Egipto con peras y manzanas

Otro gallo cantaría en Egipto si Morsi hubiera impuesto consecuencias penales, en lugar de otorgar ascensos y premios a los dirigentes del Ejército por los crímenes cometidos durante la transición Mubarak…

Han pasado quinientas cosas desde que le levantaron la canasta a Mubarak.

La cantidad de intereses que se mueven son incontables.

*Espacio destinado para proponerte que te eches un sorbo del alcohol de tu predilección cada que leas la palabra EJÉRCITO (y sus sinónimos)*

Puto el que se raje.

Ahora siéntate chulada porque esto es un reverendo culebrón…

Los actores principales:

Obama AKA #ElMister, El ex-presidente Mohamed Morsi, el grupo Muslim Brotherhood (Islamistas de ultra derecha), los estados reaccionarios del Golfo Pérsico (en especial Qatar y Arabia Saudita), los Salafis, el grupo liderado por jóvenes Tamarod, Al Jazeera, el ejército y la policía egipcia AKA el SCAF y por último (en orden de prioridades como siempre para las cúpulas del poder) : El Pueblo Egipcio, su gente.

Como ocurre cada que se da un golpe de estado, un ingrediente que no falta nunca es una enorme polarización dentro del país y el gran temor es que la cosa termine en guerra civil, si todas las arterias que están en discordia no se ponen de acuerdo.

Las protestas populares se dan precisamente dentro de la coyuntura del aniversario número uno del ex-presidente Morsi como primer Presidente electo por voto. La gente salió a las calles a protestar, porque se sintieron defraudados; sintieron que Morsi se dedicó a heredar el mandato de Mubarak, sin hacer cambios reales. Prometió cosas que no cumplió:

Morsi tenía a Egipto en su mano y desperdició la oportunidad de implementar un estilo de gobierno incluyente.

Dividió al país.

Se confrontó con el pueblo, la gente, los militares.

Aún cuando no había habido una manifestación con tanto poder de convocatoria  –ni siquiera cuando destituyeron a Mubarak- se montó en su macho, y no le pegó la gana de renunciar.

No sólo eso, también premió a los policías por la violenta brutalidad que emprendieron en Puerto Said en Enero del 2013, en donde mataron a 50 civiles con la mano en la cintura y torturaron a otros tantos.

Fueron una serie de intransigencias y de pésimas decisiones las que conllevaron a lo que ocurrió en Junio 30.

Tampoco se puede aislar esta crisis de legitimidad de todo lo que precedió a su toma de posesión.

Lo que es un hecho es que Morsi #ocupaba honorabilidad para hacerse a un lado y convocar elecciones tempranas y de ese modo probablemente evitar el derramamiento de sangre del 8 de Julio.

Por lo menos 51 seguidores de Morsi masacrados…

Todo mal.

Desde 1954 bajo Gamal Abdel Nasser, no se daba un escenario tan sangriento. Ni bajo Sadat, ni bajo Mubarak…

Está bien cabrón, porque no hay un proceso político organizado mediante el cual se pueda resolver la crisis de legitimidad: dado que la constitución está suspendida, no hay organismos que puedan dar fe de nada.

La historia se repite y con el ejército circulando, no me cabe la menor duda de que esto –a pesar de que se tiene ya un Primer Ministro interino- se puede convertir en algún punto en una dictadura militar sin problema. Porque de aquí a las elecciones, la gente va a seguir emputada: El Brotherhood, porque quitaron a Morsi; los de izquierda radical, Islamistas, Musulmanes, Cristianos, los Salafis, la Iglesia Copta de Egipto, el movimiento Tamarody TO-DOS, porque las decisiones de Estado las toman los militares de manera arbitraria y excluyente, lo cual vulnera los derechos de cada uno de estos grupos.

O sea, básicamente tienes a un país entero que quiere ser Presidente o que quiere que su gallo sea Presidente.

No hay forma de que en el corto plazo se pongan de acuerdo, sobretodo si tomas en cuenta que encima se han dado a la tarea de escribir una nueva constitución; con que enmendaran las modificaciones que Mubarak le hizo a la original (1971) era más que suficiente. Pero no.

Se echaron la suya propia de ellos en 2012 en la que Morsi se coloca por encima del alcance judicial y en donde se establece una transición muy rápida a un gobierno civil; esencialmente la enmiendan en cuatro meses por un comité de juristas, seguido por las elecciones parlamentarias y presidenciales, lo cual suena exactamente igual a la destitución de Mubarak al mando del ejército: un comité anónimo, sin ningún feedback de los grupos de oposición incluido el Frente de Salvación Nacional y el grupo Tamarod.

Se echaron un documento básico que delinea las necesidades básicas pero que claramente  le da prioridad a las fuerzas armadas. Ahora el tema es ¿qué es primero, el huevo o la gallina? : ¿Constitución o Referendum primero?

No va a ser nada fácil que haya justicia en este periodo de transición:

El Brotherhood se pronunció diciendo que rechazan tomar un rol en el gabinete interino de Egipto, que ahora incluye a Hazem el-Blebawi como Primer Ministro y quien fuera el Ministro de Finanzas.

