Bjarke Ingels, optimista irredento, confía en dar vida al Nuevo Tamayo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Bjarke Ingels, optimista irredento, confía en dar vida al Nuevo Tamayo

Por Ana Francisca Vega
9 de abril, 2011
Comparte

En el auditorio del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) no cabe una persona más. Los asistentes, casi todos jóvenes estudiantes  –algunos de ellos parados en los pasillos con sus bolsas entre los pies– no dejan de mirar al expositor ni un solo segundo. Lo que él dice les hace sentido, los motiva –su lenguaje corporal lo dice todo: tienen ganas de salir a “hacer algo”. Inmediatamente. Ya. En ese momento.

Bjarke Ingels habla sin pausa, consciente del poder que ejerce en sus escuchas, y visiblemente contento por su respuesta. “La arquitectura no es un conjunto de dogmas”, dice a los estudiantes –casi gruppies, alguien podría decir–, “a la arquitectura hay que pensarla como algo flexible que no puede seguir un modelo establecido”.

Bjarke Ingels

Bjarke Ingels

Al fin de la conferencia, Bjarke –nadie quiere llamarle señor Ingels a alguien nacido en 1974 quien cree firmemente en las bondades del comic book y la novela gráfica como medios de expresión artística– recibe un aplauso caluroso, firma decenas de libros, y sudoroso y sediento me dice: “vamos ya”.

Sentado frente a una reconfortante Diet coke servida en un vaso repleto de hielos, Bjarke responde rápidamente a mi primera pregunta: ¿Qué pasa con el proyecto del Museo Tamayo? BIG –el despacho que fundó en 2006– en asociación con Rojkind Arquitectos –despacho mexicano–  ganó el concurso para construir el Nuevo Museo Tamayo en Atizapán, Estado de México. El alcalde de entonces –el panista Gonzalo Alarcón– había prometido donar 10 mil metros cuadrados para construirlo. El alcalde de hoy –el priista David Castañeda– dice que “la comunidad prefiere tener ahí un parque que un museo”. ¿El resultado? No hay museo, no hay parque y no hay claridad de lo que sucedió en el camino.

 

– ¿Qué va a pasar?, pregunto.

– “No sé”, se ríe.

– Pero ¿qué sucedió, nos podrías explicar?, insisto.

-“Creo que lo que pasó –y debo decir que el proceso no ha sido muy transparente– es que el alcalde anterior de Atizapán había prometido dar tierra a la fundación Tamayo y el nuevo alcalde no quiere hacerlo.

-¿Bajo qué argumentos?

– El alcalde dijo que prefería hacer un parque que un museo, no sé. En mi mente este es un argumento muy pobre. ¿Por qué no deberíamos de hacer el museo ahí si igual sería un área pública?.

Aún así, Bjarke dice ser un “optimista irredento” con respecto a que “algo bueno” va a pasar con el museo. “Mi experiencia me dice que aún cuando las cosas no suceden –y eso pasa con frecuencia– igual envías una señal que regresará eventualmente a ti en forma de algo que sí sucederá. La idea ahora es volver a hablar con la fundación Tamayo en 2012 y ya veremos”.

Mientras tanto, la idea está viva…

Bjarke cree –vive– la arquitectura “no dogmática”. El creador de monumentales y reconocidas obras alrededor del mundo habla de su arquitectura con una sencillez que se agradece: “Mi arquitectura es deliberadamente no-dogmática”, sonríe. “Creo que si llevas la máxima de que ‘la forma está antes que la función’, deliberadamente reduces tu espectro de actuar. Casi sabes la respuesta antes de que pienses en el proyecto. Es como el estilo universal del modernismo, en donde se aplican las mismas formas sin importar el contexto cultural, geográfico, climático y demás”, concluye.

De acuerdo con su propia narración, el proyecto del Museo Tamayo en Atizapán surgió precisamente de la flexibilidad con la que ellos se aproximaron a la creación. “Frecuentemente los directores de museo y los patrocinadores prefieren una pieza arquitectónica que se convierta en un icono (…) pero nosotros pensamos y tratamos de hacer una estructura puramente funcional”.

El exterior del museo según el proyecto de Bjarke

El exterior del museo según el proyecto de Bjarke

¿De dónde surgió la idea? De observar las necesidades de sus usuarios básicos: los artistas plásticos. “Si le preguntas a los artistas contemporáneos qué tipo de espacio prefieren para que su obra sea exhibida casi todos describen construcciones tipo bodega industrial. La generosidad de los crudos y amplios espacios industriales permite que los artistas alcancen el máximo nivel de libertad de expresión”.

El proyecto tiene forma de cruz

El proyecto tiene forma de cruz

Fue así como llegaron –sin buscarlo– a crear un proyecto en forma de cruz. “De alguna manera al crear las formas más crudas y amplias que pudimos terminamos recreando al que quizá sea el más poderoso de todos los iconos: una cruz”, dice en tono divertido. De proyecto destaca un elemento más –común también en otras de sus obras– la convicción de que los edificios deben vivirse. Al respecto dice: “nuestro proyecto de Museo es una forma de cruz, pero en vez de que sea algo que se voltea a ver –como en Brasil el Cristo del Corcovado– es más bien una gran plaza a la que uno llega, un edificio que te invita a entrar y a explorarlo”.

