una reacción desfavorable y para mi sorpresa me regalo una agradable sonrisa, pensé también que fue una forma elegante de defenderse pero continuo con nosotros el recorrido y solo platico conmigo, al final me dio su nombre por escrito y su teléfono, yo me sentí avergonzado todo el camino de la exposición pues no fui el responsable y ademas no sabía como iba a responder, pero me sorprendió como lo concluyó, fui la burla de mis amigos pero entendí que cada persona ve distinta las situaciones que se les presenta de ahí lo subjetivo. No pido que plaqueta lo entienda de esa manera, tampoco creo que pueda porque en mi subjetivo pensamiento plaqueta descargo su resentimiento con alguien que se le puso de pechito, pero como abogado creo que antes de imponerle una sanción al supuesto infractor el juez debió de comprobar la vejación o intimidación con gritarle guapa la cual yo no veo, lo que si veo es una sobrereacción condicionada en prejuicios y subjetividad, por más ofensivo que pueda parecer decir ¡Que guapa!.

    • Francisco Estrada

      Creo que te pasó de noche el significado del escrito. .El gritarle algo a una desconocida en la calle, bonito o feo, bien o mal intencionado, es agresión. Punto y aparte. ¿porqué? Pues simplemente porque no sabes -ni tienes manera de saberlo- lo que esta pasando esta persona.¿Como sabes que la mujer objetivo de tu “piropo” no ha sufrido algún tipo de agresión sexual, y tan solo el hecho de gritarle “guapa” en la calle la lleve a un estado de pánico? Asimismo, tu anécdota narra una historia complertamente diferente. Pero, ¿como saberlo? No hay manera, a menos que ya conocieras a la persona, lo cual es un asunto completamente diferente (y aún asi, estaría para analizarse). Por eso, para evitarse este tipo de subjetividades, la ley lo pena.. Tu como abogado que dices que eres, lo deberías de saber

      • Alberto Velasco

        Yo estoy hablando del caso concreto con plaqueta veo sobrereaccion y prejuicio de parte de ella, yo no veo la agresión y a menos que haya cambiado el derecho las ultimas 24 horas se infraccionan los casos concretos no los casos que pudieron suceder y no sucedieron

    • Lucio Flores

      “depende de la persona que recibe ese cumplido no solicitado”, te descalificas tu mismo, también depende de la persona que emite ese cumplido (que intenciones y como lo hace)