La marca es México, Sociedad Anómica

La fase ‘entretenida’ o anecdótica del show de Trump está por llegar a su fin. Pasaremos al comienzo de la Guerra Fría contra México y sus intereses.

Diplomacia de Twitter, y cartuchos quemados.

El 2017 empezó con la olímpica insensibilidad de nuestra Nomenklatura, expresada de distintas formas en el cierre del dieciséis. Con creciente efervescencia social, y una rebelión (¿inducida desde los centros tambaleantes del poder?) de saqueadores microduartes.

La historia de la debacle peñista en tiempo real y caída libre continúa escribiéndose sola, sin atenuantes.

El nombramiento del dueño (con EPN) y responsable de sonados fiascos Luis Videgaray Caso como secretario de relaciones exteriores (en minúscula), reivindica al derrotismo oficial a priori, y coloca en el mapa –especie de sucursal reformada de Trump University, desde México- a la Escuela Neville Chamberlain de diplomacia internacional.

Foto: Wikimedia
Foto: Wikimedia

Benito el Malo, junto a Neville el apaciguador por excelencia. Foto tomada en 1938 en Roma. Peña hizo algo aún peor: rendirse por entero ante el magnate, émulo o aprendiz mussolinesco Trump, en su propia casa, equivalente a la mansión del primer ministro británico en 10 Downing Street.

(1)MEXICO-CIUDAD DE MEXICO-EEUU-POLITICA-VISITA

Nocaut fulminante. El chamberlancillo liliputiense y bulto de Atracomulco [sic] es arrollado, en su propia casa y a invitación expresa de su persona, por el Bully de Queens. Abyecta capitulación, setenta y ocho años después y en el DF. Vergonzoso, lacayuno espectáculo organizado bajo nuestras narices por Peña, Videgaray y compañía con el ulterior propósito (se intuyó luego) de reforzar la entonces menguante campaña de Donald Drumpf. Algo totalmente innecesario.

A lo que hemos llegado. Peña se convierte aún más en bufonete de Trump, e invita a otro charlatán, el que iba a sacar a víboras y tepocatas (transformado desde 2012 en porrista principal de las reformas avaladas más tarde por los comparsas del presidente agrupados en el Pacto por México), a ‘defender’ a tuitazos -ante el absoluto vacío de respuestas institucionales del acutal gobierno- nuestro honor patrio.

Júbilo en Los Pinos y entre cuates. De Guatemala a Guatepeor. Peña confirma la ínfima estatura de su administración, y la de sus compinches. Foto vía La Jornada.
Júbilo en Los Pinos y entre cuates. De Guatemala a Guatepeor. Peña confirma la ínfima estatura de su administración, y la de sus compinches. Foto vía La Jornada.

¿Y la comedieta reforzada de Videgaray en el gabinete? Como si se le hubiera ocurrido a la presidencia mexicana de 1847 nombrar en relaciones exteriores a algún cuate/valedor de conocidos o familiares de James K. Polk.

México será el punching bag metafísico y electorero del trumpismo, de aquí al 2021 (o hasta 2025, si acaso se vuelve a imponer su tóxica fórmula en las elecciones federales de 2020).

Hay adicionales noticias adicionales, cero tranquilizadoras, que realzan este fatídico inicio de año.

El alcahuete milusos Virgilio Andrade será, de creerse los trascendidos en prensa aliada del Peñanietato, ‘flamante director ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo AMEXCID bajo las órdenes de Luis Videgaray’ en Relaciones Exteriores.

Bienvenidos y bienaventurados nuestros facsímiles de políticos y quislings de bolsillo. Diplómatas recién llegados, pusilánimes y cobardes. El sello de la casa peñista, empeñada como todas las anteriores -desde que Fox sacó al PRI de los Pinos y alentó su regreso en 2012- en limitarse, con excepciones contadas, a ser patiño o sparring partner del intervencionismo estadounidense. Casi como si el Ejecutivo mexicano, subordinado a las veleidades de demócratas y republicanos, funcionara vía sucursal: un Arkansas o Wyoming grandote, y con decrecientes márgenes de soberanía, al otro lado de la frontera gringa y sin representación efectiva (que sí tienen las cincuenta entidades) en el Capitolio. El peor de los peores mundos posibles para nosotros, pero óptimo escenario para la clase política y empresarial de allende el Bravo, con un Berlusconi sobrecargado y la Corte de aduladores que lo acompañará durante cuatro años.

México-Traspatito o buffer zone, útil para que los spring breakers se desfoguen sin maltratar la sacrosanta propiedad privada gringa, o para que los good hombres de Peña limiten el acceso de migrantes nacionales y extranjeros a la anhelada Tierra de las Oportunidades. Nación-Cadenera, cuyo destino es ser el Sur despreciable de una gran potencia descontrolada (a la que el payaso naranja devolverá, según él y sus seguidores, la perdida grandeza…).

La fase ‘entretenida’ o anecdótica del show de Trump está por llegar a su fin. Pasaremos al comienzo de la Guerra Fría contra México y sus intereses. ¿Cúal es la ‘solución’ planteada por Peña? Asumir, en el mejor de los casos, que la presunta ‘cercanía’ de Videgaray con Jared Kushner (trumpito inmobiliario y editorial casado con la Primera Hija del país a quien su padre hubiese pedido una cita, de no haberla procreado con Ivana) servirá para bajarle los humos al magnate y convencerlo de que todo lo que representa la marca Atracomulco, a dos años del cierre de la empresa, es cien por ciento Trump friendly.

Foto: vía El Horizonte.
Foto: vía El Horizonte.