La ciudad del futuro se hace hoy

Flexibilidad, desprendimiento, observación y experimentación son cuatro conceptos cruciales en la obra de Bjarke. “Si te aferras a una sola idea nunca terminas de saber qué es lo más importante”, repite. Por eso, no sorprende cuando, cuestionado acerca de la naturaleza de las ciudades del futuro, el danés responda –palabras más, palabras menos– que las ciudades del futuro son las ciudades de hoy, las que se hacen todos los días.

“Las cosas pasan y cada vez que tenemos un nuevo proyecto estamos construyendo lentamente la ciudad del futuro”, dice sin perder la sonrisa. “Por eso no tiene mucho sentido el modernismo utópico en donde la idea es que todo se aplique universalmente”.

 

– Aún así, ¿cuándo piensas en el futuro, en las ciudades del futuro, no hay en tu mente ciertos principios básicos que guíen tu reflexión?

– Sí, responde pausado. Tengo ciertas listas mentales, ciertas cosas de las que parto como “dados”. Mi principio básico es: La vida está siempre en evolución y mientras va evolucionando es nuestro trabajo como arquitectos observar hacia dónde está yendo y asegurarnos de que lo que hacemos “encaje” en vez de hacer lo que siempre hacemos, que es tratar de imponernos.

– Y esta aproximación a la arquitectura ¿en qué te diferencia de otras visiones?

– Si hacemos esto cada vez que hagamos una nueva construcción estaremos seguros de que será una expresión hasta donde ha llegado la vida y un paso adelante para el próximo gran salto hacia delante.

Nuestra conversación va acabando. Bjarke tiene una agenda apretada que cumplir antes de irse de México. Espera volver pronto, quizá para hablar más sobre el Tamayo, quizá para hacerlo –seguro para hacerlo­– pienso contagiada de su “optimismo irredento”, mientras él termina de hablarme sobre lo que considera la diferencia fundamental entre los políticos y los arquitectos: “los políticos viven del conflicto, mientras que los arquitectos viven de la búsqueda de vías para solucionarlo”, finaliza con una carcajada. “Así es”, concluye.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna AstraZeneca: qué se sabe del trastorno de coagulación que podría explicar los trombos

Un equipo de médicos de Alemania concluyó que la vacuna Oxford-AstraZeneca se asocia con el desarrollo de un coágulo que se asemeja clínicamente a la trombocitopenia inducida por heparina (TIH).
10 de abril, 2021
Comparte

La pregunta llevaba semanas dando vueltas: ¿cuáles son los reales riesgos de formación de coágulos tras inocularse con la vacuna Oxford-AstraZeneca?

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) finalmente dio algunas luces al respecto: los trombos —concluyó— deben incluirse como un efecto secundario raro que puede aparecer en algunos receptores de esta vacuna contra la covid-19.

La probabilidad de morir por una afección como esta es tan baja como una entre un millón. Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1,000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Por lo mismo, las autoridades y científicos han insistido en que los beneficios de AstraZeneca superan los riesgos.

Pero ¿cuál es la explicación detrás de la aparición de estos trombos? ¿Qué causa este líquido inmunizante en algunas pocas personas que les hace desarrollar coágulos de sangre?

Reacción inmune por combinación de coágulos y plaquetas bajas

Aunque la respuesta aún no está del todo clara pues se sigue investigando, la propia agencia europea entregó algunas pistas: una explicación plausible —dijeron— es que la vacuna pueda desencadenar una respuesta inmune que conduzca a un trastorno atípico similar a la trombocitopenia inducida por heparina(TIH).

La heparina es un anticoagulante y el trastorno TIH, impulsado por el sistema inmunológico, consiste en una reacción adversa al fármaco que activa las plaquetas y la coagulación, produciendo un aumento en la formación de trombos.

como funciona la vacuna AstraZeneca

BBC

En la comunidad científica, esta teoría venía discutiéndose hace algunas semanas luego de que un equipo de médicos en Alemania la sugiriera el 19 de marzo pasado, denominándola “trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacuna”, abreviado como VITT, por sus siglas en inglés (o VIPIT, según el primer estudio del equipo alemán).

Ahora, ¿cómo se llegó a esta conclusión?

En las investigaciones detrás de estos casos de trombos se descubrió que todos los pacientes afectados tenían un número bajo de plaquetas, las células sanguíneas que normalmente ayudan a reparar el sangrado en el cuerpo.

También se concluyó que los pacientes tenían este anticuerpo particular, similar al TIH, en la sangre que activa las plaquetas.

Los científicos alemanes —liderados por el especialista en coagulación de la Universidad de Greifswald Andreas Greinache—, publicaron los resultados finales de su investigación el 9 de abril en el New England Journal of Medecine.

En este estudio analizaron las características de 11 pacientes en Alemania y Australia, que desarrollaron uno o varios eventos de trombosis o trombocitopenia después de la vacunación con AstraZeneca.

