10 joyas sobre cómo se gastael dinero público en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 joyas sobre cómo se gasta
el dinero público en México

Por José Merino
22 de febrero, 2011
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación presentó su informe correspondiente al 2009 con la síntesis de todas las auditorías realizadas a dependencias públicas. Por lo pronto, aquí nos dimos a la tarea de revisar los reportes publicados y hacer una síntesis con los 10 hallazgos con los que algunos podrán reír, y otros, simplemente llorar.

1.

En el reporte del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, dependiente de la Secretaría de Gobernación, se detallan algunas irregularidades encontradas en la gestión financiera del Fideicomiso del Bicentenario. Para empezar, en enero del 2010 se le transfirieron 600 millones de pesos, a pesar de que tenía recursos disponibles por mil 696 millones de pesos y compromisos por pagar en 2010 que sumaban mil 438 pesos. No sólo no le hacían falta recursos, sino que le sobraban más de 250 millones de pesos.

Si como dice el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, con 6 mil pesos mensuales puede vivir holgadamente una familia en México; con los recursos extras al Fideicomiso del Bicentenario hubieran podido vivir 8,333 familias un año.

2.

Dentro de ese mismo informe se detalla que aunque el Fideicomiso del Bicentenario se creó para erogaciones en 2010, en 2009 se gastaron 155.4 millones de pesos no justificados. Entre las cosas pagadas con esos millones están: desfile de “niños por el Bicentenario” (26.8 millones); ceremonia del grito en 2009 (45.9 millones), o una verbena popular en el interior del Palacio Nacional el 15 de septiembre de 2009 (11.9 millones).

3.

¿Se acuerdan del Arco del Bicentenario, también conocido como “Estela de Luz”? Sí, el que sigue sin inaugurarse. Pues resulta que antes de contratar a la empresa que realizaría la construcción se gastaron 31.2 millones de pesos. La mayoría de éstos se pagaron a Turissste, y entre las cosas en las que se invirtieron están: presentación pública de la convocatoria (14.8 millones); exposición de proyectos de los participantes (8.3 millones) y colocación de la primera piedra (1.8 millones).

4.

En el reporte sobre la gestión financiera de la Cámara de Diputados también hay unas cuantas joyitas. Por ejemplo, al comparar en la cuenta pública el presupuesto ejercido en el capítulo 1000, “servicios personales”, contra las nóminas y los pagos fuera de nómina, resulta que la Cámara se gastó 4.4 millones más en “compensaciones por servicios especiales a empleados” y 125.3 millones más en “prestaciones para el personal de la Cámara de Diputados”. ¿Les parece poco? Eso es más que el presupuesto anual del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Además, en el análisis de la partida 2204, “productos alimenticios”, se ejercieron 92.4 millones de pesos. Resulta que de éstos, 12.1 millones son reembolsos a grupos parlamentarios, que según la propia ASF, son “bienes y servicios adquiridos directamente y contratados por los propios Grupos Parlamentarios para la celebración de eventos organizados por ellos mismos. Derivado de ello, esta entidad de fiscalización superior de la Federación no cuenta con información que le permita verificar que la adquisición de los bienes y la contratación de los servicios se llevaron a cabo bajo los criterios de economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad y honradez que aseguraran las mejores condiciones para el Estado”. De esos 12.1 millones de pesos, 8.2 millones fueron para el PAN y 2.8 millones para el PRI, mientras que para el PRD fueron 701 mil pesos, PT 298 mil pesos y Nueva Alianza 43 mil pesos.

Nota curiosa: 566 mil pesos de esos 12.1 millones fueron para la “contratación de grupos musicales y artistas”.

5.

Mil 300 pesos gasta al mes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por cajón de estacionamiento arrendado. En total, unos 644 mil pesos mensuales, distribuidos entre el edificio Pablo de la Llave con 100 cajones arrendados, 44 de ellos para visitas, en donde además hay que pagar 355 mil anuales por el servicio de policía auxiliar; y entre el Centro Sociocultural y Deportivo “José López Portillo, A.C.” que le renta 40 cajones, aunque no tienen razón social de estacionamiento, y por tanto, el Trife se vio en la necesidad de también ahí pagar otros 355 mil pesos para tener dos elementos de la Policía Auxiliar del Distrito Federal en turnos de 24 horas.

6.

Si pensaban que la Presidencia de la República salió ilesa del informe, se equivocan. En el análisis de su gestión financiera se reporta que con cargo a la partida 1512, “otras prestaciones”, se gastaron 651 mil pesos en apoyo económico para gastos de mantenimiento, combustible, lubricantes, seguros y depreciación de vehículos particulares propiedad de cinco funcionarios… que tenían un vehículo oficial asignado.

7.

