Historia de dos estados

De haber superado la ZMVM el 47.8 % de participación que registró el pasado domingo e igualado el 61 % del Valle de Toluca, se hubiesen registrado 1, 008,817 votos adicionales, un saldo muy superior a la diferencia que terminó decidiendo la elección.

Por: Moises A. Silva (@MoisesSilva_10)

Extiendo una disculpa a quien considere inapropiada la referencia obligada que hace el título del texto a Historia de dos ciudades de Dickens, pero no encuentro un título que -en la brevedad de una línea- describa fielmente la disparidad existente en el Estado de México, misma que se hizo manifiesta el 4 de Junio cuando los resultados (aún preliminares) de la elección de gobernador muestran desempeños y preferencias electorales tan distintas, que sugerirían la cohabitación de dos estados en un mismo territorio.

Partiendo de una división macro-regional del estado, se distinguen cuatro grandes zonas: las Zonas Metropolitanas del Valle de México (Oriente y Poniente), la Zona Metropolitana del Valle de Toluca y la Zona Rural. De estas cuatro grandes divisiones, es la zona rural la que concentra un mayor número de municipios (53), seguida de la zona poniente del Valle de México (25), la zona oriente (24) y el Valle de Toluca (13). 

Número de electores

 

El Estado de México es el estado con mayor aportación a la lista nominal nacional, con más de once millones de ciudadanos capaces de ejercer su voto, casi cuatro millones más que la Ciudad de México, segunda entidad en cuanto a número de electores. Su distribución, por otra parte, no es uniforme en el territorio. Más de ocho millones de electores se concentran en los 59 municipios que conforman las Zonas Metropolitanas del Valle de México (Oriente y Poniente), mientras cerca de tres millones se distribuyen en los 66 municipios restantes.

¿Es distinto el electorado por región?

Por facilidad en el análisis y similitud en el desempeño electoral se agruparon las cuatro zonas en dos: Zona Metropolitana del Valle de México y Valle de Toluca con Zona Rural (ZMVM y ZMVT en adelante). La elección de gobernador de 2011, misma que precedió el triunfo de Enrique Peña Nieto, mostró desempeños casi idénticos entre las regiones, siendo el PRI el gran ganador de la elección, obteniendo el 93 % de las secciones electorales (unidad electoral geográfica mínima) del estado. La identidad se rompe en cuanto se observan las tasas de participación en cada zona; la ZMVT registró la participación del 54 % de los ciudadanos, mientras la ZMVM alcanzó solo el 42.5 %

 

Es en la elección de diputado federal de 2015 el precedente a la elección del pasado 4 de Junio, donde se comienzan a observar tendencias electorales ajenas entre las regiones. En la ZMVT el PRI es amplio dominador, al obtener más del 80% de las secciones de la región y ganar 989 por más de diez puntos de ventaja; una vez más la región alcanzó niveles de participación altos con respecto a la entidad con el 60 %. Por otro lado, la oposición conquista espacios en la ZMVM al ganar el 38 % de las secciones, en detrimento del aplastante desempeño priísta de la elección anterior; siendo el PRD y el PAN segunda y tercera fuerza respectivamente. La participación se volvió a situar debajo del umbral del 50 % en la zona, registrando 47.2 %.

Gobernador 2017

Según los datos preliminares, la elección del 4 de Junio arrojó el siguiente panorama seccional en el estado. En la ZMVT el PRI mejora ligeramente su suma de secciones con respecto a 2015. Después de no ganar una sola sección en el 2015, Morena capitaliza el retroceso (por decir lo menos) panista, al triunfar en 212 secciones. En cambio, la ZMVM muestra un desempeño diametralmente opuesto, donde Delfina Gómez obtiene el 51 % de las secciones, seguida por Alfredo del Mazo con poco más del 28 % y Juan Zepeda con el 16 % del total seccional de la zona.

¿Es significativa la diferencia entre el electorado de cada región?

Después de la aplastante victoria priísta en 2011, la oposición fue ganando territorio en el estado. Ninguna zona es más clara en sus conquistas que los municipios periféricos a la Ciudad de México. La elección de 2015 vio disminuida la suma seccional priista, pasando de más de 4,000 a 2,727 secciones. PRD y PAN son los beneficiarios del retroceso, al controlar el corredor azul (Atizapán de Zaragoza, Naucalpan, Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla y Huixquilucan) y Nezahualcóyotl, respectivamente. Morena domina, en su primera elección, la suma seccional del municipio de Texcoco. Una muestra de salud democrática.

Con base en los resultados preliminares, la elección de gobernador marca un claro debilitamiento del priismo en la zona, siendo Morena la incontestable primera fuerza al ganar más secciones que todos sus rivales juntos. Pero ¿es posible perder una elección cuando se domina la zona con mayor densidad de electores?

La participación decide elecciones

Impugnaciones aparte, se puede encontrar una respuesta en las tasas de participación por región. La ZMVM representa cerca del 75 % de la lista nominal estatal, pero como se puede observar en el mapa (y a lo largo del texto) la participación ha sido sistemáticamente menor a la de la ZMVT, misma que en esta elección alcanzó el 61 %. Para ponerlo en perspectiva, de haber superado la ZMVM el 47.8 % de participación que registró el pasado domingo e igualado el 61 % del Valle de Toluca, se hubiesen registrado 1, 008,817 votos adicionales, un saldo muy superior a la diferencia que terminó decidiendo la elección.

Conclusión

Con base en los datos preliminares, el mapa muestra la distribución municipal resultante. El PRI aparece como primera opción electoral de 90 de los 125 municipios de la entidad, seguido de Delfina Gómez y los 27 municipios en los que obtuvo el mayor número de votos. Delfina dominó la zona con mayor densidad de electores, pero su margen promedio de victoria por sección en esas zonas (ZMVM) fue de 11 %, frente al 22.5 % con el que ganó Del Mazo en la ZMVT. La aspiración de victoria requiere presencia en todo un territorio, lección para Morena en el 2018.

Close
Comentarios