Yesenia, la indiferencia ante la muerte

Esta es la historia de olvido e indiferencia que vivió Yesenia, quien, por una episiotomía mal realizada y falta de atención médica, murió 11 meses después del nacimiento de su hija.

Por: Omar Feliciano (@tipographo)

“En este gobierno, nos hemos comprometido a volver nuestra mirada y enfocar nuestras acciones a quienes más han esperado justicia. A las comunidades y grupos de población que más han sufrido a manos del crimen organizado, a quienes han visto sus estructuras familiares mutiladas ante la ausencia de un ser querido, a quienes hasta hace poco habían padecido del olvido e indiferencia de gobiernos incapaces de reconocer en sus ciudadanos a seres libres e iguales en dignidad y derecho”, aseguró Javier Corral durante el “Foro Internacional Primera Fiscalía en México Especializada en la Investigación de Violaciones a Derechos Humanos”.

Esta es la historia de olvido e indiferencia que vivió Yesenia. En marzo de 2015, acudió al Hospital de la Mujer en Ciudad Juárez, Chihuahua. No fue admitida pese a estar en trabajo de parto. Al día siguiente regresó, pero tardaron tres horas en atenderla. La dejaron a la espera de un parto vaginal, pero después de varias horas fue ingresada a quirófano para una cesárea. Dijeron que había sufrido un “desgarro de 4o grado”, pero, en realidad, le realizaron mal una episiotomía. Fue dada de alta junto con su hija por presentar una evolución favorable. Dos semanas después Yesenia tenía fiebre, escalofríos, dolor vaginal, vómito y dificultades para orinar. En el hospital le diagnosticaron una infección en vías urinarias y le recetaron medicamento. Sin embargo, la fiebre y el dolor no cedieron.

En mayo de 2015 la madre de Yesenia presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua porque su hija no mejoraba y no se programaba la cirugía prometida. La respuesta de la Comisión Estatal fue solicitar que como medida cautelar que se le brindara a Yesenia atención médica y quirúrgica. Ésta no fue atendida, únicamente se realizó un dictamen médico pericial para determinar que no existía responsabilidad médica. Mientras, la salud de Yesenia continuaba deteriorándose. Pasaron once meses antes de que se realizara la cirugía para cerrar la fístula, el hospital pretendió cobrar a la familia la engrapadora que necesitaban para el procedimiento, alegando que el Seguro Popular “no la cubría”.

La madre de Yesenia decidió presentar un amparo debido a la falta de atención médica del Hospital General de Chihuahua, que comprometía la vida e integridad personal de su hija. Aunque el Juez ordenó a la autoridad proporcionarle la atención, ella sólo recibió una visita médica y la notificación de que no existían los medicamentos necesarios en el Seguro Popular. En su última visita al hospital, donde se le colocaría la grapa, la atención fue tan mala que su intestino reventó, provocando una fuerte infección y daños en riñones y pulmones. El 14 de marzo de 2016 murió Yesenia a los 19 años de edad, dejando huérfano a un bebé. El juez sobreseyó el asunto argumentando que la Ley de Amparo permite cerrar un asunto cuando muere quién sufrió las violaciones. No reconoció a los familiares como víctimas.

Desde GIRE se ha insistido en que el tema de la muerte materna sea visibilizado por el gobierno de Javier Corral, sin embargo es un tema ignorado en su primer informe de gobierno. La Declaratoria de “Chihuahua por las Mujeres” solicitó un observatorio que revise y registre el avance de las iniciativas además de los actos de violencia de género con reuniones trimestrales.  Urge la comprensión de que la muerte maternal ocurre en un marco de violaciones a derechos humanos. La reparación integral del daño que se pide es un mecanismo para evitar que otras mujeres mueran en el sistema estatal de salud por causas maternas.

Hasta ahora la familia de Yesenia no ha tenido acceso a una reparación integral: “Señor gobernador, mi nieta y yo hemos emprendido una búsqueda por la justicia sin que hasta la fecha haya llegado. Mi nieta merece saber qué pasó y por qué su mamá no está con nosotras”, escribió la madre de Yesenia al gobernador Javier Corral. No hubo respuesta. Al día de hoy no la hay:

“Le pido que no sea indiferente ante la muerte”.

 

@GIRE_mx

Close
Comentarios