+Mas

¿Deben empresas mexicanas ayudar a construir el Muro Trump? 

Share:

  1. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 6
    • 0

    Este es un debate estrictamente ético, ¿Debe exigirse a las empresas que actúen con responsabilidad social ante un proyecto que pudiera generarles una derrama económica sin precedentes? Por muchas razones las empresas mexicanas no deberían participar directa o indirectamente en la construcción del muro. Baste este espacio para señalar tres:

    La primera razón es que el muro (aunque ya existe en 1,050 km de los 3,100 km de frontera) es un agravio, ofende la dignidad de los mexicanos, sean personas, organizaciones o empresas y lo que es peor, se cristaliza como símbolo de una política migratoria violatoria de derechos humanos.

    La segunda razón es de índole comercial. Junto con su muro, Trump desea torpedear el libre comercio que existe en la región. Su política es, por decir lo menos, proteccionista y ello podría acarrear enormes daños a las empresas mexicanas –las constructoras entre ellas- por lo que todo aquello que contribuya a esa política aislacionista es dañino.

    La tercera es medioambiental, además de afectar la vida humana, el ecosistema fronterizo se verá afectado por los mayores obstáculos al paso natural de especies animales y plantas, es el caso del correcaminos o el emblemático cactus saguaro. Hasta la fauna y la flora sufrirían con la estupidez de Donald Trump.

    Leer más
  2. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 4
    • 0

    La pregunta nos ubica en una paradoja interesante porque mientras las últimas dos décadas lo que ha privado como discurso predominante es el del libre mercado que ha tratado de socializar la idea de que el éxito radica en ser competitivos sobre todo fuera de nuestras fronteras, obtener ganancias donde se pueda y aprovechar la coyuntura con la crudeza que el mercado implica a través de una lucha feroz y siempre tratando de sacar la mejor tajada cuando las circunstancias lo permiten, se enfrenta ahora a la disyuntiva de apelar a principios que contradicen esta filosofía de libre mercado. Ahora resulta que ser leal a la patria se reduce a no participar de la…La pregunta nos ubica en una paradoja interesante porque mientras las últimas dos décadas lo que ha privado como discurso predominante es el del libre mercado que ha tratado de socializar la idea de que el éxito radica en ser competitivos sobre todo fuera de nuestras fronteras, obtener ganancias donde se pueda y aprovechar la coyuntura con la crudeza que el mercado implica a través de una lucha feroz y siempre tratando de sacar la mejor tajada cuando las circunstancias lo permiten, se enfrenta ahora a la disyuntiva de apelar a principios que contradicen esta filosofía de libre mercado. Ahora resulta que ser leal a la patria se reduce a no participar de la construcción de un muro que por principio se debería exigir, no que no se extienda su construcción, sino que se derrumbe lo que ya existe.

    Creo que el llamado a no participar en la construcción del muro a empresarios que seguramente viven en Miami (como por cierto tantos políticos y miembros de la farándula “nacional” que no ven problema en invertir en la economía de ese país en detrimento de la economía “nacional" ) es un discurso profundamente maniqueísta y solo para consumo local ya que desvía lo central del debate político y de lo que está en juego, el abandono de cuestiones básicas como por ejemplo, producir el maíz suficiente que comemos los mexicanos por mencionar solo un punto de extrema vulnerabilidad para la nación. Eso sería hacer patria, lo otro, a su conciencia.

    Leer más
  3. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 6
    • 1

    No deben participar. A quien participe, ya sea directamente o solo vendiendo insumos (ojo con CEMEX Internacional), se le deberá boicotear. A dicha empresa y a todos sus aliados. Ojalá CEMEX no nos avergüence internacionalmente. Ojalá.

  4. Close
    VN:F [1.9.22_1171]
    • 1
    • 0

    La semana pasada, el canciller Luis Videgaray le pidió a empresas mexicanas que hagan un “examen de conciencia” si están tentados a participar en la construcción del muro que Trump quiere construir en la frontera con México.

    "Es pertinente que quien vea en este hecho una oportunidad económica haga un examen de conciencia, porque aquí no estamos hablando de una oportunidad económica, sino de un acto profundamente inamistoso", dijo en una rueda de prensa. 

    Videgaray dijo que el país respeta la "libertad económica" y los derechos de "empresas y personas", pero que las compañías deben “escuchar” el sentir general sobre temas tan polémicos como la construcción del muro.

    En un primer momento se publicó en los medios que Cemex, la gran cementera mexicana, había dicho que estaba lista para vender cemento al proyecto. Pero hace poco, la compañía, que tiene plantas en los dos lados de la frontera, dijo que no había buscado participación en el proyecto del muro. 

    Hace poco Estados Unidos publicó las especificaciones del muro: la construcción debe de ser de unos 9 metros de altura, debe verse imponente y ser infranqueable. La cara norte del muro debe de ser estéticamente agradable, no así la cara sur de la muralla hacia México. Las compañías tienen hasta el 29 de marzo para presentar propuestas.

    Unas 700 empresas se han apuntado para recibir las bases de la licitación. En el presupuesto de Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Nacional va a pedir unos 1.500 millones de dólares este 2017 para comenzar las obras de construcción y 2.600 millones de dólares adicionales para el próximo año.

    ¿Deben participar empresas mexicanas en la construcción del muro? ¿Piensan que sufrirían represalias del público mexicano por participar? 

    Leer más