Va a estar jebi convencer al Brotherhood de regresar a la vida política del país en son de paz, después de la matanza de sus seguidores. En una sociedad de venganzas ancestrales y de alarmante deshumanización, lo veo medio cabrón: ¿linchamientos públicos de ciudadanos chiítas por incitación de clérigos? #Pontú

No, esto tiene ya un buen rato cocinándose…

Ahora tú dices: Pues qué monos los militares que salieron a las calles a defender a la gente después de haber apoyado tanto a Morsi ¿no?

Pues no.

Esos dudes tienen enormes intereses económicos; tienen el control de entre el 20 y el 40 por ciento de la economía del país. Por eso brinca el hecho de que –a pesar de todos los ingredientes de cultivo que devengaron en golpe de estado-  el ejército, en chinga, se haya puesto la camiseta para ir en contra del primer gobierno electo democráticamente. ¿Y pos qué crees? El dude que estuvo de mandamás mientras todo esto ocurría era nada menos que el General Abdel Fattah al-Sisi y no el dizque Presidente del Tribunal Constitucional, como tocaba.

Aquí es justamente en dónde hace (gran) entrada en escena #ElMister, porque resulta que Washington le ha dado apoyo de armamento con valor de billones de dólares… ¿a quién crees?:

A Morsi slash Muslim Brotherhood slash -¡A huevo! Al puto ejército ppl

Obvio, la fuerza militar MUY de manitas calientes con Morsi mientras estaba en el poder, pero en cuento vieron oportunidad se le voltearon porque de ese modo ellos están en control de todas las decisiones que se toman -incluyendo el actual gabinete interino-  y se colocan en una posición de autoridad que les preserva el status quo. No le pidieron opinión a nadie en el proceso de transición, así sus intereses quedan protegidos del control y la vigilancia civil…

¿Por qué crees que no se pronunciaba y no reconocía el gobierno de los Yiunaited que era justamente un (puto) MILITARY COUP? :

Les convenía hacerse medio pendejones, y le estaban bajando dos huevos al licuado  -de la seriedad del asunto-  porque esto pone en peligro el 1.3 o 1.5 billones que el gobierno de los Yunaited le da a Egipto, y pos obviamente pierden leverage, y eso—-jamás. Ya ves que se sienten dueños de la humanidad. Pobrecitos. ¿Qué les habrán hecho de chiquitos?

Todo lo que ha ocurrido tiene un efecto simbólico muy poderoso porque mira mana: el (archi) galardonado (Premio Nobel de la Paz) y mero picudo de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Don Mohamed El Baradei, estaba en la contienda para la presidencia; luego no gana, se viene el golpe de estado y lo nombran Primer Ministro, peeeeero reculan porque los del Partido Salafi (segunda fuerza política en el parlamento que fue disuelto -francos opositores de Morsi- y quienes llamaron a elecciones anticipadas) se injertaron –obviamente– en pantera porque el dude es una figura controversial  -tanto para los Islamistas como para el Brotherhood–  por ser un líder reformista y porque ha sido bastante crítico de la Hermandad Musulmana; y total, lo dejan de Vicepresidente.

¿Casualidad? (todo lo anterior lelo, no nada más que lo dejen de Vicepresidente) ¡Mana no sé! ¡Por eso estamos en este ajo marujeando a ver qué sale y a ver a qué conclusiones llegamos, no me pinches presiones!

Ahora los Salafis van a ser claves en todo este desmadre porque –a pesar de que se han dedicado a apretarle los peores botones a los reformistas, a los revolucionarios; de jamás haberse reconciliado con ninguno de los miembros del antiguo régimen, de haber perdido el apoyo de a los de la corriente Islamista y hasta del Brotherhood— es una fuerza opositora muy importante para toda esta configuración que no se va a quedar tranquila hasta que se haga –también– lo que ellos quieren.

Lo que es un hecho es que todo este desmadre tiene paralizado al país y no se ha movido ni un #Dedo.

Ni una sola reforma en materia de seguridad, en materia económica, en justicia transicional, y la neta manque hubiera consenso para elegir a un gobierno de coalición (que ni con las magias de Merlín el Mago) no se ve pa’ cuándo vaya a haber paz de la buena…

Hay una pobreza extrema y una serie de privaciones que no se van a resolver –de manera inmediata– ni con préstamos del mismísimo Creador. Mientras  la escasez económica siga imperando, tanto los pobres de zonas conurbadas como los de los distritos rurales, van a seguir protestando; van a seguir habiendo movilizaciones cada que la gente sienta que el gobierno en turno -sea de la bandera que sea- no les cumple, y eso es justamente un detonante pesado para que se dé una guerra civil y/o dictadura militar.

Destituciones más, destituciones menos, Egipto sigue y seguirá por un buen rato en estado de crisis política.

