Venustiano Carranza Garza

Venustiano Carranza Garza  

Álvaro Canales Santos

Gobierno del Estado de Coahuila

Saltillo, Coahuila, 2017

Pp. 173

El autor, el historiador coahuilense Álvaro Canales Santos (Palau, Múzquiz, 1944), ha investigado sobre la vida de los cinco presidentes que ha dado Coahuila: Melchor Eca y Múzquiz, Francisco Madero González, Venustiano Carranza, Eulalio Gutiérrez Ortiz y Roque González Garza. Los cuatro últimos participaron en la Revolución Mexicana.     

En este texto se narra la vida y obra de Venustiano Carranza (1860-1920), que fue presidente constitucional de 1917 a 1920. La obra se organiza en diecisiete capítulos. Al principio se da cuenta del origen de Cuatro Ciénegas, de la historia familiar y los primeros años de Carranza. A los treinta y dos años es presidente municipal de su ciudad, cargo en el que sucede a su padre, todavía en el porfiriato. Al año renuncia al cargo, pero poco después vuelve y al término del mismo, junto con su hermano, es electo diputado local.

En 1909 participa en la elección por la gubernatura y pierde. En 1910 entra en contacto con Madero. Al inicio de la Revolución tiene una participación discreta. Acompaña a Madero en San Antonio, Texas, como integrante de la Junta Revolucionaria. En 1911, nombrado por Madero, asume la gobernatura de Coahuila y la jefatura de la Tercera Zona Militar del ejército maderista. Meses después es electo como gobernador constitucional. En los quince meses de su gestión, la relación con Madero fue tensa. Discreparon en decisiones políticas. Carranza, al golpe de Estado y el asesinato del presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez a manos de Victoriano Huerta, desconoce al gobierno golpista.

El veintiséis de marzo de 1913 firma el Plan de Guadalupe que suscriben con jóvenes revolucionarios. Se desconoce al nuevo gobierno y nombra a Carranza como el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista. Tiene, entonces, cincuenta y tres años. Inicia la guerra contra del gobierno usurpador. En Sonora se levanta Álvaro Obregón, en Veracruz, Cándido Aguilar, en Sinaloa, Ramón F. Iturbe, en Durango, Jesús Agustín Castro y en Michoacán, Joaquín Amaro.

Carranza combate al ejército del gobierno en Coahuila con poco éxito. Toma camino a Sonora, pero antes pasa por Durango. En Hermosillo conoce a Álvaro Obregón con quien entabla buena relación. Lo asciende como general y lo nombra jefe del Cuerpo del Ejército del Norte. Carranza integra en Sonora su primer gabinete. Ya en noviembre de 1913, las fuerzas de Obregón dominan Sonora y Sinaloa.

La Revolución se extiende y Carranza encarga a Lucio Blanco llevar la lucha a Nuevo León y Tamaulipas. Pablo González es el responsable en Coahuila. Pancho Villa opera en Chihuahua al mando de la División del Norte. Emiliano Zapata, que ya actuaba desde la época de Madero, desarrolla la lucha en Morelos, Guerrero y Puebla. En enero de 1914 el zapatismo está también presente en Tlaxcala, Estado de México e Hidalgo.

A principios de 1914, Carranza viaja a Chihuahua a verse con Villa. Entre los dos la relación es tensa. Luego se traslada a Durango. El ejército de Estados Unidos invade Veracruz con el propósito de destituir a Huerta. En abril de 2014, Villa toma Torreón y en mayo Saltillo. Continúa la marcha hacia Zacatecas y tiene una gran victoria. En este momento es claro que el ejército de Huerta está roto.

Carranza instruye a Obregón que acelere la marcha para que sea él quien entre a la Ciudad de México. Carranza ordena a Villa que se retire a Chihuahua y éste acata la orden. Obregón se toma Guadalajara, Irapuato y Querétaro. El camino está despejado. Obregón, en Teoloyucan, a las orillas de la Ciudad de México, por encargo de Carranza, negocia la rendición de los huertistas que concluye el trece de agosto de 1914. Obregón entra a la ciudad el quince de agosto y cinco días después Carranza.

Villa se distancia de Carranza y Obregón, con aprobación del coahuilense, el veinticuatro de agosto se traslada a Chihuahua para hablar con él. Juntos viajan a Sonora. Obregón y Villa firman un documento con peticiones a Carranza. El sonorense regresa a la Ciudad de México. Carranza manda telegrama a Villa donde le dice que no acepta sus demandas. Rompen relaciones. En septiembre, Obregón viaja de nuevo a ver a Villa, en el intento de acercar a generales villistas al proyecto de los constiucionalistas.

El jefe de la División del Norte ordena el fusilamiento de Obregón. Generales villistas logran que se retracte. Al día siguiente lo deja ir, pero de inmediato da la orden de que regrese el tren en el que viaja. El jefe que escolta al sonorense, Roque González Garza, no hace caso a la orden y lo deja a salvo en Aguascalientes. El primero de octubre de 1914, Carranza intenta hacer su propia Convención en la Ciudad de México, pero no se presenta nadie.

