Los estados más y menos competitivos en México

Por: Melina Ramírez (@Melina_ARamirez)

Este martes 29 de noviembre se presentó la edición 2016 del Índice de Competitividad Estatal (ICE 2016) del Instituto Mexicano para la Competitividad, A.C. (IMCO). Este índice, a través de 100 indicadores agrupados en 10 subíndices que miden distintas dimensiones de la competitividad, evalúa la capacidad de los estados para atraer y retener talento e inversión y, por consiguiente, para ser más productivos y brindar mayores niveles de bienestar a sus habitantes.

De acuerdo con el ICE 2016, los cinco estados más competitivos del país son la Ciudad de México, Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Querétaro. Todos se encuentran dentro de los primeros seis lugares en el subíndice Sociedad incluyente, preparada y sana debido a su capacidad para proveer a la mayoría de su población servicios básicos de vivienda, educación y salud. Sin embargo, el mayor reto de estos estados es el fortalecimiento de su Estado de derecho, ya que solo Aguascalientes logró mantener bajos niveles de homicidios y secuestros y, por consiguiente, una mayor percepción de seguridad.

En contraste, los estados menos competitivos son Veracruz, Michoacán, Chiapas, Oaxaca y Guerrero. Los últimos tres encuentran sus mayores retos en la gestión del medio ambiente, provisión de servicios públicos, productividad laboral y estabilidad económica. Es importante resaltar también que Guerrero se colocó en los últimos lugares en siete de los 10 subíndices.

indice-estatal-de-competitividad-2016-ok

En términos generales, aunque se observan avances en el manejo del medio ambiente, Estado de derecho, sistema político y estabilidad económica, hay importantes cuestiones que no deben desatenderse: la creciente generación de residuos sólidos (el promedio estatal se incrementó 22.4 % desde 2001 y hasta 2014 al pasar de 284 a 348 kilogramos por persona), el aumento en la tasa de secuestros (de 2001 a 2014 pasó de 0.55 a 1.16 secuestros por cada 100 mil habitantes), las altas percepciones de corrupción (en promedio, 86 % de la población de los estados cree que los actos de corrupción en su gobierno son frecuentes y muy frecuentes) y el crecimiento de la deuda. Asimismo, debe prestarse atención a los rezagos sistemáticos en provisión de servicios básicos, eficacia del gobierno, productividad laboral, sector financiero, transporte e innovación.

Dado lo anterior, algunas de las propuestas del IMCO para mejorar en las diferentes dimensiones de competitividad son:

Sistema de derecho confiable y objetivo

  • Asegurar los recursos necesarios para eliminar el rezago en la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP).
  • Promover reformas en materia policial para que los estados adopten el modelo de mando policial que les ofrezca mayores oportunidades de impacto.

Manejo sustentable del medio ambiente

  • Desincentivar el uso del automóvil a través de la tenencia y cobros por estacionamiento, congestión y contaminación.
  • Instrumentar programas de aprovechamiento de energía de residuos, tanto de captura de biogás como de plantas incineradoras.

Sociedad incluyente, preparada y sana

  • Transparentar los procesos de evaluación y asignación de plazas del Servicio Profesional Docente.
  • Mejorar la empleabilidad de jóvenes a través de alinear los planes curriculares de educación superior a las necesidades del mercado laboral.

Sistema político estable y funcional

  • Establecer porcentajes y requisitos que no excedan a los fijados en el ámbito federal para el registro de candidatos independientes.
  • Garantizar a los Órganos Superiores de Fiscalización autonomía presupuestaria para evitar que la administración de recursos esté sujeta a la voluntad de los congresos locales.

Gobierno eficiente y eficaz

  • Contar con una ley de carácter general que establezca un catálogo único de trámites y servicios homologados.

Mercado de factores eficiente

  • Complementar programas sociales con una estrategia de creación de empresas y empleos formales.
  • Reducir costos de la formalidad laboral.
  • Generar políticas activas de incremento de la participación laboral formal de las mujeres.
  • Revaluación y reestructuración actuarial de los fondos pensionarios públicos para asegurar su sostenibilidad.

Economía estable

  • Reducir al mínimo el monto de pagos en efectivo que realiza el gobierno estatal.

Sectores precursores de clase mundial

  • Desarrollar infraestructura pública estratégica alineada a la generación de empresas e industrias, con base en análisis de costo beneficio, rentabilidad social positiva y transparencia de los beneficios directos.

Aprovechamiento de las relaciones internacionales

  • Adoptar mejores prácticas en la construcción de las páginas electrónicas de los 20 destinos turísticos más importantes del país.
  • Los estados deben tener más peso en la decisión de recibir inmigrantes.

Innovación y sofisticación de los sectores económicos

  • Crear mercados de inversión de riesgo y capital semilla para financiar la investigación innovadora.

 

* Melina Ramírez es investigadora del @imcomx.

 

 

Para más información sobre los estudios del IMCO entra a nuestra página o síguenos en nuestras redes sociales: facebook.com/IMCOmx | @imcomx

Close
Comentarios