Urbanismo táctico con Ruedas del Desierto

En Ruedas del Desierto tenemos nuestra historia de urbanismo táctico. Lo hacemos cada tercer semana de septiembre con Parqueando, transformando cajones de estacionamiento de Torreón en parques de bolsillo, para mostrar el desperdicio de la superficie urbana a favor del coche. Ahora lo hicimos para celebrar nuestro quinto aniversario.

Por: Francisco Valdés Perezgasga (@fvaldesp)

Para celebrar nuestro quinto aniversario decidimos hacer una intervención de urbanismo táctico. Estas acciones no tienen orden. Se alejan del sistema de comando y control. Es más, lo subvierten. El urbanismo táctico se despliega en acciones ciudadanas, pequeñas, de bajo costo, a nivel de calle para transformar la ciudad. Calle a calle, día con día.

En Ruedas del Desierto tenemos nuestra historia de urbanismo táctico. Lo hacemos cada tercer semana de septiembre con Parqueando, transformando cajones de estacionamiento en parques de bolsillo para mostrar el desperdicio de la superficie urbana a favor del coche. Lo hacemos tres veces por semana en cada uno de nuestros paseos, autónomos y festivos, sin ambulancias ni patrullas. Lo hicimos en grande el Día Mundial sin Coche, en septiembre de 2013, cuando pintamos un bicicarril a lo largo de la emblemática Calzada Colón en Torreón. Todas estas acciones las hemos hechos con recursos propios, generados a través de venta de hamburguesas o de camisetas, con donaciones y con colectas.

urbanismo-tactico-torreon-1

urbanismo-tactico-torreon-4

Para nuestro quinto aniversario escogimos un sitio particular de la ciudad de Torreón: la Clínica 66 del IMSS en el Bulevar Ávila Camacho, camino al aeropuerto, por donde diariamente circulan coches, autobuses y transporte de carga a 70 kilómetros por hora y a veces a velocidades mayores. Trece metros, de banqueta a banqueta, con un paso cebra inadecuado y que el tiempo borró ya hace años. Trece metros que son demasiados para un peatón. Aún más para un enfermo o un herido.

urbanismo-tactico-torreon-6

urbanismo-tactico-torreon-8

Nuestras autoridades municipales, preocupadas que están por esta situación de inequidad vial, resolvieron poner un puente peatonal. Un adefesio urbano que convierte esos trece metros en 110 y que obliga al peatón -enfermo o herido, da igual- a subir el equivalente de tres pisos por rampas de pendiente imposible. Todo para no molestar a los veloces camiones y carricoches.

urbanismo-tactico-torreon-2

urbanismo-tactico-torreon-3

Elegido el sitio, decidimos pintar un paso cebra de buen tamaño y visibilidad, con barras amarillas y blancas en alternancia. Colocar dos tambos de 200 litros con su respectivo árbol en medio de la calzada para que sirvieran de isleta de protección permitiendo al peatón hacer el cruce en dos tiempos con un mínimo de seguridad. Repartimos tareas y responsabilidades y nos citamos el domingo 15 de mayo a las siete de la tarde para pintar la Cebra del Desierto.

De entrada, la cosa no pintaba bien. A las 6:50 PM y de nuevo a las 7:10 cayeron sendos chubascos. Esperamos. El tráfico inusualmente pesado para el día y la hora ayudó a secar el pavimento. Primer obstáculo superado. Luego la planta de luz prestada tenía una fuga. El olor a gasolina nos hizo tomar la precaución de tener un extinguidor cerca. Al conectar el compresor a la electricidad se manifestó una enorme fuga que lo volvía inútil. Era la hora del plan B.

urbanismo-tactico-torreon-5

Unos delimitaban las barras a pintar con cinta de enmascarar. Otros mezclaban la pintura. Otros preparaban las brochas y los rodillos. Y empezamos a pintar. A mano. Mientras la mitad pintaba la otra mitad desviábamos el tráfico. Algunos tomábamos fotos, tuitéabamos o hacíamos Periscope. Nos echaban porras desde el DF, desde Montevideo y desde Sevilla. A los conductores les dábamos las gracias y casi todos respondieron cortésmente. Pasó un estudiante de mi curso de Desarrollo Sustentable, siendo día del maestro me felicitó desde su coche y, cuando acordé, ya estaba entre nosotros, con su chaleco reflejante y su linterna en la mano ayudando a proteger a quienes afanosamente pintaban.

Conscientes de que rompíamos varias ordenanzas y reglamentos, nos tensó el paso de la primera patrulla (Fuerza Coahuila) y de la segunda (Vialidad Torreón). Ya para la tercera y las que siguieron (Ejército, Fuerza Coahuila de nuevo, Policía municipal dos veces) quienes protegíamos a los pintores estábamos tranquilos y éramos más asertivas. Los soldados y agentes obedecían a nuestras señales. Terminó Vladimir pintando el nombre de “Cebra del Desierto” en el mero centro. Nos fuimos contentos.

Al día siguiente, en punto de las nueve de la mañana, con los medios citados, dimos entrevistas y repartimos boletines. Lo mejor fue ver personas con andadera o muletas usando la Cebra del Desierto, parando a la mitad y (casi) todos los automovilistas respetando su paso. Los tambos con sus arbolitos cumplieron su función. Fue entonces que nos dirigimos con reporteros, camarógrafos y el secretario general del Sindicato del IMSS, que estaba encantado, al puente peatonal que a esa hora ya nadie estaba usando. Ahí lo declaramos clausurado atándole cinta plástica amarilla de “Prohibido el Paso” por ser una infraestructura dañina, injusta e inhumana y que atenta contra el derecho de las ciudadanas y los ciudadanos al uso del espacio público.

Nuestro mensaje -implícito en la acción y explícito en las entrevistas y boletines- logró difundirse. Los ciudadanos y las ciudadanas tenemos el derecho y la obligación de transformar la ciudad en la que vivimos. La autoridad tiene que actuar con inteligencia y con sentido de justicia una vez que se le puso el ejemplo. Si haciendo esto nos convierte en desobedientes, que así sea.

 

* Francisco Valdés Perezgasga es ambientalista, ciclista urbano, activista, investigador del Instituto Tecnológico de la Laguna y profesor. Tiene una amplia experiencia en temas de ciudad cambiando la zona metropolitana de la Laguna. Es miembro fundador de Ruedas del Desierto, colectivo de ciclismo urbano que en 2011 regresó a las personas a disfrutar la calle en medio de el período más álgido de violencia en la ciudad.

 

@ZoonPeaton

@LigaPeatonal

Close
Comentarios