El Sabueso: ¿Es verdad que las finanzas públicas están sanas? Eso dice el secretario del Trabajo

Alfonso Navarrete Prida, secretario de Trabajo y Previsión Social, dijo que México puede enfrentar el aumento de la gasolina gracias a la estabilidad económica del país.

finanzas
Alfonso Navarrete Prida, secretario de Trabajo y Previsión Social. Cuartoscuro

Falso

Frase: “(Ante) los desafíos de quitar o no quitar subsidios a ciertas materias primas particularmente energéticos, tenemos finanzas públicas mucho más sanas que nos permiten acordar hacía adelante”


El nuevo precio de la gasolina implica un desafío para México, pero el país cuenta con “finanzas públicas mucho sanas” para enfrentarlo, declaró el titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida. Sin embargo, el aumento de la deuda, el malgasto público, la reducción en los ingresos del gobierno federal y la presión financiera que implica asumir pasivos laborales debilita las finanzas del país.

La declaración del secretario del trabajo es falsa.

Finanzas públicas sanas y la deuda

En términos económicos, se tienen finanzas públicas sanas cuando hay estabilidad macroeconómica, es decir, se fortalece la recaudación y los ingresos se ajustan con el gasto público de tal forma que la economía tiene un superávit que le permite hacer frente a los gastos de gobierno sin necesidad de aumentar la deuda.

En el caso de México, en 2012, cuando inició el gobierno de Enrique Peña Nieto, la deuda pública representaba el 34.3% del PIB y cuatro años después, al cierre del 2016, llegó al 48% del PIB, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El nivel actual de deuda es el nivel máximo desde 1990. En septiembre pasado el Semáforo Económico de la organización México ¿Cómo Vamos? calificó el indicador con rojo debido al crecimiento acelerado que no se traduce en crecimiento.

México ¿Cómo Vamos? dijo a El Sabueso que desde hace ocho años los gastos del gobierno, antes del pago de intereses de la deuda, han sido superiores a sus ingresos, por lo que se ha visto en la necesidad de contraer deuda para pagar intereses de obligaciones financieras previamente adquiridas.

“El ritmo de crecimiento de la deuda ha sido preocupante durante los últimos años y desde 2009 el gobierno se ha endeudado para pagar intereses de la deuda. Las calificadoras Moody’s, Fitch y Standard & Poor’s cambiaron a negativa la perspectiva de la calificación crediticia de México durante 2016; uno de los principales argumentos fue el rápido crecimiento de la deuda gubernamental”, dijo México ¿Cómo Vamos?.

Al cierre de 2016 la deuda interna fue de 6 billones 9 mil 403.1 millones de pesos. Un año antes fue de 5 billones 379 mil 857.1 pesos: un aumento de 11.7%.

En entrevista para Animal Político, Mariana Campos economista de México Evalúa, explicó que el titular de la STPS no puede asegurar que el país goza de finanzas públicas sanas ya que el gobierno mexicano se ha endeudado en un contexto de bajo crecimiento y al mismo tiempo ha incrementado de manera importante el pago de obligaciones.

Por ejemplo, en 2015 se pagaron 311 mil millones de pesos para pagar sólo los intereses asociados a la deuda. Ese monto representa los recursos de la Secretaría de Educación Pública para sus programas presupuestarios y es 56 mil millones superior al de 2012, cuando inició la administración de Peña Nieto.

“Se ha llevado el costo financiero de la deuda y el gobierno ha tenido que responsabilizarse del pago de las pensiones de Pemex; ha asumido el pasivo de las acciones y eso representa una presión financiera. Para poder tener finanzas públicas sanas, se necesita de un tamaño de déficit en donde no se gaste más de lo que se ingresa”, comentó Mariana Campos sobre la declaración de Navarrete Prida.

El Sabueso buscó durante dos semanas la postura del secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, para conocer en qué se basó para decir que México tiene “finanzas públicas mucho más sanas” ante un escenario de aumento en el costo de los combustibles, pero hasta el momento de la publicación de esta nota no ha recibido respuesta.

Mariana Campos agregó que “podría haber finanzas sanas aunque el ingreso no sea mayor que al gasto, sólo si ese gasto se destina a infraestructura, pero en México no pasa eso”.

En 2016 el gasto en inversión registró una baja de 30% en comparación con el año anterior, una de las más bajas desde la década de 1990.

A ello se suman las fallidas promesas de gastar mejor: reducir gastos superfluos y evitar el recorte en sectores estratégicos.

Y como El Sabueso olfateó en mayo pasado, el recorte que se prometió para 2015 no ocurrió y para 2016, el gobierno federal gastó más de lo presupuestado.

La declaración del secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, sobre las finanzas públicas sanas es falsa.

Close
Comentarios
  • MIGUEL ANGEL

    PUES CLARO QUE TIENE QUE DECIRLO (no demostrarlo) DESPUES DE TODO RECORDEMOS ES OTRO DE LOS CÓMPLICES (perdón, quise decir miembro del gabinete) DE e.p.n.