Sismos: una tercera evaluación

De acuerdo con tres encuestas sobre los sismos difundidas las últimas semanas, el 20.5 % de los encuestados dijo haber sufrido algún tipo de daño en su vivienda, mientras el 76.2 % declaró que no.

En estas mismas páginas, las pasadas dos semanas, he publicado las primeras evaluaciones cuantitativas que se hicieron sobre los terremotos del 7 y 19 de septiembre que afectaron Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla, Tlaxcala, la Ciudad de México y áreas de la zona metropolitana. Ahora lo hago con la tercera.

El Universal (26.09.17) publica esta evaluación que se concentra sólo en el sismo que tuvo lugar en la Ciudad de México. El nivel de confianza es del 95 %. Y contempla 1000 entrevistas en vivienda. El levantamiento se hizo el 21 y 22 de septiembre.

Los encuestados a la pregunta sobre cómo evalúa el desempeño de los ciudadanos el 92.9 % dice que muy bueno y bueno. De las autoridades el 50.5 % piensa que lo hizo muy bien y bien, el 30.6 % que muy mal y mal y el 17.3 % que ni bueno ni malo. Las otras encuestas distinguían actores entre las autoridades y ésta las ve como un todo.

El 54.3 % considera que la reacción de las autoridades fue oportuna y el 41.3 % que no fue oportuna. El 69.6 % piensa que el país estaba mejor preparado que en 1985 para hacer frente al problema, el 15.3 % que igual y el 12.1 % que peor. La mayoría piensa que se estaba mejor preparado y que las autoridades actuaron con rapidez.

A la pregunta sobre si sufrió algún tipo de daño en la vivienda por el sismo el 76.2 % dice que no y el 20.5 % que sí. Estos números coinciden con los de la encuesta pasada analizadas en estas páginas. De los que sí tuvieron el 81.8 % aseguran que fueron grietas en las paredes, el 5.9 % caída de azulejos, el 4.9 % vidrios y ventanas rotas, el 4.4 % caída de la barda y el 3.0 % hundimiento del piso.

El sentimiento que provocó el sismo fue de miedo para el 60.4 %, tristeza para el 15.5 %, impotencia para el 6.9 %, angustia para el 6.6 %, inseguridad para el 4.3 %, desesperación para el 3.2 %, dolor para el 1.4 % y resignación para el 1.3 %. El 68.8 % de los encuestados se siente en riesgo y el 31.0 % no se siente en esa condición.

De los encuestados el 29.7 % dice haber participado como voluntario en alguna de las actividades de ayuda relacionadas con el sismo y el 70.0 % que no. De esto se deriva que una tercera parte de los nueve millones de habitantes de la ciudad se implicó en alguna tarea.

El 70.9 % de las personas que sufrieron algún daño en su vivienda dicen no saber a quien acudir, para recibir ayuda y el 28.6 % que sí lo sabe. El 79.3 % no se siente respaldada por las autoridades y el 16.3 % si siente el respaldo. El gobierno federal y de la ciudad deben tomar en cuenta esta percepción de la ciudadanía.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios