1. Cerrar X
    septiembre 1, 2015 - 6:09 PM

    Los cambios realizados por el Presidente de la República el pasado jueves obedecen más a una estrategia de posicionamiento de precandidatos rumbo a la elección de 2018 que a un verdadero relanzamiento del gobierno o una evaluación de los resultados de los miembros del gabinete.

    El Presidente de la República sabe que para que el PRI sea competitivo en 2018, sus opciones tienen que ser muchas, pues sólo así logrará escoger a un candidato con posibilidades. Esto no es algo nuevo para el Presidente, de hecho, conoce muy bien como operar una sucesión y elegir al mejor candidato entre muchos. Ya lo hizo en el Estado de México en el 2011, eligiendo como candidato a Eruviel Ávila.

    Además, muchos de los cambios parecen sin sentido. Sin menospreciar a nadie, son pocos los cambios que encuentran sustento en los perfiles y experiencia de los recién llegados en los temas que les tocará tratar. Por el contrario, la mayoría de los cambios se sustentan más bien en la cercanía y confianza del Presidente.

    Lo cierto es que para haber logrado un relanzamiento de su gobierno y recuperar la confianza ciudadana, lo correcto hubiera sido que el Presidente realizara los cambios con base en una evaluación de los resultados de su gabinete, y no únicamente interna, sino también con base en la percepción ciudadana, obedeciendo a las necesidades de México, y muy particularmente, con el objetivo de combatir la corrupción. Sólo así el gobierno hubiera renacido en lugar de haberse dado inicio a la sucesión presidencial del 2018.

    El tiempo nos dará la razón.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    2
    0
  2. Cerrar X
    agosto 31, 2015 - 7:35 PM

    El cambio en el gabinete no es realmente cambio, son simples movimientos, la mayoría horizontales (de secretaría a secretaría), otros verticales (los ascensos), pero en el fondo el presidente Peña Nieto está gobernando con las mismas personas. Esto no es necesariamente una reorientación de su gobierno, simplemente puso a los mismos funcionarios a hacer cosas distintas. Lo cual encierra una contradicción: si estaban haciendo bien su trabajo, ¿por qué los mueve? Y si lo estaban haciendo mal, ¿por qué algunos siguen con chamba?
    La salida de Jesús Murillo Karam, Emilio Chuayffet y Enrique Martínez significa que casi todos los que habían tenido cargos de primer nivel antes de que el PRI perdiera la Presidencia ya no están. Sólo queda Pedro Joaquín Coldwell. Se pierde memoria institucional y se admite tácitamente que la llamada “experiencia” del PRI en el gobierno federal ya no es útil.
    Por otro lado, Peña Nieto ha ratificado un gabinete de milusos: El canciller ahora combate la pobreza; la promotora turística ahora hace diplomacia; como antes el procurador se puso a hacer ordenamiento territorial y desarrollo urbano, ahora eso lo hará la que combatía la pobreza. El milusos estrella es José Antonio Meade, que tiene el récord de ser el único que ha ocupado cuatro secretarías en gobiernos de partidos distintos y todas muy diferentes entre sí: lo mismo Energía que Desarrollo Social, igual Hacienda que Relaciones Exteriores.
    Los ajustes pusieron a Meade y a Aurelio Nuño en la carrera por el 2018. Este análisis de buena parte de la comentocracia ignora el factor clave en la habilidad del presidente para designar al candidato. ¿Alguien piensa que Peña Nieto tiene la fortaleza suficiente para imponerle al PRI a un candidato presidencial que fue miembro de gabinetes panistas o a uno cuya militancia es tan endeble que ni siquiera lo pudo hacer presidente del partido?
    Los ajustes del gabinete son más indicadores de la sucesión presidencial que una verdadera reorganización del gobierno a la mitad del camino, por lo que las expectativas de cambio deben ser limitadas sólo a la especulación sobre el 2018.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    16
    0
  3. Cerrar X
    agosto 31, 2015 - 1:55 PM

    Coincido con lo que se dice, el cambio fue de fachada pero también hay otras lecturas. Se quitaron a los mayores y se fortaleció al equipo de EPN, como equipo no a favor del país. Por otro lado, creo que fue triste ver que movieron a los dos únicos ejes o personajes que por lo menos se veían mejor que es Turismo y Relaciones Exteriores, y ahora pues a ver qué resultados dan. Muy curioso y cambios de fachada como dijo nuestro amigo Álvarez Lima.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    10
    2
  4. Cerrar X
    agosto 31, 2015 - 9:55 AM

    En la vida, para intentar recuperar la confianza perdida, se pueden llevar a cabo cambios cosméticos o realizar verdaderas renovaciones estratégicas. Lo que acabamos de presenciar fue solo la reparación de la fachada dañada.

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    18
    0
  5. Cerrar X
    agosto 31, 2015 - 9:52 AM

    A casi la mitad del sexenio, el presidente Enrique Peña Nieto anunció el jueves pasado un reacomodo en su gabinete. Los cambios más llamativos fueron los de Aurelio Nuño, que pasó de jefe de la Oficina de la Presidencia a secretario de Educación, y José Antonio Meade, de secretario de Relaciones Exteriores a jefe de la Secretaria de Desarrollo Social, Sedesol. Otro cambio notable fue en la Comisión Nacional de Seguridad, donde reemplazaron al comisionado Monte Alejandro Rubido por Renato Sales Heredia, coordinador nacional antisecuestro.

    ¿Qué opinan sobre la movida de EPN?

    CALIFÍCA ESTE SUBTÍTULO:
    VN:F [1.9.22_1171]
    7
    2