1. Cerrar X
    noviembre 28, 2014 - 1:29 PM

    Si hubiera propuesto la eliminación del fuero constitucional para todos los servidores públicos otro gallo le hubiera cantado.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    4
    0
  2. Cerrar X
    noviembre 28, 2014 - 9:12 AM

    Es positivo que el presidente Peña Nieto haya respondido a los reclamos de la sociedad con una serie de medidas para enfrentar la corrupción y fortalecer el Estado de derecho. Sin querer juzgar las diez propuestas específicas, creo que vale la pena aprender de las experiencias internacionales en esta materia en países como Italia, España, Brasil y Colombia, que han logrado hacer frente a los nexos entre el crimen organizado y el poder público creando estructuras independientes de la presión política que pueden investigar y sentenciar a los culpables. Desde los jueces italianos y españoles, como Giovanni Falcone y Balthasar Garzón, que han minado el poder de las mafias y los grupos violentos, a los fiscales de Brasil y Colombia que han investigado y sancionado la corrupción política y las complicidades con el crimen organizado, la clave siempre ha sido tener instancias públicas (fiscales, tribunales, jueces) blindadas de la presión política. Ahora que el presidente Peña Nieto ha propuesto que se crean un Fiscal y un Tribunal Anticorrupción, estas instancias serán plenamente independientes de la presión política?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    4
    4
  3. Cerrar X
    noviembre 28, 2014 - 8:27 AM

    El Presidente se sumó a la indignación y al dolor que todos sentimos, las medidas sobre las que habló son sin duda importantes, algunas muy importantes, otras menos, otras poco claras; sin embargo, todos esperábamos medidas de mayor calado. ¿Qué hubiera sido suficiente?

    Creo que nada hubiera sido hoy suficiente! pero debió ser autocrítico, hablar de lo que el gobierno de la República no ha hecho y debe hacer de forma urgente.

    Decir que el culpable es el municipio, me parece un desatino. Así como el presidente Calderon encontró culpables a los policías y enfocó todos sus esfuerzos al control de confianza, el presidente Peña cree que los culpables son los presidentes municipales. Hablar de una iniciativa Contra la Infiltración del Crimen Organizado en las Autoridades Municipales es cerrar los ojos a la realidad. ¿Dónde deja a Fidel Herrera, Yarrington, Aguirre, Eugenio Hernandez, Javier Duarte, Godoy, Villanueva y seguramente un largo etc. A quienes por lo menos nos hubiera gustado escuchar que se van investigar, o no?

    Respecto a quitar a las policías municipales y moverlas a policías estatales va a generar muchas molestias; por ejemplo, los municipios de Querétaro o Tijuana tienen una policía muy buena, que dudo acepten ser parte de la policia estatal, mientras que la estatal de Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Nayarit, Colima, Baja California Sur y Oaxaca tienen enormes debilidades. Entonces porqué pensaríamos que sus municipales estarán mejor bajo su mando. Nos preguntamos si la policia de Iguala hubiera estado mejor bajo el mando de Aguirre que de Abarca. Sinceramente tengo dudas. ¿Así que es importante el mando único? En algunos casos sí, pero lo más importante es que funcione el Sistema de Desarrollo Policial.

    Respecto al número de emergencia, ya tenemos el 066, si quiere el 911 está bien, pero lo importante es generar la respuesta rápida y efectiva de la autoridad.

    Otras que si me parecieron muy importantes fueron la clave Única de Identidad, la justicia cotidiana, el desarrollo económico en tierra caliente y el respaldo al sistema anticorrupción.

    Fue importante el mensaje del Presidente, pero fue insuficiente, estamos dolidos!

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    17
    2
  4. Cerrar X
    noviembre 27, 2014 - 9:51 PM

    Me sorprendió tanto rollo repetido y cinismo.
    Por ejemplo, Martí había pedido el 911 como único y era un asunto de decisión no venderlo como el gran anuncio.
    Contradicciones para algunos estados como Nuevo León, donde ya tenemos la gran policía que se ha dicho que es Fuerza Civil y nos recetaron otra nueva, la militar, y ahora ésta. No entiendo!

    Por otro lado, cómo hablar de desarrollo y no al asistencialismo cuando su gobierno lo inicio con la campaña contra el hambre y todo lo que están haciendo de asistencialismo en Desarrollo Social.

    Creo q el problema más grande radica en el cinismo al hablar de la anticorrupción. Como quien dice “ya me lo llevé” ahora si vigilen a los otros.Me dio pena.

    Veamos cómo sigue el curso de los acontecimientos y el nombramiento del Zar Anticorrupción porque puede pasarle la partidización como en el caso INE y del IFAI.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    22
    2
  5. Cerrar X
    noviembre 27, 2014 - 9:46 PM

    Hoy el presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviará la próxima semana al Congreso una iniciativa de ley contra la infiltración del crimen organizado. Entre otras medidas, el Presidente propondrá la creación de 32 cuerpos de seguridad estatal que sean “ más confiables, profesionales y eficaces”, remplazando los 1800 cuerpos de policías municipales que hoy existen.

    Este proceso empezaria con cuatro estados problemáticcos del pais: Guerrero, Michoacán, Jalisco y Tamaulipas.

    Las nuevas medidas también permitirán que el gobierno federal tome el control de los servicios municipales o que disuelva ayuntamientos si hay indicios que la delincuencia organizada esté involucrada en ellos.

    El Presidente también prometió otras medidas para mejorar el desenpeño de la justicia.

    ¿Qué piensan de las medidas anunciadas por el Presidente? ¿Serán suficientes para enfrentar la crisis que enfrenta el gobierno?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    5
    1
  6. Cerrar X
    noviembre 25, 2014 - 1:23 PM

    Sergio, amigas, amigos,

    Yo lo quisiera ver desde otro lugar; México está cambiando, tal vez desde la distancia actual no lo estamos observando con claridad. Estamos demasiado cerca en tiempo y espacio. Pero creo que estamos al borde de un cambio de régimen, la pregunta que debe hacerse el Presidente es si quiere ser el primero del nuevo o el último del viejo. Lo pongo en estos términos porque creo que México no empieza ni termina con un presidente y veo con mucha esperanza la crisis que estamos viviendo.

    Necesitamos un cambio radical sistémico que acabe con la corrupción y la inequidad, y que reinstale la justicia, el Estado de derecho, la certidumbre económica, entre muchas otras cosas. Necesitamos el cambio que impulsó Cárdenas en 88, que discurseó Colosio en el 94, que llevó a Fox a la presidencia en el 2000 y que desde entonces Andrés Manuel ha intentado enarbolar.

    Enrique Peña aún tiene la opción de conducirlo. No cuenta con la legitimidad, ni mucho menos con los antecedentes. Sin embargo, aún tiene barajas para jugar: 1. Tiene tiempo, 4 años por delante. 2. Tiene el Congreso a modo como lo demostró durante estos primeros dos años. 3. Tiene el ánimo social; la gente está hasta la madre. 4. Tiene forma de mover al establecimiento hacia donde él decida conducirlo. 5. El antiestablecimiento aún no se consolida como fuerza electoral (aunque en 6 meses, si siguen las cosas como van, Morena tendrá una representación interesante en el Congreso).

    En resumen, tiene todo para ser, como dice Sergio, el gran reformador, el gran modernizador.

    México no va a esperar a Peña ni a nadie, México va a cambiar. El edificio se está derrumbando. El problema no es si quiere o no quiere, estoy seguro que él y cualquiera en su circunstancia quisieran hacerlo. El problema es que lo entiendan él y quienes lo acompañan en su proyecto y que estén dispuestos a pagar los costos de una demolición controlada que permita reconstruir la patria en orden y con esperanza.

    Me guardo mi opinión en el pronóstico.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    52
    16
  7. Cerrar X
    noviembre 25, 2014 - 12:53 PM

    El gobierno tiene que tomar medidas inmediatas y urgentes pero sin recurrir a las soluciones fáciles de siempre.
    Por su puesto que se tiene que detener y condenar a los responsables de lo sucedido en Ayotzinapa y Tlatlaya. Este es un paso esencial para reinstaurar el Estado de derecho en nuestro país. Sin embargo, ¿qué pasará con las demás muertes y desapariciones silenciosas? Son más de 22 mil las personas reportadas como desaparecidas y dudo que haya funcionarios investigando cada uno de estos casos. ¿También se irá “a profundidad” para castigar a los que por acción u omisión permitieron todas estas desapariciones? ¿Habrá justicia para todos los mexicanos que han perdido algún ser querido?

    Decir que se aplicará todo el peso de la ley “tope a donde tope” es simple retórica vacía de contenido si no se modifica el funcionamiento de las instituciones. ¿Dónde está la nueva estrategia de seguridad que prometió el ahora Presidente de la República? ¿Cómo se combatirá la corrupción que se ha evidenciado en las corporaciones policiacas?

    En estos días, se espera un nuevo anuncio del gobierno para hacer “cambios importantes” sobre el Estado de derecho. Esperemos que en esta ocasión, en lugar de hacer anuncios fastuosos de reformas legales o la creación de comisiones de investigación, escuchemos a un gobierno dolido por la situación que atravesamos, un gobierno humilde que salga a dar la cara y a reconocer que le ha fallado a los mexicanos.

    Resulta verdaderamente insultante la insensibilidad con la que se ha conducido hasta ahora el gobierno de la República. Ahí está el despropósito de llevar a China a un maquillista para la esposa del Presidente; la revocación de una licitación que por mucho tiempo se defendió como legal; la salida de la Primera Dama a un bar en Australia; y las débiles explicaciones que se han dado de la evolución patrimonial de la pareja presidencial.

    Van dos meses de insensibilidad y autoridades como la Secretaría de la Función Pública no han salido a aclarar ninguno de estos hechos. ¿Cómo creerle a un gobierno que pugna sólo por la “justicia selectiva”?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    33
    17
  8. Cerrar X
    noviembre 25, 2014 - 6:59 AM

    Yo también espero que Sergio se equivoque en su pronóstico, ya que si el Presidente no soluciona la crisis actual de impunidad y corrupción es previsible una crisis económica. ¿Quién va invertir en un país donde el Estado de derecho solo existe en papel?

    Coincido con Sergio y Raúl, el Presidente tiene que fortalecer las instituciones, lo cual incluye entre otros, remover de sus cargos a todo aquel que no garantice confianza ciudadana; romper con el ciclo de la corrupción institucional con un efectivo sistema de rendición de cuentas; decir verdades completas tanto de Ayotzinapa como la Casa Blanca.

    Además de lo anterior, que es urgente, el problema sinceramente no es sólo del presidente, es un problema de fondo y por tanto todos deberíamos estar convocados a dialogar y pensar en el país que queremos. Quizás es pensar en un nuevo modelo de país! ¿Por qué no?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    47
    9
  9. Cerrar X
    noviembre 25, 2014 - 6:55 AM

    Espero equivocarme pero mi pronóstico es que se resistirá tanto que perderá la iniciativa. Se nos vienen años bien difíciles.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    89
    9
  10. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 7:23 PM

    Lo que dice Sergio es total, desprenderse de lo que produce la enfermedad, no aspirinas que sólo duran de efecto 4 horas. De fondo. Por lo pronto aclarar de forma integra, rápida y científica qué pasó con los 43 muchachos. La sociedad y las víctimas lo necesitan con urgencia y caiga quien caiga.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    31
    4
  11. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 1:49 PM

    Siendo lunes a mediodía, los portales están recogiendo una declaración del secretario Osorio Chong, que anuncia que “a más tardar el jueves”, el Presidente anunciará una reestructuración “a fondo” en procuración de justicia, con la intención de recuperar la confianza de la ciudadanía y modificar “lo que no está funcionando”.

    La declaración no ofrece información suficiente. Hay una mención poco clara sobre “los municipios”, lo cual por decir lo menos queda fuera del ámbito de su competencia. Quizá se refiere a la iniciativa de “mando único” de policía, concentrada en los estados.

    También parece que van a impulsar la propuesta del Sistema Nacional Anticorrupción, que originalmente viene de la Red por la Rendición de Cuentas.

    Lo primero es “más de lo mismo” y lo segundo si es así y no otro intento por un parche más llamado “Organo Nacional Anticorrupción” es buena noticia. Pero a todas luces es insuficiente.

    Ir hacia adelante requiere empezar a aplicar la Ley sin distingos, empezando por los actores políticos y económicos con mayor poder. Lo cual se ve muy difícil, dado que el propio Presidente está cuestionado en su capacidad de enfrentar el conflicto de intereses y el potencial tráfico de influencias.

    Creo que es más importante lo que pueda hacer la sociedad. La solución de fondo a la emergencia que vivimos implica forzosamente una muy amplia participación ciudadana y formas renovadas de involucrar a la sociedad civil en acciones efectivas frente a la impunidad, la corrupción y la inseguridad. Y a mediano plazo para la reforma del Estado y enfrentar la desigualdad y la exclusión social.

