San Andrés Larráinzar:15 años de autonomía de facto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

San Andrés Larráinzar:
15 años de autonomía de facto

19 de febrero, 2011
Comparte

A 15 años de la firma de los Acuerdos de San Andrés Larranzar, prevalece una autonomía de facto en comunidades del EZLN.Sus logros: un banco de inversión, estructuras educativas, de salud y medios de comunicación alternativos .

Ángeles Mariscal

Chiapas.- Cuando el gobierno federal se negó a llevar a cabo la reformas constitucionales que formaban parte de los Acuerdos de San Andrés pactados con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el grupo insurgente que se alzó en armas en enero de 1994, se dio a la tarea de construir en sus territorios gobiernos autónomos y proyectos de desarrollo paralelos e independientes al Estado mexicano.

En la construcción de estas autonomías de facto, los integrantes del grupo insurgente  han mantenido una actitud reservada, sólo rota por grupos y organizaciones solidarias con la llamada “causa zapatista”, a quienes se les ha permitido aportar conocimientos, tecnología y activos.

Los logros cuantitativos alcanzados en este proceso de construcción  también han sido un misterio. Sin embargo, al cumplirse 15 años desde la firma de los Acuerdos de San Andrés, organizaciones europeas solidarias con el EZLN dieron a conocer un balance de los alcances que ha tenido este proceso.

El informe que este año dio a conocer www.europazapatista.org, da cuenta de los logros desarrollados en  las cinco regiones zapatistas: Oventic, La Garrucha, Morelia, Roberto Barrios y La Realidad. En estos lugares los zapatistas desarrollaron desde un banco, hasta una compleja estructura educativa, de salud y de medios de comunicación alternativa.

En cada una de estas regiones llamadas Caracoles,  funcionan lo que los zapatistas llaman Juntas de Buen Gobierno, estructuras formalizadas como tales en 2003, que operan a través de asambleas donde se  elijen a las autoridades y promotores o responsables de las áreas de educación, salud, justicia, comunicación y otras.

Según el informe de EuropaZapatista, estos son cargos temporales, duran aproximadamente tres años, son rotatorios y no remunerados. En las comunidades los niños participan en las asambleas a partir de 12 años y, a partir de los 16 pueden desempeñar cargos.

Hospitales, escuelas, radiodifusoras zapatistas

Entre los mayores logros que han tenido las comunidades zapatistas –de cuya población efectiva no se tienen datos específicos- se encuentran los servicios de salud. Por ejemplo en la región de Oventik, ubicada en la zona indígena de Los Altos de Chiapas, hay 11 “micro-clínicas” y 40 casas de salud, además de una Clínica Central llamada “La Guadalupana”.

En este último lugar proporcionan  atención en medicina general, oftalmología, dentista, ginecología; y poseen un laboratorio, ultrasonido y quirófano. En estos centros de salud  atienden 332 promotores, además de médicos y especialistas solidarios que no forman parte de la estructura zapatista, pero que llegan a prestar sus servicios periódicamente. En las clínicas se alterna la medicina alopática y la tradicional con herbolaria.

El informe reconoce que la estructura en materia de salud “cubre muchas necesidades, pero aún no pueden responder a patologías graves y a cirugías complicadas”.

En el caracol de La Garrucha –ubicado en el centro de la Selva Lacandona- se encuentra la Clínica de la mujer “Comandanta Ramona”, fundada el 8 marzo 2008; en Morelia –instalada en el municipio constitucional de Altamirano- hay tres clínicas y un quirófano donde  también se atiende  a personas que no son militantes del grupo insurgente.

En el caracol Roberto Barrios –ubicado por la zona de Palenque- hay tres clínicas; en La Realidad –al sur de la Selva Lacandona, en la zona fronteriza con Guatemala- también hay un hospital general, clínicas y casas de salud donde se atiende a zapatistas y no zapatistas

El desarrollo educativo zapatista también ha permeado en la región. Las escuelas que abarcan el sistema de Primaria, Secundaria y un centro tecnológico, se complementan con estudios profesionales que se imparten en ciudades como San Cristóbal de las Casas, en lugares como la Universidad de la Tierra o CIDECI (Centro Indígena de Capacitación Integral).

En Oventik todos los niños y niñas cursan de forma obligatoria los 6 años de educación Primaria, donde se imparte en español y las lenguas maternal. También hay una Secundaria en la que los alumnos realizan prácticas de agroecología y trabajos comunitarios.

En La Garrucha, el informe de las brigadas europeas explica que entre los contenidos educativos destacan materias como la historia enfocada a la conservación de la cultura indígena y la construcción de la autonomía. También acuden a estos centros niños no zapatistas.

En el Caracol de Morelia, además de escuelas primarias existe  una secundaria con un sistema de internado. En  Roberto Barrios en 2009 se instaló  un (Centro Cultural de Educación y Tecnología Autónoma Zapatista (CCETAZ).

Otra área que ha contribuido el desarrollo de las comunidades zapatistas es el de sus propios medios de comunicación, a  través de los que  difunden la construcción de su autonomía y el proceso de  lucha que se lleva a cabo en las diferentes regiones. A la par divulgan programas con temas enfocados a la salud, educación y cultura. También hacen análisis de la política nacional e internacional.

En Oventik esto lo logran mediante 3 radios comunitarias, una productora de videos y  la divulgación por internet. En La Garrucha hay 2 radios comunitarias, que también son  escuchadas por comunidades no zapatistas. En Morelia cada municipio tiene su radio comunitaria.

En Roberto Barrios hay una radio comunitaria; en La Realidad las radiodifusoras cuya frecuencia llega hasta Guatemala son  “Radio Despertar, la voz de los MAREZ” y “Radio San Pedro, la voz de la Esperanza”.

Un banco de financiamiento

El desarrollo del sistema económico zapatista logró recientemente –no se tiene la fecha exacta de la creación- constituir una banca de financiamiento llamada  Banco Popular Autónomo Zapatista  (BANPAZ).

Este sistema bancario no  tiene servicio de ahorro, “sólo responde a la problemática del préstamo en cuestiones de salud”, para solucionar problemáticas en este sentido mediante empréstitos de hasta 5 mil pesos, que manejan una tasa de interés del  2%. Los zapatistas proyectan extender los préstamos para financiar trabajos colectivos agrarios.

El desarrollo económico también se logra mediante un sistema de trabajo colectivo, manejado mayormente por mujeres. Por ejemplo en Oventik, Morelia, Roberto Barrios y La Realidad hay cooperativas que funcionan a nivel regional, en donde se producen zapatos,  artesanías y café –una parte de este de calidad orgánica-, que luego es comercializado dentro y fuera del territorio zapatista, incluso llega a Europa a través del sistema de Comercio Solidario.

La economía y desarrollo zapatista, según el informe de las organizaciones solidarias que financian algunos de los proyectos, tienen un enfoque de género. Las mujeres zapatistas son generalmente las encargadas de las cooperativas de producción y distribución artesanal, agrónoma y pecuaria.

También ponen énfasis en la construcción de la llamada soberanía alimentaria y la conservación del medio ambiente. Existe un rechazo en el interior de las comunidades zapatistas al uso de semillas transgénicas y los fertilizantes y pesticidas no orgánicos.

La Justicia zapatista

Las comunidades zapatistas desarrollaron un sistema de justicia propio. En sus cinco Caracoles la resolución de conflictos se da mediante “Agentes Autónomos que  investigan las causas y citan a las partes en conflicto” para buscar llegar a acuerdos conciliatorios; las penalidades que generalmente se imparten son trabajos colectivos.

“Los problemas se tratan primero en las comunidades, si no se soluciona se eleva a nivel municipal, después a la Junta de Bien Gobierno, y en última instancia a la Asamblea Máxima regida por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena”.

Los conflictos suelen ser por tierra recuperada y, normalmente, los resuelve la llamada Comisión Agraria. Existen celdas para casos más graves, que se utilizan con duración limitada y siempre asociada a trabajos colectivos, señala el informe.

El desarrollo de la autonomía zapatista, explican los observadores, no ha estado exento de conflictos con los gobiernos municipal, estatal y federal, además de  comunidades  y grupos no zapatistas con quienes conviven.

Por ejemplo en Oventik en los últimos cuatro años se han recrudecido las diferencias por el suministro de luz y agua, lo que los ha confrontado con dependencias como la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La construcción de las llamadas  “Ciudades Rurales Sustentables” y proyectos turísticos con inversión extranjera, promovidos por el gobierno estatal, también ha entrado en conflicto con sus procesos de autonomía zapatista porque algunos de estos proyectos están en su región de influencia.

Como resultado de ello las comunidades zapatistas entraron en la disputa por territorios que comparten o colindan  con los de grupos indígenas que intentan participar de los planes oficiales.

Estos conflictos se vive en la región de Montes Azules, en la Selva Lacandona, pero también en regiones como las Cascadas de Agua Azul, cerca de Palenque. Esta última disputaste data de 2007 y en febrero pasado estalló nuevamente en un enfrentamiento que dejó a una persona muerta y diez bases de apoyo del EZLN detenidos, lo que motiva que este 15 aniversario de los Acuerdos de San Andrés, se realicen bloqueos carreteros y otras manifestaciones para pedir la liberación de los presos.

Los zapatistas también ven como un obstáculo al desarrollo de su autonomía la proliferación de las sectas religiosas que pregonan como filosofía: “somos pobres por voluntad de Dios, la lucha no es buena”.

