1. Cerrar X
    febrero 3, 2016 - 10:52 AM

    No hay que irnos en la finta de que un tipo llamado Rafael Edward Cruz le ganó a un potencial deportador de mexicanos violadores y criminales. Si Cruz propone bombardear Medio Oriente hasta borrarlo del mapa, quién sabe qué se le va a ocurrir para el tema migratorio con México. La victoria de Cruz, cuyo discurso antiinmigrante (a pesar de ser él mismo hijo de inmigrante cubano y nacido en Canada) es casi igual de rabioso que el de Trump significa que la vena nativista del electorado conservador estadounidense está viva y palpitando. Coincido con quienes han señalado que Iowa no predice quién será el ganador de las primarias pero sí anticipa un tono de discurso al que candidatos más “moderados” deberán rendirse si quieren ganar votos. El problema para México es cómo responderemos ante un endurecimiento del discurso en amplios sectores del electorado de EU y ante el aumento de la estridencia de ese discurso.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    11
    1
  2. Cerrar X
    febrero 3, 2016 - 10:22 AM

    La victoria de Cruz en Iowa dista mucho de convertirlo en el nuevo favorito republicano. Con este resultado, Ted Cruz solamente confirma que su estrategia de campaña estará centrada en los votantes ultraconservadores, primordialmente aquéllos de origen evangelistas o cristianos. Votantes que, contrario a lo que podría pensarse, favorecerán su origen cubano porque cuentan con una fuerte tradición anticomunista. En este sentido, si bien Iowa le da la ventaja, la verdadera batalla para Cruz y Trump, y muy probablemente Rubio, se librará entre los estados con mayoría de votantes de centro y derecha.

    Sin embargo, no podemos decir lo mismo de los resultados demócratas. Aunque Clinton haya alcanzado la “victoria” en el caucus de Iowa, el escaso margen con el senador Bernie Sanders revela las profundas divisiones ideológicas que prevalecen en el Partido Demócrata y, al igual que en el caso de Trump, dejan entrever que las campañas mediáticas y los sondeos son insuficientes para ganar las elecciones.

    No olvidemos que al inicio de la contienda, Sanders se encontraba muy por detrás de Clinton; sin embargo, su campaña basada en la movilización de un gran número de voluntarios, ha logrado hacer frente a la gran maquinaria mediática de Clinton. Tan es así que, sólo en el mes de enero, recaudó 20 millones de dólares batiendo el récord de recaudación basada en pequeños donantes (menos de 200 dólares por persona), contando con el respaldo de 3.25 millones de personas, más que ningún otro candidato a la Presidencia a estas alturas del ciclo electoral.

    En este sentido, la primera pieza del rompecabezas que nos queda de los resultados en Iowa debe ser que el exceso de confianza y la fuerza mediática son insuficientes en la carrera política. La segunda, la conoceremos hasta el 9 de febrero en New Hampshire.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    5
    2
  3. Cerrar X
    febrero 3, 2016 - 8:48 AM

    Aunque sus propuestas tienen cero credibilidad y, en algunos casos, son hasta repugnantes tanto Trump como Cruz y Sanders representan el malestar generalizado con la política tradicional y a la mercadotécnica que ha ido falsificando nuestra democracia. Veo ciertas semejanzas con la política en México donde los partidos tradicionales y la forma de hacer política es exitosa en la medida que pude establecer una relación de patrón a cliente y con el pueblo mexicano cada vez más exhausto con los políticos y la corrupción de siempre. Lamentablemente creo que en EEUU esto ha producido candidaturas que apelan a lo más extremo en la sociedad. Culpar a los “ajenos” de nuestras dificultades reales, efatizar la cultura de las armas para protegerce del estado que no cumple, y culpar ciegamente a los de Wall Street son más refranes que soluciones y oscurecen los factores estructurales que nos debilitan como son el racismo, un sistema impositivo que favorece a la clase elite, y un sistema político electoral que está de venta. Espero que los mexicanos gocen de más éxito que nosotros en confrontar sus propios desafíos en las próximas elecciones estatales y federales.

