El Twitter, herramienta de profesionales

“Hace falta criterio para distinguir una noticia. Es lo que siempre se ha llamado oficio y de lo que carece el llamado periodismo ciudadano”

El Premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital 2012 lo obtuvo la española Carmela Ríos (Las Palmas de Gran Canaria, 1965), por el uso que ha hecho del Twitter.

De sí misma dice: “Soy una periodista veterana con una nueva herramienta. Twitter se ha convertido en mi tercera mano”.

Ella trabaja en los informativos del canal Cuatro en Madrid. Desde su punto de vista el Twitter es el “medio perfecto para los tiempos que vivimos, en los que se generan noticias a una velocidad de vértigo”.

Meses atrás, con su teléfono celular, contó, en directo, desde la Puerta del Sol en Madrid, las acciones del Movimiento 15-M, con mensajes de 140 caracteres acompañados de fotos tomadas en el lugar.

La periodista plantea que el Twitter le permite seguir reporteando, al minuto, sin tener que ir a la oficina y sin que le importe la hora de cierre. Así, siempre puede estar en contacto con las audiencias.

Ella piensa que el Twitter “no sólo sirve para contar cosas, también para obtener información…”. A través de este medio se puede preguntar o también hacer de la información que circula en la red.

Desde su punto de vista los nuevos medios no tienen por qué matar a los tradicionales y también subraya la necesidad e importancia de la información periodística y la experiencia, para manejar bien las posibilidades del Twitter.

Es muy clara cuando señala que “hace falta criterio para distinguir una noticia. Es lo que siempre se ha llamado oficio y de lo que carece el llamado periodismo ciudadano”.

El buen periodismo, en los medios tradicionales o los nuevos, requiere formación profesional y criterio. Eso no lo da sólo el escribir con cierta rapidez 140 caracteres.

Quienes incursionan en el periodismo ciudadano, de suyo valioso, ganarían mucho y prestigiarían la tarea en la medida que se adquiera el oficio, también valioso, de los periodistas profesionales.

El Twitter, como lo deja ver Ríos, ofrece posibilidades únicas para el ejercicio de un nuevo periodismo, directo y al instante, pero en ningún caso libera de la ética y tampoco del rigor profesional.

Close
Comentarios