Gómez del Campo echó a perder al PAN-DF: Aus den Ruthen

Gómez del Campo echó a perder al PAN-DF: Aus den Ruthen
Aus den Ruthen, exdelegado en Miguel Hidalgo. FOTO: Cuartoscuro

Cuando Mariana Gómez del Campo llegó a dirigir al PAN capitalino, comenzó un proceso de putrefacción al interior, afirmó el exdelegado de Miguel Hidalgo, y ahora exmilitante blanquiazul, Arne Aus den Ruthen.

El también exdiputado local renunció a su militancia panista apenas este lunes, luego de 17 años de pertenecer a las filas de Acción Nacional.

En entrevista con Animal Político, Aus den Ruthen denunció tráfico de puestos y afiliación corporativa el interior del partido, además de señalar que esas prácticas han dado al traste con la integridad del partido y lo han convertido en una mala copia del PRI  y el PRD.

Arne también señaló que con la anuencia de su pariente, la Primera Dama, Margarita Zavala, y, por tanto, del Presidente Felipe Calderón, Gómez del Campo reparte puestos en dependencias gubernamentales a aquellos que puedan significarle al partido una gran cantidad de votantes.

Luego de hacer pública su renuncia a través de Twitter, el ingeniero de 39 años de origen suizo aseguró que en el PAN se han dejado de valorar las ideas y le ha dado mayor peso al poder del acarreo.

RT @rammszac: ¿por qué renunciaste al PAN? < Decisión personal. Repruebo el acarreo y el tráfico de plazas cada vez más vivo en el PANless than a minute ago via ÜberSocial Favorite Retweet Reply

También señala que en el PAN DF se reparten puestos públicos como delegaciones de dependencias federales, direcciones, subdirecciones y jefaturas de unidad entre militantes con poder de ‘acarreo’, siempre en función de qué tan grande es el “rebaño” que controlan.

Será el sereno @pabloorozco, pero a tu señora madre la designó la Primera Dama pasándose a los militantes de la GAM por el arco del triunfoless than a minute ago via ÜberSocial Favorite Retweet Reply


‘Cerebros hipotecados’

Vestido de azul, a Aus den Ruthen aún  lo traiciona la costumbre. Tiende a decir “somos”, en lugar de “son” cuando habla del partido. La renuncia aún está fresca, así que de inmediato se corrige.

Hace dos años, él, junto con otros militantes del DF, como las exdiputadas Margarita Martínez Fisher y Paula Soto, formaron un grupo autocrítico dentro del partido. Sus discusiones han girado en torno al desarrollo humano, económico y urbano, así como en temas de seguridad, justicia y buen gobierno. En la intención de sumar a más personas, Aus den Ruthen se topó con “cerebros hipotecados”.

“Me dediqué estos últimos meses a entrevistarme con absolutamente todos los consejeros, miembros del comité, con todas las posiciones adentro del PAN. De 100 personas con las que me entrevisté, 98 me dijeron: ‘Está a todo dar el proyecto de las ideas. Si me dejaran ir de forma libre, me sumaría, pero la posición en la que estoy, no me lo permite”. Algunos fueron aún más explícitos. “Yo tengo dueño”, asegura haber escuchado de dos militantes premiados con puestos públicos.

“Todas fueron confesiones personales. Me aterró que alguien me dijera que no tiene libertad para pronunciarse políticamente. Fueron confesiones terribles y, además, vinieron una tras otra”, comenta con más resignación que sorpresa.

Y añade “en el PAN hay una pobreza intelectual tremenda. Antes había gente muy preparada, pero hoy sólo se colocan a los mejores acarreadores y no se puede ser acarreador e inteligente al mismo tiempo”.

“Estas personas tienen una posición de partido, pero hoy tienen un trabajo que no tendrían en la iniciativa privada por méritos propios y que le deben a algún líder del PAN”, sentencia el hoy exmilitante.

Aus den Ruthen asegura que los grandes acarreadores son premiados con puestos que dejan hasta 80 mil pesos, mientras que aquellos con un “rebaño” más modesto, tienen puestos con sueldos de 15 mil pesos. Los nombres, sin embargo, se los reserva.

Lo único que hace es mostrar una libreta donde tiene apuntados nombres, fechas y detalles de las reuniones en las que se encontró estas irregularidadades, de la que señala como principales responsables a Mariana Gómez del Campo, hoy líder de los panistas en la Asamblea Legislativa, y al exdiputado local Jorge Romero. En menor medida, también involucra al senador Federico Döring Casar.

‘No me quedo con las ganas de ser candidato’

“No me quedo con las ganas de una candidatura. No me obsesiona el poder”, revira ante los cuestionamientos que ha habido de algunos panistas sobre que su salida es una “pataleta política” ante las pocas posibilidad de ser candidato a jefe de gobierno capitalino. “Hay muchas trincheras de servicio y es el servicio lo que a mí me interesa”.

Aus den Ruthen no cree que su salida vaya a tener un efecto dominó en la militancia capitalina. Para él, la situación que impera en el Comité local no tiene solución y, lo que es peor, el propio dirigente, Obdulio Ávila Mayo,  ha entrado a la dinámica.

“Ahí está lo que quiso hacer en la Arena México”, dice en referencia al primer informe de actividades de Ávila Mayo celebrado el pasado 13 de marzo. En ese acto, el líder local congregó a unas 14 mil personas y anunció una campaña de afiliación masiva.

“Obdulio es un rehén de los intereses. Él llegó a un Consejo (directivo) dominado por Mariana Gómez del Campo y Jorge Romero y de momento está atado de manos, pero a la vez intenta construir su propio liderazgo y convertirse en el ‘pastor de pastores’”.

Resignado, pero con planes de emprender proyectos de desarrollo de talentos en áreas rurales del país, Aus den Ruthen termina: “El PAN quiere hacer, con cierto pudor y mal hecho, lo que el PRD y el PRI saben hacer muy bien”.

RT @mawtroncoso: Otros nos quedamos a continuar la obra. Éxito en tus nuevos proyectos, sabes que podrás contar conmigo.less than a minute ago via ÜberSocial Favorite Retweet Reply

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios