Susana Chávez entre la poesía y la lucha en Juárez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Susana Chávez
entre la poesía y la lucha en Juárez

Por Paris Martínez
16 de enero, 2011
Comparte

Susana Chávez, poesía y activismo.

Susana murió el jueves, abatida por tres adolescentes que conoció dos horas antes y quienes la invitaron a beber dentro de un domicilio cercano.

Luego de bailar y reír, de platicar y discutir, la escritora sucumbe, dentro de un cuarto de baño, asfixiada por sus irascibles anfitriones. “Suplica, con la voz extinguida en su garganta, mientras mordía sus labios con fuerza y con mi mano sujetaba firmemente su boca”–narra en su blogg (suchaca.blogspot.com), como si de antemano hubiera presenciado su final y con lo visto redactara una crónica en segunda persona. “¡Shh! Tranquila, no pasa nada”.

De 36 años, apenas cumplidos el 5 de noviembre pasado, y tras más de una década involucrada en la lucha contra los feminicidios en su natal Ciudad Juárez, el cadáver de la poeta es hallado de madrugada, unos minutos después de que sus atacantes la arrojaran en la esquina de Cristóbal Colón y Ramón Corona. “La noche llegó en tu corazón / tus ojos se cerraron en la llegada del mundo”, reza su poema En el árbol de la voz.

Susana está bocabajo. Le falta una mano, los jóvenes se la han serruchado.

En 1995, Susana Chávez acuñó la consigna que habría de convertirse en emblema de la lucha contra los asesinatos de mujeres en la ciudad fronteriza: “Ni una muerta más”. Pero ahora, según sus propias palabras, “me convierto en pena clavada / en carne vacía / en perseguido persiguiéndote / cavador de gritos / en habitante / de este cuerpo / desierto”.

El caso de Susana representa el primer feminicidio de 2011 en Chihuahua, donde la sombra de la violencia de género casi se duplica año con año. En 2010, por ejemplo, sumaron 298 las mujeres asesinadas, mientras que en 2009 habían sido 164, y en 2008 sólo 87, según la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez.

Al arrastrar su cuerpo sobre la calle de terracería, la ropa de la joven mujer se arremolina, la falda deja al descubierto sus piernas, su pelvis y la blusa no cubre más su dorso.

“Tierra húmeda –escribió alguna vez Susana, en su poema La tejedora– he aquí donde brota tu beso con diversos colores.”

Tras abandonar el cadáver, los adolescentes asesinos partieron, cada cual, de vuelta a casa. Horas después, fueron capturados.

En 2010: una más… y otra… y otra

El último informe sobre feminicidios en Chihuahua, difundido el 15 de diciembre de 2010 por la Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, y elaborado con base en el recuento hemerográfico de los casos reportados, así como con el monitoreo realizado por la agrupación Justicia para Nuestras Hijas, revela que octubre fue el mes con mayor número de mujeres asesinadas en el estado, al sumar 48 denuncias; le siguen septiembre, con 44; agosto, con 41; junio, con 29; marzo, con 28 y el resto del año el promedio mensual varió entre nueve y 25 homicidios. En total, 297 víctimas.

En esta estadística, no obstante, falta la última “muerta” de 2010, Marisela Escobedo, quien recibió un balazo en la nuca un día después de emitido el informe, el 16 de diciembre, justo frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, mientras colocaba una manta en la que exigía justicia para su hija, asesinada en 2008 por su pareja sentimental, Sergio Barraza Bocanegra, quien fuera absuelto por el sistema judicial del estado y que hoy se encuentra prófugo, luego de que un tribunal de segunda instancia lo condenara a 50 años de cárcel por el crimen cometido contra Rubí Frayre Escobedo.

Tres semanas antes, el 25 de noviembre, Marisela Escobedo, junto con representantes de las agrupaciones civiles contra la violencia de género en Juárez, habían inscrito los nombres de las casi 300 mujeres asesinadas en 2010 en el monumento conocido como La Cruz de Clavos, con el que se recuerda a las víctimas de feminicidio en el estado.

Además, a inicios de mes se había conmemorado en Chihuahua, por primera vez, el Día Nacional por la Erradicación del Feminicidio y la Desaparición de Mujeres (el 6 de noviembre), en el solar conocido como Campo Algodonero, donde hace nueve años fueron abandonados los cuerpos de ocho jóvenes, con huellas de violación y tortura.

Por este caso, cabe recordar, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) halló culpable al Estado mexicano por violar las garantías individuales de las víctimas, señalando que la principal causa de asesinatos de mujeres en Chihuahua es la discriminación de género, y dictó medidas específicas para evitar nuevos casos. El 10 de diciembre pasado, sin embargo, venció el plazo otorgado por el organismo internacional para que México cumpliera dichas medidas, pero unas semanas después, el 11 de enero de 2011, Susana Chávez fue asesinada.