Ni película de Juan Orol, ni delirio buñueliano. Aquí Videgaray, Fraudster y cartucho quemado por los cuatro costados, tomando posesión de un puesto de cuyas entrañas –por admisión propia- no conoce absolutamente nada. Pero #estamosenMX, ¿verdad?

Foto: Vanity Fair
Foto: Vanity Fair

Humillación digna de republiqueta bananera. Canales extraoficiales. El primer yerno Jared Kushner, Ivanka y Big Daddy Drumpf, pilares principales de la nueva vecindad en nuestras relaciones.

Cuando Zedillo fue presidente, Bill y Hillary Clinton se jactaron, durante visita oficial de Estado en territorio mexicano, haber pasado su luna de miel en Acapulco.

Revire y aviso a la revista Hola, y a sus copias nacionales: en ese tono quizá empiece a plantearse el choque de profundos problemas entre ambos países; en términos parecidos podrían relatarse reuniones venideras Peña-Trump, y los encuentros entre Melania y Angélica Rivera junto a sus respectivas familias.

Y vendrá la intensificación de ‘entendimientos’ mediante ficticios bromances tuiteros de los dos personajes, aunque existan antecedentes que los desmientan.

“Cuando México nos envía su gente, no manda a lo mejor… Envían a gente con muchos problemas, y llegan a nosotros esos problemas. Traen drogas. Traen crimen. Son violadores. Supongo que algunos son buenas personas”. Lanzamiento de su campaña a la presidencia, junio de 2015.

Vía BBC
Vía BBC

Febrero, 2015. Don el Miserable. Los premios Óscar, ‘gran noche para México y por qué no: esquilman a EEUU más que ningún otro país’. Don el Miserable. Tomado de la cosecha tuitera del próximo presidente norteamericano.

“Tienes a gente que llega, y no digo que sean mexicanos solamente. Hablo de personas que vienen de todos lados, que son asesinos y violadores que llegan a este país”. Entrevista con CNN, junio de 2015.

Foto 7

Julio, 2015. Avanza la el paroxismo del Yeti. ‘Estados Unidos invitará al Chapo para que se vuelva ciudadano, porque nuestros líderes no pueden decir No’. 

“El gobierno mexicano es más inteligente, más hábil [que el de Obama]. Manda a los malos, porque no quieren pagar por ellos. No quieren ocuparse de ellos”. Agosto de 2015.

Foto 8

‘Amo a su gente, pero México no es nuestro amigo. Nos están matando en la frontera, con los trabajos y el comercio. ‘¡PELEEMOS!’.

‘En junio de 2016, Trump insinuó que un juez federal que presidía casos de fraude contra su ‘universidad’ no iba a ser imparcial por su ‘origen mexicano’. ‘Él es mexicano’, dijo refiriéndose al juez federal de distrito Gonzalo Curiel, nacido en Indiana. ‘Estamos construyendo una muralla los Estados Unidos y México. Sus decisiones son injustas. Decisiones increíbles para la gente. Estoy construyendo un muro. Es un conflicto inherente de intereses…’ Curiel legitimó un par de acciones civiles que acusaban a Trump University de incurrir en prácticas fraudulentas’.

¿Seremos, al arranque de la dizque Pax Trumpiana, testigos y participantes pasivos del recrudecimiento de la Netguerra declarada por Team America, ciento setenta y un años después de la que formalmente declaró Polk contra México, y que le costó a este último la mitad de su territorio?

Con ‘T’ de Trump. Teamamerica.com
Con ‘T’ de Trump. Teamamerica.com

America, F*ck Yeah!! Banda Sonora renovada del Trumpismo en pleno ascenso.

Mic.com
Mic.com

Candidato republicano Trump en Los Pinos. 31 de agosto de 2016. La derrota autoinflingida, dibujada en el rostro del mexiquense. Imaginen lo que pasará cuando Trump ya maneje los controles de la nave, desde la Casa Blanca. Será un día tan crucial como lo fue el sábado 25 de abril de 1846, cuando iniciaron las hostilidades entre los dos vecinos, una década después de la independencia de Texas y cuando se cumplían casi cuatro meses de la anexión de la ex ‘república’ anglosajona -como vigésimo octavo estado- a la Unión Americana.

Foto 11

Septiembre 2016, ocho días después de la debacle. A sus órdenes, jefe. ‘México ha perdido a un brillante ministro de finanzas y hombre maravilloso altamente respetado por Peña Nieto’.

No sorprende el enésimo, y estúpido, ‘acierto’ del peñanietismo. El ujier de Trump recoloca a su propio chambelán en la recta final por la candidatura presidencial 2018-24. En Los Pinos, en el mismísimo salón que fue escenario del show facilitado por EPN. Lo único distinto, en esta oportunidad, es la corbata. Indignante. Sea cierta o no, y por instrucciones de Trump, la percepción general es que Peña reincorpora -cuña gringa- al amigo Luis a la tripulación del Titanic en el que se ha convertido –a golpe de imbecilidades propias, y ajenas- este sexenio de desecho.

Foto 12

Trumptweet. ‘… miles de millones de dólares llevados a México por la frontera. Nosotros recibimos a los asesinos, las drogas y el crimen. Ellos, el dinero’.

Lo que algunos siguen viendo como gracejada o sencillo divertimento se yerguerá para –ahora sí- mordernos (vil película segundona de terror, sumergida en vórtices de redes sociales y medios insoportables) de lleno en el trasero.

Son tiempos aciagos para el mundo, y para su autodenominada excepción universal: México, Sociedad Anómica.

 

@alconsumidor

Close
Comentarios