PRD en Zacatecas:El hundimiento de un bastión
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

PRD en Zacatecas:
El hundimiento de un bastión

Por Gerardo Romo
28 de febrero, 2011
Comparte

Zacatecas, Zacatecas.-Perdieron la gubernatura pero lograron 190 mil votos. La cifra consuela a la izquierda local. “Somos la primera fuerza”, festinan sus dirigentes, al ver concluida la era de 12 años en el poder.

Colgada en una puerta de madera está Amalia García, con las manos en el rostro y  un título: “Atorada”. Es una foto en blanco y negro, en tonos grises, tan grises que brillan de opacos. La imagen luce en el departamento de prensa del PRD.

La derrota dejó un perredismo fracturado por las divisiones de corrientes  con un saldo extraoficial de 900 militantes expulsados, entre ellos el senador Tomás Torres Mercado  y la  salida de un exdirigente nacional como Raymundo Cárdenas junto con sus seguidores por diferencias con Amalia García.

“El partido no está muerto”, asegura Jorge Eduardo Hiriart, presidente del PRD. “Debes tomar en cuenta que perdimos la gubernatura, fue un duro golpe”, insiste sereno, cual general confiado en su tropa.

Zacatecas fue el primer estado conquistado por la izquierda en 1998, con Ricardo Monreal, sólo un año después del triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en el Distrito Federal.

Este ejemplo sirvió al PRD para repetir fórmulas ganadoras con expriistas convertidos a la izquierda en estados como Baja California Sur, (recuperado por el PAN en las elecciones del 9 de Febrero), Chiapas, Michoacán y Guerrero.

Para el PRD en el país Zacatecas es ejemplo de pleitos internos  como el que se dio entre Ricardo Monreal y Amalia García.

Las pugnas de ambos  propiciaron que los llamados “monrealistas” apoyaran  a David Monreal, quien ganó la alcaldía de Fresnillo en 2007   emigrando del PRD al Partido del Trabajo,  entonces el éxodo  se calculó en 10 mil experredistas. Ricardo Monreal, el exgobernador es hoy senador del PT.

Hoy, una pugna similar se replica entre Andrés Manuel López Obrador y Jesús Ortega, o como sucedió con Leonel Cota y el gobernador Narciso Agúndez en la disputa por el poder en Baja California Sur.

Luis Medina, exdirigente del PRD asegura que su partido nunca llegó a Palacio de Gobierno pese a los 12 años de alternancia (1998-2010).

“En Zacatecas no pudimos ser gobierno porque no se impulsaron cambios de fondo desde la sociedad ni con Ricardo Monreal ni con Amalia García, en el único lugar donde la izquierda ha  gobernado con sello propio  realmente  es  el DF”.

“El PRD se perdió en los ejercicios de gobierno e impuso una visión pragmática que se olvidó de la ética y la idea de transformar la sociedad en las batallas cotidianas de la gente”, lamenta Gilberto del Real, otro exdirigente del Sol Azteca.

Un guardia bosteza a la entrada del edificio modelo en infraestructura para el perredismo nacional, el mejor del país, por sus sendos salones para capacitación y de usos múltiples, espacio de biblioteca, (sin libros) y hasta un amplio estacionamiento.

El auditorio con capacidad para 600 personas donde los perredistas aplaudieron a Antonio Mejía, como candidato de Amalia García para sucederlo, hoy tiene como estampa una bandera de México y sillas apiladas en los rincones. “Octavo Consejo Estatal”, anuncia una vieja manta.

La sede  perredista se ideó para albergar centenares de militantes del centro y norte del país y desde ahí capacitarlos para el poder. No se logró el objetivo; 72 horas después del día del amor y la amistad hay  6 personas en  10 mil metros cuadrados.

Actualmente el PRD tiene un padrón “inflado” de 160 mil afiliados, la mayoría en los 4 municipios más importantes por densidad de población, Guadalupe, Zacatecas, Fresnillo y Jerez.

