El Sabueso: Desaparecidos en Guanajuato se van con la novia, dice el gobernador, ¿es cierto?

El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, insiste en que los casos de desaparecidos en la entidad no están vinculados a la violencia y asegura que existe una mesa de trabajo que analiza todos los casos para resolver la causa de las desapariciones.

Falso

El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, ha insistido que en su estado el aumento en el número de desaparecidos no responde a un tema de inseguridad y violencia, si no a que esos desaparecidos se van con la novia, a trabajar a Estados Unidos o de fiesta y eligen no avisar a sus familiares sobre su paradero.

El gobierno de Guanajuato –y el mismo Márquez− aseguran que lo anterior se ha confirmado en 99% de los casos de desaparecidos, a través de una mesa de trabajo integrada por la Procuraduría General de Justicia del Estado, la Secretaría de Gobierno, la de Seguridad Pública, la Procuraduría de Derechos Humanos, la delegación estatal del Centro de Investigación y Seguridad Nacional y el Instituto Estatal de Atención al Migrante.

Sin embargo, contrario a lo que declaró el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, esa mesa de atención y trabajo sobre personas desaparecidas no sesiona desde hace tres años, no cuenta con estadísticas sobre los supuestos hallazgos respecto a las causas de las desapariciones e, incluso, tampoco cuenta con la participación de la Procuraduría de Derechos Humanos. Su declaración es Falsa.

Desapariciones en aumento en Guanajuato

En la gestión de Miguel Márquez, el número de personas desaparecidas –reportadas oficialmente bajo el estatus de ausente o no localizada–  pasó de 1,558 casos en el primer año de gobierno a 2,022 en 2016.

Sólo en el primer trimestre de este 2017 ya hay registro de 482 casos. En una solicitud de información pública, el gobierno de Guanajuato dijo que resolvió que 99% de los casos “se van con su pareja sentimental, se fueron a trabajar a otro lugar, de fiesta con amigos, de vacaciones, tienen problemas familiares, padecen de sus facultades”. Pero no entregaron datos exactos sobre cuántos casos existen por cada una de las categorías que enlistan.

Sobre el papel de la mesa de trabajo, la Procuraduría explicó tras otra solicitud de información que se conformó en agosto de 2013, que no existen minutas o actas sobre las reuniones celebradas pero que se han revisado el 100% de los expedientes. Sin embargo, desde que inició operaciones sólo ha tenido cuatro reuniones para discutir y revisar todos los casos de desaparecidos en la entidad: tres reuniones en 2013 y una más en 2014. Es decir, no se ha reunido en los últimos tres años.

Aunado a ello, la Procuraduría de Derechos Humanos rechazó cualquier participación en esta mesa, según le confirmó a Zona Franca.

Seis meses desaparecidos y no avanza investigación

Desde el 8 de noviembre de 2016, Reynaldo Flores Torres y Juan Jesús Reyna Rocha, empleados de la llantera D´Lago están desaparecidos y aún no hay avance en las investigaciones.

Gabriel Flores, hermano de Reynaldo asegura que la autoridad no les ha informado cómo van las pesquisas, “desgraciadamente no han hecho nada”. Gilberto Mejía, abogado de la familia, dice que no hay fotos o videos de los arcos de Escudo en el que se pueda ver el recorrido que hicieron ambos hombres en la camioneta de la empresa. Sólo tienen imágenes proporcionadas por el banco del que Reynaldo retiró dinero de un cajero automático.

Este caso no ha recibido atención de la mesa de atención a personas no localizadas, solamente han tenido contacto con la agente del ministerio público. Mejía dice que no se han quejado con las autoridades por la inacción de la MP porque luego resulta contraproducente, “si antes no ayudan, menos si les echan tierra”.

Juan y Reynaldo realizaron un viaje de trabajo a Salamanca, dónde recogerían 300 mil pesos; cuando regresaban a León desaparecieron en la camioneta propiedad de la empresa, una Tornado Chevrolet 2013, con placas de Aguascalientes con número AE34684. Según algunos testimonios, el vehículo comenzó a fallar, solicitaron una grúa, pero ésta no llegó y optaron por transitar a baja velocidad para no sobre calentar la camioneta.

La denuncia fue interpuesta en la Agencia 08 de la Unidad de Tramitación Común, en León, donde viven las familias de ambos hombres. Sin embargo, José Cuauhtémoc Aguilar Ortega, jefe de la unidad, pide que la investigación se realice en Salamanca, porque los hechos “tuvieron su génesis en aquella ciudad”, por lo que la familia debe trasladarse constantemente a dicha ciudad para estar al pendiente de una investigación que no avanza.

Lee la historia completa en Zona Franca.

Close
Comentarios