Anonymous actúa en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Anonymous actúa en México

Por Dulce Ramos
18 de enero, 2011
Comparte

Los integrantes de Anonymous, dicen estar “en cualquier parte del mundo” y México no ha sido una excepción. El grupo global de ciberactivistas –como ellos mismos se definen- que ha defendido a Wikileaks, y que hackeó a las empresas que dieron la espalda a Julian Assange por las filtraciones de documentos secretos del gobierno estadounidense, ya tiene presencia en suelo mexicano a través de Twitter, Facebook y la red social Social Go.

Saber cuántos son es complicado. Identificarlos, aún más. Anonymous México, igual que el colectivo global, es una red “distribuida y descentralizada”, explica para Animal Político Antonio Martínez Velázquez, especialista en democracia y redes.

Así, la única manera de tener contacto real con ellos ha sido –hasta ahora– verlos protestar en Londres con el rostro cubierto con la máscara de Guy Fawkes, el mítico personaje inglés que inspiró la novela gráfica V for Vendetta de Alan Moore y llevada en 2006 al cine por los hermanos Wachowski.

Bajo el anonimato, sin líderes ni portavoces, resulta casi imposible saber si la presencia de Anonymous en México es fuerte, pero el analista cree “con mucha seguridad” que, desde México,  ha habido muchos partícipes en las “acciones” (se niega a definirlos como ‘ataques’) contra Visa, Mastercard, Paypal y Amazon; empresas que hicieron un cerco económico a Wikileaks.

En todos lados y en ninguna parte

La página de la red Social Go cuenta con 25 miembros. Una de las usuarias más activas se hace llamar Annia Lilith. En una de sus publicaciones, fechada el pasado 12 de enero, afirma que hay células que trabajan en la defensa de Wikileaks y que en diciembre pasado tuvieron acciones, sin especificar de qué índole ni cuántos participaron.

A pesar de esa información, lo que predomina en la página son las críticas a la Iglesia de la Cienciología; uno de los ejes sobre los que fue creado Anonymous en el mundo; incluso existen copias de una denuncia de hechos contra presuntos miembros de ese culto, que habrían privado de la libertad a un hombre llamado Daniel Asse Tawil. No obstante, es toda la información publicada sobre el caso.

Anonymous México se define como un colectivo de individuos unidos por ideas. “Probablemente conoces a Anónimo, aunque no sepas con exactitud quiénes somos. Somos tus hermanos y hermanas, tus padres e hijos, tus superiores y subordinados. Somos los ciudadanos preocupados parados junto a ti Anónimo está en todos lados y en ninguna parte”, reza la sección ‘Dudas Anónimas’.

Al pendiente de Túnez

Entre las acciones más recientes de Anonymous a nivel global está el haber colapsado las redes del recién depuesto régimen de Zine el Abidine Ben Alí.  Por lo que aparece en la cuenta de Twitter del grupo mexicano, ellos también han seguido las acciones.

Bajo el nombre @AnonymousMX y con un perfil que reza “Peleamos por la libertad de internet. Nosotros no olvidamos, nosotros no perdonamos”, los integrantes han dejado mensajes como “Anonymous obtuvo su primera revolución en Túnez. ¿Quién sigue?”, publicado el pasado 14 de enero y uno similar en inglés, idioma en el que también twittean.

Hasta ayer por la tarde, la cuenta en México tenía 245 seguidores y 231 seguidos, entre los que se encuentran organizaciones similares de otros países y el Partido Pirata, que pugna igualmente por la libertad de internet, pero se ha desvinculado de las acciones de Anonymous.

Donde el grupo tiene una presencia más tímida es en Facebook. Con una página en la que apenas hay un enlace al blog de Anonymous en España, el logotipo global (un hombre vestido de traje y sin cabeza) y sólo cuatro personas que la han marcado con la función ‘me gusta’.