Cuando termine la campaña de afiliación y reafiliación en Mayo, se prevé que el número de empadronados  se reduzca un 400%.

“Muchos estaban por conveniencia, decían, somos gobierno voy a ver qué me dan, ahora como oposición los que se afilien y reafilien estarán convencidísimos, nuestra meta es llegar a 42 mil”, desea  Eduardo Hiriart, Presidente del PRD.

Las secretarias ven televisión portátil, así matan la inactividad. Pasillos solos. Afuera cala el sol, adentro, hay  frío, ausencia, oficinas vacías. Una huella del poder que fue y se fue.

Entre la soledad y el silencio, brota un comentario espontáneo:

“Ahora sí la gente no puede decir que no cometemos pendejadas”,  lamenta Gilberto del Real a su compañero, el exalcalde Claudio López, ambos se alistan para una reunión en la que siete personas, los líderes de las distintas corrientes que se disputan el mando del partido, esperan definir cómo reconstruir la izquierda en la entidad.

En medio de ese ambiente entra  la amenaza de que hablar de más sobre el partido puede costarle a quien lo haga, el puesto.

“En este momento hay muchos grupos peleándose el poder aquí dentro, la gente de Amalia García y los que no quieren que ella siga, las corrientes se disputan con todo el poder, no podemos hablar, podemos perder el trabajo”, comenta en voz baja una perredista histórica consultada por Animal Politico.

Los grupos que buscan el control del PRD  y con él espacios para candidaturas a diputaciones federales en 2012 son Foro Nuevo Sol, liderado por Amalia García y Claudia Corichi.

También, el llamado Renovación, integrado por exfuncionarios del gabinete amalista; por otro lado los encabezados por el diputado federal José Narro, antiguo dirigente del Partido del Trabajo, además de Izquierda Democrática Nacional, de la maestra Edith Ortega y Camerino Márquez exdiputado federal conocido como “El hijo pródigo”, pues tras haber renegado del PRD en las pasadas elecciones, argumentando exclusión, regresó ya en busca de posiciones perdidas.

“Afortunadamente ya no somos gobierno, porque se hacía política con despensas, yo no estoy de acuerdo”, dice José Escobedo, exfuncionario en el gobierno de Amalia García. Este año el PRD ejercerá un presupuesto de 16 millones de pesos.

La mirada de la base

María del Rosario se desplomó, cayó en depresión. Ni su fe lo evitó. La derrota del PRD  en los comicios del 2 de Julio la dejó varios días en cama, sin ganas de nada. Ella vive alejada de los pleitos entre corrientes.

“Me dio mucha tristeza porque perdimos, me dolió mucho, yo quiero al partido con el corazón”, explica la mujer enfundada en un traje amarillo y negro, apoyada en su escoba con la que barre la basura que sale a diario en el edificio del partido. Así lo ha hecho los últimos 6 años.

Desde su sencillez y sin haber concluido la primaria, María de 66 años busca respuestas a la caída de los suyos.

“La gente se vendió, la teníamos en la mano, no me explico de otra forma la derrota”

También promotora del voto perredista desde hace 12 años, doña Mary se acostumbró a las victorias, primero con Ricardo Monreal en 1998 y  después con Amalia García, esas memorias le nublan la mirada, las lágrimas acechan.

-¿Si el presidente del partido le pidiera un consejo para levantar al partido que le diría?

-“Que trabajen, que trabajen, a mi me gusta mucho mi partido, lo quiero. Me gusta trabajar aquí porque siento que estamos del lado de quienes como yo tenemos encima la pobreza”. Un rosario pende de su pecho con diminuta imagen de la Virgen de Guadalupe.

El origen campesino de Antonia la hace expresarse con claridad, su andar por el surco le curtió la vida y la hizo sincera, sueña con gobiernos que eliminen la dádiva y enseñen a pescar, que hagan del trabajo solidario con los marginados práctica común.

