close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Gobernador saliente deja a Q.Roo endeudado por 20 años

Este martes concluye el gobierno en Quintana Roo del priista Félix González Canto, quien deja una deuda histórica en las arcas del estado. A la opacidad en el manejo de los recursos públicos, críticos de su gestión señalan que también tuvo una abierta inclinación por colocar a sus familiares en cargos donde se manejara éste dinero
Por Juan Veledíaz
5 de abril, 2011
Comparte

Cancún, Quintana Roo.- La sonrisa del diputado priista Luis González Flores aquella tarde del pasado 19 de octubre de 2010 era como la síntesis de su quehacer parlamentario en los últimos meses. Parecía irónica, a ratos sarcástica, pero quienes lo observaron ese día en el salón de plenos del Congreso del estado, cuentan que no cabía de gusto luego de que la mayoría priista que encabezaba autorizó al gobierno de Quintana Roo que contratara un préstamo por 2 mil 700 millones de pesos.

Su andar pausado por los pasillos del recinto, luciendo su pelo cano con entradas prominentes y un bigote blanco, lo habían hecho ubicable durante su cabildeo  para que, en menos de un año, el poder legislativo quintanarroense avalara un segundo decreto para endeudar al estado en los siguientes 20 años. Meses antes, en diciembre de 2009, operó con su bancada y la del Verde Ecologista para que, sin el aval del PAN ni del PRD, se aprobara que el gobierno estatal adquiera un préstamo por 2 mil 661 millones, también a pagar en 20 años. En ambos se argumentó que los fondos serían para financiar “obra pública productiva”.

Luis González Flores, ex líder del Congreso de Quintana Roo.

Cuando en el año 2008 González Flores llegó como diputado y líder del Congreso, tenía una encomienda de su sobrino, el gobernador Félix González Canto. Como la legislatura saliente había estado dominada por la oposición, las propuestas del gobierno del estado para adquirir deuda habían sido rechazadas. Pero en ésta, donde el PRI tendría mayoría, y que además encabezaría su familiar, el gobernador recibió su primer aval en noviembre de aquel año cuando se le autorizó que adquiriera un préstamo por mil 900 millones de pesos. Tres años después Quintana Roo se encuentra en la lista de los 10 estados de la República más endeudados, con poco más de 7 mil 261 millones de pesos, cantidad que no incluye la deuda contraída por los nueve municipios del estado durante este lapso, que sumarían alrededor de dos mil 417 millones de pesos.

Este martes 5 de abril, la sonrisa del hoy exdiputado del PRI podría volver a las planas de los periódicos locales cuando Roberto Borge Angulo tome posesión como nuevo gobernador de Quintana Roo. Entre la clase política local se da como un hecho que González Flores, en “pago por sus servicios” en la gestión de su sobrino, haya recomendado a su sucesor ponerlo como nuevo secretario general de gobierno, es decir, número dos del estado.

*   *    *    *

Félix Arturo González Canto se caracterizó por encabezar un gobierno (2005-2011) “peleado con la transparencia en el uso de los recursos públicos”, dice William Souza Calderón, quien fue diputado local independiente hasta hace unos días y hoy está afiliado a Acción Nacional. Explica que si algo caracterizó al gobernador saliente durante su gestión, fue su “preocupación por el culto a su personalidad”. Fue como una suma de “banalidades, alejadas del interés general, viendo solo el interés personal. Un autoritario que no le gusta la democracia, caracterizado por el despilfarro de recursos públicos y quien exigía siempre sumisión”.

Felix Arturo González, durante la inauguración de la terminal tres del Aeropuerto Internacional de Cancún.//FOTO: Cuartoscuro

Un ejemplo fueron los 300 millones de pesos que gastó el gobierno en la construcción del centro de convenciones de Chetumal. Un inmueble en la capital del estado que sólo se usó durante sus últimos informes de gobierno. El resto del año, no se le da algún uso, es “un elefante blanco”. Otro caso fue la compra de parque vehicular para “la alta burocracia”, un gasto del que no se tuvo el reporte completo y del que sólo se informaron generalidades. “El empleo constante del avión del gobierno para fines personales, pasó a ser de uso particular en su gestión. Félix es un hombre alejado del cuidado de los recursos, sólo llegó a beneficiarse y a disfrutar del puesto. En esta legislatura que concluyó presentamos una iniciativa que exigía rindiera cuentas de sus viajes, tanto nacionales como al extranjero. Se echó abajo. Entre que sale del país, gastó lo que quiso sin rendir cuentas”.

La opacidad fue quizá el rasgo de gobierno pero no podría desdeñarse el nepotismo, dice por su parte José Hadad, diputado local por Acción Nacional en la legislatura que concluyó sus labores a finales de marzo pasado. Siempre se le cuestionó por qué le daba a sus familiares cargos cuya responsabilidad algo tenía que ver con los dineros públicos.

Su tío, como líder del Congreso, operó los tres decretos para endeudar al estado de aquí hasta el año 2030. A su primo Javier Zetina González lo puso al frente de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo, instancia que maneja siete terminales marítimas ubicadas a lo largo de la Riviera Maya y percibe ingresos superiores a los 120 millones de pesos anuales.

Javier Zetina González, director de la API en Quintana Roo.

A otro de sus primos, Óscar Conde Canto, lo colocó como director de ingresos del municipio de Cancún, la ciudad que más beneficios fiscales capta en el estado. A Manuel Conde Canto lo nombró director de la zona federal marítima y a Juan Carlos González Hernández, como alcalde de Cozumel, su tierra natal, lo apoyó para que durante su gestión, que concluye este 10 de abril, adquiriera varios préstamos que dejaron “hipotecado el futuro de la isla”.

Hadad coincide con Souza en que en  la zona sur de Quintana Roo, fuera de Cancún y las arenas blancas de las playas en la Riviera Maya, nunca se vio que el gobernador saliente tuviera una estrategia para reactivar la economía. “No hubo una obra que beneficiara a la población, las que hay son inversiones federales”, comenta Hadad. “Se requiere generar empleos, que el sur se active con infraestructura. Seis años después no hay nada de eso. La queja es que se promocionó a la zona norte y el sur no existe”, opina por su parte Souza.

Fuera del coro de aduladores que impera en el estado, donde políticos del PRI, del Verde Ecologista y hasta algunos perredistas, optaron por no cuestionar al gobernador saliente, los dos exdiputados fueron de las pocas voces que desentonaron. Souza dice que González Canto ahora le apuesta a dejar a alguien afín como su sucesor, que más que le ayude a incrementar su bienestar, “le cuide las espaldas para continuar tras bambalinas manejando el gobierno”.

Cauto, en ocasiones callado, González Canto no ha querido responder a los dichos que señalan la opacidad y el nepotismo como rasgos de su gobierno. Hace unas semanas salió al paso de la única cuestión que al parecer le preocupa: el que se tenga a su gobierno como el que triplicó la deuda pública que dejó su antecesor en el cargo Joaquín Hendricks. Un rotativo capitalino publicó en marzo pasado que las corredurías financieras Fitch Ratings y Standard & Poors, colocaron en negativo las calificaciones crediticias de Quintana Roo, debido al incremento de su deuda a corto y mediano plazo. El gobernador desmintió que la deuda de corto plazo ascendiera a 2 mil 880 millones de pesos y que a largo plazo haya un débito de 5 mil 300 millones.

Dijo que cuando se llegara al techo del último endeudamiento, éste oscilaría en 4 mil 800 millones de pesos, “pero no los ocho mil que se comenta”. Consideró que esto no pone en peligro la calificación que tiene el estado ante las corredurías internacionales pues, si bien reconoció que es a la baja, “un punto no es significativo”.