Defensores de rostro oculto

Otra de las causas que Anonymous dice defender con sus acciones es la transparencia, sin embargo, cuando salen a la calle como grupo lo hacen con el rostro tapado. Aunque en un principio pudiese parecer un doble discurso, Antonio Martínez Velázquez asegura que la careta corresponde a un discurso coherente y elaborado.

“El asunto de ser anónimos es significativo. En la red todos los usuarios sólo somos números. Una dirección IP y los paquetes que enviamos. A pesar de que te construyes una identidad, lo que en realidad somos es paquetes de información y todos somos anónimos”, justifica el también integrante del Partido Pirata en México que, a pesar de apoyar un internet libre, rechaza las actuaciones de Anonymous.

Si el especialista se niega a definir los actos como “ataques” es porque “no tienen intención de dañar la computadora” de la empresa o del usuario con un virus, sino manifestarse por el internet libre. En la jerga computacional, a estos actos se les conoce como ‘Ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS por sus siglas en inglés) y consisten en que un gran número de usuarios intente ingresar a una página a determinada hora, con lo que el servidor se vuelve incapaz de responder. El analista considera que Anonymous y el Partido Pirata defienden “la última esfera pública”.

En una editorial publicada en el diario El Universal, Martínez Velázquez hizo una metáfora para definir en lo que se han convertido el gobierno y organizaciones ‘descentralizadas’ en la web.

“El gobierno se parece a una araña. Si le cortas una pata caminará coja y si le cortas la cabeza, la araña se muere. Organizaciones como Anonymous se parecen más a una estrella de mar, a la que, si le cortas un brazo, mutará una nueva estrella y además le crecerá el brazo a la que le cortaste”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la 'regla del silencio incómodo' que utilizan famosos emprendedores como Tim Cook o Jeff Bezos

Si alguna vez te has arrepentido de hablar sin pensar, te contamos cómo funciona una singular regla que algunos de los que manejan las mayores empresas del mundo han aplicado en su ambiente laboral y frente al público.
30 de septiembre, 2020
Comparte

Cuando nos apresuramos en dar una respuesta, las cosas pueden salir mal, y por eso no sería extraño que más de una vez te hayas arrepentido de hablar sin haber pensado lo que ibas a decir.

Hay una estrategia que conocidos emprendedores como Tim Cook, director ejecutivo de Apple, y Jeff Bezos, fundador de Amazon, han puesto en práctica, precisamente para concentrar toda su atención en sus palabras.

Se trata de la “regla del silencio incómodo”, un concepto desarrollado por Justin Bariso, consultor y autor del bestseller “EQ Aplicado, Guía para la Inteligencia Emocional en el Mundo Real”.

Consiste en que cuando te enfrentas a una pregunta desafiante, en vez de responder de inmediato, haces una pausa y piensas profundamente cómo quieres responder.

¿Por qué es incómodo?, porque la pausa puede ser de 10 segundos, 20, o incluso más tiempo, haciendo que el interlocutor se sienta desconcertado, si no está acostumbrado a este tipo de interacciones.

En diálogo con BBC Mundo, Bariso cuenta que Tim Cook es conocido por hacer largas pausas que, en el contexto de un diálogo, se pueden volver muy incómodas.

También lo hace Jeff Bezos, aunque su estilo -agrega Bariso- sigue una manera metódica: al principio de las reuniones se toma un tiempo largo para leer informes en silencio antes de iniciar el diálogo.

Mentes inteligentes como Tim Cook o Jeff Bezos acogen la regla del silencio incómodo”, dice Bariso.

Jeff Bezos

Getty Images
Jeff Bezos, fundador de Amazon, también utiliza largos intervalos de silencio al inicio de las reuniones, explica Justin Bariso.

“Esta regla siempre ha sido una herramienta valiosa de la inteligencia emocional, porque te permite equilibrar el pensamiento y la emoción, en vez de reaccionar basado solo en los sentimientos”.

El silencio de Steve Jobs

Tim Cook y Jeff Bezos no son los únicos directores de empresas que han utlizado la regla del silencio incómodo.

