10 momentos dolorosos para los mexicanos en 2010
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 momentos dolorosos para los mexicanos en 2010

31 de diciembre, 2010
Comparte

#2010MXEl año muere hoy, y aunque lo cerramos agradecidos y entusiasmados, hay momentos del 2010 que no podemos darnos el lujo de olvidar. El que termina fue un año pródigo en tragedias asociadas a rostros específicos, nombres, lugares.

Hicimos del 2010 un ejercicio extenuante de sumar nombres y cuerpos. Un esfuerzo explícito para no olvidar, para no dejar que los hechos se nos amontanaran y quedaran en hechos una montaña de anonimato, de cosas que por abrumadoras uno ya es incapaz de retener.

Escribimos esta entrada por una sola razón: el 2010 nos puso a los mexicanos frente al espejo tragedia tras tragedia, no podemos poner un pie en el 2011 sin recordarlo.

Aquí los 10 momentos que nos pusieron la piel de gallina este año (ordenados por fecha de ocurrencia).

La guardería ABC.

5 de junio de 2009. Esa fecha quedará fijada en la memoria de los mexicanos para siempre. En Hermosillo, Sonora, 49 niños y niñas perdieron la vida en el incendio de la Guardería ABC. Las primeras notas fueron pocas y breves. Ocurrió un viernes, los mexicanos nos enteramos entre el fin de semana y el lunes siguiente. Para el viernes 12 la noticia se había desvanecido en casi todos los medios. Esta historia aparece en nuestra lista porque 2010 fue el año en que el tema reapareció para no desaparecer jamás. La búsqueda de justicia por parte de los padres, la decisión de la Corte en junio de este año que confirmó la violación de garantías por parte de autoridades, y un hecho inquietante: hasta el momento han sido responsabilizados únicamente servidores públicos de bajo nivel en la estructura de mando. Nos quedamos con las fotografías y nombres de los 49 niños y niñas.

Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez.

Una fiesta llena de menores de edad, estudiantes de secundaria y preparatoria. Un comando armado que entra y dispara sin distinción. 16 muertos que el Presidente nombra “miembros de pandillas” desde Japón. El testimonio desgarrador de Luz María Dávila, madre coraje, que enfrenta al Presidente Calderón en su visita a Ciudad Juárez. Encontrar que aquí no hay caminos hacia la justicia, que esto se resuelve por afuera, con torturas de “presuntos” culpables. Encontrar que no es un hecho aislado, que se agregan matanzas similares en Torreón, Tepic, Tijuana, y de nuevo Juárez.

Estudiantes del Tecnológico de Monterrey.

21 de marzo de 2010, un fuego cruzado entre militares y miembros del crimen organizado en los alrededores del Tecnológico de Monterrey en la capital de Nuevo León, dos estudiantes de posgrado muertos: Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo. Aquí nadie está a salvo. Cinco meses después, otro golpe: la Comisión Nacional de Derechos Humanos concluyó que en el caso de la muerte de estos dos estudiantes habían irregularidades y que los cuerpos fueron manipulados después de su muerte. Nuevamente: ¿y?.

Bryan y Martín.

Inicios de abril del 2010, los menores Bryan y Martín Almanza Salazar, de 5 y 9 años respectivamente, perdieron la vida en Tamaulipas. Siguió la lucha de su madre, Cinthia Salazar, para dar a conocer su versión de los hechos, un recorrido interminable por estaciones de radio en las que repetía una y otra vez que a sus hijos los había matado el ejército mexicano. Nos volvimos dolorosamente familiarizados con la tragedia, la ubicación de Martín en la camioneta, las esquirlas de una supuesta granada, la fotografía mostrando los orificios en los cuerpos, la bala que mató a un niño en brazos de su madre. Al final, la Comisión Nacional de Derechos Humanos dio la razón a Cinthia en un informe publicado en junio de este año, concluyendo que a Bryan y Martín los había matado el Estado. ¿Y?

Paulette.

Paulette Gebara dessapareció el 21 de marzo, aparecieron espectaculares pidiendo informes sobre su paradero, veíamos en medios entrevistas interminables con sus padres. Diez días después, el 31 de marzo apareció el cuerpo de la pequeña de cuatro años en la base de su propia cama. Los cuestionamientos fueron inmediatos, la opinión pública mexicana optó por sacar sus propias conclusiones frente a la clara incompetencia de las autoridades. El resultado más visible: la renuncia dos meses después del procurador de justicia del Estado de México, Alberto Bazbaz. Nada más.

Sergio Adrián Hernández Huereca.

