El Chapo

Es una serie de televisión que se construye en un esquema distinto al de las telenovelas. El trabajo de investigación se hace evidente, pero no es un documental sino una construcción ficticia con base en hechos reales.

El Chapo    

Producción: Estado Unidos, 2017. (Primera temporada)

 

Sinopsis: La serie, que tiene tres partes, narra la vida de Joaquín “El Chapo” Guzmán (Marco de la O). Esta primera temporada comienza en 1985 cuando inicia su carrera criminal en los niveles más bajos, del Cártel de Guadalajara y termina en 1993 cuando es arrestado en Guatemala y extraditado a México, para ser encarcelado en el Penal de Puente Grande, en Jalisco.

El Chapo se incorpora al crimen organizado a las órdenes de Miguel Ángel Félix Gallardo, en ese entonces cabeza del Cártel de Guadalajara. En los nueve capítulos hay un ir y venir entre el presente y el pasado. Se intenta, en grandes brochazos, reconstruir la historia del personaje.

Se ve al hijo, al esposo, al padre de familia, al hermano y al amigo. Su vida no es muy distinta a la de cualquier otra persona. Está también el narcotraficante violento y despiadado. El criminal frío y calculador.

En ese esfuerzo se da cuenta la historia del narcotráfico en México a partir de la década de los ochenta. Y esa historia está ligada a la política y los políticos y también a los aparatos de seguridad y a quienes los encabezan. Se hace patente la relación entre el narcotráfico y el poder.

Comentario: Es una coproducción Univisión y Netflix que se filma en Colombia. La primera temporada tiene nueve capítulos y se estrenó en abril de 2017. Narra los inicios de El Chapo en el crimen organizado. La segunda temporada, que inicia en septiembre, habla de su ascenso y la tercera de su caída.

De la serie su creadora y guionista, Silvana Aguirre, dice que “cubre el tema del tráfico de drogas con una visión macro: el trasiego de drogas como un negocio, la corrupción sistemática en México, e incluso en Estados Unidos, lo que permite la aparición de personajes como el protagonista. No queríamos hacer una telenovela narco, con énfasis en las partes románticas”.

Es una serie de televisión que se construye en un esquema distinto al de las telenovelas. El trabajo de investigación se hace evidente, pero no es un documental sino una construcción ficticia con base en hechos reales. Aguirre afirma que “tratamos de hacer la historia tan real como sea posible, con la información que teníamos. Había hasta tres teorías acerca de un evento y escogíamos la que mejor se adaptaba a la historia”.

En el desarrollo de la serie resulta fundamental la actuación que realiza Marco de la O al interpretar a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Es consistente a lo largo de los nueve capítulos. Resulta creíble y es convincente.

Los capítulos de la primera temporada están bien construidos y resultan interesantes, en el entendido que es una construcción dramática y no un documental. Se logra dar una visión creíble del personaje y también de la realidad del narcotráfico y la violencia que conlleva. En ese retrato hay una crítica bien hecha a la relación entre el crimen organizado y el poder.

***

Creación: Silvana Aguirre.

Dirección: Ernesto Contreras y José Manuel Cravioto.

Guión: Silvana Aguirre y Carlos Contreras con el apoyo de seis guionistas.

Fotografía: Juan Pablo Ramírez.

Música: Dudu Aram, Gus Reyes, Andrés Sánchez.

Con: Marco de la O, Valentina Acosta, Alejandro Aguilar, Juan Carlos Oliva, Rodrigo Abed, Juliette Pardau, Teté Espinoza, Humberto Busto, Hernán Romo, Abril Schreiber.

 

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios