Los pecados capitales y los políticos: La gula
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los pecados capitales y los políticos:
La gula

Por Eduardo Rodríguez Soto
21 de abril, 2011
Comparte

La gula es un deseo desordenado por el placer que produce comer y beber. Sí, a muchos nos gusta comer, beber y obtener placer a través de ellos, pero ¿cuándo se vuelve un desorden? Cuando el deseo por obtener este placer es más fuerte que la conciencia de que puede traer problemas y aun así no se puede resistir el impulso.

La gula normalmente hace que la gente coma y beba más allá de lo que sus recursos económicos le permiten, y quien come o bebe y pone más atención a la comida que a quienes están en su entorno… ha caído en el pecado de gula.

Tuvimos que ir siete años al Tíbet y meditar hasta que levitamos para no hacer un pésimo chiste sobre algún funcionario, digamos, con kilitos de más.

Así que no, no mencionaremos en este pecado a los gorditos, sino a quienes buscan el placer en ese otro alimento que tanto atrae a nuestros políticos: El poder.

Y extendemos un poco más el concepto, pues no sólo se trata de poder, sino de la gula de los políticos que van de un lado a otro, siempre viviendo del erario. Buscando un puesto tras otro y percibiendo dietas onerosas para seguir alimentando su gula.

Quizá arrepintiéndose de sus pecados o al no aceptar los de otros, hay políticos que decidieron abandonar los colores de su partido.

Unos dicen que se fueron por convicción y respeto a los principios, otros porque las cosas ya no funcionan y no se hallan ahí; unos más por mera rebeldía al no ser los “gallos” favoritos.

¿Se imaginan a un panista pensando y actuando como perredista o viceversa? Bien, pues ¡ello es posible!

o – – – o – – – o

1. Ángel Aguirre | Gobernador de Guerrero

Del PRI a gobernador de Guerrero por el PAN y PRD.

Su trayectoria política la inició en el PRI; en 2010 anunció su intención de buscar la gubernatura de Guerrero pero su partido lo desestimó y eligió a Manuel Añorve Baños como candidato.

Renunció al tricolor y aceptó ser el candidato del PAN y el PRD. Venció a su expartido en las urnas en enero pasado.

o – – – o – – – o

2. Mario López Valdez | Gobernador de Sinaloa

Del PRI a la gubernatura de Sinaloa por el PAN y PRD.

Malova tampoco fue el favorito del tricolor para ser candidato a la gubernatura de Sinaloa. Lo pensó y lo pensó y renunció a su partido. El Revolucionario Institucional designó a Jesús Vizcarra como el candidato oficial.

También en alianza del PAN con el PRD, Malova venció a su expartido en las urnas en julio del año pasado.

o – – – o – – – o

3. Gerardo Fernández Noroña | Diputado Federal

Del PRD al PT.

Noroña renunció al PRD cuando el Tribunal Electoral le dio el triunfo a Jesús Ortega como presidente nacional de este partido. Consideró la medida como “ilegítima“. Hoy sus batallas las da en el PT.

o – – – o – – – o

4. Ricardo Monreal | Senador de la República

Del PRI al PRD, ahora en el PT.

De origen priista. Renunció a su partido en 1998 porque no lo postuló a la gubernatura de Zacatecas. La ganó pero bajo las siglas del PRD.

En 2006 llegó al Senado por el sol azteca y en 2008 se pasó al PT para salvarlo y garantizar su registro como grupo parlamentario. Hoy día lidera la bancada petista.

o – – – o – – – o

5. Fernando Gómez Mont | Exsecretario de Gobernación

Renunció al PAN por las alianzas de su partido con el PRD.

Como secretario de Gobernación, Gómez Mont renunció a su militancia panista el 10 de febrero de 2010. A muchos sorprendió que el hombre encargado de la política interna del país se despidiera de su partido mientras estaba en funciones.