Y entonces, la Cédula de Identificación de Población a cargo de la Dirección General del Registro Nacional de Población e Identificación Personal, de la Secretaría de Gobernación, resulta ser que los mil 017 millones que se utilizaron en la partida 3306, “servicios de informática”, para contratar servicios informáticos para el registro de datos biométricos, terminaron usándose para adquirir ellos mismos los equipos de registro. ¿Eso qué implicó? Que los recursos se reorientaran a partidas en las que no se tenía contemplada la contratación de personal eventual y dos mil equipos de cómputo (y su respectivo software).

En total se contrataron 63 plazas en cuya ocupación “la entidad fiscalizada exentó al personal del proceso de reclutamiento y selección”.

Además, se transfirieron 516 millones, no utilizados, al Ramo 23 (“Previsiones Salariales y Económicas”) como “ahorros presupuestarios” y no como lo que son: subejercicios.

8.

A cargo del IFE está la Verificación y Monitoreo de la Transmisión de los Tiempos Oficiales en Materia Electoral, y en el informe correspondiente a este rubro hay una inquietante historia en tres actos:

Primero, en el contrato para la implementación del Sistema Integral de Administración de los Tiempos del Estado (SIATE), se gastaron 79.9 millones más de lo autorizado por la Secretaría Ejecutiva y el Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios.

Segundo, al proceso de licitación para la adecuación de las instalaciones se convocó a una empresa que tenía observaciones “no solventadas” generadas por una auditoría practicada por la propia contraloría del IFE. Para colmo, el participante ganador no cumplió con la totalidad de requisitos establecidos por el propio instituto.

Tercero, y aquí vale la pena citar textual el reporte, “en los periodos del 3 de mayo al 5 de julio de 2009 y de julio de 2009 a mayo de 2010, el SIATE no monitoreó el 35.5% y 37.5%, respectivamente, de las señales establecidas en el contrato. Se verificó que se monitorean mil 500 señales de las 2 mil 319 planeadas. En aspectos técnicos, se verificó que en 2009 se modificaron de forma manual los registros de la base de datos sin contar con la fecha de los cambios […] por lo que no se puede determinar el nivel de confiabilidad de reconocimiento de los materiales transmitidos en radio y TV. Se comprobó que en la base de datos existió pérdida de registros y éstos fueron reconstituidos de forma manual, posterior a la transmisión por la emisora”.  Así, en los dos meses anteriores a la elección del 2009 se monitoreó sólo el 64.5% de las señales planeadas, y además hubo pérdida de registros.

9.

En la auditoría a Banobras relacionada con ingresos por cuotas de peaje, en la que se auditaron 1,221 millones de pesos (de un total de 19 mil 245 millones), se reporta que Banobras no ha recuperado o no ha aclarado ingresos por cuotas de peaje no depositados por Capufe por un total de 150.1 millones de pesos. Además, el fideicomiso pagó 46.6 millones de pesos por el uso de tarjetas de crédito o débito, a pesar de que en la licitación se estableció que “el licitante ganador debería absorber la comisión”. Así las cosas.

10.

Al final, la partida 7802, “aportaciones a mandatos públicos”, a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en la que la ASF revisó 3 mil 439 millones de pesos (de 5 mil 468 millones de pesos). Y se preguntarán, ¿qué es un mandato público? El propio reporte nos dice que bajo esta figura,  “la SHCP abrió la posibilidad de que se creara una figura a la que denominó ‘mandato público, término no previsto en la legislación pública, susceptible de recibir aportaciones con cargo en el presupuesto de cualquier dependencia, constituyéndose un patrimonio independiente al de la hacienda pública federal proveniente de erogaciones del Presupuesto de Egresos de la Federación y cuya aplicación o gasto no está sujeto a la legislación presupuestal”. Son pues, gastos discrecionales, reportados pero no programados.

Pues resulta que bajo este rubro, la SHCP erogó 3 mil 439.7 millones de pesos a instituciones en calidad de mandatarios, a pesar de que en la ley no se prevé que estas figuras puedan contar con patrimonio independiente o que puedan recibir aportaciones a cargo del Presupuesto de Egresos de la Federación. ¿Quiénes se beneficiaron y con qué fin? Primero, el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) con 2 mil 900 millones de pesos como mandatario y en apoyo del pago de pasivos derivados del proceso de liquidación de Luz y Fuerza del Centro. Segundo, el Inmujeres con  437.5 millones como parte del cumplimiento de la política nacional de igualdad en las entidades y municipios. Tercero, el Banjercito con 250 millones, para el apoyo a la adquisición de vivienda en el personal de tropa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Misión a Marte de Emiratos Árabes Unidos: ¿qué busca el país con la sonda Hope?

El país de Medio Oriente dio su primer paso en la exploración espacial con el exitoso lanzamiento de la sonda Hope. Además de generar nuevos conocimientos sobre el planeta vecino, el objetivo del país también cambiar la mentalidad de los jóvenes.
20 de julio, 2020
Comparte

La primera e histórica misión espacial de Emiratos Árabes Unidos (EAU) a Marte está en marcha.

