close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Mapas de México: 5 delitos, 13 años, 32 entidades
Por José Merino
22 de noviembre, 2010
Comparte

El Sistema Nacional de Seguridad Pública puso a disposición de todos, los datos actualizados sobre incidencia delictiva en México. Una base descomunal del periodo entre enero de 1997 y septiembre del 2010, con datos mensuales para cada estado del país sobre tres delitos principales: homicidios, robos y secuestros. Dentro de cada rubro hay toda una subclasificación de la que ni hablaremos hoy (culposos, dolosos, arma blanca, arma de fuego, con violencia, sin violencia, sin datos… y un largo etcétera).

La entrega de hoy tiene un fin simple: Dar a nuestros lectores una imagen precisa e interactiva de la incidencia delictiva en los 32 entidades de la República. Mañana publicaremos aquí mismo un análisis más detallado de las variables y estados más relevantes.

Como inicio, elegimos cinco variables y su evolución mensual entre enero de 1997 y septiembre del 2010 (agosto en los casos en que no se reportaron datos posteriores):

  1. Tasa de homicidios total.
  2. Tasa de homicidios con arma de fuego.
  3. Tasa de secuestros.
  4. Tasa de robos total.
  5. Tasa de robos con violencia.

En todos los casos, la cifra mide el número de delitos por cada 100 mil habitantes, eso nos permite de manera muy elemental, relativizar por tamaño poblacional de los estados. Los datos sobre población fueron obtenidos del Consejo Nacional de Población para cada año.

La interacción con los mapas es muy simple: si das click en play, automáticamente el mapa se va modificando mensualmente; puedes dar pausa y explorar con el cursor de tu mouse los datos por estado; y si dejas el cursor fijo sobre un estado mientras el mapa se actualiza, irás obteniendo los datos correspondientes mes por mes.

Homicidios

Lo obvio: el incremento en los últimos cuatro años (este país se ha oscurecido).

En enero de 2007, el estado con la tasa más alta de homicidios era Oaxaca (4.14 por cada 100 mil habitantes); para agosto del 2010, ocho estados superaban esa cifra: Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Michoacán, Morelos, y Quintana Roo.

En agosto de 2010, la tasa mensual más alta de homicidios la reportó Chihuahua: 12.45 asesinatos por cada 100 mil habitantes. El segundo y tercer lugar también ocurrieron este año, Durango en mayo (12.34) y, nuevamente, Chihuahua, también en mayo (12.06).

¿Cuál ha sido el estado más violento en estos 13 años? Sinaloa, este estado ha tenido, en promedio, una tasa mensual de 4.52; muy por encima del segundo sitio ocupado por Guerrero (4.00) y el tercero, Chihuahua (3.84). De manera interesante, Tamaulipas reporta un promedio de apenas 2.28.

La pregunta también vale a la inversa; Yucatán ha sido el estado con menos homicidios promedio en esos 13 años, es la única entidad con una tasa mensual menor a un homicidio por cada 100 mil habitantes, le siguen Nuevo León (1.17) y Coahuila (1.39). Una sorpresa, si consideramos los hechos recientes en Nuevo León.

Respecto al mismo mes en 2006, en agosto de 2010, 20 estados reportaban tasas mensuales de homicidios mayores. Los 10 estados en los que las diferencias fueron más altas son (en orden descendente): Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit, Morelos, Tamaulipas, Sonora, Michoacán, Tlaxcala y Quintana Roo.

Homicidios con arma de fuego

Como es de esperarse, la tasa de homicidios con arma de fuego se mueve de manera similar a la serie anterior. Lo notorio en 2010, respecto a 2006, por ejemplo, es que la relación entre ambas series es más directa. En enero de 2007, Sinaloa era el estado con la tasa más alta de homicidios con arma de fuego con 1.51 (por cada 100 mil habitantes); para agosto del 2010, cinco estados reportaron tasas superiores a 1.5: Sinaloa (4.67); Durango (2.70); Nayarit (2.26); Sonora (1.90); y Morelos (1.78).

En todo el periodo, la tasa mensual más alta correspondió, en mayo de 2010, a Chihuahua (9.29); y también la segunda más alta, en agosto de 2010 (9.15); y en tercer lugar se situó Sinaloa en junio de 2010 (8.62). De hecho, las 10 tasas más altas en los 154 meses contenidos en los datos, ocurrieron en estos dos estados entre 2009 y 2010.

De nueva cuenta, comparando sólo las tasas de los meses de agosto de 2006 y 2010, 18 estados reportaron tasas más altas, seis cifras iguales; y únicamente ocho, tasas menores. De nueva cuenta a la cabeza del ranking están Chihuahua; Sinaloa; Durango; Nayarit; y Morelos.

Un nota importante (aunque un poco más técnica): Si ordenáramos los años de acuerdo a qué tan estadísticamente correlacionadas están las series de homicidios y homicidios con armas de fuego (un acercamiento a la intensidad de uso de armas de fuego cuando se de decide matar), 2010, 2009, 2008 y 2007 son los cuatro años con una correlación más alta: .91, .83, .68 y .59 respectivamente.

Secuestros

En enero de 2007, Guerrero tenía la tasa mensual más alta de secuestros (0.19); para julio de 2010, ocho estados superaron esa cifra: Baja California, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, Michoacán y Quintana Roo. Usamos julio de 2010 dado que en los datos originales, tanto en agosto como en septiembre de este año, hay varios datos no reportados o en cero.

Curiosamente, las tasas mensuales más altas de todo el periodo no han ocurrido en los últimos tres años. De los primeros 10 puestos, nueve corresponden a Tlaxcala, en meses comprendidos entre diciembre del 2005 (la más alta de toda la serie con 4.37) y noviembre del 2006, así como Tabasco en septiembre de 1997.

Al observar el mapa y la tendencia de los datos, 1997, 2009 y 2010 son los años con tasas mensuales más elevadas.

Robos

Baja California y Baja California Sur reportaron en enero del 2007 tasas mensuales de robos (por cada 100 mil habitantes) de 186 y 139, respectivamente, por mucho las más altas del país. En septiembre de 2010, sólo un estado se encuentra en niveles similares, de nueva cuenta, Baja California con 147, seguido otra vez por Baja California Sur con 97, y se agregan Morelos (96.18), Durango (95.39) y el Distrito Federal (93.22).

Como se observa en el mapa, la tasa más alta de todo el periodo corresponde a Baja California en marzo de 1998, con 277. De hecho, las tasas mensuales más altas de los 4,928 meses-estado, ocurrieron en Baja California entre octubre de 1997 y abril de 1999.

Ahora bien, al comparar los meses de septiembre del 2006 y 2010 (comparación un tanto arbitraria, dado que no responde a otro criterio que el inicio del gobierno de Felipe Calderón y la disponibilidad de datos), en 18 estados se observa un incremento en la tasa mensual, particularmente en Durango, Tabasco, Morelos, Querétaro y el Distrito Federal.

Ocurre con los robos algo similar a lo que ocurría con secuestros, 1997, 2009 y 2010 son los años en que los mapas muestran tasas más altas en más estados.

Robos con violencia

Dos cosas quedan claras al ver la evolución del mapa entre 1997 y 2010. En primer lugar, las tasas mensuales reportadas por los estados (por cada 100 mil habitantes), decrecen entre 1997 y 2005, y se incrementan en montos pequeños entre 2005 y 2010. El año 1997 es por mucho en el que se reportan tasa muy altas en más estados, aun cuando las tasas mensuales más altas de todo el periodo corresponden a Baja Californiaen 1998 (la cifra más alta ocurrió en ese estado en noviembre de 1998: 224.21).

En segundo lugar, las tasas mensuales más altas de robos con violencia se encuentran centradas en pocas entidades. Baja California, como ya vimos, es por mucho el estado con las cifras más elevadas; pero se incorporan (aunque de lejos), el Distrito Federal, Tabasco, Quintana Roo, el Estado de México y Morelos.

Finalmente, 1998 y 1999 son los años en los que la correlación estadística entre robos totales y robos con violencia es más alta (.88 y .90 respectivamente), ésta cae hasta .35 en 2005 y sube hasta .68 y .64 en 2009 y 2010, respectivamente.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Muertes impactantes, incesto y otras 6 razones por las que Game of Thrones se convirtió en un fenómeno
La serie de fantasía basada en los libros de George R. R. Martin, está rompiendo récords de espectadores. Aquí te damos ocho razones por las que es tan popular.
5 de mayo, 2019
Comparte

AVISO DE SPOILERS. En esta nota se revelan algunos puntos de la trama de la serie.


La última temporada de la serie de fantasía “Game of Thrones”, basada en los libros del estadounidense George R. R. Martin, está rompiendo récords de audiencia.

El tercer capítulo, dedicado a la Batalla de Invernalia, superó los 17.4 millones de espectadores en vivo solo en Estados Unidos, según HBO, que aunque emite la serie en 150 países reconoce que es muy complicado recabar datos fiables en muchos de los mercados.

La séptima temporada registró una media de casi 33 millones de espectadores por capítulo si se cuentan los que lo vieron en vivo o lo hicieron más tarde.

Pero, ¿cuál es la fórmula mágica de esta serie?

Contiene acción, violencia, drama, romance, política, misterio, zombies, sexo… ¡y ni siquiera mencionamos los dragones todavía!

1) Muertes impactantes

En la serie hay muchas, muchas bajas.

¿Recuerdan los impresionantes momentos de las primeras temporadas en los que todavía éramos inocentes y veíamos cómo asesinaban a los “buenos” de manera grotesca?

La mayoría de las muertes eran inesperadas, comenzando por la espantosa ejecución del personaje principal de la primera temporada, Ned Stark.

Los espectadores estaban con el corazón en un puño ante una violencia extrema sumada a la imprevisibilidad y la frecuencia de las muertes de los personajes protagonistas.