“Pobre la muerte, cuando escucha de ti solloza en un temblor”

“Algunos cargan mi cuerpo desierto / tras su espalda / como si fuera el sendero / un día cruzado hacía mí”, rezan los versos de Susana, montados en 2005 en su primer blog, primeratormenta.blogspot.com.

Este diario virtual, continuado entre 2006 y 2010 en suchaca.blogspot.com, permite conocer algunas de las principales inquietudes de la activista, quien no sólo estaba involucrada en la denuncia de los feminicidios en Ciudad Juárez, sino también en el movimiento de liberación lésbico-gay.

“Luchar contra lo establecido, a mi punto de ver, está cabrón y se puede dar la vida en ello, ya que son más los que tienen el poder y también los dormidos; si todos despertáramos, nuestras vidas serían muy diferentes y creo que llegaría la paz tan deseada”, escribió en 2007.

Pero no sólo su compromiso con las luchas sociales queda sentado en sus bloggs, sino también su eterna pulsión por escribir, lo mismo poesía que crónicas, así como su apego por la lectura y, entre líneas, también puede distinguirse cierta fascinación por la muerte.

Yo mato, Anoche salí de la tumba, Historias venenosas y El klan de Hitler son los libros que recomienda. Y sólo habla de cierto tipo de películas: La noche de los muertos vivientes, Exterminio, Land of the dead y Resident Evil.

De hecho, también gustaba de los videojuegos, aunque no de todo tipo: “Me entretengo matando zombies, jugando al Resident Evil 4”, confesó hace tres años, en mayo, para, dos meses después, en julio, narrar una peculiar experiencia en la crónica que tituló La casa del policía.

“En El Paso, Texas, existe esta casa en venta y nadie la ha querido comprar, ya que en ella un hombre policía asesinó a su esposa e hijos con una escopeta que tenía. Fui más por curiosidad a verla y déjenme contarles qué pasó (…) entré al cuarto donde los mató y ahí no sentí nada, pero vi que aún permanecían unas gotitas de sangre sobre la pared, pero lo que más me llamó la atención fue la parte de la chimenea en la sala, donde sentí algo raro y tomé varias fotos (…), me pareció gracioso que en la foto de la chimenea aparecieron unas como esferas de luz, muy peculiares, que he escuchado son ángeles o espíritus, y me quedé fría, no duré mucho.”

Sin embargo, donde más patente es la presencia de la muerte es en su poesía.

Sangre nuestra, Donde la piel se quita y Cuerpo desierto son algunos títulos que hacen explícita esta inquietud, pero en muchos otros el concepto se abre espacio, entre verso y verso.

“¿Dime, quién te hizo? / Qué bebistrajo consumió el carpintero / para tallar este sueño extranjero del mundo. / ¿Qué materiales utilizó con tu alma? / Dime, con qué pasión se ensordeció / dándole corporeidad a lo que me hace renegar de la muerte, / pero, pobre la muerte. / Cuando escucha de ti solloza en / un temblor, / porque has dejado preñada a la eternidad de tu / existencia”, clama la joven, quien estudió Psicología, en un poema sin título.

Susana fue velada en su hogar materno, en la sala, donde, afirmaron conocidos, solía sentarse para escribir. La mano izquierda le fue colocada nuevamente y, entre sus dedos, un rosario fue ensortijado.

Luego de que la noticia de su asesinato fue difundida en foros sociales de internet y medios masivos de comunicación, su poema Sangre nuestra fue usado como elegía en su memoria. “Sangre mía, / de alba, / de luna partida, / del silencio, / de roca muerta, / de mujer en cama, /  saltando al vacío, / abierta a la locura. / Sangre clara y definida, / fértil y semilla, / Sangre incomprensible gira, / Sangre liberación de sí misma, / Sangre río de mis cantos, / Mar de mis abismos. / Sangre instante donde nazco adolorida, / nutrida de mi última presencia.”

No obstante, es otro de sus poemas el que la retrata con todos sus matices, su nombre es Mujer hacha.

“Mujer / lejana, / improbable / disfrazada de razón, / fuerza sin sangre. / Hechicera mocosa echada a sus sienes / a quien le nombran incertidumbre. / Abismal de lo interno que no sabe ademanes / cautivante con sus silencios. / Atroz, / irresistible al deseo de morder la noche / vacilante en desencantos / embellecida por cuentos / reposada en la distancia. / Mujer instante, / hacha / que arrastras, / que cortas lenguas esparciéndolas / en la mano de Dios, que se retuerce de risa contigo. / Fugitiva de tu captura saldré / sabiendo perfectamente / que eres invencible.”

Susana Chávez fue sepultada un día después. La cita, por seguridad, se mantuvo en secreto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jacob Blake: el caso del afroestadounidense baleado por la policía que reencendió las protestas en EU

Las autoridades del estado de Wisconsin investigan el tiroteo que dejó a un hombre herido de gravedad en Kenosha. Un video muestra cómo un agente disparó en varias ocasiones por la espalda de la víctima.
24 de agosto, 2020
Comparte
Un manifestante confronta a un policía en Kenosha

Reuters
Habitantes de Kenosha llevaron a cabo una protesta contra la policía el domingo por la noche.