En su momento señaló que los motivos de su renuncia se los reservaba. Más tarde se infirió que se fue porque su partido no respetó un pacto con el PRI que establecía no aliarse con el PRD, no en el Edomex. Llegó julio y dejó la Segob. Ahora ejerce en su despacho de abogados.

o – – – o – – – o

6. Elba Esther Gordillo | Lideresa vitalicia del SNTE

Desde los 25 años en la política mexicana.

La lideresa vitalicia del SNTE tiene una trayectoria larguísima en la que ha recibido sus ingresos de recursos públicos.
Desde 1970, cuando tenía apenas 25 años y todavía ninguna cirugía, la chiapaneca se integró a las filas del PRI y el SNTE, como cercana a Carlos Jongitud González.

En 1971 fue nombrada secretaria de Trabajo y conflictos del SNTE. De 1973 a 1975 fue Secretaria general del SNTE de la delegación en Ciudad Nezahualcóyotl. De 1977 a 1980 fue Secretaria general de la sección XXXVI. Luego fue diputada federal en la LI legislatura en 1979 y hasta 1982, pero seguía con sus labores en el SNTE. En el 85, regresó a ser diputada en la LIII legislatura, y en 1987 respondió el quinto informe de Miguel de la Madrid. De 1988 a 1989 fue delegada en Gustavo A. Madero, cargo que dejó para asumir la dirigencia del SNTE. Y como dicen… “de ahí p’al real”.

Además de su cargo en el SNTE, estuvo ligada a varios puestos en el CEN del PRI, pero también fue Senadora en la LVII legislatura, por el tricolor de 1997 a 2000. Ya en marzo 2002 quedó como Secretaria General del PRI, y en 2003, llega a su tercera diputación, esta vez como coordinadora de la bancada priista. En 2004 dejó su diputación, por problemas con Roberto Madrazo, y en 2005 renunció a la secretaría del PRI.

o – – – o – – – o

7. María de la Paz Quiñones | Diputada Federal

Del PAN... al PRI.

Por considerar que el PAN perdió “rumbo y filosofía“, de la Paz Quiñones renunció al albiazul en noviembre de 2010 luego de 10 años de militancia.

Se pasó a las filas del tricolor, el cual aumentó de 237 a 238 legisladores en la Cámara de Diputados.

o – – – o – – – o

8. Minerva Hernández | Senadora

Del PRD... al PAN.

En 2010 buscó la gubernatura de Tlaxcala bajo las siglas del PRD pero a unos días de las elecciones declinó en favor del PAN. El PRI se llevó la elección.

Regresó a su escaño en Xicoténcatl y en agosto anunció que su ciclo en el sol azteca había concluido. Se sumó al PAN por invitación de Gustavo Madero.

o – – – o – – – o

9. Eugenio Govea | Senador

Del PAN... a Convergencia.

Llegó al Senado en 2006 como miembro de Acción Nacional pero renunció a su partido en junio de 2009; se declaró senador independiente por San Luis Potosí, posteriormente se integró a Convergencia.

o – – – o – – – o

10. Liev Vladimir Ramos Cárdenas | Diputado Federal

De Nueva Alianza al PAN.

Apenas pasaron los festejos del Bicentenario y el 28 de septiembre de 2010 Ramos Cárdenas, de Nueva Alianza brincó al PAN en la Cámara de Diputados.

o – – – o – – – o

11. Rafael Acosta “Juanito”

Del PT al ¿PRI?

Cómo olvidar a “Juanito” y su emblemático “muera el PR… PT traidor“. Hoy busca un huesito en el PRI porque dice, ahí sí se trabaja por la gente… Ya traía los colores en la frente.

o – – – o – – – o

Conclusión: Se renuncia al partido, no a la política. Amén.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

A un año del COVID: ¿cómo se determina cuándo finaliza una pandemia?

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al brote de un nuevo tipo de coronavirus una "pandemia". Te contamos qué metas deben alcanzarse para salir de la emergencia sanitaria.
11 de marzo, 2021
Comparte

China reportó los primeros casos de un nuevo tipo de coronavirus a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el último día de 2019 -de ahí que se lo bautizara “covid-19”-, pero el organismo lo declaró oficialmente una “pandemia” el 11 de marzo, hace un año.