Otro foco de tensión es la participación del narcotráfico por parte de grupos que habitan cerca de sus regiones, y lo que ellos ven como una oportunidad para que el gobierno federal militarice su región.

Los zapatistas exponen, en una serie de entrevista publicadas en la Revista Rebeldía de diciembre pasado, que avanzan satisfactoriamente en el proceso de construcción de su autonomía. “Ahora lo que está pasando es ahora los mismos pueblos pues sigue luchando, organizando, pero ya no sólo de palabra, sino que ya están buscando forma de cómo sobrevivir”, explicó Alfredo, de la comunidad Santa Lucía, ubicado en el Caracol de Oventik.

El indígena zapatista subraya: “esos pueblos indígenas sí son pequeños, son pobres, pero la lucha va seguir, va a seguir. Pero también no se conforman lo que ya están haciendo, tienen mucha esperanza, hay que avanzar más.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

8 frases con las que Bolsonaro minimizó el coronavirus antes de contagiarse

El presidente Jair Bolsonaro anunció este martes que había resultado positivo al test de covid-19, un día después de informar que se había sometido a la prueba y a una placa de pulmones.
7 de julio, 2020
Comparte
Presidente Jair Bolsonaro em manifestação no dia 19 de abril de 2020

AFP
Bolsonaro participó en varios mítines antes de contagiarse sin usar mascarilla.

Tras ensañarse con las favelas, las tribus indígenas y contagiar a miles de brasileños en los últimos meses, el coronavirus llegó también esta semana al Palacio de la Alvorada.

El presidente Jair Bolsonaro anunció este martes que había resultado positivo al test de covid-19, un día después de informar que se había sometido a la prueba y a una placa de pulmones.

“Estoy perfectamente bien. Las medidas que estoy tomando son para evitar la contaminación por parte de terceros”, dijo a periodistas.

Aunque Brasil se ha convertido en el segundo país del mundo con más contagios y muertos, el presidente ha sido vocal y crítico de los confinamientos y el uso de máscaras y ha realizado numerosos mítines y encuentros con seguidores.

En BBC Mundo te contamos algunas polémicas frases con las que el mandatario ha minimizado el impacto del virus desde que comenzó la pandemia.

1- “Fantasía”

Cuando los casos de coronavirus comenzaban a dejar sus primeras víctimas en Brasil y en el resto del mundo y los países empezaban a decretar las cuarentenas, Bolsonaro consideró que el virus era “fantasía”.

“Obviamente, tenemos una crisis en este momento, una pequeña crisis. En mi opinión, el tema del coronavirus es mucho más fantasía, que no es todo lo que los principales medios de comunicación propagan o propagan en todo el mundo”, dijo.

Poco después consideró que era también “histeria” y “neurosis”.

“No podemos entrar en una neurosis como si fuera el fin del mundo. Otros virus más peligrosos han sucedido en el pasado y no hemos tenido esta crisis en absoluto. Ciertamente hay un interés económico en todo esto para provocar esta histeria”, dijo en una entrevista con Rádio Tupi.

En ese momento ya el país había registrado 28.912 contagios y 1.760 muertos por coronavirus.

2- “Una gripecita de nada”

Poco después de referirse al coronavirus como una “histeria” y de acusar a los gobernadores de los estados por imponer cuarentenas que, en su criterio, afectarían la economía, Bolsonaro no solo se refirió al coronavirus como una “gripecita” sino que aseguró que, de contagiarse, no tendría síntomas por su pasado como deportista.

“En mi caso particular, debido a mi historia como atleta, si estuviera infectado por el virus, no tendría que preocuparme, no sentiría nada o sería, a lo sumo, una gripecita o un resfriado”, afirmó.

Hileras de fosas comunes

BBC
Fosas comunes han tenido que ser abiertas para enterrar a los numerosos muertos.

También dijo que, tras sufrir un atentado durante su campaña, no sería el coronavirus quien más lo afectara o que la enfermedad era como “la lluvia”, que moja pero no ahoga.

3- La “sobredimensión” del coronavirus

A medida que el número de muertos y contagios se multiplicaba, el mandatario comentó que consideraba que el impacto del virus se estaba exagerando.

“Está la cuestión del coronavirus que, a mi entender, está siendo sobredimensionado el poder destructivo de este virus”, dijo a periodistas.

4- “El virus se está yendo”

Uno de los argumentos frecuentes del presidente, pese a las crecientes cifras de muertos y de contagios en su país, fue que los efectos del coronavirus están disminuyendo, que los brasileños tienen una “resistencia especial” o que el clima tropical de Brasil impide que el virus se propague.

