+Mas

¿Qué debe México exigir de los altos funcionarios de EUA que visitarán CDMX? 

Share:

  1. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 5
    • 1

    Desde mediados de los ochentas han gobernado México un cerrado grupo de tecnócratas educados en Estados Unidos. Todos ellos compraron la idea de una Norteamérica unida y regida por las leyes del mercado. El país se subordinó a éste propósito.

    Y, ahora que Trump y sus amigos racistas han pateado el trasero de los mexicanos no saben que hacer. El mercado ha fallado y ellos también.

    Por eso se requiere de otra mentalidad para negociar con Trump. De políticos y diplomáticos nacionalistas, que piensen en los intereses del país y defiendan los derechos humanos de los paisanos indocumentados.

  2. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 3
    • 2

    Las filtraciones de prensa apuntan a que el gobierno de Trump prepara una orden ejecutiva para tratar de deportar a millones de personas en los próximos meses. Ya se han iniciado deportaciones a personar que tienen un cierto estatus migratorio legal, bajo cualquier pretexto. La cancillería tiene que pedir a los secretarios del Estado y de Seguridad Interior información al respecto y condicionar cualquier colaboración del gobierno mexicano, incluso la comercial, al trato humanitario y legal a los mexicanos en el extranjero. Por lo pronto, las comunidades mexicanas viven en total incertidumbre por la posibilidad de ser separados de sus familias y no se percibe que la…Las filtraciones de prensa apuntan a que el gobierno de Trump prepara una orden ejecutiva para tratar de deportar a millones de personas en los próximos meses. Ya se han iniciado deportaciones a personar que tienen un cierto estatus migratorio legal, bajo cualquier pretexto. La cancillería tiene que pedir a los secretarios del Estado y de Seguridad Interior información al respecto y condicionar cualquier colaboración del gobierno mexicano, incluso la comercial, al trato humanitario y legal a los mexicanos en el extranjero. Por lo pronto, las comunidades mexicanas viven en total incertidumbre por la posibilidad de ser separados de sus familias y no se percibe que la acción de los funcionarios mexicanos sea acorde a la emergencia. De ninguna manera seria aceptable que el gobierno mexicano cediera en la defensa de los migrantes a cambio de otros temas de la agenda bilateral.

    Leer más
  3. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 2
    • 2

    Creo que son muchos los puntos que se preguntan. Me centro en el tema de las deportaciones:

    México se ha beneficiado durante décadas de tener una salida ante las crisis, recesiones y los malos gobiernos al contar con la posibilidad de emigrar a millones de mexicanos, de los cuales solo una parte son indocumentados en Estados Unidos y son quizá los más vulnerables pero no los únicos deportables. De acuerdo a los cálculos de la administración TRUMP los indocumentados se verían inmediatamente afectados de ser deportados pero no se trata solo, como sabemos, de quienes tengan antecedentes criminales de gran impacto, sino cualquiera que ha violado la ley, lo que incluye a prácticamente a cualquiera porque la propia entrada sin documentos en ese país es en si mismo un delito de corte federal. Desde esta lógica todos son criminales. Por tanto, si el crimen es ser indocumentado se le puede sumar ( o no) ser criminal de algún delito de otra índole y grado pero esto implica considerar que no hay quienes estén ajenos a esta posibilidad, sea por cuestiones legales o incluso por presión o miedo. Ante esta numeralia México debe prepararse para un retorno de millones de potenciales mexicanos porque no hacerlo es como negar que TRUMP esta cumpliendo una de sus promesas de campaña más sentidas.

    Debemos sumar a la proyección de retornados mexicanos no solo a los indocumentados sino a algunos que cuentan con otros tipos de visa, como son las de profesionistas temporales (Visas NAFTA si no negocia en distintos términos a los actuales que es lo obvio), los que cuentan con visas temporales (green card pero no permanente ) e incluso a visados permanentes que cometan faltas que se consideran crímenes graves

    -violencia intrafamiliar por ejemplo-, por ser este factor un elemento que permite retirar las visas aun a quienes ya detentan este tipo de permiso por varios años. Solo quienes tengan una condición de ciudadanos por nacimiento o naturalización pueden sentirse medianamente tranquilos durante estos años que, se cumpla o no el pronóstico de un retorno de millones de personas, este será uno de los principales temas de presión hacia México desde la administración Trump .