Los canales de medios de comunicación están siendo cerrados y los que quedan todavía abiertos –tanto privados como estatales– han adoptado por completo la línea militar, repitiendo sus consignas; diciendo que el ejército fue atacado primero por asaltantes armados, sin siquiera haber mostrado casi nada de pietaje del “ataque” del que fueron supuestamente objeto, y ya etiquetaron a los del Brotherhood de terroristas. Todo antes de que uno pueda decir parangaricutirimicuaro de corridito tú…

El ejército es la fuerza más destructiva de Egipto que utiliza sin miramientos la brutalidad. Los reporteros se juegan la vida a diario para podernos informar sin sesgo lo que ocurre en ese país. En un momento tan crítico y tan vigilado por las fuerzas militares, el hecho de ser objetivos como periodistas es una gran ofensa. La integridad allá se paga con la vida. Un reportero de 26 años –Ahmed Assem el-Senousy–  filmó su propia muerte mientras muchos otros periodistas de Al Jazeera eran arrestados. Según el comité de Protección a Periodistas, antes de estas muertes sólo cuatro periodistas habían sido asesinados desde 1992.

Urge de urgencia que organismos internacionales se pronuncien a favor de los derechos humanos de los periodistas y que hagan algo al respecto. Está bien cabrón. Los medios de comunicación gubernamentales y privados no han dado casi ninguna cobertura de la masacre que ocurrió el lunes 8 de Julio en manos del ejército. Hay una represión gigante implementada por ellos, para dar una imagen falsa de lo que verdaderamente ocurre y minimizar sus crímenes, demonizar a los Islamistas y hacer incitaciones sectarias.

Propaganda de a varo para los soldaditos pues.

El ejército y los servicios de seguridad han polarizado todavía más al pueblo y han inflamado el sentimiento de opresión de estar bajo el mando de sucesivos regímenes autócratas, que fue lo que detonó esta bomba en primer lugar; todo con el único objeto de reafirmar su poder en el estado.

Y aquí mana entra en escena Qatar slash Arabia Saudita y los Emiratos Arabes Unidos; resulta que estos narigones le quieren inyectar la –nada despreciable- cantidad de ocho billones de dólares a la economía egipcia como claro signo de apoyo a la transición encabezada por el ejército, porque le tienen pánico a la Hermandad Musulmana y sus reclamos al Islam político a través de las urnas.

Así está la cosa. Eso sí, en esta ocasión el crédito del alboroto (mediante sendos huevos de ponérsele al brinco al gobierno) no se lo van a poder adjudicar  -solamente- los chavitos. Cierto que precipitaron la destitución de Morsi cuando lanzaron (el 1º de mayo) su campaña de recolección de firmas para sacarlo. Pero este levantamiento es producto de todos los factores que arriba menciono y que tienen que ver con la culminación de una serie de fuerzas diferentes (y hasta opositoras) entre sí, MÁS egipcios ordinarios a quienes la vida diaria se les complicó hasta la ignominia por el deterioro de la economía, MÁS grupos políticos que se sintieron excluidos y rechazados al no haber sido consultados en ninguna política implementada por Morsi o por la Hermandad Musulmana, MÁS el hecho de que no se reformaran ni el ejército ni la policía, que siempre han tenido una actitud violenta en contra de la sociedad civil.

Si el pendejo de Morsi hubiera impuesto consecuencias a los dirigentes del ejército por los crímenes cometidos durante la transición Mubarak, en lugar de darles ascensos y premios. Si en la constitución que se empeñó en hacer, respaldado por la Hermandad, no hubiera consagrado a los militares con privilegios económicos y les hubiera concedido la autonomía de tener cero supervisión parlamentaria de sus presupuestos y no les hubiera permitido controlar sus propios asuntos, otro gallo le habría cantado, porque con tanta rienda suelta y china libre, creó un monstruo que se enfundó en Judas Iscariote y terminó traicionándolo.

El ejército se aprovechó de la oposición de la gente a Morsi para regresar al régimen de Mubarak. Están tratando de acabar con los islamistas, y una vez que están firmemente en el poder se van a chingar a cualquiera que alce la voz y diga lo que piensa: CERO LIBERTAD DE EXPRESION.

De entrada ya  -so pretexto de todo el desmadre- empezaron las detenciones a diestra y siniestra por orden de la fiscalía: que si Mohammed Badie (líder del Muslim Brotherhood) y cientos de sus miembros, y también gente de otros grupos Islamistas, junto con los asesores top del ex-presi. Preocupante que desmantelen en Agustín Lara al  grupo político más grande de Egipto con tal facilidad.

Pero como decía mi papá: “El hubiera no existe mijita”

No, efectivamente el hubiera no existe, los que sí existen y han existido por los siglos de los siglos (amén) son esta bolita de hijos de puta que se las ingenian para hacer un chingo de lana con la desgracia ajena.

¿Ya estuvo bueno no? Habría que estar más encabronados –también– en México para ponerle un alto #deadevis a tanta injusticia.

En fin, cada quien sus cuerpos.

#Dedo

 

 

PS: Si seguiste mis instrucciones de lectura, para este punto ya debes de estar bien pedo -girando en un tacón- y con un valemadrismo sabroso #desos que hacen que se nos olviden las penas…

¡Salud lelo!

Atte:

Rufiana

 

 

 

 

Close
Comentarios