La prensa en la Gran Bretaña

“Hoy en día es más necesario que el periodista desempeñe su papel y diga: 'Mire, sé que desde un punto de vista emocional cree esto, pero estos son los hechos'”. Aquí está un elemento central del periodismo de siempre, pero hay que recordarlo. Se tiende a olvidar.

Charlie Beckett (Londres, 1961) es periodista, profesor de medios en la London School of Economics (LSE) y fundador del think tank Polis. En una entrevista con David Alandete reflexiona sobre el actual periodismo británico (El País, 09.07.17). Lo que plantea vale para otras realidades y claramente, para México.

Señala que en el Reino Unido hay una prensa muy partidista. “Se fijan en un hecho, pero los diferentes periódicos informan de una manera totalmente diferente según sea la orientación política” y reflexiona que “es extraño, pero los británicos quizás están más acostumbrados a la idea de que las noticias son subjetivas”.

Comenta que “a esto se añade el auge de una nueva serie de webs de izquierdas que son muy, muy partidistas. La gente las lee, no porque sean equilibradas u objetivas, sino porque están de acuerdo con ellas desde un punto de vista emocional”.

En este entorno, “la prensa generalista británica ha empezado a mezclar opiniones y hechos. Incluso la BBC, cuando da una noticia, inmediatamente emite un análisis. Y el análisis incluye invariablemente una opinión”.

Los medios, añade Beckett, “están descubriendo un mercado muy competitivo que cuanto más tendenciosa es la información más gusta a la gente” y los medios se dejan llevar por lo que demandan los mercados.

Y subraya que “hoy en día es más necesario que el periodista desempeñe su papel y diga: ‘Mire, sé que desde un punto de vista emocional cree esto, pero estos son los hechos’”. Aquí está un elemento central del periodismo de siempre, pero hay que recordarlo. Se tiende a olvidar.

Beckett sostiene que los buenos periodistas siempre son buenos. “Producen noticias que son interesantes y estimulantes, y están muy bien informados. Tienen experiencia. Y eso, francamente, es lo que necesitan las redes sociales”.

En su versión, a partir de los resultados del Brexit, los medios deben cambiar su manera de cubrir las elecciones: “nos hemos obsesionado con los sondeos de opinión y nos hemos olvidado de salir a informar. En el Reino Unido tenemos unos medios muy centrados en Londres. Hay que informar a la antigua usanza, de abajo arriba”.

Es también necesario salir a través de los medios digitalmente, pero “está pasando algo terrible. Todos los periodistas están en Twitter y leen mutuamente sus tuits, se retroalimentan e ignoran otras fuentes”.

El profesor de la LSC piensa que el “periodismo no es rentable” financieramente y que “los medios son necesarios desde el punto de vista político. A políticos y gobernantes no les gusta que haya noticias falsas o extremismos. En ese sentido, los políticos son aliados de los medios. Reconocen que los medios desempeñan un papel para la economía, la política y la democracia”.

Y termina diciendo que el periodista, en cierto sentido, se ha olvidado de lo anterior. “Se nos ha olvidado gritar las razones por las que el periodismo es útil y sobre todo importante. Ahora parece que empezamos a darnos cuenta”.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios