Economía mexicana crecerá al menos 4.0% en 2011: SHCP
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Economía mexicana crecerá al menos 4.0% en 2011: SHCP

3 de abril, 2011
Comparte

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anticipó que durante 2011 la economía mexicana crecerá al menos 4.0 por ciento en términos reales, y que en 2012 sea de 4.2 por ciento anual.

Además, espera que la inflación sea de alrededor de 3.0 por ciento al cierre tanto de 2011 como de 2012, y actualizó el precio de referencia para la mezcla mexicana de crudo de exportación para este año a 73.3 dólares por barril, desde el previo de 65.4 dólares, y para el año próximo lo estima en 74.5 dólares por barril.

Así lo establece la dependencia en el “Documento relativo al cumplimiento de las disposiciones contenidas en el artículo 42, fracción I, de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria 2011”, entregado este fin de semana al Congreso de la Unión.

Dicha legislación requiere que el Poder Ejecutivo presente al Legislativo los lineamientos económicos para 2012 de forma anticipada, a fin de comenzar con el análisis y diálogo sobre las condiciones económicas y presupuestarias esperadas para el próximo año.

“Se anticipa que durante 2011 el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) será de cuando menos 4.0 por ciento en términos reales, mayor que el incremento de 3.8 por ciento pronosticado en los Criterios Generales de Política Económica para 2011”, refiere en el documento.

Esta revisión del PIB se sustenta en perspectivas globales ligeramente más favorables y en que el dinamismo de la economía en la segunda mitad de 2010 fue mejor a lo anticipado, con una aceleración en el cuarto trimestre que se prevé continuará a lo largo de 2011.

La dependencia destacó que el desempeño favorable se tradujo en un crecimiento de 5.5 por ciento en 2010.

Cabe recordar que a causa de la crisis global, en 2009 la economía mexicana cayó 6.1 por ciento, tras crecimiento de 1.5 por ciento en 2008 y 3.3 por ciento en 2007.

Considera que los riesgos alrededor la proyección de crecimiento para 2011, de cuando menos 4.0 por ciento, se encuentran balanceados, pues si bien persisten ciertos elementos de incertidumbre en el entorno internacional también es posible que la recuperación de la demanda interna sea mayor a lo anticipado.

En el documento enviado al Congreso, la Secretaría de Hacienda “anticipa que la economía de México tenga un crecimiento anual de 4.2 por ciento durante 2012”.

Señala que la proyección para el próximo año es consistente con pronósticos de crecimiento en Estados Unidos durante 2012 de 3.3 por ciento en el caso del PIB. Asimismo, entre otras cuestiones, se prevé que continuará el proceso de crecimiento de la demanda interna en México.

Respecto a la inflación, dijo que se espera que al cierre de este año sea de alrededor de 3.0 por ciento, y comenta que los analistas del sector privado anticipan una tasa de 3.94 por ciento de acuerdo con la encuesta del Banco de México (Banxico) publicada en marzo de 2011.

La baja anticipada en la inflación se deriva de varios elementos, como la disipación del impacto relacionado con los cambios tributarios que entraron en vigor el año pasado.

Además, por menores incrementos en las tarifas de diversos bienes que son establecidas por los gobiernos locales, la apreciación del tipo de cambio y la brecha de producto negativa que limita las presiones inflacionarias por el lado de la demanda agregada.

Por otro lado, admite, existen riesgos vinculados principalmente con el incremento en los precios internacionales de las materias primas, así como por la posibilidad de eventos climáticos desfavorables que lleven a aumentos temporales en los precios de algunos productos agropecuarios.

Para 2012, la dependencia señala que el escenario económico proyecta que a finales del año próximo, la inflación se ubicará en el objetivo de 3.0 por ciento establecido por el Banxico.

Por otra parte, el precio promedio anual de la mezcla mexicana de exportación de petróleo para 2011 se modifica a 73.3 dólares por barril, en comparación con 65.4 dólares por barril, y para 2012 se estima un costo promedio de 74.5 dólares por tonel.

Refiere que la expansión adicional de la economía nacional y un entorno favorable en materia de precios internacionales de los hidrocarburos, permiten anticipar que los ingresos públicos durante 2012 serán mayores a los observados en 2011.

No obstante lo anterior, el entorno internacional no se encuentra libre de riesgos que de materializarse podrían llevar a ingresos menores a los anticipados en el documento que envió al Congreso.

Respecto a las finanzas públicas, se anticipa que el balance del sector público al cierre de 2011 será consistente con el déficit presupuestario aprobado por el Congreso de 70 mil millones de pesos, sin incluir la inversión de Pemex, equivalente a 0.5 por ciento del PIB.

Para 2012 se prevé retornar al equilibrio presupuestario, sin considerar la inversión de Pemex, lo significa que el balance mejoraría al eliminarse el déficit de 72.6 mil millones de pesos aprobado para 2011.

Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: GETTY IMAGES

Los 3 países de América Latina que han sufrido las peores devaluaciones de su moneda este año frente al dólar

El dólar se ha fortalecido a nivel global frente al resto de las monedas. En Latinoamérica hay tres grandes economías que han sido duramente golpeadas este año por la depreciación de sus monedas. ¿Por qué se han depreciado tanto?
Foto: GETTY IMAGES
11 de julio, 2022
Comparte

Mientras la incertidumbre sobre el futuro económico recorre el mundo, el dólar sigue ganando terreno frente al resto de las divisas.Argentina, Chile y Colombia son los tres países de América Latina que han sufrido la peor devaluación de sus monedas en lo que va de este año frente al dólar.

En cambio México, no ha visto grandes turbulencias en el mercado cambiario, mientras que el real brasileño y el sol peruano no han recibido el golpe hasta ahora y, por el contrario, se han apreciado en los primeros seis meses de este año.

Que la moneda de un país se deprecie hace que aumente el precio de los productos importados, aumenta la inflación y encarece el pago de las deudas en dólares. Dicha situación puede generar presiones fiscales en los países que vaciaron sus arcas para enfrentar la pandemia y actualmente tienen poco margen de maniobra.

La apreciación del dólar se da en medio de un rápido aumento en las tasas de interés, que en Latinoamérica ha sido especialmente veloz, una medida que busca controlar la inflación pero que, al mismo tiempo, le pone un poco de freno al crecimiento.

Desempeño monedas frente al dólar en 2022. Mayores economías de América Latina. Período: 31 de diciembre 2021- 5 de julio 2022..

¿Por qué se han devaluado tanto las monedas de Argentina, Chile y Colombia? Aunque comparten un telón de fondo común en el frente internacional, cada uno tiene sus propias razones internas que han contribuido a la depreciación de sus monedas.

Argentina

El peso argentino encabeza el ránking de las monedas más depreciadas en Latinoamérica durante la primera mitad de este año entre las mayores economías de la región.

Sin duda la actual pérdida de valor de la divisa es parte de una tendencia histórica. Tras décadas de crisis económicas, con recurrentes ciclos inflacionarios, los argentinos no confían en el peso como moneda de reserva, y optan por refugiarse en el billete verde.

El peso argentino se creó hace 30 años con la intención de estabilizar la moneda tras un período de hiperinflación y durante una década valió lo mismo que un dólar estadounidense, gracias a una ley que equiparaba a ambas monedas.

Alberto Fernández y Silvina Batakis, ministra de Economía.

Getty Images
El 2 de julio renunció el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán. En su reemplazo el presidente Alberto Fernández nombró a Silvina Batakis.

Situación actual

Hoy un peso equivale a menos de un centavo de dólar (contrastado contra el dólar del mercado libre ni siquiera llega a medio centavo).

“El motivo de esta tremenda devaluación, una de las peores del mundo, se resume en una sola cosa:falta de confianza“, explica Verónica Smink, corresponsal de BBC Mundo en Argentina.

En los últimos años, agrega, a los problemas macroeconómicos se han sumado cuestiones políticas que han acelerado el proceso de devaluación.

La derrota electoral del expresidente de centroderecha -y amigo de los mercados-, Mauricio Macri, en 2019, generó una disparada del dólar.

Y, más recientemente, las peleas públicas entre el actual mandatario Alberto Fernández, y su poderosa vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner -que llevaron a la renuncia el pasado 2 de julio del ministro de Economía-, también han generado incertidumbre, provocando una nueva alza (y consecuente devaluación del peso).

Así también lo argumenta Ricardo Delgado, economista y presidente de la consultora Analytica, para quien “el trasfondo de la depreciación tiene que ver con la crisis política que existe en Argentina dentro de la coalición gobernante”.

Billete argentino con flecha roja apuntando hacia abajo

Getty Images

Fernández y Kirchner, agrega, tienen dos visiones muy opuestas sobre la política económica y, particularmente, sobre cómo enfrentar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Mientras el mandatario está a favor de continuar con el acuerdo firmado en marzo, la vicepresidenta está claramente en contra, explica en diálogo con BBC Mundo.

En ese escenario y con una economía que ha emitido mucha moneda en los últimos dos años producto de la pandemia,”hay muchos pesos circulantes que, en un contexto de aceleración inflacionaria y de incertidumbre política, hacen que las personas deseen refugiarse en el dólar como reserva de valor”.

Argentina tiene una inflación interanual cercana al 62% y las proyecciones hacia fin de año apuntan a una subida mucho mayor.

Chile

La moneda chilena venía debilitándose frente a la divisa estadounidense, pero cuando marcó momentáneamente un récord histórico de 1.000 pesos por dólar el 6 de julio, provocó un fuerte debate sobre qué está ocurriendo en el mercado cambiario.

El peso chileno es la segunda moneda que más se ha depreciado en 2022 entre las grandes economías de América Latina, después de la divisa argentina.

Gabriel Boric

Getty Images
El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo que el aumento del precio del dólar es “tremendamente preocupante”.

El Presidente Gabriel Boric declaró que el aumento del dólar “es tremendamente preocupante” y argumentó que una de las principales razones “es la baja del precio del cobre producto de dos factores que son externos a lo nacional”.

“Uno, es la perspectivas de recesión en Europa y Estados Unidos, que recién se van a aclarar en la próxima reunión de la Reserva Federal, que todavía tienen un tiempo, y además el proceso que todavía sigue China con el cierre de ciudades que ha bajado la demanda de cobre”, precisó.

Razones de la devaluación

Junto al escenario internacional, Boric advirtió que “también hay factores internos y en esto la incertidumbre, sin lugar a dudas, contribuye”, refiriéndose al plebiscito del 4 de septiembre en que el país decidirá finalmente si aprobar o rechazar la propuesta de nueva Nueva Constitución elaborada por una Convención Constituyente elegida por voto popular.

Leonardo Suárez, director de Estudios de LarrainVial, una firma de servicios financieros, sostiene que la principal razón de la escalada del dólar en Chile es el aumento del déficit en cuenta corriente, es decir, que el gasto en las importaciones de bienes y servicios es superior a los ingresos por las exportaciones.

Pesos chilenos

Getty Images

Este déficit, agrega, fue impulsado por un “exceso de gasto” el año pasado, en el contexto de una inyección de liquidez masiva -tanto por las ayudas fiscales a raíz de la pandemia, como por el retiro anticipado de los fondos de pensiones.

La depreciación cambiaria, dice en diálogo con BBC Mundo, ya venía desde fines de 2019, cuando en medio del estallido social se logró un acuerdo político para cambiar la Constitución. A partir de ese momento, afirma, “se produjo un castigo al tipo de cambio”.

Y en el último mes, ocurrió una abrupta caída del precio del cobre, provocando una mayor depreciación del peso chileno frente al dólar, dado que el 56% del total de las exportaciones chilenas son cobre.

“Esto genera un shock de expectativas en los mercados y por eso le pasan la cuenta al peso chileno con más fuerza que a otras monedas”.

Todo esto ocurre cuando cada día crecen más los pronósticos sobre una eventual recesión global, un panorama que afecta al precio del cobre y, por lo tanto, los ingresos que recibe Chile.

Colombia

La moneda colombiana “se ha devaluado más que la mayoría de sus pares en América Latina”, dice Ricardo Ávila, analista senior del periódico colombiano El Tiempo, en diálogo con BBC Mundo.

Efectivamente, el peso colombiano ocupa el tercer lugar del ránking después de Argentina y Chile.

Gustavo petro

Getty Images
Gustavo Petro asumirá la presidencia de Colombia el 7 de agosto.

Además del contexto internacional que ha empujado a grandes inversores a refugiar sus capitales en activos menos riesgosos, “en el caso de Colombia hay un elemento extra que tiene que ver con el riesgo político”, explica Ávila.

Desde su perspectiva, existe preocupación por la llegada de Gustavo Petro al poder, en la medida que ha entregado el mensaje de que Colombia va a depender cada vez menos del petróleo, que es el principal producto de exportación.

Ante la perspectiva de que Petro no va a firmar nuevos contratos de exploración petrolera, por ejemplo, las proyecciones muestran, señala Ávila, que en 2026 Colombia tendría que empezar a importar gas y en 2028 Colombia tendría que empezar a importar petróleo.

Si se hace realidad esa promesa, existe el temor de que Colombia enfrente un déficit de divisas y devaluación, explica.

“En el último mes el peso colombiano se ha devaluado mucho y eso coincide con la elección de Petro”.

Otros observadores argumentan que eso no es tan así porque los papeles de deuda de Colombia no se han desvalorizado. Ahora bien, específicamente en el tema cambiario, dice el experto, “si la percepción es que habrá un menor ingreso de dólares, eventualmente eso incide en la tasa de cambio”.

El único país que marca una clara tendencia contra la corriente es Uruguay, cuya moneda se ha apreciado más de 10% en 2022 respecto al dólar.

Mano con dólares

Getty Images

El peso uruguayo repuntó desde que el Banco Central de ese país anunció el 17 de mayo que planeaba elevar su tasa de referencia al menos 100 puntos básicos a 10,25% a mediados de agosto, como una de las medidas para contener la inflación.

La moneda también está recibiendo un impulso por el auge de las exportaciones de productos básicos agrícolas como la carne de res, la pulpa de madera y la soja, en un contexto de aumento del precio de las materias primas como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eVsy3NQybQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.