1. Cerrar X
    octubre 31, 2014 - 12:12 PM

    Lo que ha cambiado es la intensidad de la violencia, la crueldad, la saña, la ausencia absoluta de escrúpulos: linchamientos, mutilaciones, decapitaciones, desintegraciones en ácido, secuestros masivos, etcétera. Los nombres de ciudades y estados mexicanos han circulado los medios de comunicación en el mundo, y no precisamente por sus atractivos, sino por la violencia: Acteal, Juárez, Veracruz, Morelos, Michoacán, Tlatlaya, y ahora, tristemente, Iguala. Que la lista pare ahí.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    1
    0
  2. Cerrar X
    octubre 28, 2014 - 7:38 AM

    El sistema de poder político y económico mexicano está al borde del colapso. Estamos justo en un cambio de era. El modelo actual no da para más. La normalización de la violencia es parte del cambio de ciclo que estamos viviendo. ¡Esperemos que la próxima revolución nos vaya mejor!

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    17
    8
  3. Cerrar X
    octubre 27, 2014 - 8:57 AM

    Pese a que la “guerra sucia” de los 70’s dejó más de 600 desaparecidos y la guerra de Felipe Calderón miles, el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, son un parteaguas, pues ha establecido claramente el vínculo entre la política y el delito, la descomposición y deterioro de la estructuras básicas de la gobernabilidad, es decir el muncipio y los gobiernos locales.

    La caída del gobernador en Guerrero, no parece detener la crisis ante el hecho de que con “toda la fuerza del Estado” (Zedillo dixit), no ha sido posible encontrar a lo largo de un mes a ninguno de los 43 estudiantes, en un hecho donde todo parece ser estuvieron involucrados decenas de policías y sicarios.

    Si son encontrados asesinados, la crisis seguirá; pero si no son encontrados, es el peor escenario para todo el país, para el gobierno federal, los partidos, el sistema político.

    Existen dos maneras de no chocar: una es frenando y la otra acelerando. La crisis de Ayotzinapa marca que solo es posible un cambio de fondo y que los poderes fácticos, que vienen actuando tras el escenario, no pueden seguir gobernando mediante la presión mediática y el control monopólico.
    Ayotzinapa ha planteado una agenda por encima de la reforma económica y política: la reforma profunda del Estado mexicano y eso aún no se ve como necesidad, pese a estar gritando su pertinencia y necesidad.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    34
    2
  4. Cerrar X
    octubre 27, 2014 - 7:46 AM

    Pienso en Nuevo León y cómo nos cambió mucho. Nos volvimos paranoicos, dejamos de salir por la noche y, por un tiempo, cambiaron algunos hábitos con las salidas. Hoy las cosas mejoraron un poco. Se regresó a lo antiguo pero muchos se fueron del país, otros mandaron a sus hijos afuera, como otros tienen hijos desaparecidos, y otros decidieron salir a hacer ciudadanía. También la sociedad se volvió más temerosa para actuar por miedo a la inseguridad.

    En otro punto, la sociedad se ha mezclado en cuanto a que dado que la impunidad y la corrupción han crecido pues el crimen organizado ha escalado y se ha quedado con negocios. Los giros negros crecieron o cerraron porque unos pocos se impusieron.

    En conclusión, hay un gran reto por delante.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    24
    5
  5. Cerrar X
    octubre 27, 2014 - 7:35 AM

    Acaba de cumplir un mes de los asesinatos y desapariciones en Iguala donde policías municipales mataron a seis personas y, de acuerdo al procurador Jesús Murillo Karam, detuvieron 43 estudiantes normalistas que más tarde entregaron a miembros del crimen organizado.
    Los 43 normalistas siguen desaparecidos, mientras se han encontrados múltiples fosas comunes, y por lo menos 38 cuerpos. El caso de Iguala ha desatado protestas por todo el país que no dan señal de terminar.

    Por otra parte, éstos últimos años de violencia han dejado a México con un tipo de fatiga emocional causada por lo que ha sido un flujo constante de hechos bárbaros –desde la masacre de migrantes en San Fernando a la de los jóvenes estudiantes en Salvarcar en Ciudad Juárez, desde el niño asesino El Ponchis de 14 años, al Pozolero de muertos en Tijuana.

    Ahora viene la desaparición –y probable muerte– de 43 estudiantes normalistas por las manos, todo aparece indicar, de policías aliados con miembros del crimen organizado aliados con políticos corruptos.

    ¿Será Iguala un parteaguas en la historia reciente de México, o está el país ya tan fatigado por todos los asesinatos, desapariciones, masacres y barbarismos, que se rendirá en frente de estas últimas barbaridades?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    14
    3