    En cuanto a la pregunta de hoy, los resultados de Iowa nos arroja algunas pautas sobre el humor de los ciudadanos pero no hay que olvidar que el partido Republicano de Iowa está dominado (más del 60%) por cristianos evangélicos que fueron el factor clave para el triunfante en los últimos tres cacusas pero que ese candidato (Huckabee en el 2008, Santorum en el 2012, y ahora Cruz en el 2016 no han podido (o podrá) convertir su victoria en Iowa en victoria en New Hampshire donde los evangélicos electoralmente son menos importantes . Lo que Cruz intenta hacer ahora es enfatizar que además de ser evangélico es líder de los Republicanos anti-Washington y libertario (libertarian). Si lo logra, será el primer candidato en 16 años que gana Iowa y New Hampshire.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    6
    1
  4. Cerrar X
    febrero 3, 2016 - 8:41 AM

    Es muy temprano para descartar a Trump, o para tal efecto a Sanders, Clinton, Cruz e incluso Rubio, la sorpresa de la noche, con solo un punto detrás de Trump. Lo único certero en estas elecciones es que el electorado estadounidense está más enojado y polarizado que nunca y que el voto ha sido de rechazo al sistema de partidos tradicional y al establishment. Difícilmente Sanders podrá repetir estos resultados en el electorado en general (aunque quizá lo haga en New Hampshire), pero ciertamente afianzó su posición, con lo que aparece el fantasma de la elección pasada para Hillary. En cualquier caso, desde la firma del TLCAN, queda claro que la Casa Blanca define solamente el tono de la relación México-Estados Unidos, pero la agenda la define el Congreso y muchos otros actores e intereses de la política interna de Estados Unidos. Falta todavía mucho tiempo para que se aclare el panorama electoral y podamos hacer predicciones sobre las implicaciones en la relación bilateral.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    5
    0
  5. Cerrar X
    febrero 3, 2016 - 12:04 AM

    De continuar liderando la tendencia conservadora cristiana en el Partido Republicano, México tiene que empezar a descifrar qué política exterior podría resultar de una victoria de Ted Cruz, Marco Rubio o Donald Trump. Este último, a pesar de no ser un ferviente cristiano, ha estado cortejando a los grupos evangélicos y, por lo tanto, estableciendo compromisos con ellos.
    Los tres candidatos se oponen a una amnistía, se han comprometido a aplicar estrictamente la legislación migratoria (lease muchas más deportaciones), e inclusive han ofrecido revertir la política del presidente Barak Obama en torno a los hijos de los inmigrantes indocumentados. El gobierno mexicano deberá medir seriamente las consecuencias de un cierre de la frontera al cruce de indocumentados, de México y del sur de nuestro país.
    Sin embargo, aun es muy temprano para predecir un desenlace, inclusive en el Partido Demócrata. Hasta ahora, Cruz y Trump se han mantenido alejados de las corrientes republicanas tradicionales y, por lo tanto, sin compromisos con el “establishment”. Tendrán que negociar con esas corrientes en algún momento, y podría esperarse un relajamiento de su postura. A Rubio se le ve como un político más pragmático y accesible, aunque con nula experiencia en el poder ejecutivo, lo que lo hace vulnerable a la influencia de la burocracia, mientras aprende el oficio.
    Aun así, de imperar esa tendencia, las cosas no pintarían bien ni para los indocumentados ni para México, sobre todo si persiste y se agudiza la caída de los precios del petróleo.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    6
    0
  6. Cerrar X
    febrero 2, 2016 - 12:12 PM

    La escala de Iowa sirve en esta ocasión para confirmar al votante que aún tiene poder de decisión frente al arrollador gasto en las campañas y sobre todo al discurso mediático de los candidatos; mientras, cada uno de estos está ya con la vista puesta en las siguientes escalas y será tanto votos como recaudación de fondos lo que determinará su permanencia en la competencia. Para experimentados jugadores como Clinton se trata de un asunto de resistencia, para otros como Cruz es batirse y desgastarse en cada escala. Pero, sin engañarnos, México seguirá siendo objeto de ataques, críticas y señalamientos pues entre más cerrada esté la competencia, mayor necesidad de declaraciones incendiarias por parte de los contendientes. Llevemos la cuenta, guardemos memoria para cuando vengan los tiempos de negociar y no olvidar, tan solo recordar que se trata de relaciones entre vecinos e intereses de ambas partes.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    5
    0
  7. Cerrar X
    febrero 2, 2016 - 11:27 AM

