4,000 kilómetros de búsqueda, resistencia y esperanza

Madres de migrantes desaparecidos en México recorrerán 12 estados y 22 localidades del país en una demanda solidaria de información, justicia y alto a la impunidad.

Por: Movimiento Migrante Mesoamericano

Del 1º al 18 de diciembre se realizará la 13ª Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos. Ingresará al país por la frontera de Ciudad Hidalgo, Chiapas, para iniciar un recorrido de 4 mil kilómetros por la ruta migratoria en búsqueda de sus hijos e hijas desaparecidas. La caravana cruzará 12 estados y 22 localidades de México, levantando la voz acerca de la desaparición de sus seres queridos y de la violencia que miles de migrantes encuentran en su tránsito por el país. En su movilización denunciará algunos de los temas principales que subrayan la inseguridad extrema que padecen los migrantes cuando cruzan las fronteras.

El resurgimiento de políticas de extrema derecha en Estados Unidos y Europa está fomentando políticas que favorecen una retórica antiinmigrante de odio y xenofobia. La popularidad de esta ideología ocurre en un contexto de crisis migratorias motivadas por las devastadoras consecuencias de las guerras e intervenciones de los países más poderosos dirigidas a los menos fuertes. Los efectos de estas intervenciones, combinadas con guerras civiles, inseguridad económica y el cambio climático, han resultado en el desplazamiento de millones de personas y numerosas crisis humanitarias en las fronteras de los países más prósperos del mundo.

Según la Organización de las Naciones Unidas, aproximadamente 500,000 personas cruzan la frontera sur de México cada año. La mayoría provienen del Triángulo Norte de Centroamérica, región golpeada por una violencia generalizada y desigualdad económica. La inseguridad económica combinada con el impacto de mega-proyectos de extracción de minerales y otros recursos, crean una situación de violencia estructural y desplazamiento forzado. Esta precariedad económica ocurre en un contexto de aguda violencia en estos países que cuentan con los niveles más altos de homicidio y de violencia de género en todo el mundo.

Cuando los migrantes huyen de estas condiciones encuentran graves amenazas durante su trayecto a través de México, donde la violencia de los grupos criminales y la corrupción de las instituciones del estado deriva en el secuestro, extorsión y tráfico de migrantes por grupos del crimen organizado, entre otras muchas violaciones a sus derechos humanos. Estos casos de violencia cotidiana están enmarcados por el descubrimiento de masacres y fosas clandestinas, de la desaparición de miles de migrantes y de los propios mexicanos.

La violencia a través de la ruta migratoria empeora por la invisibilidad, fáctica y política, de la que son objeto. Por eso, los actos de búsqueda, reclamo de justicia y protesta de las madres de migrantes desaparecidos son transcendentales pues arrojan luz sobre esta crisis.  Los riesgos de tránsito a través de México han aumentado en años recientes donde el gobierno mexicano, en cooperación con el gobierno de Estados Unidos, ha tratado de impedir que el flujo migratorio alcance la frontera norte a través de la militarización del territorio. Estas tácticas de persecución, detención y deportación combinadas con la amenaza de autoridades corruptas coludidas con grupos criminales, han incrementado la vulnerabilidad de los migrantes en tránsito. Al igual que en el caso de mexicanos desaparecidos, existe un nivel de impunidad absoluta en los casos de abuso y desaparición de migrantes en México. La ausencia de voluntad política y la corrupción de autoridades locales obliga a los familiares de los migrantes desaparecidos a realizar el difícil trabajo de búsqueda.

Por todo el mundo las mujeres luchan contra el sistema patriarcal, contra el abuso doméstico y la violencia dentro de sus comunidades. Se oponen a guerras y desafían los sistemas de injusticia. La demanda de justicia para los desaparecidos de México y Centroamérica ha sido obra de sus madres y esposas, quienes se unen en comités de familiares que ya representan una fuerza política.

La Caravana de Madres Centroamericanas se reunirá con colectivos de madres y familiares de mexicanos desaparecidos para construir y fortalecer la solidaridad política entre las mujeres mexicanas y centroamericanas, quienes demandan información, justicia y alto a la impunidad. La Caravana representa una oportunidad para mostrar las consecuencias de las políticas antiinmigrantes, hacer visible el duelo de las madres y crear conciencia de que son personas tan importantes como cualquier otra, que cuentan con familias que los quieren y de los que dependen.

En el trayecto por los estados y las comunidades mexicanas golpeadas por la violencia y la carencia de oportunidades económicas, las madres seguirán pistas sobre el paradero de sus hijos e hijas que las llevará a través de México con la esperanza de encontrar a sus seres queridos. En el camino, construirán 4,000 kilómetros de búsqueda, resistencia y esperanza.

* El Movimiento Migrante Mesoamericano es una organización que lucha por expandir, desde los lugares de origen, las acciones políticas y sociales por los derechos humanos de las y los migrantes y el derecho a la movilidad humana.

 

@CMDPDH

Close
Comentarios