De estos pacientes, nueve eran mujeres, con una edad media de 36 años.

Entre 5 y 16 días después de la vacunación, todos los pacientes presentaron uno o varios eventos de trombosis, con excepción de uno, que presentó una hemorragia intracraneana que le causó la muerte.

Entre los pacientes que tuvieron más de un evento de trombosis, nueve tuvieron trombosis venosa; tres tuvieron trombosis en el abdomen (trombosis de la vena esplácnica); tres tuvieron embolia pulmonar; y otros cuatro tuvieron otro tipo de trombosis.

Vacuna AstraZeneca

Getty Images
Según la agencia reguladora europea, las trombos deben incluirse como un efecto secundario raro de la vacuna AstraZeneca.

De los 11 pacientes estudiados, seis fallecieron.

Ninguno de ellos había recibido heparina antes del inicio de los síntomas pero sí produjeron el anticuerpo similar al de TIH.

Este anticuerpo, que se activaría con la vacuna AstraZeneca, hace que las plaquetas se agrupen por error y formen coágulos.

Un trastorno tratable

De acuerdo con la investigación del equipo alemán, el VITT es una reacción “muy rara” y, si se identifica con prontitud, es “tratable”.

“Sabemos qué hacer: cómo diagnosticarlo y cómo tratarlo”, dijo Greinacher. “Y entre antes se haga el tratamiento, mejor”, agregó.

En una conferencia de prensa este viernes, el científico alemán afirmó además que, si bien todavía faltan estudios, es probable haya factores individuales en las personas afectadas que desencadenen este efecto adverso.

“De lo contrario, veríamos este problema en muchas más personas, lo que afortunadamente no es el caso (…). Es una noticia fantástica para el programa de vacunación porque de lo contrario este habría sido el riesgo de muchas otras vacunas inmunizantes”, aseguró.

Sin embargo, a pesar de que la agencia europea dijo que la mayoría de los casos notificados de trombos han ocurrido en mujeres menores de 60 años, no se ha podido concluir si es que la edad, el género o los historiales médicos puedan ser factores adicionales de riesgo.

Riesgos de vacuna en contexto

BBC

Pero este riesgo parece aumentar en las personas más jóvenes.

De hecho, las autoridades británicas decidieron que, dado que las personas sanas menores de 30 años tienen menos riesgo de enfermarse gravemente a causa de covid-19, el equilibrio de riesgos y beneficios significa que se les debe ofrecer una vacuna diferente a la de AstraZeneca.

Sobre la píldora anticonceptiva -que, en general, aumenta seis veces la probablidad de desarrollar un trombo- el doctor Greinacher afirmó que lo más probable es que no sea un atenuante para la aparición de trombos.

¿Cuáles son los síntomas?

La agencia reguladora europea afirmó que los profesionales de la salud pueden ayudar a los afectados en su recuperación y evitar complicaciones. Así, llamó a las personas a buscar asistencia médica en caso de desarrollar síntomas.

Algunos de estos síntomas son: dificultad para respirar, visión borrosa, dolor de cabeza severo y persistente, dolor de pecho, hinchazón en la pierna, dolor abdominal persistente y pequeñas manchas de sangre debajo de la piel, entre otros.

Vacuna AstraZeneca

Getty Images
Varios países dependen en gran medida de la vacuna AstraZeneca para combatir la covid-19.

Por otro lado, la mayoría de los casos investigados muestran que la aparición de coágulos puede darse entre cuatro días y unas pocas semanas después de que una persona recibe la vacuna.

Los expertos médicos en el Reino Unido, en todo caso, sugieren que esta rara condición debe ser considerada en cualquier persona que tenga síntomas similares hasta un mes después de haber sido inoculada.

¿Por qué es importante?

El hallazgo de este trastorno y su tratamiento pueden ser de gran utilidad para el desarrollo de la campaña de vacunación masiva contra la covid-19 a nivel mundial.

Actualmente, varios países en el mundo dependen en gran medida de AstraZeneca.

En Reino Unido, por ejemplo, 31 millones de personas han sido vacunadas con la primera dosis y, en su gran mayoría, se ha utilizado AstraZeneca.

Otras naciones europeas, como Alemania, Francia, Italia y España, han experimentado retrasos en sus campañas de inoculación y una de las razones es justamente la suspensión de AstraZeneca después de que se decidiera aplicar sólo a los menores de 59 años y aparecieran los primeros registros de coágulos de sangre.

Emer Cooke

Getty Images
“Esta vacuna ha demostrado ser muy eficaz”, dijo Emer Cooke, directora de la EMA.

Esto ha provocado que varios de cientos de miles de dosis de AstraZeneca no se estén utilizando. Es el caso de Alemania, donde el propio ministro de Salud, Jens Spahn, reconoció en marzo que se habían administrado solo el 15% de las dosis disponibles.

Con todo, en las próximas semanas la agencia reguladora europea planea entregar más información respecto a los trombos causados por la vacuna.

Autoridades y científicos esperan que con esto se vislumbren las dudas y se siga adelante con la más difícil de las campañas de vacunación masiva de la historia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.