    Siempre es difícil saber que pensar después de Iowa — es un estado con características muy particulares — pero tiene un impacto sobre la narrativa de las campañas que es importante. En ese sentido, creo que el gran ganador ayer fue Marco Rubio y el perdedor Donald Trump. Rubio sale de la nada para posicionarse en tercer lugar, a un paso de Donald Trump, y se erige como el candidato más fuerte entre los líderes republicanos, mientras Trump, quien fuera el puntero, desploma a un segundo lugar débil, dañando su imagen de ganador permanente. A Ted Cruz también le va bien, porque recupera el primer lugar que había perdido ante Trump en los últimos días de la campaña, pero es menos claro si puede mantener la inercia en los otros estados que van a votar en los próximos días.

    Siguen las votaciones en New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada, y ahí Trump tendrá grandes posibilidades para recuperar su liderazgo en el partido y Rubio de establecerse como el contrincante principal. En New Hampshire, es posible que John Kasich y Jeb Bush, dos candidatos más pragmáticos, también puedan reaparecer como posibles contrincantes de Trump.

    Este proceso va para largo y probablemente no sabremos por un mes o más quién realmente puede ganar la candidatura Republicana. Mientras tanto, los mexicanos serán constantemente recordados que el populismo no sólo existe en los países vecinos hacia el sur, sino también en el país vecino del norte.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    9
    0
  8. Cerrar X
    febrero 2, 2016 - 9:59 AM

    Igual que con Trump, el problema no es que sea Cruz -aunque en lo personal me parece un farsante que usa un lenguaje religioso del siglo dieciséis-, sino que haya quienes lo escuchan.
    Los Estados Unidos son habitualmente una sociedad paranoica y hoy por hoy son un país lleno de miedos, y los votantes recurren a quienes les dicen lo que quieren oír: que la responsabilidad de sus problemas es de otros.
    Democrático, si. Pero Alemania 1920s era un país democrático y Roma lo fue, a su estilo, hasta que llegó el Cesarismo.

    Por supuesto que la emergencia de los Trumpistas y Cruzistas es un problema para México. Y aunque no lo crean, también para Estados Unidos.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    12
    1
  9. Cerrar X
    febrero 2, 2016 - 9:57 AM

    Ted Cruz ganó ayer la contienda Republicana en el caucus de Iowa, con 28% del voto. En segundo lugar quedó Donald Trump con 24% del voto y en tercer lugar, muy cerca, Marco Rubio con 23%. La victoria de Cruz le da muchísima fuerza a la campaña del senador ultraconservador de Texas por la nominación para presidente del partido Republicano.

    En el tema de México, Cruz al igual que Trump, tiene una posición dura contra la inmigración ilegal desde México. En un controvertido video titulado “Invasion” publicado en su cuenta oficial de YouTube, Cruz ha enfatizado construir un muro fronterizo con México. “Si soy electo presidente, vamos a triplicar las patrullas fronterizas, vamos a construir un muro que funcione y vamos a garantizar la seguridad de la frontera”, dice Cruz en el video.

    Pero nada es seguro, ni en la política ni en la vida. Trump lideraba todas las encuestas en Iowa. En encuestas de la primaria de New Hampshire la semana que viene, Trump lleva una ventaja de 30% Después de New Hampshire viene “Super Tuesday” primarias en 14 estados, donde Trump se ve como el favorito por mucho a ganar la mayoría de las contiendas.

    Por otra parte, en la contienda Demócrata, Hiilary Clinton, ganó por un pelo al senador Bernie Sanders, con un voto de 49.9% y Sanders 49.6% de los votos. De repente, aunque Clinton sigue siendo la favorita, lo que parecía que iba una “coronación” para Clinton se ha transformado en una lucha larga y difícil para ganar la nominación Demócrata.

    ¿Qué opinan de los resultados del caucus de Iowa? ¿Se acabó el momentum de Trump? ¿Podrá Sanders alcanzar a Clinton? ¿Ganará Cruz la condidatura?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    2
    0