    En lo inmediato el gobierno mexicano lo que puede y debe exigir formalmente y en todo los tonos es que el retorno cumpla todas las normas de ley (en puntos fijos, horarios estipulados y reconociendo los derechos humanos de las personas, lo que hasta ahora no ocurre) Un punto que ayudaría mucho es que las autoridades estadounidenses dejen el trato criminal a los retornados, que no se les encadene ni se les trate como de extrema peligrosidad cuando la mayoría de los retornados lo son. Para México es importante también recibir los perfiles de los retornados porque realmente se debe dar un seguimiento a quienes regresan. Tenemos que reconocer que un porcentaje tiene algún tipo de crímenes en su historial y el país debe prepararse ente lo que esto puede implicar si no se hace un manejo apropiado de integración social y laboral correcta. La experiencia Centroamericana es demasiado cercana como para no tomarla en cuenta.

    De ninguna manera y bajo ningún argumento coincido con quienes sugieren cuestionar la nacionalidad de los retornados como una medida de presión hacia la administración de Trump. Creo que eso solo incrementará el enojo que ya de por si existe desde Centroamerica hacia México por el deplorable papel que nuestro país ha jugado en la región los últimos años. Además, el bajo núnmero de extranjeros que podrían llegar a “colarse” ente los deportados a México no implicaría ninguna presión salvo para las regiones fronterizas mexicanas lo que alimentaría la crisis en el país sin que en Estados Unidos les cause mayor preocupación. Puede resultar un boomerang para nosotros mismos.

    Esto que comento es solo como medidas de emergencia pero comentar que debe hacer amerita un debate más amplio y creo que ver la experiencia histórica que el país ya experimentó en los años 30s es importante pues da elementos. No es la primera vez que México vive una experiencia de este tipo.

    Leer más
  4. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 1
    • 0

    Yo sigo pensando que, para equilibrar la mesa de negociaciones, Trump se debe disculpar primero con el pueblo de México, en especial con los inmigrantes, que son el engranaje de la economía estadounidense.

  5. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 2
    • 1

    Respeto, para empezar. Como dijo Ildefonso Guajardo al "Globe and Mail": "No puedes pedirme que (acepte malas) condiciones en términos de intercambio y luego pedir mi ayuda para manejar asuntos migratorios de otras naciones o... la persecución de actividades criminales y narcóticos".

    Creo que no del todo curiosamente comienza a plantearse una diferencia entre Donald Trump y su gobierno, pero también que no van a dejar de ir adelante con ciertas cosas. Menos ahora que Trump revirtió, a-la-Chavez, a su campaña política como medio para enfrentar la debilidad institucional de su gobierno.

    El problema, sin embargo, está en el punto que correctamente hace Raúl Benitez: un gobierno débil, con apoyo interno limitado, tiene problemas reales para negociar con éxito.

    Leer más
  6. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 3
    • 0

    POR ALGO NO HAN DICHO CUÁL ES LA AGENDA DE LA REUNIÓN DEL DIA 23. Solo hay rumores. Pero la reunión si es muy importante. Es muy difícil para los funcionarios del gobierno mexicano seguir teniendo una relación complaciente con el gobierno de USA, pues en meses no han logrado nada. Además, se pensaba que a partir del 20 de enero la cosa cambiaría, pero las agresiones verbales se han incrementado. Es difícil pensar que no se han abierto heridas. México está contra la pared, si sigue complaciente, la opinión pública y muchos sectores: dentro del gobierno, los militares por ejemplo, además de que los empresarios ya están enojados -y preocupados- de tantas…POR ALGO NO HAN DICHO CUÁL ES LA AGENDA DE LA REUNIÓN DEL DIA 23. Solo hay rumores. Pero la reunión si es muy importante. Es muy difícil para los funcionarios del gobierno mexicano seguir teniendo una relación complaciente con el gobierno de USA, pues en meses no han logrado nada. Además, se pensaba que a partir del 20 de enero la cosa cambiaría, pero las agresiones verbales se han incrementado. Es difícil pensar que no se han abierto heridas. México está contra la pared, si sigue complaciente, la opinión pública y muchos sectores: dentro del gobierno, los militares por ejemplo, además de que los empresarios ya están enojados -y preocupados- de tantas agresiones y ninguna respuesta contundente. Si se ponen duros los representantes del gobierno mexicano, a lo mejor es lo que quieren los trumpistas. O sea, les encantan las broncas, y más con débiles como México. Al gobierno de México, desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari se esforzó por cambiar la imagen del "enemigo imperialista" al de "amigo y socio". Ya casi lograda esta última empresa titánica de cambiar percepciones poco a poco en los últimos 22 años, llega Trump y en un mes deshace todo. Tiene a todos con la brújula dando vueltas. ¿Es hora de darle una Buena frenada y decir ya basta -y poner el peligro, más de lo que ya están-, a millones e indocumentados allá en el norte? o ¿hay que seguir en la batalla de hacer "entrar en razón" a los secretarios de Estado y Seguridad Interior, y que luego estos a su vez convenzan a los halcones en la White House? Difícil ecuación. México está muy dividido y debilitado (en términos numéricos se puede comparar con la devaluada moneda), dependemos de lo que hagan los aliados de México, que los hay y muchos en Estados Unidos. Pero el peligro es más intenso: está en juego la mismísima democracia de Estados Unidos. Trump sólo gobierna con "Decretos Ejecutivos", al mejor estilo de los dictadores que tuvimos en América Latina durante muchos años. Hay representantes en el Congreso que se le oponen, jueces, gobernadores, alcaldes, y sobre todo una gran sociedad civil, pero Trump avanza. Difíciles días no sólo para México, sino para el mundo. Veámos qué pasa, pues literalmente todo puede suceder. De todos modos, espero que de mis impuestos, y menos del bolsillo de la gente humilde que envía remesas, no salga ni un centavo para el Muro.

