close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Morena: El nuevo movimiento de López Obrador
Por Paris Martínez
29 de enero, 2011
Comparte

Cuando faltan unos meses para la elección de gobernador en el  Estado de México –considerada por los partidos como las importante de este año 2011- y de frente a la definición de candidaturas a la Presidencia, el lopezobradorismo estrenó nuevo nombre, el tercero desde 2006.  A partir de enero del 2011 se llama, oficialmente, Movimiento por la Regeneración Nacional,  Morena.

Al final del pasado sexenio la red política encabezada por Andrés Manuel López Obrador fue bautizada como Convención Nacional Democrática. De ahí surgió el nombramiento de “Presidente Legítimo” para  el opositor más duro que ha tenido el Presidente Felipe Calderón.  Para  2008 ésta se  transformó en el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, el Patrimonio y la Economía Popular.

“Del anterior nombre ni nosotros nos acordábamos. –, por lo que se vio la necesidad de tener uno mucho más corto y que identificara bien lo que es el movimiento”, reconoció la secretaria de Salud del “gabinete de López Obrador”, Asa Cristina Laurell, en entrevista con Animal Político.

Fue el pasado 10 de enero cuando el ex candidato presidencial izquierdista realizó, por primera vez, una mención al nuevo nombre de sus huestes, a través del mensaje semanal que difunde por medio de Youtube, y en el cual afirmó que “Morena es un movimiento nacional, amplio, para lograr la transformación del país”.

De hecho, añadió más adelante, en la gira que durante este mes ha realizado por los municipios del Estado de México para promover la nominación de Alejandro Encinas como candidato de una eventual alianza de izquierdas para la gubernatura de aquella entidad, López Obrador ha firmado los compromisos adquiridos rumbo a la elección de julio próximo “como representante del Morena“, según sus propias palabras.

Morena, como la guadalupana

Aunque el cambio de nombre del movimiento lopezobradorista no ha sido anunciado en acto oficial alguno, la edición de enero de su periódico mensual, llamado Regeneración, realiza en su portada una invitación para sumarse al MORENA e, incluso, ya se cuenta con una canción alusiva, escrita y entonada por el cantautor veracruzano Byron Barranco.

“Raza de bronce, de piel morena / Pueblo de México en general / Vamos unidos a la faena / por la regeneración total”, reza su primera estrofa, y más adelante canta “Morena imagen / Guadalupana morena / Madre de la nación / protege la lucha mexicana / cuida las urnas en la elección”, para concluir con un “Organicémonos desde ahorita / por la liberación nacional / en 2012 se necesita / ganar la guerra electoral.”

–¿A qué estrategia responde el uso del término “morena”, que es de índole racial? –se le pregunta a Asa Cristina Laurell, quien concede una entrevista a Animal Político en su oficina de San Luis Potosí 71, justo en contraesquina del inmueble que alberga el despacho de López Obrador.

– Había varias propuestas –responde–: Movimiento de Regeneración Nacional… Movimiento de Reconstrucción Nacional…

– Entonces, ¿desde un principio la idea fue jugar con el término ‘morena’ y adaptar a él un nombre para la organización?

–No, más bien fue al revés. El acrónimo de todos los nombres sugeridos resultaba ser Morena.

–En 2006, Andrés Manuel López Obrador utilizó un discurso clasista, es decir, de lucha de clases, para su slogan de campaña, “Primero los pobres”, lo que en su momento le generó críticas. Con miras al 2012, ¿hoy transitan de ese discurso de clase a otro de índole racial?

– Eso es materia de un análisis simbólico… semántico. A mí me gusta el nombre, a otros no les gustó. Me gusta porque da mucha identidad, finalmente México es un país moreno. Es un tema de identidad. Es importante que, viviendo en medio de una ideología neoliberal, donde todos quieren ser güeros y blancos, pues es a este sector al que se le ve como el de los ganadores, se retome la idea de que somos un pueblo mestizo.

Y remata la extitular de Salud del DF durante la jefatura de Gobierno de López Obrador: “Con excepción de un par –y se señala a sí misma, en alusión a su piel caucásica y ojos azules–, somos un pueblo de gente morena, aunque dicen que el dinero blanquea, pero ese ya es otro tema.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando ayunas hasta 20 horas durante 30 días seguidos?
Cuando dejamos de comer, el cuerpo puede centrarse en otras operaciones beneficiosas en lugar de dedicar su energía al proceso de digestión. En BBC analizamos si el ayuno es bueno para tu salud.
8 de mayo, 2019
Comparte

Cada año, millones de musulmanes ayunan desde la salida del sol hasta la puesta durante 30 días como parte de la festividad del Ramadán.

