El Sabueso: Peña dice que operativos federales respetan los derechos humanos, ¿será?

El gobierno acepta que ha utilizado la fuerza pública para destrabar conflictos pero siempre con “estricto respeto a los derechos humanos”.

Falso

Frase a revisión: “Hoy, el uso de la fuerza pública se hace a través de protocolos estrictos de respeto a los derechos humanos”.

Personaje: Enrique Peña Nieto, presidente de México

Lugar y fecha: Entrevista televisiva, 15 de agosto de 2016.

Calificación de El Sabueso: Falso

En una entrevista televisiva, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el gobierno federal ha ejercido la fuerza pública para destrabar conflictos que afectan a terceros, con base en protocolos “estrictos de respeto a los derechos humanos”.

El Sabueso comprobó que existen al menos cinco casos documentados entre 2014 y 2016 donde elementos de las fuerzas federales realizaron operativos que derivaron en violaciones a los derechos humanos y muertes de civiles.

Por lo tanto, la afirmación del presidente es falsa.

Se trata de los operativos en Tlatlaya, Estado de México; Apatzingán y Tanhuato en Michoacán; Nochixtlán, Oaxaca donde personas resultaron muertas o heridas, mientras que en la disolución de una protesta en la Ciudad de México hubo agresiones a manifestantes por parte de policías federales.

El Sabueso consultó a la oficina de presidencia para saber cuál era la fuente de información y en qué operativos se aplicaron los protocolos mencionados por Peña. Como respuesta, refirieron los lineamientos para la regulación del uso de la fuerza pública emitidos por el ex secretario de seguridad pública, Genaro García Luna.

La actuación de los elementos federales está regida bajo dichos lineamientos que fueron publicados el 23 de abril de 2012 en el Diario Oficial de la Federación, ocho meses antes de que el presidente Peña Nieto rindiera protesta.

En el documento se explica que el uso de la fuerza debe responder a la legalidad, necesidad, proporcionalidad, racionalidad y oportunidad. Y cuando el uso de armas “sea inevitable”, debe “reducir al mínimo los daños y lesiones, asimismo respetarán y protegerán la vida humana”.

Sin embargo, las fuerzas federales han actuado distinto. El caso más reciente, que continúa en investigación, es el operativo en Nochixtlán, donde intervinieron policías federales, estatales y municipales para retirar un bloqueo en la carretera federal de Oaxaca realizado por maestros disidentes y simpatizantes.

Ahí murieron ocho personas por arma de fuego y una centena resultó herida.

En agosto pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) concluyó que la mitad de las 42 víctimas en el operativo realizado en Tanhuato, Michoacán el 22 de mayo de 2015, fueron ejecutadas arbitrariamente por los policías, que incurrieron en abuso de la fuerza.

Sobre la muerte de una veintena de presuntos delincuentes en Tlatlaya, Estado de México en junio de 2014, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos llamó al Estado mexicano para continuar la investigación y esclarecer las presuntas ejecuciones extrajudiciales a manos de militares.

En Apatzingán, Michoacán, la Policía Federal cometió graves violaciones a derechos humanos, hubo “uso excesivo de la fuerza” en contra de cinco personas que fallecieron y cometió una ejecución extrajudicial en contra de otra, según concluyó la CNDH en su informe sobre la muerte de civiles en enero de 2015.

El 20 de noviembre de 2014, después de una marcha en apoyo a los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, policías federales y granaderos agredieron a civiles mientras intentaban contener a un grupo de manifestantes que realizaron destrozos alrededor de Palacio Nacional. Por ello, la CNDH y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, emitió un comunicado para llamar a las autoridades actuar con base en el respeto a los derechos humanos.

El presidente dijo que el Estado “ha aprendido de experiencias y eso ha llevado a que hoy, el uso de la fuerza pública se haga a través de protocolos estrictos de respeto a los derechos humanos”. Estos ejemplos confirman que no es así.

Close
Comentarios
  • Hernan Ortiz

    Yo creo que los operativos de las corporaciones policíacas y de las fuerzas armadas respetan en todo tiempo los DD.HH. de las personas y los casos en donde se han visto abuzo por parte de los soldados son escasos o pocos, no por eso hay que satanizarlos a todos.

  • Carlos Blanco

    En corto: “mis webs” !
    Mister, esta usted “DESPEDIDO” !