    Por lo pronto, el anhelo sería lograr lo que lograron los movimientos ciudadanos en Italia y Colombia frente a la corrupción y la colusión entre crimen organizado y política. Estudiar esos casos y buscar como aplicarlos en nuestro contexto, resulta urgente y muy pertinente.

    Por ello, es muy relevante preguntarse que pasará con el ánimo y el actual despertar ciudadano:
    ¿Se polarizará el movimiento social que está en las calles protestando? ¿Avanzarán las propuestas que están surgiendo de la sociedad civil para enfrentar la emergencia que vivimos? ¿Se enfriará el ánimo social y regresaremos al status quo con cambios cosméticos? ¿Se logrará la desmovilización con las campañas del miedo y la provocación?

    Incluso vale la pena reflexionar otra posibilidad que algunos palenqueros han sugerido ¿Puede surgir una alternativa tipo “Podemos” en España para enfrentar al cerrado sistema de partidos?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    28
    7
  12. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 1:44 PM

    La actual situación por la que atraviesa el Estado mexicano en su conjunto es delicada, grave y preocupante; requiere de decisiones de un verdadero jefe de Estado, de un estadista que mire por el bien de la nación. De no hacerlo así, la situación pudiera agravarse con consecuencias inimaginables, situación que no merece este país.

    Son muchas las cosas que hay que hacer, pero hay una fundamental y que es: JUSTICIA (acceso a, que sea pronta y expedita, etc, etc.), ese es el reclamo principal hoy en día a nivel nacional y que aplica y abarca a todos y cada uno de los sectores y áreas de la vida nacional. Estamos, desde hace décadas, hambrientos de legalidad y de un verdadero Estado de derecho, donde se apliquen y se cumplan las disposiciones jurídicas que nos rigen tal como estas lo establecen. Necesitamos una cultura de respeto a la legalidad. No hay más. ¿Podremos siquiera aspirar a ello?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    25
    5
  13. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 1:13 PM

    Es una pregunta muy difícil porque como se plantea ahí mismo: no es un problema solo del presidente Peña Nieto sino del sistema mismo; no son problemas personales -aunque lo parezca por la centralización en la pareja presidencial- pero de credibilidad en un sistema donde el juego político se ha convertido en un rejuego de corruptela, impunidad, abuso; donde la ideología se ha transformado en ego y no parece haber figura del sistema que no pueda ser cuestionada.

    No sé francamente que pueda hacer Peña Nieto excepto tratar de tomar medidas que lleven a una recuperación aunque sea mínima de confianza en el sistema, que resulta sospechoso para muchos no importa que diga o que haga; pero si bien puede empezarlas y encabezarlas no es su trabajo solo, como no lo será de su eventual sucesor: es un trabajo para toda la sociedad, y todo el sistema. Y no va a ser un trabajo de corto plazo ni fácil: políticos, empresarios, intelectuales, trabajadores, sindicatos; tendríamos que crear ONG’s con legítimo trabajo y bases populares, policías eficientes, organizaciones que no sean solo membretes, partidos políticos que no tengan como meta la supervivencia a través del presupuesto y para lograrlo dependan solo de presentar publicidad con actores populares, la figura de tal o cual caudillo, o “logros” vacíos; de crear instituciones transparentes, sería ideal que pudiéramos enterarnos de las propiedades y posesiones personales de los políticos pero como eso no va a ocurrir, si pudiéramos y debiéramos tener el derecho a saber con detalles como gastan los partidos políticos el dinero que obtienen del erario público via INE.

    Pero ese es un trabajo duro, difícil, que presupondría generosidad, honradez y espíritu de sacrificio de la clase política y la burocracia, así como un buen grado de seriedad y participación de la sociedad y sobre todo, de los que hoy son críticos.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    42
    7
  14. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 1:09 PM

    Sergio Aguayo, bravo!!!