El proyecto de la Convención de Aguascalientes toma forma. Se acuerda que asistan solo militares. El seis de octubre se cita a la primera reunión. Obregón asiste por los constitucionalistas. El encuentro resulta un caos y es imposible avanzar en la unificación de los distintos grupos. Nadie de los asistentes estaba dispuesto a ceder. Villa y Zapata dominan la Convención. Los convencionistas citan a Carranza, Villa y Zapata a hacerse presentes en la reunión. Asisten Villa y Carranza.

El treinta de octubre la Convención decreta la suspensión de Carranza como presidente y de Villa, Obregón y Pablo González como Jefes de las divisiones del Norte, Noroeste y Noreste. El dos de noviembre Eulalio Gutiérrez, del grupo de generales independientes, es elegido presidente provisional por veinte días mientras se cita a elecciones. Carranza sale de la Ciudad de México. Lucio Blanco se encarga de mantener el orden y preparar la llegada de los convencionistas.

Para el veinticuatro de noviembre se retira a Toluca. Al día siguiente entran los zapatistas que ya estaban en Xochimilco y sus alrededores. Se nombra autoridades para la Ciudad de México. El ocho de noviembre termina la Convención. El presidente Gutiérrez se traslada a San Luis Potosí y el dos de diciembre ya está en la Ciudad de México con su gabinete. También se hacen presentes Villa y Zapata con una gran cantidad de tropa. La ciudad los recibió con alegría y fiestas.

Al inicio de 1915 la división entre los convencionistas es total. El presidente Gutiérrez deja la capital el quince de enero por la noche. El dieciséis de enero lo sustituye otro coahuilense, Roque González Garza, que representó y seguía representando a Villa en la Convención. La guerra se desata entre los constitucionalistas de Carranza y Obregón y los convencionistas de Villa y Zapata. En un primer momento estos últimos toman la delantera y se hacen de Guadalajara. En un segundo momento los constitucionalistas se ponen en ventaja.

Retoman Guadalajara y Obregón derrota a Villa en abril en la batalla de Celaya, donde pierde el brazo. Después se suceden las derrotas villistas en León y Aguascalientes. Entre agosto de 1915 y enero de 1916 los villistas salen de Sonora y Coahuila. Obregón hace ganar a Carranza, que retorna desde Veracruz y se instala en Querétaro. El cinco de enero de 1916 se declara sede del Poder Ejecutivo. Villa ataca Columbus, en Nuevo México. El Ejército de Estados Unidos invade México. El quince de marzo Carranza entra a la Ciudad de México. Solicita el retiro de esas tropas.

Carranza comisiona al general Pablo González, para que pacifique a los zapatistas. Se intenta buscar un acuerdo y la rendición, pero Zapata no cede. El dos de mayo de 1916, los constitucionalistas se toman Cuernavaca, sede del poder zapatista. A mediados de junio ocupan todo el Estado. Zapata huye e inicia la guerra de guerrillas. El catorce de septiembre de 1916 se emite la convocatoria, para el Congreso Constituyente en Querétaro. Los 200 diputados trabajan en el texto del primero de diciembre de 1916 al treinta y uno de enero de 1917. Ya con la nueva Constitución, en la primavera de 1917 se elige a Carranza como presidente constitucional. El primero de mayo asume el poder.

El presidente Carranza y el general Obregón, éste con el apoyo del Partido Liberal Constiucionalista (PLC), entran en tensión. El sonorense, en ese año regresa a la vida privada en Sonora, pero está metido de lleno en la campaña por la presidencia que tiene lugar en 1920. Se hace del control del Congreso, por vía del PLC, y también de algunas organizaciones de masas. Carranza se va quedando solo. En 1919 ocurre la ruptura, pero es el doce de abril de 1920 que el gobernador y el Congreso de Sonora, en manos de Obregón, se rebelan contra el presidente. El veintitrés de abril se firma el Plan de Agua Prieta. De nuevo inicia la guerra civil.

La rebelión se generaliza por todo el país. Muy pronto los sonorenses logran el apoyo de los militares y fuerzas políticas. Carranza no reacciona rápido ante la avanzada de los sonorenses. El siete de mayo de 1920 abandona la capital y empieza la huida hacia Veracruz donde tiene el apoyo del gobernador, el general Cándido Aguilar, su yerno. En el camino, el tren sufre ataques y lo tiene que abandonar. Empieza la travesía a caballo por las montañas. Carranza está en absoluta desventaja. Todo termina, para él, con su asesinato en la madrugada del veinte de mayo de 1920 en Tlaxcalaltongo, Puebla. Los sonorenses se hacen del poder.

El texto del historiador Álvaro Canales Santos es una buena síntesis de la vida de Venustiano Carranza, del nacimiento a su muerte, y también de buena parte de la Revolución Mexicana. Está bien escrita y es didáctica. En unas cuantas páginas ofrece una visión de amplios y complicados períodos de la historia revolucionaria. El texto se ilustra con 76 fotografías de personajes de la Revolución. Una buena parte son de Carranza. Contiene también una amplia bibliografía centrada en el coahuilense.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios