Conversación con un ingeniero de tránsito

Ahorita muy salsas con “ideas nuevas”, pero a la hora de la hora van a tener hijos ¿y sabes lo que van a hacer? Se van a ir otra vez a las colonias residenciales, van a necesitar sus camionetas y jardines ¿o qué, vas a llevar a tus hijos al doctor en bicla o pesero? Ni te va a dar tiempo.

Sí, sí, ya sé. Eso es lo que hay que hacer, más carriles confinados para transporte público, más carriles para bicicletas, banquetas más anchas, todo eso ya lo sé. Sí, también ya sé que la prioridad no pueden ser los automóviles, que contaminan mucho, que causan tráfico. No, no defiendo los segundos pisos, o bueno no los defiendo en sí, ya sé que dividen a la ciudad y que nadie va a querer vivir ahí abajo. Ya sé que dicen que luego van a generar más tráfico. Pero todo eso ¿a mi qué? ¿tú crees que no lo he oído antes?

Llegan con sus modas, vienen con sus ideas y sus ejemplos de “las grandes ciudades”, que sí Copenhague y Ámsterdam (y no manches, eso ni es una gran ciudad, gran ciudad Shanghái, no esos pueblitos medievales) que si Bogotá (otra vez, ¿en serio una gran ciudad?), que si Nueva York (y claro Manhattan no es Nueva York, pero cómo les gusta aventarte en la cara un  “es queeee en Nueva York…”).

Y sí, ya sé lo que dicen, “es que esos ingenieros viejitos son unos necios, no quieren carriles para bicicleta”, pero claro, a ustedes, a su chaviza, no les toca estar aquí al pie de cañón. A toda madre andan en sus tres colonias en bicicleta, y no se llevan los gritos y los empujones,  ¿cuando se paraliza un cruce a quién crees que le hablan para arreglarlo ¿le van a llamar a tu noviecita en su bicla con su canastita? No, me llaman a mí que para que recorte la banqueta, que para pintar otro carril, que para sincronizar los semáforos, para quitar el camellón, que para diseñar otro paso a desnivel. Les van a pegar de gritos a los polis que para que agilicen el tráfico. No va ser tu novia y su canastita, van a ser los oficiales los que se tienen que aguantar al gritón que tiene prisa, que lo dejen pasar mientras les avienta el coche en las rodillas. ¿Sabes lo que es regresar a tu casa después de que todo mundo te mienta la madre en el semáforo? Claro, tú eso no lo sabes, no tienes ni idea, usas el transporte público seis cuadras y sientes que ya estás combatiendo el cambio climático.

El otro día un poli me dice “el que haya diseñado este carril confinado ha de haber estado mariguano”, y claro me la tengo que tragar, hasta lo entiendo. Yo, diseñándolo al último grito de la moda, de güey haciéndole caso a ustedes, pero es él el que se la rifa con los automovilistas que no respetan nada. A ellos no les caería mal un churrito, pero igual y tiene razón el poli, igual y el que anda pacheco soy yo por hacerles caso a ustedes.

Ya te dije que sí entiendo, sí sé lo que es el tráfico inducido. Ya sé que entre más calles construidas, más pasos a desnivel, más segundos pisos va a haber más tráfico. Ya sé que le estamos dando en la torre a la ciudad ¿Quién lleva más tiempo en esto, tú o yo? Si el problema no es ese. Vas a ver cuánto les va a durar su modita de “la movilidad no motorizada”, y del “transporte sustentable”. Ya los veo, ahorita muy salsas con “ideas nuevas” pero a la hora de la hora, van a tener hijos, ya no les va a gustar esto de los ambulantes, y los chichifos en la calle, se les va a acabar el tiempo para pasear al perro, ¿y saben lo que van a hacer? Ya no van a vivir por aquí, se van a ir otra vez a las colonias residenciales, van a necesitar sus camionetas y jardines ¿o qué, vas a llevar a tus hijos al doctor en bicla o pesero? Ni te va a dar tiempo. Uuuta, me cae que no sabes lo que es darle de comer a una familia. Claro y en una de ésas hasta resultas uno de esos que “descubre” que el negocio está en construir y no en cuidar arbolitos. Ay, no te hagas, seguro tienes un tío constructor, ¿ya le dijiste eso de que hay que dejar de construir cajones de estacionamiento? ¿a poco no se atacó de risa?

 

¿Ya entendiste? ¿Ya te diste cuenta? Vas a ser tú el que se va a estar quejando por el tráfico, vas a ser tú el que le eche el carro al poli. Vas a ser tú el que se va a indignar junto con esos locutores de radio que gritan todas las mañanas y tardes que nunca habían visto el tráfico así. Esos locutores que le van a estar echando la culpa a los policías y a los ingenieros. Y el jefe, ¿ya te dije a quién le va a llamar, no? Otra vez que es súper urgente, que no puede aguantar un día más, que ya, ya, ya lo tenemos que arreglar. Y pues sí, es lógico, si los que mandan andan en coche, ni modo que así nada más ahora se vayan a subir al metro. ¿o quién crees que les paga sus campañas?

Ya me caíste bien chavo. Va, nos aventamos al tiro contra los coches. Pero, ¿cuando seas el de la camioneta te vas a aguantar? Cuando los automovilistas estén enloquecidos exigiéndole al jefe que les solucione su tráfico, ¿vas a dar la cara? ¿te la vas a tragar conmigo? ¿vas a defender nuestro trabajo? ¿sí? Porque nada de que ahora descubras que en “las grandes ciudades” se construyen ejes viales, periféricos, túneles y vías elevadas. Nada de que porque ya pasó el tiempo tomas el lado de los automovilistas. Si en unos añitos me sales con que la moda ya cambió y ya no quieres bicis ni transporte público que porque eso no es lo moderno, me cae que sí te doy tus bofetadas.

http://andreslajous.blogs.com

http://twitter.com/andreslajous

Close
Comentarios