Y como si fuera dedicatoria, uno de sus paisanos, el exgobernador Pedro Joaquín Codwell, actual senador de la República y presidente de la comisión de puntos constitucionales, con quien no tiene buena relación, aparece como uno de los legisladores que impulsan una iniciativa de reforma a la Constitución, la cual buscaría como primer paso, evitar excesos en el endeudamiento de las arcas públicas por parte de los gobernadores.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Así es la cárcel de máxima seguridad en EU donde ingresó Joaquín "El Chapo" Guzmán

Sentenciado a cadena perpetua, el narco mexicano célebre por sus fugas de prisiones ya está en la cárcel federal más segura de EU. "Escaparse de ADX es virtualmente imposible", dice un exdirector de ese presidio.
20 de julio, 2019
Comparte

Es la prisión federal más segura de Estados Unidos, de la que nunca pudo escapar un recluso, está en pleno desierto y ahora aloja a un capo narco mexicano famoso por sus fugas carcelarias: Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Se trata de la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad en Florence, Colorado, mejor conocida por sus siglas en inglés de ADX o como el “Alcatraz de las Rocosas”.

El ingreso de Guzmán a esa prisión “supremax” fue confirmado por la Agencia de Prisiones de EE.UU. (BOP, por sus siglas en inglés) a BBC Mundo este viernes, tras la sentencia a cadena perpetua que el líder del cartel de Sinaloa recibió el miércoles en Nueva York.

Robert Hood, un exdirector de ADX, estimó que Guzmán “será ubicado en un área lejos de otros reclusos” .

Agregó que es probable que el gobierno de EE.UU. solicite medidas especiales que le prohíban ver o escuchar a otros reclusos, familiares y amigos, aunque sí podría recibir visitas de abogados autorizados.

“ADX proporciona un escenario que está a un clic de distancia de la muerte sin aplicar la pena de muerte”, indicó Hood a BBC Mundo.

Una fortaleza en el desierto

Las prisiones de máxima seguridad o “supermax” están diseñadas para recluir a largo plazo a los presos más peligrosos, considerados una gran amenaza para la seguridad pública.

La primera de estas prisiones en EE.UU. fue Alcatraz, en una isla de la bahía de San Francisco y cerrada definitivamente en 1963. La tercera fue ADX, abierta en 1994, la única a nivel federal que sigue activa.

Desde que “El Chapo” fue declarado en febrero culpable de enviar toneladas de cocaína a EE.UU. con asesinatos, violencia y sobornos, su defensa anticipaba que lo trasladarían a ADX.

ADX

Getty Images
En su exterior, el presidio ADX cuenta con varias torres de vigilancia y patrullas móviles con guardias armados las 24 horas del día.

Guzmán, de 62 años, se fugó dos veces de cárceles mexicanas de máxima seguridad —una de ellas por un túnel de kilómetro y medio en 2015— y el miércoles aludió a su próximo destino cuando dijo: “El gobierno de Estados Unidos va a enviarme a una prisión donde jamás van a escuchar mi nombre”.

Ubicada en una zona remota y semiárida de Colorado, ADX tiene seis torres externas con guardias armados, más otras tantas de una penitenciaría vecina, y su perímetro es vigilado a cada instante por patrullas móviles.

Hood indicó que también hay cables de disuasión de helicópteros, para controlar intentos de aterrizaje cerca de la prisión, y están prohibidos los aviones no tripulados en el espacio aéreo.

Pero lo que hace a ADX un lugar especialmente duro es su interior.

Gritos por tuberías

“Dentro de ADX hay cientos de cámaras, puertas de seguridad electrónicas y procedimientos para controlar todos los aspectos de la prisión”, sostuvo quien dirigió el penal entre 2002 y 2005.

Hay diferentes niveles de seguridad en el interior y el personal pasa lista de los prisioneros hasta siete veces al día.

“Los presos están en celdas individuales hasta 23 horas al día y reciben recreación en jaulas individuales. No existe una vista del terreno local, solo vistas del cielo”, relató Hood.

Las celdas miden 3,5 metros de largo por dos metros de ancho. Tienen camas, escritorio, taburete y estante, pero todo esto está hecho de concreto, para evitar que puedan moverlo.

También hay un monitor de TV que transmite programas educativos y servicios religiosos. Las ventanas miden casi un metro de alto pero apenas 10 centímetros de ancho. Hay ducha, inodoro y lavabo.

“Lo que hacen algunos presos es gritar a través de las tuberías del lavabo en sus celdas y el de al lado puede escucharlo: a veces hablan así”, dijo Deborah Golden, una abogada del Centro de Defensa de Derechos Humanos que ha visitado ADX en varias ocasiones, a BBC Mundo.

ADX

Getty Images
En el interior de ADX las puertas son electrónicas y pasan lista de los presos hasta siete veces por día.

La entrada a la celda tiene barrotes y, detrás, una puerta que bloquea la vista al pasillo con una ranura por donde pasar la bandeja de comida o las manos de los prisioneros que van a salir, para colocarle esposas antes.

“Ese tipo de aislamiento a menudo conduce a problemas de salud mental, lleva a las personas a tener una ruptura con la realidad”, señaló Golden. “Es un lugar para aislar completamente y desorientar a cualquiera que esté allí”.

Escape “virtualmente imposible”

Entre los cerca de 400 reclusos que tiene ADX, hay varios conocidos públicamente, aunque sin la fama mundial de “El Chapo”.

Allí están por ejemplo Theodore Kaczynski, el “Unabomber” que aterrorizó a EE.UU. por años con sus cartas bomba; Dzhokhar Tsarnaev, condenado a pena de muerte por el atentado del maratón de Boston en 2013, y Zacarias Moussaoui, un miembro de Al Qaeda que participó en la planificación de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Otros presos menos conocidos fueron trasladados a ADX por problemas disciplinarios que protagonizaron en otras cárceles, como agresiones o intentos de fuga.

“Escaparse de ADX es virtualmente imposible”, afirmó Hood.

Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", fue capturado en México y enjuiciado en Estados Unidos.

Getty Images
“El Chapo” Guzmán se hizo famoso como narco pero también por sus escapes de prisiones en México.

Sostuvo que el mayor desafío que Guzmán planteará a la prisión son sus activos externos, tanto sus socios criminales como su dinero: los fiscales estiman que movió drogas por US$12.666 millones.

“Eventualmente intentará comprometer al personal (de ADX). La mayoría de los funcionarios correccionales ganan alrededor de US$45.000 por año, lo cual es terrible considerando su ambiente de trabajo”, indicó.

“Su mejor intento de escape será durante los traslados a la comunidad o a otra prisión federal para recibir atención de salud”, agregó. “Escapar mientras se es transportado es más probable que escapar desde el interior del Alcatraz de las Rocosas”.

Al hablar durante su sentencia, Guzmán se quejó de las condiciones de reclusión solitaria que tuvo en su cárcel de Manhattan por 30 meses, que calificó de “tortura mental, emocional y psicológica” constante.

túnel

Getty Images
“El Chapo” huyó en 2015 del penal mexicano de El Altiplano por un túnel de más de 1,5 kilómetros de largo.

Tras la condena, uno de sus abogados, Jeffrey Lichtman, pidió al juez que siguiera en la misma cárcel por 60 días para preparar la apelación, pero dijo a la prensa que ADX “puede ser un paseo por el parque” para Guzmán si la compara a su prisión de Manhattan.

Sin embargo, el exdirector de la cárcel “supremax” discrepa con eso.

“Si ‘El Chapo’ pensaba que el centro de detención en Nueva York tenía restricciones excesivas”, sostuvo, “ADX será mucho peor”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=8CSZJ19jYrc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.