Además, esta característica de la serie le añade una capa de misterio, ya que nadie está a salvo, y eso mantiene a los espectadores involucrados emocionalmente para descubrir qué pasará después.

2) Muchos secretos

Desde el primer episodio, la serie captó la atención de los espectadores con múltiples tramas y giros constantes.

Los seguidores elucubran una teoría tras otra y son muchos los que disfrutan debatiendo y compartiendo sus predicciones.

De hecho, “Game of Thrones” inspiró un cambio cultural en la forma en que la gente ve programas de televisión “a demanda”.

Por ejemplo, muchos seguidores decidieron despedirse de la temporada final con reuniones temáticas para ver los capítulos juntos y debatir sobre los misterios, las intrigas y el trasfondo de la serie.

Y si el desarrollo de la trama no confirma sus intuiciones, más ganas tienen todavía de seguir viendo la serie.

3) La adaptación

Es inevitable aplaudir el increíble trabajo de los creadores David Benioff y Dan Weiss, que se traduce en escenas bien escritas, unos efectos especiales maravillosos, personajes intrigantes, un gran arco narrativo y el componente épico de la serie de fantasía.

“Game of Thrones” es una adaptación de la serie de libros de George R. R. Martin “Canción de hielo y fuego“, ambientada en el mismo mundo de fantasía, con gigantes, magia y dragones como protagonistas de la historia.

Pero el guion de la serie logró atraer a públicos que no tenían ningún interés en el género de fantasía, en parte gracias a las intensas tramas políticas y a las relaciones entre los personajes.

Y todo está realmente bien hecho.

4) Los personajes

Dejando a un lado las excelentes actuaciones, la evolución de los personajes es una de las razones principales por las que los espectadores son fieles a la serie.

Nunca se sabe si va a ganar el héroe o el villano.

De hecho, a excepción de los zombies de hielo, los personajes suelen despertar controversia. Independientemente de lo “buenos” que sean, son villanos desde la perspectiva de alguna otra persona.

Así, el concepto de moralidad se vuelve subjetivo. El héroe puede convertirse en antihéroe y viceversa, dependiendo del momento.

Por eso el verdadero gancho es la lucha de unos personajes multidimensionales por salir adelante.

5) Feminismo

Aunque algunos se quejaron inicialmente de que la serie era misógina por sus explícitas escenas de desnudez femenina y la violencia hacia las mujeres, muchos ahora la consideran feminista.

Los personajes femeninos que lograron sobrevivir hasta la última temporada dieron una muestra de fortaleza.

Daenerys es la “madre de los dragones”, Sansa se transformó en una hábil estratega, Arya se convirtió en una asesina letal y, por supuesto, Cersei es ahora la principal amenaza.

Estos personajes se enfrentaron, a su manera, a grandes traumas, pero en lugar de aceptar el papel de víctimas lograron transformarlos en el motor de su supervivencia.

6) La música

Rara vez la banda sonora de un programa de televisión se vuelve tan crucial para su éxito, pero el compositor musical Ramin Djawadi logró la hazaña, especialmente la memorable canción principal, todo un fenómeno cultural.

¿Quién no la tarareó alguna vez? Ya es una de las canciones más reconocidas de la televisión moderna.

Las escenas más importantes de la serie se entremezclan con sus propias pistas exclusivas, que “no acompañan a las escenas, sino que les dan forma”, según aseguran Benioff y Weiss, los creadores de la serie.

7) Cuestiones controvertidas

La idea clave de este drama de fantasía ambientado en Westeros es un lugar que refleja los impulsos brutales y primitivos de la humanidad, donde no hay inhibiciones ni reglas, y donde la moralidad es, digamos, fluida en el mejor de los casos.

Además de abundantes escenas de sexo y de violencia gráfica, en la serie hay incesto, violaciones, pedofilia y sadismo, unos elementos inquietantes pero extrañamente irresistibles de ver simplemente por el impacto que aportan a la televisión convencional.

Algunos sugieren que la popularidad de “Juego de Tronos” se debe al deseo inconsciente de los humanos de vivir en un mundo completamente liberal, sin restricciones ni reglas.

8) Los dragones

En la serie aparecen muchas criaturas míticas: caminantes blancos, espíritus malignos, gigantes y tres terroríficos dragones, entre otros.

Estas criaturas, creadas digitalmente, son increíblemente realistas, así como unos efectos especiales que nos llevan a un mundo con hermosos paisajes, paredes de hielo y dragones que escupen fuego.

De hecho, algunos dirán que se trata de un espacio que nos permite reimaginar la creatividad y, quizás, nuestras propias vidas.

Sin duda, son obras de arte que satisfacen nuestra imaginación y nos dejan con ganas de más.

Tal vez lo mejor de “Juego de Tronos” es que nos permite volver a usar la imaginación, como cuando de niños leíamos cuentos de hadas.

Solo que, esta vez, podemos vivir libres de culpa en los mundos de fantasía más adultos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

DO NOT DELETE OR TRANSLATE! Digihub tracker for 48136601

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.