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    20
    22
  15. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 1:06 PM

    De acuerdo con Luis Carlos Ugalde.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    11
    18
  16. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 12:35 PM

    Hay un consejo muy saludable en la política: “Nunca desperdicies una crisis”. Coincido con Luis Carlos Ugalde en que hay acciones puntuales para que la crisis se convierta en oportunidad. Pero no estoy seguro que la resolución del crimen de Ayotzinapa vaya a contribuir a resolver esto. A final de cuentas el gobierno de Peña Nieto está bajo fuego aún cuando la PGR avanzó en la solución penal. Creo que es algo más profundo y empieza con que el presidente entienda el momento. Culpar a “desestabilizadores” de lo que ocurre, indignarse de manera tan falsa con comentarios como el que hizo el presidente uruguayo, no admitir que los hechos de Ayotzinapa van más allá de un asunto coyuntural y revelan una realidad que no se ha querido admitir, y acusar a 11 manifestantes de delitos graves cuando a Lady Iguala ni siquiera se le ha consignado, indican que el gobierno federal ni siquiera se esfuerza por comprender la magnitud del problema, lo cual es el primer paso para encontrar su solución.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    46
    6
  17. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 11:44 AM

    Suscribo lo que han puesto en la mesa Luis Carlos Ugalde y Sergio Aguayo. Solo añadiría que ante la emergencia hay un sentido de urgencia, y los puntos que proponen deberían-tendrían que ser atendidos por el Ejecutivo, el Congreso, PAN y PRD en las próximas horas y días. Sería un grave error apostar que durante el “Guadalupe-Reyes” las cosas vayan a cambiar y que en el 2015 nos despertaremos, por arte de magia, en el país de agosto 2014.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    21
    5
  18. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 11:21 AM

    Para que la crisis se convierta en oportunidad, se requieren acciones puntuales. Primero, que se haga justicia en el caso Ayotzinapa. Ya se declaró auto de formal prisión al exalcalde José Luis Abarca, pero aún falta una cadena larga de responsables por comisión u omisión. El castigo debe ser como como dice la ley: apegado a ella y sin excepciones.

    Segundo, colocar a la seguridad y el Estado de derecho como su prioridad. La agenda reformista del gobierno será endeble mientras no se revierta el deterioro en ambos temas. De no ser así, explotarán más Igualas en los próximos años y entonces no tendremos ni seguridad ni tampoco reformas estructurales.

    Tercero, aclarar el escándalo de la “casa blanca”. El Presidente corre el riesgo de que ese tema lo persiga el resto de su vida. No hay forma de que el Presidente recupere liderazgo y capacidad de maniobra si no se resuelven las dudas y se corrigen los errores. Más aun, el Congreso debe asumir parte de las labores de investigación en este caso.

    Cuarto, el Congreso está obligado a indagar los motivos de la cancelación de la licitación del tren México-Querétaro. Hay dos cosas que no pueden ser verdad al mismo tiempo: que la licitación se realizó conforme a la ley pero que aun así faltó transparencia. La única explicación a esta contradicción sería que la ley está mal y que no garantiza confianza e imparcialidad. Si ello es así, debe explicarse y modificarse la norma antes de lanzar la nueva convocatoria.

    Quinto, el Congreso también debe reconstruir su propia integridad. Dar reversa a la libre asignación de fondos del ramo 23 que hicieron los diputados la semana antepasada (11 mil millones de pesos) y que son los que han estimulado la cultura de los “moches”. En su lugar que esos fondos sean asignados con base en estudios de impacto, factibilidad y transparencia. Asimismo, los grupos parlamentarios deben dar ya cuenta del uso y destino de las subvenciones que reciben y que suman cientos de millones de pesos. Bien haría el Congreso en reducir sus gastos y dar un ejemplo simbólico que sería muy saludable para contener la frustración en amplios segmentos de la sociedad.

    Sexto, los partidos pueden hacer mucho. El PRD está en una lucha interna entre grupos. Ojalá sea un ejercicio de exigencia y rendición de cuentas que reconstruya la ética política de ese partido. Por su parte, el PRI está obligado a presentar ante el Congreso una iniciativa de ley congruente con su solicitud de consulta popular rechazada: la de reducir el número de legisladores plurinominales. Y yo añadiría, todos los partidos deberían abrir a debate el sistema de financiamiento público que además de oneroso, no ha contribuido a evitar que dinero privado de fuentes desconocidas —incluido el crimen organizado— sea ya la fuente principal para financiar campañas y un factor que ha detonado una mayor corrupción política en México.
    (Resumen de texto publicado la semana pasada).