Después de un exitoso despegue desde una base en Japón, la sonda Hope surcó el cielo en un cohete H2-A y ahora está en un viaje de 500 millones de kilómetros para estudiar el clima del planeta rojo.

Si todo sale como está planeado, Hope llegará en febrero de 2021 y coincidirá con el 50 aniversario de la formación de EAU.

Sarah al Amiri, la líder científica de la misión, expresó su emoción y alivio al ver el cohete subir con éxito en el cielo. Y afirmó que el impacto en su país sería el mismo que en Estados Unidos tuvo en el alunizaje del Apolo 11 hace 51 años, también un 20 de julio.

“Hoy estoy muy contenta de que los niños en EUA se despierten en la mañana del 20 de julio con un proyecto propio, una nueva realidad, nuevas posibilidades, lo que les permite contribuir más y crear una mayor impacto en el mundo”, dijo.

¿Por qué EAU va a Marte?

El país de Medio Oriente tiene una experiencia limitada en el diseño y fabricación de naves espaciales.

Aun así, está intentando algo que solo EE.UU., Rusia, Europa e India han logrado hacer. Habla de la ambición de los Emiratos para atreverse a asumir este desafío.

La sonda Hope

MBRSC
El satélite fue en parte construido con ayuda de expertos de Estados Unidos.

Sus ingenieros, guiados por expertos estadounidenses, han producido una sonda sofisticada en solo 6 años. Y cuando esta misión llegue a Marte, se espera que proporcione nuevos conocimientos científicos sobre el funcionamiento de la atmósfera de ese planeta.

En particular, los científicos piensan que puede aumentar la comprensión de cómo Marte perdió gran parte de su aire y, con ello, gran parte de su agua.

Hope se considera como un proyecto de inspiración, algo que atraerá a más jóvenes en EAU, y en toda la región árabe, para estudiar ciencias en los colegios básicos y en la educación superior.

El satélite es uno de varios proyectos que, según el gobierno de EAU, destaca su intención de alejar al país de una dependencia del petróleo y el gas y mirar hacia un futuro basado en una economía del conocimiento.

Sarah al Amiri, la líder científica de la misión

Reuters
Sarah al Amiri, la líder científica de la misión Hope, celebró el exitoso lanzamiento con sus socios de Japón.

Pero, como siempre cuando se trata de Marte, los riesgos son altos.

La mitad de todas las misiones enviadas al planeta rojo han terminado en fracaso. El director del proyecto Hope, Omran Sharaf, reconoce los peligros, pero insiste en que hay razón para intentarlo.

“Esta es una misión de investigación y desarrollo y, sí, el fracaso es una opción”, le dijo a la BBC.

“Sin embargo, no progresar como nación no es una opción. Y lo que más importa aquí es la capacidad y y las habilidades que EAU obtuvieron de esta misión, y el conocimiento que trajo al país”.

¿Qué se espera de Hope?

Los emiratíes no querían llegar planeta rojo para repetir mediciones que ya habían sido realizadas por otros.

Entonces acudieron a un comité asesor de la Nasa estadounidense, el Grupo de Análisis del Programa de Exploración de Marte (MEPAG, por sus siglas en inglés) y preguntaron qué investigación podría generar una sonda de EAU al estado actual del conocimiento.

Sonda Hope

MBRSC
El satélite se ubicará en una regióin ecuatorial de Marte para realizar sus registros científicos.

Las recomendaciones de MEPAG enmarcaron los objetivos de Hope.

Por un lado, estudiarán cómo se mueve la energía a través de la atmósfera, de abajo hacia arriba, en todo momento del día y durante todas las estaciones del año en Marte.

Rastreará características como el polvo elevado que influye enormemente en la temperatura de la atmósfera.

También analizará lo que sucede con el comportamiento de los átomos neutros de hidrógeno y oxígeno en la parte superior de la atmósfera.

Existe la sospecha de que estos átomos juegan un papel importante en la erosión continua de la atmósfera de Marte, por las partículas energéticas que fluyen lejos del Sol.

Ilustración de la misión Hope

MBRSC
El satélite fluctuará entre alturas de 22.000 a 44.000 km en Marte.

Eso arroja luz sobre por qué el planeta está perdiendo la mayor parte del agua que claramente tenía al principio de su historia.

Hope tomará una órbita casi ecuatorial que se aleja del planeta a una distancia de 22.000 km a 44.000 km.

“Podremos volar sobre el Monte Olimpo (el volcán más grande del Sistema Solar) a medida que el Monte Olimpo se mueva a través de diferentes momentos del día. Y en otras ocasiones, dejaremos que Marte gire debajo de nosotros”, explicó el líder del equipo científico central en Hope, David Brain.

“Obtendremos imágenes de disco completas de Marte, pero nuestra cámara tiene filtros, así que haremos ciencia con esas imágenes. Obtendremos vistas globales con diferentes gafas protectoras, si así se desea”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hD37ABgn9b8

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.