Rubén Aguilar

Lo que Quiso Decir

Perfil Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan Consultores Internacionales, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor en el Departamento de Comunicaciones y Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana. Publica semanalmente en diversos periódicos y revistas del país. En los años de la Guerra Civil en El Salvador fundó y dirigió la Agencia Salpress del FMLN. En la administración del presidente Fox fue coordinador de la Secretaría Particular de la presidencia (2002-2004) y coordinador de Comunicación Social y portavoz del gobierno (2004-2006). Sus últimos libros en conjunto con Jorge Castañeda son: La Diferencia: Radiografía de un sexenio (2007) y El Narco: La Guerra Fallida (2009)

Ver Más

En busca de Klingsor

 

Jorge Volpi

Editorial Seix Barral

México, 2003 (La primera edición es de abril de 1999)   

pp. 444

 

El personaje central de la novela es la historia de la física en los primeros cincuenta años del siglo XX. Se revisan las ideas de los más importantes científicos que innovaron en este campo. Se da cuenta también de las discusiones entre ellos y de las filias y fobias de los distintos grupos y centros de creación de la física en esos años. Se profundiza en los debates relacionados con el campo de la física cuántica. Se da también cuenta precisa de la génesis de los programas atómicos de ambos bandos. En la novela nos encontramos, entre otros, con hombres de ciencia como Starck, Gödel, Von Neumann, Bohr, Schoröndinger, Heisenberg, Wien, Planck y Einstein.    

La manera que el autor encuentra para presentar esa historia y hacerla interesante e incluso apasionante es la elaboración de un drama que trascurre al sólo terminar la Segunda Guarra Mundial. Francis Bacon, que se ha formado como científico en en el Instituto de Investigaciones Avanzadas de Princeton al lado de Von Neuman y Einstein, que ahora trabaja para el Ejército de Estados Unidos y tiene como misión buscar al funcionario del régimen de Hitler que era responsable de la política científica-bélica del Tercer Reich. Se sabe que era un científico y que usaba el seudónimo de Klingsor, que es también el nombre de un personaje de la ópera Parsifal de Wagner, que actúa como enemigo de los Caballeros del Grial.

En su búsqueda, Bacon va a contar con el apoyo de  Gustav Links, un matemático alemán repudiado por el nazismo por su supuesta complicidad en el fallido atentado contra el Hitler. La investigación en un principio es dirigida por Links, que conoce el ambiente científico alemán, y quien proporciona toda la información a Bacon. El estadunidense se entrevista entonces, como parte de su trabajo, con los grandes científicos alemanes. A la discusión de los problemas de la física está siempre presente si saben algo de quien pudiera haber sido Klingsor. Bacon, en su trabajo, es infiltrado por el servicio secreto soviético a través de la mujer que se hace su compañera.

El autor dijo en una entrevista, poco después de salir la  primera edición, en 1999, que “desde niño me gustaban los programas de divulgación científica y quería ser científico físico. Tuve pésimos profesores en la escuela, en secundaria y en el bachillerato y decidí estudiar humanidades, pero siempre lamenté haber dejado la ciencia…”. En esa misma ocasión aseguró que nunca ha dejado de leer ensayos y textos de divulgación científica. La redacción de la novela le llevó cinco años; los dos primeros fueron de investigación y los otros tres de redacción, instalado en Salamanca.

La ubicación de la historia la decidió cuando vio que “había una época muy rica en investigación científica, un periodo de la ciencia fabuloso que era la física cuántica cuando el azar se convierte en parte del instrumento conceptual de la ciencia y que coincidía con un momento particularmente incierto y fascinante de la historia del siglo XX, primera y segunda Guerra Mundial y el régimen nazi. Al ver esta coincidencia un buen día me di cuenta de que era muy novelable y que te permitía hablar sobre los temas de ciencia que quería involucrando además cuestiones sobre el poder y sobre el mal”.

La novela obtuvo el Premio Biblioteca Breve de Seix Barral en su edición de 1999. Es muy conocido lo que en ese momento dijo el cubano Guillermo Cabrera Infante, que era jurado del premio: “En busca de Klingsor es una muestra ejemplar del arte que quiero llamar la ciencia-fusión. Fusión de la ciencia con la historia, la política y la literatura para conformar eso que llamamos cultura. Esta es una novela alemana escrita en español. Jorge Volpi no falla nunca en la creación de los personajes-algunos históricos, otros de ficción-, y todo está unido por la cohesión de ese elemento que es esencial al cine y a muchas novelas y dramas: el suspenso. Nos intriga y nos inquieta saber lo que va a pasar, what comes next. En este sentido la novela es maestra”. La novela de Volpi es  literatura y muy buena. Es sin duda una obra mayor que va a quedar. Desde que salió, lleva ya muchas nuevas ediciones.

 

Related

Deja un comentario