La odisea de un poeta maldito
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La odisea de un poeta maldito

Por Moisés Castillo
2 de abril, 2011
Comparte

Dicen que el infierno está en la soledad. Así son los días de un poeta que vive en la desolación, incomprendido, encerrado en sus cuatro paredes que huelen a humedad. Su alma poco a poco se vacía como sus botellas de alcohol. El poeta que ni siquiera las palabras quieren su compañía, no encuentra el poema que escribió la noche anterior, trata de recordar las letras que dejó impresas en su vieja máquina de escribir pero es inútil.

Furioso, sale disparado como una bala hacia la calle en busca de sus palabras, no sabe qué hacer, ni siquiera sabe si es un poeta. Entre el bullicio de la gente y los fastidiosos cláxones de los autos, desprende una hoja de su libreta, suponiendo que el viento le robó sus pensamientos y la persigue hasta el mismo infierno…

La portada de Mundo Invisible

Esta es la trama de Mundo invisible, de Patricio Betteo, ganador del 1er. Premio Nacional de Novela Gráfica, que otorgó en noviembre pasado Editorial Jus, y que compartió el galardón con Augusto Mora y su historia de El Maizo. La maldición del vástago.

Mundo invisible es una obra casi autobiográfica, donde Betteo se lanza a las profundidades de su alma. Tal vez comparte el dolor de Bob Dylan “yo estaba bien hasta que te conocí”. Mundo invisible es un viaje sin retorno de un poeta enloquecido por un dulce amor perdido. Cielo o infierno, que más da para un poeta que recorre los pasajes subterráneos y se despoja del llanto. No tiene palabras mejores que decir. Busca la salida en paisajes tenebrosos, puertas falsas que se multiplican. Toca y nadie contesta. El poeta tiene que olvidar su nombre para encontrar su propio lenguaje desnudo.


-¿Cómo surge Mundo invisible? ¿Es una historia personal o surrealista?

Pues de alguna manera el protagonista es un reflejo de mí. En este caso, el poeta tiene muchas cosas de mi personalidad y poco a poco fueron surgiendo mis mismas dudas, inquietudes y búsquedas. Diseñé un personaje que tuviera que enfrentar a un objeto perdido y que toda la historia transcurriera en encontrar ese poema extraviado. Poco a poco, se descubre que el objeto es una cosa mucho más amplia que un poema, tiene que ver con una mujer y la existencia. Es como Alicia en el País de las Maravillas, un personaje que entra a un universo extraño y que persigue a un conejo blanco.

-¿Es un viaje alucinante que tiene todas las interpretaciones?

Todas las soluciones son correctas. Muy rápidamente se presenta la muerte, al grado que en la página 25 el protagonista fallece. Fue un gran aliciente para mí continuar la historia, en un viaje que él supone que es el infierno o que duda si es un sueño o si está en el limbo. Son las interrogantes que le transfiero al lector, que tampoco quedan tan claras ni siquiera en la última página.

-¿Por qué la novela se llama Mundo invisible?

Originalmente era “Mundos invisibles”, en plural, porque el recorrido del poeta es a través de un elevador y cada botón tiene un color distinto, un paisaje diferente para salir y entrar. Son mundos invisibles como los anillos del infierno. Se puede inferir que son imaginados, no se pueden ver, pero eso no quiere decir que no existan. Se convierte en “Mundo Invisible” porque la historia va agarrando una forma en la que decido que el “Mundo invisible” es todo ese mundo de tristeza y dolor en el que está sumido el poeta.

-¿Cuánto tiempo tardaste en el proceso de escribir y dibujar esta obra?

Fue algo que iba desarrollando mientras pensaba. La historia la fui creando en la medida en que escribía más y más, fue automático. Sin embargo, fue una creación a fuego lento, fue como un goteo de muchas ideas que las voy entrelazando.

Esta historia la empecé en 2007 y la concluí dos años después. Fueron un par de años, de los cuales seis meses estuvo detenida. Hice la mitad de un jalón y luego la segunda parte la hice poco a poco.

-¿Cuáles son tus influencias para escribir y dibujar tus personajes?