Esta enfermedad viral se sumó así al grupo de los grandes brotes que afectaron la salud global a lo largo de los tiempos, como la peste negra, la viruela, la gripe de 1918-9 y, más recientemente, el VIH/Sida y la influenza A (H1N1).

Ninguna de esas enfermedades representa hoy una amenaza a la humanidad. Incluso una -la viruela- llegó a erradicarse.

¿Qué debe ocurrir para que el covid-19 también deje de ser considerado una pandemia?

¿Cuáles son las metas que deben alcanzarse?

La respuesta más directa surge de analizar la definición de lo que constituye una pandemia.

Según la Real Academia Española, es una “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”.

Por lo tanto, se infiere que el covid dejará de ser pandémico cuando ya no tenga un alcance tan grande.

Pero ¿quién define el umbral y cómo se determina?

Incluso si la OMS decidiera que se terminó la pandemia, serán cada uno de los países -o incluso de los Estados o provincias- los que determinarán cuándo termina la emergencia sanitaria y pueden levantarse las cuarentenas y restricciones.

Aquí te explicamos qué criterios epidemiológicos podrían utilizarse para decidirlo.

No más contagios

La forma más clara de determinar el final de una pandemia sería que ya no haya circulación del SARS-Cov-2, el virus que causa el covid-19.

Click here to see the BBC interactive

En la actualidad (al 11 de marzo de 2021) solo 14 países o territorios de todo el mundo están libres de covid, según la OMS, y de ellos 12 son islas en el Pacífico o Atlántico (que debieron cerrar sus fronteras para poder mantener afuera al virus).

A nivel global hay unas 117 millones de personas infectadas y cerca de 2,6 millones de víctimas fatales, cifras que siguen aumentando día a día.

Por lo tanto, la meta de frenar completamente la transmisión del coronavirus parece muy lejana, si no imposible.

Esto, a pesar de que ya existen ocho vacunas que previenen la enfermedad y que al menos 125 países y territorios comenzaron a vacunar a su población.

Click here to see the BBC interactive

Incluso en Estados Unidos, el país qué más dosis ha administrado hasta el momento (más de 90 millones), los expertos advierten que será casi imposible alcanzar los niveles de vacunación necesarios -por encima del 75% de la población- para lograr la anhelada meta que algunos allí han bautizado #ZeroCovid.

Si consideramos, además, que fuera de EE.UU. y un puñado de países como Israel, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Chile, la vacunación viene a un ritmo muchísimo más lento, y que, encima, siguen surgiendo nuevas cepas del virus que podrían reducir la efectividad de las vacunas, puede prácticamente descartarse que el coronavirus sea vencido por knock-out gracias a la inoculación, como esperaban algunos.

Inmunidad de rebaño

No obstante, la vacunación sí puede contribuir a otra forma de poner fin a la pandemia, la llamada inmunidad de rebaño o colectiva.

Esta se logra cuando una porción amplia de la población se vuelve inmune al virus, por lo que se reduce fuertemente su circulación.

La teoría es que, si suficientes personas son resistentes a la enfermedad, los más vulnerables quedan protegidos de un posible contagio.

Científicos británicos estimaron que la inmunidad de rebaño en el caso del covid-19 se lograría cuando aproximadamente el 60% de la población haya estado expuesta al SARS-Cov-2.

Esta exposición puede ser natural, a través de una infección, o gracias a una vacuna.

Con cada vez más personas infectadas o inoculadas con el coronavirus, ¿será esta la salida de la pandemia?

Mujer recibiendo vacuna

iStock
Cada vez más personas recibirán la vacuna o contraerán el covid, ¿podremos alcanzar la inmunidad colectiva?

No en el corto plazo, según la OMS.

A finales de diciembre, el organismo advirtió que “las encuestas de seroprevalencia sugieren que en la mayoría de los países, menos del 10% de la población ha sido infectada con covid-19”.

En tanto, aunque las estadísticas sobre vacunación muestran que hasta el momento se han administrado más de 300 millones de dosis antivirales, las personas inmunizadas serían muchas menos, ya que la mayoría de las vacunas requieren dos dosis.