¿No te suena el nombre? Sergio era un estudiante de secundaria de 14 años de edad, y fue baleado el 8 de junio por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en el Puente Negro que conecta Ciudad Juárez con El Paso. Seis meses después, la búsqueda de justicia por parte de sus padres no termina. Don Jesús, su padre, comentó a Animal Político: “Mis hijas ya no quieren que yo hable, porque nos están amenazando. Nos dicen que mejor nos vayamos de Juárez, ellas ya no quieren ni salir. Hasta en el trabajo me llaman, no es justo porque además de que me mataron a mi hijo, ahora dicen que ya  nos dieron dinero y una casa y eso no es cierto, no nos han dado nada. Nosotros somos pobres, somos gente humilde y nomás queremos que nos dejen en paz“.

72 migrantes.

72 migrantes, entre hondureños, salvadoreños, brasileños, y ecuatorianos fueron masacrados en un rancho en San Fernando, Tamaulipas a finales de agosto. El relato aterrador en voz de un sobreviviente ecuatoriano.  Hoy la entonces encargada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero, ocupa la secretaría general del Partido Acción Nacional. Un grupo de mexicanos lanzó un sitio a forma de homenaje para estos 72 muertos. Cerramos el año con el secuestro de otros 50 migrantes, esta vez en Oaxaca, y con la obligación de leer el reporte especial de la Comisión Nacional de Derechos Humanos elaborado en 2009 sobre el secuestro de migrantes en tránsito por México y la complicidad de autoridades.

Don Alejo.

Alejo Garza Tamez, el 13 de noviembre pasado, este hombre de 77 años enfrentó solo a miembros del crimen organizado en su rancho, a 15 kilómetros de Ciudad Victoria. Mató a cuatro de ellos y perdió la vida. Don Alejo se convirtió de inmediato en el rostro de una sociedad fatigada que busca formas de defenderse frente a los grupos del crimen organizado. Descanse en paz.

La señora Wallace.

“Sí lo hice, señora”, esas fueron las palabras el 6 de diciembre de Jacobo Tagle Dobin a Isabel Wallace, la madre que llevaba cinco años tratando de encontrar a los responsables del secuestro y muerte de su hijo, Hugo Alberto Wallace Miranda. La imagen nos deja absortos, Isabel frente al asesino de su hijo, firme, seria, sólida. Isabel viendo el video donde Jacobo relata los detalles del crimen. Isabel recibiendo de manos del Presidente Calderón el premio nacional de derechos humanos. Isabel que logró en cinco años exhaustivos de lucha y perseverancia encontrar, al menos, algunas respuestas.

Marisela Escobedo.

Frente al palacio de gobierno de Chihuahua, grabado por una cámara de video, Marisela Escobedo fue asesinada de un tiro el 19 de diciembre. Frente a los ojos de todo un país que la ignoró, que la forzó a disfrazarse de payaso, a caminar semi-desnuda, para hacerse de la atención de medios y opinión pública. Todo para buscar que autoridades re-capturaran al asesino de su hija, quien fue declarado inocente por tres jueces de Chihuahua, ante la falta de elementos de culpa provistos por la parte acusadora. Lo que sigue, igual de sintomático: la suspensión de los jueces del caso; el asesinato del cuñado de Marisela; las amenazas del cártel de Sinaloa hacia los responsables del asesinato; la recompensa de 700 mil pesos para su captura; y la decisión de la familia de Marisela de mejor irse a Estados Unidos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Síntomas de COVID-19: ¿los perros pueden detectarlos 5 días antes de que empiecen?

En Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, entre otros países, están entrenando perros para que puedan detectar la enfermedad en pacientes asintomáticos.
24 de octubre, 2020
Comparte

¿El covid-19 tiene olor?

Esa es una respuesta que solo nos podría dar con exactitud un perro.

La capacidad olfativa de una de nuestras mascotas preferidas se ha convertido en otra herramienta para combatir la pandemia del covid-19, que ya ha causado más de 20 millones de contagios y un millón de muertes en todo el mundo.

En países como Finlandia, Líbano, Argentina, Chile, Alemania, EE.UU., Colombia y México, las autoridades están entrenando canes para que puedan detectar si las personas están contagiadas con el nuevo coronavirus.

Desde hace algunas semanas, por ejemplo, perros especialmente entrenados para identificar mediante el olfato el covid-19 comenzaron a rastrear pasajeros como parte de un programa piloto en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa de Finlandia.

De acuerdo con la profesora Anna Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, los perros pueden detectar el virus en humanos cinco días antes de que se desarrollen síntomas.

“Son muy buenos . Nos acercamos al 100% de efectividad”, explica.

Un pasajero (izquierda) se prepara para ser examinado por el perro rastreador Kossi.

EPA
A los pasajeros que llegan a Finlandia se les pide que se froten con un papel para que el perro lo olfatee.

Por su parte, Felipe Valencia, médico veterinario colombiano y experto en adiestramiento de perros que está realizando un proyecto similar en conjunto con la Universidad de Antioquia de ese país, anota que la capacidad de los perros podría volverlos muy confiables en estos casos.