En los últimos años, el Ramadán se ha celebrado coincidiendo con los meses de verano en el hemisferio norte, cuando los días son más largos y el clima más cálido.

Esto significa que algunos países, como Noruega, las personas ayunarán hasta 20 horas cada día este año.

¿Es esto bueno para tu salud?

En BBC te contamos qué es lo que le sucede a tu cuerpo cuando ayunas durante 30 días.

Comienzo: días 1 a 3

La parte más difícil son los primeros días

Técnicamente, el cuerpo no entra en un “estado de ayuno” hasta ocho horas después de su última comida.

Esto se produce cuando el aparato digestivo termina de absorber los nutrientes de los alimentos.

Poco después, el cuerpo recurre a la glucosa almacenada en el hígado y en los músculos para proporcionar energía.

Una vez que se agotan las reservas de glucosa, la siguiente fuente de energía para el cuerpo es la grasa.

Cuando el cuerpo comienza a quemar grasa, esto ayuda a perder peso, reduce los niveles de colesterol y reduce el riesgo de diabetes.

Sin embargo, la caída en el nivel de azúcar en la sangre provoca debilidad y letargo.

Es posible que quien ayune experimente dolores de cabeza, mareos, náuseas e incluso mal aliento.

Es el momento de más hambre.

Cuidado con la deshidratación: días 3 a 7

A medida que su cuerpo comienza a acostumbrarse al ayuno, las grasas se descomponen y se convierten en azúcar en la sangre.

La ingesta reducida de líquidos durante el ayuno debe reponerse durante la noche, de lo contrario, la sudoración puede provocar deshidratación.

Las comidas deben contener niveles adecuados de ‘alimentos energéticos’, como carbohidratos y algo de grasa.

Es importante tener una dieta balanceada de nutrientes, incluyendo algunas proteínas, sales y agua.

El cuerpo se acostumbra: días 8 a 15

En la tercera etapa, quien ayuna verá cómo su estado de ánimo mejora a medida que tu cuerpo se adapta completamente al ayuno.

El doctor Razeen Mahroof, consultor en anestesia y medicina de cuidados intensivos en el Hospital Addenbrooke en Cambridge, dice que también hay otras ventajas.

“En la vida diaria normal, a menudo ingerimos demasiadas calorías, y esto puede evitar que el cuerpo realice adecuadamente otras tareas, como repararse a sí mismo“.

“Esto se corrige durante el ayuno porque permite al cuerpo desviar la atención a otras funciones.

Así que el ayuno puede beneficiar al cuerpo al facilitar la curación y también prevenir y combatir las infecciones”.

Desintoxicación: días del 16 al 30

Durante la última mitad de Ramadán, el cuerpo se habrá adaptado completamente al proceso de ayuno.

El colon, el hígado, el riñón y la piel pasarán por un período de desintoxicación a estas alturas

“En lo que respecta a la salud, en esta etapa, la función de los distintos órganos deberían volver a su capacidad máxima. La memoria y la concentración podrían mejorar y podría tener más energía”, dice el doctor.

“El cuerpo no recurre a la proteína para obtener energía. Esto es cuando entra en modo de ‘inanición’ y usa el músculo para conseguirla. Esto ocurre con un ayuno continuo prolongado de muchos días a semanas”.

“Como el ayuno de Ramadán solo tiene lugar desde el amanecer hasta el anochecer, hay suficientes oportunidades para recargarnos con alimentos y líquidos que aportan energía. Esto preserva los músculos pero también ayuda con la pérdida de peso”.

Entonces, ¿ayunar es bueno para nuestra salud?

El doctor Mahroof dice que sí, pero con una condición.

“El ayuno es bueno para nuestra salud porque nos ayuda a concentrarnos en qué y cuándo comemos. Sin embargo, aunque un período de ayuno de un mes puede ser bueno, no es recomendable hacerlo continuamente”.

“El ayuno continuado no es bueno para perder peso a largo plazo porque, eventualmente, el cuerpo dejará de convertir la grasa en energía, y en cambio lo hará con los músculos. Esto no es saludable y se traduce en que el cuerpo entra en ‘modo de inanición'”.

El doctor sugiere que fuera del Ramadán, el ayuno episódico, o la dieta 5:2, es decir, el ayuno durante un par de días a la semana entre días en que se come de manera sana, sería una alternativa más saludable que el ayuno continuo durante muchos meses a la vez.

“El ayuno de Ramadán, realizado correctamente, debería permitirle reponer sus suministros de energía cada día, lo que puede significar que pierda peso sin que su cuerpo queme valioso tejido muscular“.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=OmrooTrSzR0

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=kO4eUGmvdNE

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.