Mi manera de hacer cómic es diseñar las páginas, hacer primero el arte y luego pongo los textos. Sin embargo, me gusta cómo el texto puede cambiar el tono de la imagen en el último minuto. Por otro lado, siendo un poeta el protagonista, la pregunta sería ¿qué tipo de poesía leo? La respuesta es poco típica: no leo poesía. Admiro ciertas cosas de la poesía, pero mi manera de escribir y de aterrizar la poesía a una obra es casi convertir mis imágenes en palabras, quizá es mi lado poético. Me gustan escritores como Nabokov, hubo influencias de la novela de Chuck Palahniuk, “El club de la pelea”; Lewis Carrol sin duda. La combinación del mismo Picasso con Jim Lee o Ashley Wood, me genera una estética. También novelas gráficas como “Cages”, de Dave Mckean; Hellboy, de Mike Mignola.

Toneladas de hombres arañas

Patricio Betteo es un desertor de la carrera de Diseño Gráfico de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. En el quinto semestre decidió alejarse de las aulas y descubrió la ilustración como un medio de expresión y, al mismo tiempo, como una forma de vivir. Sus imágenes han aparecido en medios como Rolling Stone, Nexos, Quo y Expansión, además ha ilustrado varios libros infantiles para editoriales como Alfaguara, FCE, SM y Almadía.

A sus 32 años, ha logrado encontrar un estilo que se alimenta de sus sueños pero también de sus lecturas y conocimientos del mundo del cómic. De padre chileno y madre uruguaya, Patricio leía de niño  Astérix, Mafalda y Boogie el aceitoso. La revista Mad fue el detonante final que ordenó su destino.

“Nací en el Distrito Federal, soy medio sudamericano pero bien chilangote y básicamente he vivido toda mi vida acá. Descubro la ilustración como medio profesional, como trabajo alimenticio y me funciona muy bien, hago cómic en mis ratos libres”.

En las convenciones de cómics, Patricio encontró un mundo fascinante y sintió un estado de pertenencia total. Abrió su carpeta, mostró sus dibujos abstractos, sus historias delirantes y varios dibujantes del Taller del Perro, como Édgar Clement, José Quintero, Ricardo Peláez y Frik, le enseñaron los trucos y artilugios de la historieta y de la ilustración.

“Tenía una noción de la ilustración en la universidad, mi maestro era ilustrador y hablaba mucho de ella como un oficio, pero quería los cómics. Cuando caigo en el mundo real y veo que uno no puede vivir de cómics pues dije ‘ah, ya entiendo’. Me considero un ilustrador feliz, intercambio mucho mi experiencia de ilustrador con el cómic”.

-¿Cómo alcanzaste el tono de tus dibujos y de escritura?

Ese tono lo conocí siendo completamente auténtico. Dibujar como a mí me gustan que sean las cosas y lo construí a través de muchísimas influencias, combinar fotógrafos con historietistas, escritores, cineastas. Mi estilo es mezclar sin límites todas las cosas que me gustan y dibujar por un compromiso artístico más que profesional o por ganar lectores.

-¿A quiénes tenemos que seguirle la pista?

Todo el tiempo están brotando nuevos valores y desaparecen muchos. Por su puesto a los del Taller del Perro, a Bef que es un escritor importante, Augusto Mora, tiene muchas ganas y no se le ve fin a su esfuerzo. Augusto nos ha dado unos bofetones a todos los más rucos. Juanele es una gran sorpresa, es físico pero nos demuestra que además puede dedicarse al cómic. Tony Sandoval es todo un valor mexicano.

-¿En qué situación se encuentra la novela gráfica en México?

Estamos en el primer peldaño. Ahora salieron cinco novelas gráficas en la Feria de Minería, de las cuales tres están como novedades y otras dos en resistencia. Lo que se necesita es generar oferta, porque se habla de que no hay lectores y no hay obras. Hay talentos, pero ¿dónde están las obras? Siempre hago el chiste de que una cosa es la escena del cómic y otra es hacer cómic. Estamos en esta primera etapa, es importante que las editoriales estén empezando a apostarle a la novela gráfica como Jus y Sexto Piso. Se dieron cuenta que no es un arte menor y que se puede tener lectores. Hay toneladas de hombres arañas, falta mucho para alcanzar el verdadero cómic de autor que hay en Europa o en Argentina.

-¿Tienes planes de otra novela gráfica?

Tengo proyectos en mente. Aunque quisiera bajarme a la narrativa más tradicional voy a seguir en el plano experimental. Lo que tengo claro es que no será un Mundo invisible 2. Haré un guiño ligero al tema de la ceguera, los protagonistas serán ciegos, una paradoja en el medio gráfico. Justamente abordaré el tema de la falta de visibilidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Boris Johnson: 4 claves del escándalo que motivó la dimisión del primer ministro de Reino Unido

El primer ministro británico, Boris Johnson, enfrentó una crisis de credibilidad en su gobierno que generó nuevas presiones en las propias filas conservadoras para sustituirle.
7 de julio, 2022
Comparte

Hicieron falta más de 50 renuncias a su gobierno para que el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, escuchara las voces que pedían su dimisión.

Johnson se vio inmerso en una crisis de consecuencias imprevisibles que derivó en una ola de renuncias de ministros y otros altos funcionarios que alegan haber perdido su confianza en el primer ministro para llevar las riendas del país.

La sacudida se inició el martes cuando, a partir de un escándalo de acoso sexual en el que se vio involucrado Chris Pincher -un parlamentario conservador cercano a Johnson- los ministros de Economía, Rishi Sunak, y de Salud, Sajid Javid, dos pesos pesados del ejecutivo, presentaron su dimisión.

Sunak argumentó que los ciudadanos esperan que el gobierno sea dirigido de una forma “apropiada, competente y seria”; mientras que Javid afirmó que la administración de Johnson no estaba “actuando en el interés nacional”.

A partir de allí, y en un plazo de 24 horas, presentaron su renuncia más de 40 viceministros y otros altos cargos. Para la mañana del jueves, el número ya había llegado a 50 y seguía en aumento.

Tras resistirse inicialmente a la posibilidad de abandonar el cargo, Johnson anunció la tarde del jueves hora local que renunciaría como líder del Partido Conservador, pero conservará su puesto hasta que se elija un nuevo líder conservador para que tome las riendas del país.

El mandatario había dejado clara su voluntad de seguir en el cargo durante una sesión parlamentaria el miércoles.

Los llamamientos para que renunciara ocurrieron solo un mes después de que el primer ministro enfrentara una moción de censura en el Parlamento en la que 41% de los legisladores de su propio partido votaron contra él.

Rishi Sunak.

Reuters
El ministro de Economía, Rishi Sunak, era una de las figuras de más peso en el gabinete.

Aquel intento de destituirlo tuvo lugar después de que salieran a la luz pública fotos y pruebas de encuentros y celebraciones en la sede del gobierno mientras el resto del país se encontraba confinado por las restricciones impuestas por el propio ejecutivo de Johnson durante la pandemia.

BBC Mundo responde las preguntas clave sobre la crisis que hizo colapsar el gobierno de Boris Johnson.

1. El origen de la crisis

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó que el entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Pincher, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Pincher, quien había sido nombrado en ese cargo por Johnson en febrero de este año en medio de una reorganización del Ejecutivo, renunció inmediatamente.

A los pocos días, los medios británicos publicaron información sobre al menos otros seis casos de supuesta conducta sexual inapropiada por parte de Pincher ocurridos en los últimos años.

Pincher, quien fue suspendido por el Partido Conservador, ha pedido disculpas y ha dicho que cooperará plenamente con las investigaciones sobre su conducta y que está buscando “apoyo médico profesional”.

2. ¿Cómo estuvo implicado Boris Johnson?

Aunque el primer ministro británico no es quien ha incurrido en conductas sexuales inapropiadas, el escándalo de Pincher lo coloca en una situación difícil debido a que se está cuestionando su buen juicio, así como la transparencia con la que el gobierno manejó el caso.

Chris Pincher

PA Media
Los señalamientos contra Chris Pincher desataron la ola de renuncias que llevó a la decisión de Johnson.