Los perros utilizan el 40% de su cerebro para procesar lo que olfatean, así que pueden convertirse en una excelente herramienta para combatir esta enfermedad”, señala.

La idea de la mayoría de estos programas es utilizar a los perros en lugares de acceso a los países, como aeropuertos o estaciones de tren, con el fin de facilitar la circulación de las personas sin necesidad de imponer restricciones o confinamientos.

Pero, ¿cómo pueden los perros detectar el covid-19?

Sudor y lágrimas

De acuerdo con varias investigaciones, es difícil establecer qué es realmente lo que los perros olfatean.

Como lo señala la doctora Susan Hazel, veterinaria de la Universidad de Adelaide en Australia, en su artículo “Estos perros están entrenados para husmear el coronavirus”, lo que huelen los perros son muestras de sudor de las personas, que pueden estar contagiadas o no.

Perro olfatea.

MDD/Neil Pollock
Los perros deben olfatear varias muestras que contienen sustancias como orina, saliva y sudor de personas contagiadas con el covid-19.

“Los compuestos orgánicos volátiles (COV) que se desprenden de las muestras de sudor son una mezcla compleja. Entonces, es probable que los perros estén detectando un perfil particular en lugar de compuestos individuales”, señala la veterinaria.

Los perros, añade, tienen en promedio 220 millones receptores olfativos en la nariz, lo que les permite detectar mínimas alteraciones en las sustancias.

La premisa es la misma que maneja el equipo de expertos de Chile, otro de los países que está entrenando perros para detectar el covid-19 en personas asintomáticas.

“No es que el virus tenga un olor particular, sino que la reacción que hace una persona frente a la infección es lo que se detecta”, le dijo al portal Diario.es el veterinario Fernando Madrones, de la Universidad Católica de Chile.

Según Madrones, cuando alguien se contagia con covid-19 genera una serie reacciones metabólicas y orgánicas, que su vez producen estos COV, que se concentran en los órganos vinculados con el sudor.

Incluso con varios días de anticipación a que la persona muestre algún síntoma.

En los experimentos alrededor del mundo se han utilizado muestras de orina, saliva y sudor.

Instructores con perros rastreadores Valo (izquierda) y E.T. en el aeropuerto de Helsinki. Foto: septiembre de 2020

Reuters
Las pruebas de coronavirus canino tardan unos minutos en completarse en los lugares donde se han implementado, como en Finlandia.

Esta no es la primera vez que los perros son utilizados en la detección de enfermedades. Se sabe que este procedimiento se aplica en enfermedades como la diabetes, cáncer de seno y mal de Parkinson.

Incluso, como lo señala el profesor John Logan de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el caso de la malaria los perros y su olfato tienen “una efectividad superior a las pruebas de la Organización Mundial de la Salud“.

Entrenamiento

Pero, ¿cómo se entrena a los perros para que detecten el “olor” del covid-19?

Hay distintos métodos, pero la mayoría de los entrenamientos se basan en la estrategia de la recompensa y la omisión.

“Aunque muchos de los perros con los que trabajamos ya tienen una base de entrenamiento, ellos deben primero aprender a reconocer el virus”, le dice Valencia a BBC Mundo.

Valencia señala que se les ponen muestras, en este caso de saliva de personas contagiadas, junto a la comida o un objeto con el que entrenan habitualmente.

Después se les quita la comida o el objeto y solo se les deja la prueba positiva“, señala Valencia.

“El siguiente proceso es alternar esas muestras con otras que no contengan el virus. Cuando reconocen la que contiene la muestra positiva, se les da un premio”, indica el entrenador.

Perro

Felipe Valencia
El trabajo de Felipe Valencia con los perros para detectar el covid-19 ha demorado siete meses.

Y cuando dan positivo a una muestra que no tiene covid-19, se omite la conducta y se les motiva a ir en busca de ese olor característico del virus que para los humanos no es distinguible.

Sin embargo, Valencia deja claro que la efectividad del procedimiento depende mucho del entrenamiento que se haga con los perros.

Nosotros llevamos más de seis meses en este proceso. Y creo que para poder llegar a un nivel de efectividad confiable se debe trabajar con los perros por lo menos cuatro meses”, anota.

Pero, ¿pueden los canes llegar a contagiarse?

“No, realmente no hay una posibilidad de que puedan llegar a contagiarse porque las muestras están protegidas por un material que evita el contacto con el animal. Además, les hacemos pruebas regulares para saber su estado de salud”, indica.

En el caso finlandés, los perros ya se encuentran en el aeropuerto olfateando a las personas que ingresan al país, mientras los otros países se encuentran en fase de entrenamiento con la idea de que el método sea “100% confiable”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=32WN2Ssveis

https://www.youtube.com/watch?v=fTCVrVu3V4c&t=

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.