En una ocasión, Steve Jobs se tomó cerca de 20 segundos en contestar un ataque personal, entregando una respuesta contundente.

Era 1997 cuando Jobs -que recién había regresado a Apple- participaba en una conferencia con desarrolladores.

Una persona del público lo atacó diciéndole, “no sabes de lo que estás hablando“.

Lo primero que hace Jobs es quedarse sentado en silencio. Y pensar.

Steve Jobs

Getty Images
En 1997 Steve Jobs, respondió a un ataque en público utilizando la regla del silencio incómodo.

En un tiempo que seguramente parecía una eternidad para la audiencia en el contexto del ataque y la esperada respuesta, Jobs tomó un poco de agua y cerca de 10 segundos, comenzó a responder.

“Tú sabes”, le contesta. “Puedes agradar a algunas personas en algunas ocasiones, pero…”, Jobs vuelve a hacer una pausa como de ocho segundos.

Luego continúa con su respuesta. “Una de las cosas más difíciles cuando estás tratando de lograr un cambio es que, personas como este caballero tienen razón… en algunas áreas”.

Ese es el inicio de una larga respuesta que dejó al público deslumbrado. Pero más allá de las habilidades de Job para responder al ataque y plantear su visión a largo plazo, una de las cosas que destaca Bariso es la duración y efectividad de esa técnica discursiva.

8 beneficios

La inteligencia emocional, agrega, se refiere a la capacidad de entender y manejar las emociones.

Cuando estamos bajo presión, hablamos y actuamos de una manera diferente a cuando tenemos tiempo de analizar las cosas.

“Yo tiendo a hablar demasiado rápido y me he metido en problemas por eso“, cuenta el autor.

Imagen de un reloj

Getty Images
El silencio incómodo suele extenderse por un período de tiempo de entre 10 y 20 segundos.

Esa fue una de las razones por las que Bariso decidió entrar al campo de la inteligencia emocional.

Y cuando practicas la regla del silencio incómodo por un tiempo suficiente, agrega, dejarás de sentirte incómodo.

Estos son algunos de los beneficios que puede proveer la práctica regular de esta regla, según Bariso:

  • Silenciar el mundo exterior
  • Ejercitar tu pensamiento
  • Llegar a la raíz de los problemas con mayor efectividad
  • Dar respuestas mejor pensadas, más profundas
  • Equilibrar tus emociones
  • Estar en armonía con tus valores y principios
  • Decir lo que realmente quieres decir
  • Aumentar tu confianza

Una de las dudas que genera esta regla es si efectivamente cualquier persona puede implementarla.

No solamente por la capacidad personal de ponerla en práctica, sino porque en contextos formales puede generar un rechazo por parte de las demás personas.

Es decir, no todos somos Cook, Bezos o Jobs. Y lo que en algunas personas puede parecer muy interesante, en otras podría llegar a ser visto como insólito, inadecuado, o completamente fuera de lugar.

“Personas como Cook o Bezos no siempre estuvieron en posiciones de poder”, contesta Bariso.

“Una de las razones por las que llegaron donde están, es porque tenían confianza en sus habilidades”, agrega. “Seguir la regla te ayuda a desarrollar la autoconfianza”.

¿Puede la regla jugar en tu contra?

La regla no es una solución mágica y puede jugar en tu contra cuando enfrentas determinadas circunstancias, como cuando se requiere exactamente lo contrario: una respuesta rápida.

“Siempre habrá escenarios donde tienes que hablar o responder rápidamente”, responde Bariso.

“Pero esos escenarios son menores en número de lo que la gente piensa. La mayor parte del tiempo, tomarse 10 o 30 segundos antes de responder, no te hará mal”.

Y si los segundos de pausa se te hacen demasiado eternos, el autor recomienda resistirse a la tentación de contestar lo primero que se te viene a la cabeza y al menos dejar un pequeño espacio para pensar antes de hablar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.