Alejandro Hope

Plata o Plomo

Perfil Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71

Ver Más

No está creciendo la violencia

Hace un mes, escribí lo siguiente:

“En la última semana, la violencía se ha apoderado de nuevo de los titulares: de una balacera en Iztapalapa al homicidio de un alcalde, pasando por el descubrimiento de 14 cadáveres en San Luis Potosí, los incidentes de alto impacto no parecen tener fin (Salvador Camarena presenta en El País un buen resumen de estos días sangrientos).

¿Cómo interpretar esta cadena de malas noticias? ¿Significa que estamos ante una nueva escalada de violencia, después de la mejoría relativa de inicios de año? Respuesta corta: no sabemos aún.”

Bueno, pues ahora ya sabemos más. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) liberó las cifras sobre incidencia delictiva en agosto y nos dicen lo siguiente:

  • Agosto fue un mes violento, el segundo más mortífero del año. Pero, con todo, el número de averiguaciones previas por homicidio (1828 faltando Zacatecas por reportar, lo cual implica que aproximadamente van a totalizar de 1840 a 1850) fue 6% inferior al total de agosto de 2011. Fue el octavo mes consecutivo de caída a tasa anual.                                                                                                     Fuente: SESNSP
  • Usando un promedio móvil de tres meses (el cual sirve para a) suavizar la serie y b) identificar con más facilidad puntos de inflexión), se observa una caída ligera en julio y agosto, después de cuatro meses consecutivos de ascenso.                                                                                                              Fuente: SESNSP
  • El total acumulado en el periodo enero-agosto es 8.2% inferior al registrado en el mismo periodo del año pasado (equivalente a 1300 homicidios menos que el año pasado). Es la primera caída para un periodo similar.

 Fuente: SESNSP

  • Algunos estados sí registraron en agosto un rebote importante en los niveles de violencia. Destacan en esa categoría Nuevo León (+89% con respecto a julio), Michoacán (+39%), Coahuila (+22%) y el Distrito Federal (+21%). En contraste, se reportaron caídas importantes en Baja California (-27.5%), Morelos (-22%) y Sinaloa (-21%). Me sigue preocupando mucho el caso de Guanajuato: en la serie de promedio móvil de 3 meses, se encuentra 2.5 veces y media por encima de los niveles de principios de año y en agosto, fue el quinto estado más violento del país (en enero, estaba en la posición 19).

   Fuente: SESNSP

  • Hay un dato que me llama la atención: en agosto, el número de averiguaciones previas por robo con violencia de vehículos fue inferior a 5000, por tercer mes consecutivo. Es la primera vez que se da ese fenómeno desde principios de 2010. Asimismo, en enero-agosto, hay una caída de 13% en comparación con 2011. Esto es relevante ya que existe una correlación muy robusta entre este delito y el homicidio doloso. En ese sentido, menos robos con violencia de vehículos sugieren que la tendencia observada en el número de homicidios es algo más que ruido.

Fuente: SESNSP

En resumen,  contrario a lo anticipado en los medios, no hay evidencia de un incremento importante de la violencia durante el verano (más allá de los efectos estacionales que discutí aqui). Seguimos en una trayectoria gradual de reducción desde niveles muy elevados. Es decir, estamos mal, pero no estamos empeorando (siempre es importante recordar la diferencia entre el nivel y la tendencia), y eso no es un detalle menor.

Nota 1: como siempre, los datos previos deben interpretarse exclusivamente como indicadores de tendencia. Es altamente probable que exista un subregistro de todos los delitos (incluído el homicidio), pero hay buena evidencia de que el error es más o menos sistemático. La información oficial nos dice por tanto hacia donde vamos, aunque no nos diga del todo donde estamos.

Nota 2: el SENSNSP registra averiguaciones previas, no víctimas. Una averiguación previa puede incluir a dos o más víctimas (ver esta nota para más detalles). Está en proceso de elaboración una base de datos que provea tanto el número de averiguaciones previas que el de víctimas: esperemos que se libere pronto. Dicho lo anterior, tengo la sospecha de que la caída en términos de víctimas en 2012 es algo más pronunciada que la disminución en el número de averiguaciones previas. 2011 fue el año de la masacre de San Fernando, de las fosas de Durango y del Casino Royale. Este año hemos visto muchos horrores, pero hasta ahora nada de esa escala.

Deja un comentario