La ruta del Pacífico

De 2015 al 2016 se triplicó el número de incautaciones que hizo la Marina en el Pacífico, al pasar de ocho a 26, y la cantidad de la cocaína asegurada creció en 1,750 por ciento.

La ruta marítima del Pacífico para el traslado de la cocaína de Colombia a México, en ruta hacia Estados Unidos, ha crecido de manera significativa en los últimos años según la Marina Armada de México.

De 2015 al 2016 se triplicó el número de las incautaciones que hizo la Marina en el Pacífico, al pasar de ocho a 26, y la cantidad de la cocaína asegurada creció en 1,750 por ciento.

De las ocho incautaciones de 2015, cinco fueron en Manzanillo, una en Puerto Peñasco y otra en Guaymas. En el Golfo de México solo una en Tampico. En ese año se aseguraron 704 kilos de cocaína.

En 2016, 12 incautaciones fueron en las costas de Colima, cinco en Chiapas, tres en Oaxaca, tres en Guerrero y una en Baja California. En el Golfo de México una en Yucatán y otra en Veracruz. En este año se aseguraron 13 toneladas de cocaína.

La droga es embarcada en Nariño, Buenaventura y Antioquia, en Colombia, pasa por las costas de Panamá, Costa Rica, El Salvador y Guatemala, para después llegar a las costas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Colima, Sinaloa, Sonora y Baja California.

En estos dos últimos años, en Manzanillo, Colima, ha sido el sitio donde la Marina ha realizado la mitad de las incautaciones. Se ha convertido, con mucho, en el sitio más importante de la ruta del Pacífico.

La vía del Pacífico en camino hacia Estados Unidos donde va la cocaína, muy poca se queda en México, es utilizada por todos los cárteles, pero los más fuertes son el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación.

El director de la Policía de Colombia, Jorge Hernando Nieto, asegura que en los dos últimos años desde Colombia se han enviado a los cárteles mexicanos 180 toneladas que equivale a 3,240 millones de dólares.

Los cargamentos llegan a México en contenedores, en productos diluidos, en embarcaciones de mediano tamaño que dejan la droga en altamar, que luego recogen lanchas rápidas para llevarla a tierra. El último paso hacia Estados Unidos es por vía terrestre en una frontera muy porosa en ambas partes.

 

@RubenAguilar

Close
Comentarios