ADVERTENCIA: Esta nota contiene un enlace con imágenes del momento en que Blake es tiroteado.

La llamada a la policía por un incidente doméstico terminó con el tiroteo de un hombre afroestadounidense en el estado de Wisconsin, en el norte de EE.UU., un incidente que ha vuelto a despertar masivas protestas contra la fuerza policial.

La víctima, identificado como Jacob Blake, fue llevado grave a un hospital donde recibió una cirugía y fue ingresado en cuidados intensivos, indicó su familia.

Un video publicado en internet muestra aparentemente a Blake recibiendo disparos en la espalda mientras intentaba entrar a un vehículo en una calle en la localidad de Kenosha.

Las autoridades emitieron una declaratoria de toque de queda de emergencia después de que se registraran disturbios tras el tiroteo.

Cientos de personas marcharon hacia la sede de la policía el domingo por la noche. Vehículos fueron incendiados mientras muchos manifestantes gritaban: “No nos marcharemos”.

Un incendio en las protestas en Kenosha

Reuters
Las protestas derivaron en disturbios en Kenosha.

En tanto, la policía instó a los negocios que abren las 24 horas a considerar un cierre debido a las “numerosas” denuncias sobre robos a mano armada y disparos.

Los agentes utilizaron gases lacrimógenos para tratar de dispersar a cientos de manifestantes que desafiaron el toque de queda en todo el condado.

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, condenó los disparos contra Blake, quien presuntamente estaba desarmado.

“Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos de las fuerzas del orden en nuestro estado o en nuestro país”, escribió Evers en un comunicado.

Map

El tiroteo se produce en medio de un aumento de las tensiones en Estados Unidos por el racismo y la brutalidad policial tras la muerte del afroamericano George Floyd en mayo pasado.

¿Qué sucedió?

El Departamento de Policía de Kenosha dijo que el “el tiroteo que involucra a un oficial” ocurrió poco después de las 17:00 del domingo (22:00 GMT).

La policía respondió a un “incidente doméstico”, indicaron las autoridades sin dar más detalles sobre qué provocó el tiroteo.

Inicialmente no había quedado claro quién llamó a la policía y qué sucedió antes de que comenzara la grabación del video dado a conocer en redes sociales.

En las imágenes se puede ver a tres agentes apuntando sus armas a un hombre, identificado como Blake, mientras camina alrededor de una camioneta estacionada.

‪Wisconsin: 29 year old Jacob Blake was shot – while walking away from Kenosha Police. His 3 sons were in the SUV. His crime: eyewitnesses say he broke up a fight between two women. CBS46

Posted by Shon Gables CBS46 on Monday, August 24, 2020

Cuando abre la puerta e intenta abordar, se puede ver a un oficial tomándolo de su camiseta y abriendo fuego. Se escuchan siete detonaciones, mientras testigos gritan.

Los agentes proporcionaron “ayuda inmediata” a Blake, según la policía local. El hombre fue trasladado de gravedad a un hospital de Milwaukee.

Los nombres de los policías involucrados no fueron dados a conocer de manera inmediata, pero fueron puestos bajo licencia administrativa. El Departamento de Justicia de Wisconsin inició una investigación del incidente.

“Vieron a un policía disparar contra su padre”

Hasta el lunes por la mañana, hora local, más de 18,000 personas habían firmado una petición en Change.org pidiendo que se imputaran cargos a los agentes involucrados.

El destacado abogado de derechos civiles Ben Crump, al que acudió la familia, dijo en Twitter que los tres hijos de Blake estaban en el vehículo cuando le dispararon.

“Vieron a un policía disparar contra su padre. Estarán traumatizados para siempre. No podemos permitir que los oficiales violen su deber de PROTEGERNOS”, escribió.

Dijo que el tiroteo ocurrió después de que Blake intentara detener una pelea entre dos mujeres.

Otros testigos también le dijeron al sitio de noticias local Kenosha News que Blake había intentado separar a las dos mujeres y que la policía amagó con usar una pistolas de descargas eléctricas taser contra él antes del tiroteo.

Una protesta en Kenosha

Reuters
Las autoridades no identificaron a los policías implicados.

Clyde McLemore, un portavoz de la célula local del movimiento Black Lives Matter (BLM), dijo a los reporteros que “la frustración está hirviendo hasta la cima y estamos enfermos y cansados”.

Las recientes protestas de BLM estallaron en Estados Unidos y en otros países después de que el afroamericano George Floyd fuera asesinado bajo custodia policial en el estado vecino de Minnesota, en mayo pasado.

Un oficial de policía blanco se colocó sobre el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, lo que presuntamente llevó a la muerte del hombre afroestadounidense.

El oficial, Derek Chauvin, fue acusado de asesinato.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.