Superlativo paréntesis

No se necesita padecer una enfermedad terminal para hacer un serio replanteamiento de lo que han sido tus decisiones, pero cierto es también que muchas veces el enfrentarse a la muerte nos abastece de una mirada más crítica de lo que somos y hacemos

Tanta prisa por vivir que se te va la vida.

Uno vive con miedo de que se acabe todo. De que se agote hasta el último resquicio de la experiencia, aunque sea precisamente esta vida lo que más detesta; lo que revela su derrota.

Uno se acerca al fin de sus días sin intuirlo siquiera.

Significado de “Uno”: Pos tú, lelo ¿Si no quién?

Así entre líneas se nos van pasando, día a día, los insulsos momentos que a nadie le importan; los afanes y las desilusiones y hasta el más estruendoso de los “éxitos” que -según nosotros- hemos alcanzado.

El putazo viene cuando es demasiado tarde. Viene el día en que te das cuenta de que tu forma de priorizar, no ha sido óptima dado que no tienes paz, afectos, satisfacciones profundas y duraderas.

Que esa táctica de priorizar ni siquiera era tuya, por que te la heredó una persona cercana, que tenía influencia sobre ti, y que (para acabarla de chingar) ese ser (que en este caso vendría siendo mi progenitor) nunca jamás fue feliz…

Viene el día en que pierdes al primer ser cercano. A la primera persona que no tiene sustitución por que sólo existe en singular en la historia de la humanidad.

Cosa de aceptar que a mí me pasó.

Era una amateur en eso de andar perdiendo seres queridos. Una reverenda incompetente en temas relacionados con la muerte; detalle que se solucionó rapidito con severo putazo cuando mi madre pasó a ¿Mejor vida? (Nunca lo sabremos)

Esos duros momentos de cuando la curva de aprendizaje se pone en modalidad Einstein…

No digo que le ocurra a todo el mundo.

Hay personas que: O nunca se van a dar cuenta de la cagada que fue su vida, o se van a dar cuenta cuatro minutos antes de desaparecer.

Cuando no haya quien empuje su sillita de ruedas en medio de una vejez solitaria e insoportable, rodeados de ocho mascotas a los que ya (hasta) le hablan de tu.

Espacio destinado para abrir superlativo paréntesis…

O ya cuando terminó tu mandato y te vas señalado por un país entero con la cola entre las patas y la muerte de 60,000 mexicanos entre ceja, oreja y madre, por la enorme falta de estrategia en una guerra destinada al fracaso.

O ya cuando conseguiste dejar en el poder al partido de oposición, por que no tenías predecesor dado que –entre varias cuestiones- no supiste trabajar en equipo y los legisladores de tu partido carecieron de capacidad para negociar tus iniciativas.

O ya cuando le diste las nalgas al partido que coronaste en el poder -con tu enorme megalomanía e incompetencia- porque toda la flotilla del Estado Mayor Presidencial completita del nuevo Presi, no te son suficientes pues sabes que dejas saldo (enorme) en contra.

¿No, si el puto miedo no anda en burro, verdad Felipe Calderón Hinojosa?

Y sí, me parece injusto que se deseche todo lo que sí hiciste como la liquidación de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, como las medidas precautorias que ahora se reflejan en la fortaleza de nuestras finanzas públicas, y el enorme espacio para el desarrollo económico del que gozamos según la propia publicación extranjera The Economist. También la reforma a las pensiones en el ISSSTE, el aumento a la cobertura de salud, la eficacia en los desastres naturales del sureste, etc.

El problema es que un poco de autocrítica en el tema de seguridad pública, no te hubieran venido nada mal para manejar una mecánica de comunicación más humilde en donde reconocieras tus errores. Pero como el hubiera no existe, y la apabullante realidad en la que dejas México en éste aspecto, sí:

Hasta nunca.

Se cierra el (superlativo) paréntesis, no sin antes hacer mención del acalorado debate (casi pleito) que acabo de tener con #ElGüeris por no comulgar con mis opiniones.

El día que descubres que has sido un gallina. Que no te atreviste a nada. Que te quedaste flotando con la inercia de algo que echaste andar cuando eras un descerebrado, es el día en que te vuelves el master de tu propio destino.

Es por todo lo anterior (a excepción del paréntesis en cuestión) que ando instaladaza en lo que yo denomino mi “cáncer list”

Definición de cáncer list:

Lista de cosas por hacer si te dijeran hoy, que tienes cáncer, y que te queda máximo un año de vida.

Uno nunca sabe lo que pueda ocurrir, por eso me parece importante tomar medidas preventivas

Así se vive la vida –afirma la chica en segura.

No se necesita padecer una enfermedad terminal para hacer un serio replanteamiento de lo que han sido tus decisiones, cierto, pero cierto es también que muchas veces el enfrentarse a la muerte nos abastece de una mirada más crítica de lo que somos/hacemos, brindándonos la oportunidad de visualizar un extraño (y a veces dantesco) retrato de nosotros mismos en un futuro hipotético.

Vivir con la cáncer list en la mano me ha concientizado en cuanto a ciertos aspectos humanos que encuentro únicos. He aprendido mucho acerca del mecanismo de la mente humana y me ha permitido experimentar la vida más como un desordenado y esquizofrénico-grafitti, que como una –apacible-naturaleza muerta.

Pare de mamar individuo, ésta es mi opinión mía de mí, acorde a casos monstruosos de desolación y terror que me han tocado presenciar MUY de cerca y pueque usted no esté de acuerdo, pero eso compañerito – para efectos prácticos- viene valiendo dos toneladas de pito.

Close
Comentarios