Los migrantes se hacen del comercio

"Los inmigrantes en Estados Unidos son cruciales para la vitalidad económica y el éxito de las ciudades de todo el país y tienen un cometido fundamental en la revitalización del vecindario”, plantea el informe Bringing Vitality to Main Street.

Los migrantes se apoderan de los micros y pequeños negocios en las calles de Estados Unidos, lo que provoca la modificación del paisaje urbano y la revitalización de barrios venidos a menos, plantea el informe Bringing Vitality to Main Street, publicado por la Americas Society and Council of the Americas y el Fiscal Policy Institute.[1] 

El estudio señala que la acción de los migrantes regularizados y también de los sin papeles dinamiza la economía de las ciudades estadounidenses. En la actualidad, de los 4.9 millones de microempresarios registrados en el país, 900,000 son migrantes.

Los migrantes conforman el 16% de la Población Económicamente Activa (PEA) y en la actualidad en las zonas urbanas el 28% del comercio local está en poder de éstos. En 2013, de los $50,000 millones de dólares del ingreso generado por este tipo de comercio, $13,000 millones de dólares proviene de negocios propiedad de migrantes.

La presidenta de la Americas Society, Susan Segal, asegura que los migrante son dueños: 61% de gasolineras, 58% de tintorerías, 53% de ultramarinos, 45% de salones de belleza, 43% de licorerías, 38% de restaurantes y el 32% de joyerías y tiendas de ropa.

Ella añade que el “informe confirma que los inmigrantes son cruciales para la vitalidad económica y el éxito de las ciudades de todo el país y tienen un cometido fundamental en la revitalización del vecindario”.

El impacto económico de los migrantes aumenta en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades donde constituyen una proporción más elevada de los micros y pequeños negocios. Así, éstos, en el área metropolitana de Los Ángeles conforman el 64%, el 61% en San José, el 56% en Washington y el 54% en Miami-Fort Lauderdale.

El informe destaca el aumento del empleo y la recaudación de impuestos por parte del gobierno que generan estos negocios. Las nuevas generaciones de emigrantes son entre un 10% y 15% más propensos que sus padres a tener su propio negocio.

De acuerdo a su origen étnico, el 49% de estos comercios pertenece a los asiáticos, a blanco el 26%, a hispanos el 20% (la mitad a mexicanos), y el restante 3% a población de color.

 

@RubenAguilar

 

[1] Con la colaboración de Rodrigo Islas M.

Close
Comentarios