Si bien se trata de un avance científico enorme, logrado en tiempo récord, su impacto sigue siendo limitado si consideramos que en el mundo viven más de 7.700 millones de personas.

Lo otro que complica alcanzar la inmunidad de rebaño es que las personas infectadas con covid no necesariamente están protegidas contra la enfermedad.

“Todavía no se sabe con certeza cuánto dura la inmunidad de este coronavirus, pero basados en los coronavirus que ya existen y que infectan a la población regularmente, como los coronavirus que causan resfriado, sabemos que la gente se contagia con estos virus una y otra vez”, advirtió a BBC Mundo Jeffrey Shaman, profesor de Ciencias de salud ambiental de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

“Todavía estamos aprendiendo sobre la inmunidad al covid-19”, coincidió, por su parte, la OMS en su reporte.

“La mayoría de las personas que están infectadas con covid-19 desarrollan una respuesta inmune en las primeras semanas, pero no sabemos qué tan fuerte o duradera es esa respuesta inmune”.

“También ha habido informes de personas infectadas con covid-19 por segunda vez”, advirtió.

Un hombre en la cama soplándose la nariz

iStock
La esperanza es que el covid-19 se transforme en una especie de gripe.

Como la gripe

Por todo esto, muchos creen que la salida de la pandemia no se dará ni eliminando el covid, ni logrando una inmunidad colectiva superior al 60%.

Se dará cuando logremos tener la enfermedad suficientemente bajo control.

¿Qué significa esto? Que la cantidad de infecciones, hospitalizaciones y muertes ya no serán considerados una emergencia sanitaria.

Un reciente artículo en la revista The Atlantic estimó que en EE.UU. ese umbral se alcanzaría cuando haya menos de 100 muertes al día.

¿Por qué 100? Porque esa es la cantidad aproximada de personas que fallecen cada año a causa de la influenza (gripe).

Joseph Eisenberg, epidemiólogo de la Universidad de Michigan, dijo a la revista que ese nivel de mortalidad es “ampliamente considerado aceptable por el público”.

Las comparaciones con la gripe no son antojadizas.

Son varios los expertos que creen que el coronavirus podría eventualmente convertirse en un problema endémico, con picos estacionales, como los distintos virus de influenza.

A medida que más personas se exponen al covid, lo esperable es que comiencen a bajar las tasas de transmisión e infección.

A la vez, el SARS-Cov-2 podría ir mutando para ser menos dañino, como ocurre con muchos virus que tienden a ser más agresivos cuando recién aparecen y luego se hacen menos letales para poder sobrevivir.

https://www.youtube.com/watch?v=kWa06mmJT4U&t=15s

Seguramente seguiría habiendo brotes, como ocurre con la influenza, pero la esperanza es que el desarrollo de nuevos medicamentos para tratar la infección podrían hacerla menos mortal.

“Lo que esperamos es lograr niveles de la infección que sean controlables y que el virus se vuelva cada vez menos severo, para lograr un equilibrio en el que la endemicidad de este patógeno no sea tan mala para la mayoría de la gente”, señaló a BBC Mundo el profesor Shaman, quien en octubre publicó un estudio en la revista Science sobre el potencial del covid de volverse endémico.

“Ese sería el tipo de estabilidad que nos permitiría vivir con este virus y, a la vez, volver a algún tipo de normalidad”, afirmó.

¿Cuánto tiempo tardará?

Otro trabajo publicado en Science en enero por científicos de la Universidad de Emory y la Universidad Estatal de Pensilvania, estimó el plazo, utilizando un modelo matemático para reproducir la propagación del virus.

Su conclusión fue que “domar la pandemia” -es decir, que el covid-19 se haga endémico- tardará entre un año y una década.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue más preciso.

En agosto pasado, estimó que la pandemia terminará “en menos de dos años”, o sea, antes de mediados de 2022, un poco menos de lo que tardó en superarse la gripe de 1918-9, la mayor pandemia del siglo XX.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.