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    59
    9
  19. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 9:47 AM

    El presidente Enrique Peña Nieto debe tomar una difícil decisión: ¿quiere ser un verdadero modernizador o engrosar la larga lista de los simuladores? Lo primero –que sería lo más deseable para el país– es que se libere de la parte más negativa de la cultura mexiquense. Pienso en particular en hábitos como el de ejemplificar el cambio con una publicación pagada donde se presume de la inauguración de alguna obra. Un verdadero reformador en este México tendría que lanzarse contra los corruptos que han evadido la justicia –sean del partido que sean–, abrazar la transparencia con seriedad y ponerse del lado de las víctimas. Dada la seriedad de la crisis eso es lo que debería hacer el presidente Enrique Peña Nieto.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    106
    6
  20. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 7:32 AM

    Me parece que Los Pinos tiene un problema en la lectura de la naturaleza del fenómeno y en su interacción con sectores y actores de la sociedad que podrían ayudar a entenderlo y a comenzar a plantear propuestas de reforma que ayuden a encauzar la demandas. Me explico, el gobierno federal abunda en su discurso en el tema de condenar la violencia, causa que todos compartimos, pero ese fenómeno fue francamente aislado.

    Lo que la manifestación muestra es la demanda ciudadana por acciones efectivas en materia de seguridad ciudadana y de mejores instituciones públicas que garanticen en una gobernanza efectiva. El punto es cómo ya no va a volver a suceder lo de iguala, cómo los derechos humanos y las propias comunidades no van a estar en riesgo en el combate al crimen organizado, cómo los gobiernos a los tres niveles van a ser vigilados, rendir cuentas y mejorar sus políticas.

    Se trata de temas que estuvieron ausentes en las discusiones de las reformas estructurales, la del famoso pacto. El Presidente requiere de nuevos colaboradores que ayuden a dimensionar la situación, antes los perfiles tipo Alcocer, Carabias, Casar, Elizondo, Heredia, Fernández de Castro, ayudaban a entender la realidad a la siempre aislada corte presidencial y a buscar aliados en la sociedad para encontrar nuevas soluciones.

    Lo que se requiere es establecer canales de comunicación con la sociedad, que no están en las dirigencias de los partidos, un agenda de seguridad con un claro énfasis en derechos humanos y otra de reforma del Estado que de verdad desmantele el inoperante marco institucional actual.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    30
    8
  21. Cerrar X
    noviembre 24, 2014 - 7:25 AM

    Esta semana será el anniversario de dos meses de la tragedia de Iguala. Todavia no
    se sabe a ciencia cierta el destino de los 43 normalistas que fueron desaparecidos en septiembre, aunque parece casi seguro que fueron asesinados, sus cuerpos incinerados y los restos tirado en un río.Desde entonces, partes del pais, en particular estados en el suroeste y la Ciudad de México, han sido convulsionadas por una ola de protestas, la mayor parte de ellas pacíficas pero algunas violentas.La tragedia de Iguala desnudó una terrible colusión entre policías y autoridades locales corruptas y el crimen organizado. Pero eso no es todo.

    Desde entonces, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha sufrido otros golpes, en particular el escándalo de la casa de la esposa del Presidente. La primera dama, Angélica Rivera anunció que pondría la casa a la venta después de que se hizo público que pertenecía a uno de los grandes contratistas del gobierno del Presidente desde los días cuando era gobernador del Estado de México. Unos días antes, Peña Nieto canceló abruptamente un contrato para un tren rápido ganado por un consorcio chino que incluía a una compañía de los dueños de la casa de la esposa del Presidente.

    Ha sido lo que muchos llaman una “tormenta perfecta”, para el gobierno de Peña Nieto, que se ha visto forzado a enfocarse en los problemas de violencia, inseguridad y corrupción que pensaba que había dejado atrás con el enfoque sobre las reformas económicas.

    El problema fundamental sigue siendo el mismo – la falta de Estado de derecho en México. Algunos analistas piensan que Peña Nieto debe de hacer cambios drásticos en su gabinete. Se habla, también, de una comisión nacional de la verdad para indagar el caso de Iguala, y los casos de 22,000 mexicanos que han desaparecido en los últimos años.

    Cuauhtémoc Cárdenas, cuyo partido, el PRD también ha sido muy golpeado por su lazos a Iguala, dice que el país necesita una Constitución nueva.

    ¿Qué puede hacer el Gobierno – y la nación – para salir de esta crisis? ¿Ya ha pasado lo peor de la crisis, o va a empeorar?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    29
    2