El pasado 1 de julio, la oficina del gobierno le dijo a la prensa que Johnson no sabía que hubiera acusaciones contra Pincher antes de su nombramiento.

El portavoz del gobierno dijo que el primer ministro no era consciente de “acusaciones específicas” sobre Pincher.

Esa fue la misma línea que mantuvieron en los días siguientes varios miembros del gabinete.

Sin embargo, el 4 de julio, el portavoz del mandatario dijo que Johnson conocía “acusaciones que fueron resueltas o no progresaron hasta la fase de queja formal” y que no se había considerado apropiado detener el nombramiento de Pincher debido a “acusaciones no sustentadas”.

Esa misma tarde BBC reveló que Johnson había sido informado de una queja formal sobre el “comportamiento inapropiado” de Pincher, mientras este trabajó en el Ministerio de Exteriores entre 2019-2020.

Esta queja llevó a un proceso disciplinario que confirmó que sí hubo un comportamiento inapropiado.

Posteriormente, en una entrevista con la BBC, Johnson dijo: “Hubo una queja que me hicieron llegar a mí específicamente… fue hace mucho tiempo y me la presentaron de forma oral. Pero eso no es excusa, yo debí haber actuado a partir de ella”.

Manifestación contra Boris Johnson.

Getty Images
El llamado “partygate” había dañado la credibilidad del gobierno de Johnson.

El primer ministro calificó como “un error” haber nombrado a Pincher, de quien dijo que se había comportado “muy, muy mal”, por lo que pidió disculpas a las personas afectadas.

3. ¿Por qué se cuestionó al primer ministro?

“Todo esto se trata de una cosa: la verdad”, señaló Chris Mason, editor de Política de BBC, al analizar la crisis en marcha en el gobierno británico.

“Al margen de la marejada de detalles y acusaciones, todo se reduce a si la gente puede creer lo que dice el número 10 (como se llama coloquialmente al Ejecutivo británico)”, agregó.

Y es que la respuesta del Ejecutivo al escándalo de Pincher fue cambiando progresivamente a medida que han ido surgiendo otros elementos, al igual que ocurrió durante el llamado partygate, el caso sobre las fiestas celebradas en la sede del gobierno durante el confinamiento por el coronavirus, en el que finalmente se comprobó que incluso Johnson había asistido a alguna de estas reuniones sociales.

“Las preguntas se refieren a lo que Boris Johnson sabía y cuándo lo supo. Y las respuestas siguen cambiando, a menudo como reacción a hechos incómodos que demuestran que su anterior defensa era una basura, o al menos no tan sincera como podría haber sido”, explicó Manson.

Reino Unido

PA
Johnson flanqueado por los dos primeros ministros que renunciaron, Rishi Sunak (dcha) y Sajid Javid.

En medio de la oleada de renuncias, Johnson fue interrogado el miércoles en un comité de la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento británico, y rechazó comentar sobre las renuncias en su gobierno.

Ante la pregunta de uno de los diputados sobre si continuaría siendo primer ministro “mañana”, Johnson respondió: Por supuesto”.

Poco después le dijo al comité que estaba teniendo una semana “excelente” y descartó la convocatoria de elecciones anticipadas.

“El trabajo de un primer ministro, en circunstancias difíciles, cuando ha recibido de las urnas un mandato colosal es seguir adelante, y eso es lo que voy a hacer”, manifestó Johnson.

4. ¿Qué ocurrirá ahora?

Tras haber sobrevivido a la moción de censura en su contra hace apenas un mes, Boris Johnson estaba protegido de otra iniciativa semejante durante un año.

Boris Johnson.

Getty Images

Pero el deterioro de la situación política de Johnson fue tan veloz tras el escándalo de Pincher, primero, y luego con las renuncias en su gobierno, que aceptó renunciar este jueves.

Según dice, seguirá siendo primer ministro hasta que se elija otro líder.

El puesto al que renuncia es como líder del Partido Conservador y ahora habrá un concurso de liderazgo en el que alrededor de 100.000 miembros del partido eligirán a un nuevo líder.

Posteriormente Johnson presentará su renuncia a la Reina Isabel II y ella le pedirá al nuevo líder del partido que forme un nuevo gobierno.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.