“Hoy tenemos información de que, debido a que tenemos un clima más tropical , casi hemos llegado al final , o ya ha terminado (…) el virus no se propaga tan rápido en clima cálido climas como el nuestro”, dijo en marzo.

Soldados brasileños en trajes protectores se preparan para desinfectar un albergue público en Río de Janerio

AFP/Getty Images
Durante varias semanas, Brasil ha sido el foco del brote de coronavirus en América Latina.

También ha asegurado que a medida que el virus “desaparece” comienza a mostrarse los efectos de la crisis que deja.

“Parece que este problema del virus está empezando a desaparecer, pero el problema del desempleo está surgiendo con dificultad”, afirmó el mismo día que Brasil alcanzó 1.200 muertes por coronavirus.

Hasta el lunes (última cifras disponibles) Brasil había reportado 65.487 muertos y 1.623.284 contagios, según datos del Ministerio de Salud, aunque varios estudios sugieren que los números pueden ser varias veces mayor.

5- “¿Qué quieres que haga? Soy un Mesías, pero no hago milagros”

A medida que aumentaban las muertes por coronavirus en el país, el mandatario intentó en varias ocasiones reducir el impacto en la opinión pública por la pérdida de vidas.

El mismo día que Brasil superó a China en el número de contagios, aseguró que, aunque su nombre también era Mesías (se llama oficialmente Jair Messias Bolsonaro), no podía hacer milagros.

“¿Y qué?”- respondió a una periodista que le preguntó por el creciente número de víctimas- “Lo siento. ¿Qué quieres que haga? Soy un Mesías, pero no hago milagros”.

Bolsonaro con un niño

Getty Images
El presidente Jair Bolsonaro ha ignorado abiertamente las reglas de distanciamiento social.

6-El debate de la hidroxicloroquina

El anuncio de Bolsonaro de este martes de que está tomando hidroxicloroquina , una droga cuya eficacia médica contra el coronavirus no ha sido demostrada, tomó a pocos por sorpresa en Brasil.

Al igual que también ha hecho su par estadounidense, Donald Trump, Bolsonaro ha repetido en varias ocasiones los supuestos beneficios del medicamento contra la enfermedad.

“Algunos morirán, por supuesto, no todos tomarán la medicina y se mantendrán con vida, pero la gran mayoría sobrevivirá (al tomarla)”, afirmó.

El mes pasado aseguró que “tenía información de que la cloroquina estaba funcionando, de una manera que no estaba científicamente probada” y que se estaba administrando porque “no tenía otra alternativa”.

7- “La ola del desempleo”

Gran parte de los discursos en los que Bolsonaro ha minimizado el impacto del coronavirus utilizan el argumento de que la paralización del país por la cuarentena va a provocar más muertes que el propio virus.

“Tenemos la ola de covid, sí. Sabemos que conduce a la muerte muchas veces, pero tenemos una ola aún mayor que es el desempleo. Y, con el debido respeto, también conduce a catástrofes para todos en el país”, aseguró.

Vanderleia dos Santos

BBC
El coronavirus ha afectado particularmente tribus indias en Brasil.

En su criterio, el impacto del virus sería menor que las pérdidas que puede provocar una crisis económica.

“No podemos permitir que el efecto secundario del tratamiento de la pandemia sea más dañino que la pandemia en sí. La vida y el empleo, una cosa está completamente ligada a la otra”.

8- Las máscaras y las “multas”

Pese a las recomendaciones de las autoridades de salud de casi todo el mundo, el presidente brasileño ha estado entre los que ha cuestionado el uso de mascarillas para evitar los contagios.

Además de participar en varios mítines y saludar a personas con la mano (incluso después de limpiarse la nariz), Bolsonaro también ha vetado artículos de una ley sobre el uso de mascarillas para que no fueran obligatorias en comercios, templos y escuelas.

De igual forma, se opuso a aceptar las cláusulas que obligaban a los poderes públicos a distribuir máscaras a la población más vulnerable y a las empresas a suministrar dicho material a sus trabajadores de forma gratuita.

Bolsonaro con sus simpatizantes apuntando sus dedos al cielo

Reprodução/Facebook
Bolsonaro (de espaldas en el centro) y sus simpatizantes se han reunido varias veces durante la pandemia.

“Hoy firmé varios vetos a un proyecto de ley que hablaba sobre el uso obligatorio de máscaras, incluso dentro de casa. Nadie va a entrar en tu casa para multarte”, escribió en sus redes sociales, aunque la ley no mencionaba el uso de protecciones dentro de la vivienda.

Un juez federal obligó al mandatario en junio pasado a utilizar la máscara en sus mítines por ser obligatoria en el estado, aunque incluso este martes al dar la noticia su enfermedad, el mandatario se la quitó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ibw92oQE5vc

https://www.youtube.com/watch?v=OZghZxbbTdw&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.