El regreso de nuestros peores niveles de violencia

En enero, según el SESNSP, las averiguaciones previas por homicidios sumaron 2,152 víctimas, ¿Qué podemos concluir de esa cifra?

Por: José Merino (@PPmerino) y Óscar Elton (@OscarElton88)

Si vemos la tendencia de homicidios por mes de los últimos 10 años (SINAIS) los eneros son el segundo mes con menos homicidios promedio del año, sólo detrás de febrero. En contraste, mayo es el mes que en promedio suma más homicidios, seguido de agosto y diciembre.

Dicho lo anterior, no hay espacio para la duda: los datos de averiguaciones previas por homicidios de enero del 2017 son brutales y tendrían que preocuparnos a todos. Es, por mucho, el enero más violento de esta administración y nos pone en niveles que se asemejan a nuestros peores momentos entre 2010 y 2012. En esto estamos totalmente de acuerdo con el análisis de Alejandro Hope y la nota publicada aquí mismo en Animal Político.

Todo esto es cierto, pero creemos que vale la pena poner el dato en contexto de temporal y geográfico y desde ahí, ponderar su lectura.

¿Fue el enero más violento de los últimos 20 años?

No necesariamente.

Más allá de la discusión sobre si podemos o no reducir “violencia” a homicidios; incluso en términos de homicidios enero no es necesariamente el mes más violento de los últimos 20 años.

Hay tres razones para ponerlo en duda.

En primer lugar, la suma total de averiguaciones (o incluso víctimas en averiguaciones, contabilizadas desde 2014), se ve influida por tamaño poblacional. Dicho de otro modo, si el nivel de violencia se mantuviera constante en el país, pero creciera población, también crecería el número total de homicidios, y sería imposible leer en ello un crecimiento en el nivel de violencia. Por eso, además de contar totales, estos totales se deben siempre ponderar por tamaño poblacional.

¿Qué estado le parece que tiene un nivel más alto de violencia, la Ciudad de México con 97 averiguaciones por homicidio en enero y una tasa anualizada por cada 100 mil habitantes de 13; o Baja California Sur con 42 averiguaciones previas y una tasa anualizada de 63? Es difícil sostener que el número más alto de averiguaciones hacen de la Ciudad de México un lugar con nivel de violencia más alto que un estado que, ponderando por población, tiene una tasa de averiguaciones casi cinco veces más grande.

Visto por tasa, enero del 2017 es el segundo enero más violento de los últimos 20 años, con una tasa anualizada de 18.93 averiguaciones por cada 100 mil habitantes, por debajo de enero del 2011 (nuestro año más violento de los últimos 20), que tuvo una tasa de 19.9. A ambos años le sigue 2012, con una tasa anualizada de 18.2.

Sí, puede parecer una aclaración un poco ociosa, pero no innecesaria. De haber tenido el enero de 2017 una tasa más alta que la de 2011, eso hubiese requerido un total de averiguaciones superior a 2,036; esto es, casi 100 averiguaciones previas más. No nos parece que una diferencia comparativa de 100 averiguaciones mensuales sea desdeñable.

La segunda razón para cuestionar que el pasado fue el enero más violento de los últimos 20 años es ver la cifra en comparación con el mismo mes del año previo. Ahí el primer lugar en términos de crecimiento de tasa de averiguaciones se lo lleva el 2010, en cuyo enero el crecimiento respecto al mismo mes del 2009 fue de 35.9%. El cambio entre enero del 2016 y enero del 2017 fue de 34.4%. El tercer cambio más grande ocurrió entre enero del 2008 y el mismo mes del 2009, con 27%.

Hasta ahora estos dos datos nos permiten concluir dos cosas: enero del 2017 no es el enero más violento de los últimos 20 años; pero es, sin duda, uno de los dos inicios de año más violentos.

Pero hay un problema adicional: averiguaciones no son homicidios; vamos, ni siquiera el conteo de víctimas es igual al conteo de cuerpos.

En términos de averiguaciones (SESNSP), el enero más violento fue el de 2011, pero en términos de cuerpos (SINAIS, que llega hasta 2015), el enero con más homicidios fue 2012. La diferencia entre ambas series de datos es lo suficientemente alta como para evitar sacar conclusiones incuestionables. ¿Cuándo sabremos con certeza si el del 2017 fue el enero más violento en términos de homicidios? Por ahí de noviembre del 2018, cuando INEGI publique los microdatos del SINAIS.

Asomarse a los estados importa

En 13 de los 32 estados efectivamente enero del 2017 fue el inicio de año con más averiguaciones previas por homicidio: Baja California; Baja California Sur; Colima; Ciudad de México; Guanajuato; Jalisco; Michoacán; Morelos; Querétaro; y Veracruz.

Visto de otro modo, respecto a 2016, el número de averiguaciones previas creció en enero del 2017 en 25 estados. En dos permaneció igual, mientras que en cinco decreció: Guerrero; Coahuila; Nuevo León; Campeche; y Estado de México.

Ahora bien, si vemos el crecimiento total en averiguaciones previas nacional entre enero del 2016 y enero del 2017, se trata de un cambio de 496 averiguaciones; 268 de estas averiguaciones adicionales se sumaron en apenas siete estados: Chihuahua (44); Baja California (42); Michoacán (41); Colima (39); Sinaloa (39); Baja California Sur (35); y Guanajuato (28). Esto es, 54% del crecimiento se explica sólo por estos estados.

Porque un mes importa

¿Es enero un augurio de lo que ocurrirá el resto del año?

Si vemos la correlación entre la tasa anualizada de enero vis a vis la tasa nacional observada para cada año, la respuesta a la pregunta anterior es: sí.

La correlación entre ambas es de 0.93. De hecho, haciendo un análisis de regresión lineal de mínimos cuadrados (Ver nota al final), 1 punto en la tasa anualizada de enero se relaciona en promedio con 0.94 puntos (intervalo al 95%: 0.75 – 1.12) en la tasa nacional observada durante los últimos 20 años (significativo al 1%). Sólo usando los datos de cada enero para explicar los datos anuales, el valor de la R2 llega a 0.86.

Entonces, si consideramos la relación entre ambas para los últimos 20 años, la estimación de la tasa anual de averiguaciones nacional será de 18.9 (intervalo al 95%: 15.3 – 22.2). En 2011, nuestro año más violento, la tasa anual de averiguaciones por homicidio fue de 19.9…

…de ese tamaño es el retorno violento de enero del 2017.

 

@data4mx

 

NOTA METODOLÓGICA:

Se utilizaron datos de averiguaciones previas del SESNSP hasta enero de 2017 y datos de SINAIS de 1997 a 2015.

El modelo OLS tenía como variable dependiente la tasa observada de homicidios, y como variable independiente la tasa de enero anualizada.

Los datos se pueden consultar aquí

Close
Comentarios