”La derrota es una gran lección, hay que trabajar con la gente del campo, en los pueblitos, con los pobres. Hay que estar en los municipios, que prevalezca el diálogo, no el dedazo”, de esa forma,  la izquierda retomará rumbo y gobierno.

Ella desde la discreción no figura, hace trabajo hormiga,  pie tierra, de la misma manera que como dice hay centenares de líderes que no se ven pero mantienen vivo al PRD, donde respira desde hace 20 años.

El edificio del Sol Azteca  fue el primero en la zona aledaña a Ciudad Argentum, el  Zacatecas de ensueño para ricos ideado por Amalia García.

En sus inmediaciones se ven hoteles, se alzó Ciudad Gobierno,- conjunto de edificios para albergar burócratas, y oficinas que costaron 2 mil 200 millones de pesos y que sigue inhabilitado, el Palacio de Convenciones y hasta una tienda Liverpool.

Un par de campesinos caminaron un par de kilómetros desde el hospital regional en busca de auxilio económico, tienen familiares enfermos, pero no dinero para medicinas.

“Estamos de a tiro pobres queremos que nos apoyen con algo”, dicen mientras esperan ser atendidos por la secretaria de finanzas del partido que una vez tuvo como lema de campaña “primero lo pobres”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las empresas de Japón que ayudan a la gente a desaparecer

Cada año, algunas personas optan por "esfumarse" y abandonar sus vidas, trabajos, hogares y familias. En Japón se les conoce como "jouhatsu" y hay empresas que les ayudan a llevarlo a cabo.
17 de septiembre, 2020
Comparte

En todo el mundo, desde Estados Unidos a Alemania o Reino Unido, hay cada año personas que deciden desaparecer sin dejar rastro, abandonando sus hogares, trabajos y familias para comenzar una segunda vida.

A menudo lo hacen sin siquiera mirar atrás.

En Japón, a estas personas se les conoce como los jouhatsu.

El término significa “evaporación”, pero también se refiere a personas que desaparecen a propósito y ocultan su paradero, a veces durante años, incluso décadas.

“Me harté de las relaciones humanas. Cogí una maleta pequeña y me esfumé“, dice Sugimoto, de 42 años, que en esta historia solo usa el apellido de su familia.

“Simplemente escapé”.

Afirma que en su pequeña ciudad natal todos lo conocían por su familia y su próspero negocio local, que se esperaba que Sugimoto continuara.

Pero que le impusieran ese papel le causó tanta angustia que de repente se marchó de la ciudad para siempre y no le dijo a nadie adónde iba.

Desde una deuda ineludible hasta matrimonios sin amor, las motivaciones que empujan a los jouhatsu a “evaporarse” varían.

Las calles de Japón

Getty Images
El sociólogo Hiroki Nakamori ha estado investigando el jouhatsu durante más de una década.

Pero muchos, independientemente de sus motivos, recurren a empresas que les ayuden en el proceso.

Estas operaciones se denominan servicios de “mudanzas nocturnas”, un guiño a la naturaleza secreta del proceso de quienes quieren convertirse en un jouhatsu.

Estas compañías ayudan a las personas que quieren desaparecer a retirarse discretamente de sus vidas y pueden proporcionarles alojamiento en ubicaciones desconocidas.

“Normalmente, los motivos de las mudanzas suelen positivos, como entrar a la universidad, conseguir un nuevo trabajo o un matrimonio. Pero también hay mudanzas tristes, cuando la razón es haber dejado la universidad, perder un trabajo o cuando lo que quieres es escapar de un acosador“.

Así lo cuenta Sho Hatori, quien fundó una empresa de “mudanzas nocturnas” en los años 90 cuando estalló la burbuja económica de Japón.

Segundas vidas

Cuando empezó en ello, creía que la razón por la que la gente decidía huir de sus problemáticas vidas era la ruina financiera, pero pronto descubrió que también había “razones sociales”.

“Lo que hicimos fue ayudar a las personas a comenzar una segunda vida”, dice.

El sociólogo Hiroki Nakamori ha estado investigando el fenómeno de los jouhatsu durante más de una década.