    Leer más
  7. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 2
    • 0

    Creo que son como tres capítulos.

    Primero México debe proteger el buen trato y apego a la ley de parte del tratamiento que se de a los mexicanos en EUA y al mismo tiempo exigir que le muestren que son mexicanos pues podría ser pretexto para que deporten a todo latino.

    En segundo término está el tema comercial, es decir el TLC.

    Poner los puntos sobre las íes y aclarar si se renegociará o no y ponerle fecha para no estar sujeto al juego de Trump, que solo crea incertidumbre.

    Y por último es pedirle que dejen de hacerse los locos pues la gente y la droga que ha entrado entra con alguna complicidad de autoridades. Ésto es invitarlos a ver y atender lo suyo; es decir, más que deportar, trabajar en que no entren.

    Y en cuanto a México creo que debe apretar ver cómo trata a sus migrantes por un lado y por otro prepararse que va a hacer con la llegada de tantos (si así será) y la pérdida de divisas que llegaban por esa vía. Esto acarreará una serie de problemas sociales si no se atiende.

    Leer más
  8. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 0
    • 0

    Esta semana se reunirán el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, en la Ciudad de México con sus contrapartes mexicanos. La misión estadounidense llega en uno de los momentos más tensos entre los dos paises en décadas.

    Trump dice que va a construir un gran muro entre los dos países, y renegociar el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá. Parece ser que su gobierno se alista para impulsar una gran ola de deportaciones de indocumentados mexicanos, de acuerdo a documentos publicados la semana pasada.

    México ha girado instrucciones a sus 50 consulados en Estados Unidos para defender los derechos legales de migrantes indocumentados. El gobierno federal ha presupuestado unos $50 millones de dólares para estos esfuerzos. 

    Dos memorándums firmado por Kelly y publicados por The Washington Post detallan planes para el Departamento de Seguridad Nacional de contratar miles de agentes, expandir las clases de inmigrantes que serán blancos para la deportación, agilizar el proceso de deportación, y usar fuerzas policiales locales en los esfuerzos de deportación. Se estima que hay más de 11 millones de indocumentados en Estados Unidos, de cuales más de 6 millones son mexicanos. 

    Los nuevos procedimientos descritos por Kelly, permitirían usar métodos más rápidos para deportar a personas no documentadas que han estado en el país hasta dos años. Las reglas anteriores se limitaban para personas indocumentados que llevaban dos semanas en el país. Bajo las nuevas reglas, inmigrantes mexicanos no documentados serían inmediatamente devueltos a México a esperar las decisiones de los juzgados en las cortes de inmigración, en vez de esperar los resultados en Estados Unidos.

    En vez de concentrarse en migrantes no documentados que son culpable de crimenes graves – “bad hombres” – como dijo Trump, ahora parece ser que indocumentados que han tenido problemas menores con la ley también pudieran ser deportados.

    Los memos de Kelly no tocan el programa DACA, que ha dado permisos de trabajo a 750,000 personas que llegaron a Estados Unidos sin documentos como niños traídos por sus padres. Los memorándums dan órdenes de empezar a contratar unos 15,000 agentes de seguridad y fronterizos para ICE y la patrulla fronteriza, y  expandir la cooperación con fuerzas locales policiacas dándoles la autorización para actuar como agentes de inmigración. 

    Otro memorándum -- publicado por la AP, pero más tarde negado por la Casa Blanca, hablaba de planes de usar 100,000 miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos en los esfuerzos de detener y deportar inmigrantes.

    ¿Qué debe exigir México a los funcionarios de EUA en las negociaciones esta semana? ¿Parece ser que viene una ola de deportaciones de migrantes mexicanos? ¿Qué puede y debe hacer México para enfrentar esta situación? 

    Leer más