Dice que el término comenzó a usarse en los años 60 para describir a las personas que decidían desaparecer.

Las tasas de divorcio eran (y siguen siendo) muy bajas en Japón, por lo que algunas personas decidían que era más fácil levantarse y abandonar a sus cónyuges que afrontar los procedimientos de divorcio elaborados y formales.

“En Japón es más sencillo esfumarse” que en otros países, dice Nakamori.

La privacidad es algo que se protege con uñas y dientes.

Mujer sacando dinero en un cajero automático

Getty Images
¿Desaparecerías sin dejar rastro?

Las personas desaparecidas pueden retirar dinero de los cajeros automáticos sin ser descubiertas, y los miembros de la familia no pueden acceder a videos de seguridad que podrían haber grabado a su ser querido mientras huía.

“La policía no intervendrá a menos que exista otra razón, como un crimen o un accidente. Todo lo que la familia puede hacer es pagar mucho a un detective privado. O simplemente esperar. Eso es todo”.

Me quedé impactada

Para quienes son dejados atrás, el abandono y la búsqueda de su jouhatsu puede ser insoportable.

“Me quedé impactada”, dice una mujer que habló con la BBC pero decidió permanecer en el anonimato.

Su hijo de 22 años desapareció y no la ha vuelto a contactar.

“Se quedó sin trabajo dos veces. Debió haberse sentido miserable por ello”.

Cuando dejó de tener noticias suyas, condujo hasta donde vivía, registró el sitio y luego esperó en su automóvil durante días para ver si aparecía.

Nunca lo hizo.

Dice que la policía no ha sido muy útil y que le dijeron que solo podían involucrarse si existía la sospecha de que se había suicidado.

Pero como no había ninguna nota, no investigarán nada.

“Entiendo que hay acosadores y que la información puede ser mal utilizada. Quizás la ley es necesaria, pero los criminales, los acosadores y los padres que quieren buscar a sus propios hijos son tratados de la misma manera debido a la protección. ¿Cómo puede ser?”, afirma.

“Con la ley actual y sin disponer de dinero, todo lo que puedo hacer es verificar si mi hijo está en la morgue. Es lo único que me queda”.

Mujer en Tokio

Getty Images
La policía no suele a ayudar a las familias que buscan a sus seres queridos.

Los desaparecidos

A muchos de los jouhatsu, aunque hayan dejado atrás sus vidas, la tristeza y el arrepentimiento les sigue acompañando.

“Tengo la sensación constante de que hice algo mal”, dice Sugimoto, el empresario que dejó a su esposa e hijos en la pequeña ciudad.

“No he visto en un año. Les dije que me iba de viaje de negocios”.

Su único pesar, dice, fue dejarlos.

Sugimoto vive escondido en una zona residencial de Tokio.

La empresa de “mudanzas nocturnas” que lo aloja está dirigida por una mujer llamada Saita, quien prefiere no confesar su apellido por mantener el anonimato.

Ella misma es una jouhatsu que desapareció hace 17 años.

Huyó de una relación físicamente abusiva, y dice: “En cierto modo, soy una persona desaparecida, incluso ahora”.

Tokio

Getty Images
Tokio es una ciudad con más de 9 millones de habitantes.

Tipos de clientes

“Tengo varios tipos de clientes”, continúa.

“Hay personas que huyen de la violencia doméstica grave y otras que lo hacen por ego o interés propio. Yo no juzgo. Nunca digo: “Su caso no es lo suficientemente serio”. Todo el mundo tiene sus luchas”.

Para personas como Sugimoto, la compañía le ayudó a abordar su propia batalla personal.

Pero a pesar de que logró desaparecer, eso no significa que los rastros de su antigua vida no permanezcan.

“Solo mi primer hijo sabe la verdad. Tiene 13 años”, dice.

“Las palabras que no puedo olvidar son: ‘Lo que papá hace con su vida es cosa suya, y no puedo cambiarlo’. Suena más maduro que yo ¿no?”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.