Los pecados capitales y los políticos: Lujuria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los pecados capitales y los políticos: Lujuria

Por Alberto Tavira
20 de abril, 2011
Comparte

Ya hablamos de los políticos ligados al pecado de la Soberbia y de la Avaricia.

Ahora va el que para muchos es quizá el pecado capital más divertido: La Lujuria.

Dentro de esta categoría han caído personajes famosos, figuras del deporte, académicos, comunicadores, clérigos, y por supuesto los políticos no están exentos, al contrario, quizá son los personajes de quienes nos enteramos más, tal vez no por ser los que más pecan, sino porque son quienes están en los reflectores y bajo el escrutinio de medios y sociedad en general.

Así que te dejamos algunos de los políticos que han causado revuelo por sus escándalos sexuales, y comenzamos con un personaje mexicano que quizá poco se menciona en la historia, pero en su momento estuvo en boca de todos.

Maximino Ávila Camacho

Maximino era hermano del presidente Manuel Ávlia Camacho

Maximino era hermano del presidente Manuel Ávlia Camacho

Para nadie era un secreto. A Maximino le gustaba el poder tanto como las mujeres. El hermano mayor del presidente de México, Manuel Ávila Camacho, ocupó diversos cargos en la vida política del país y lo mismo fue militar revolucionario que gobernador de Puebla (1937-1941). Durante el sexenio en el que su hermano Manuel fungía como Primer Mandatario (1940-1946), Maximino fue designado Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas (1941-1945). Su vida bajo las sábanas era más famosa que su desempeño como funcionario público.

Y es que Maximino tenía una fascinación exacerbada por el género femenino. A pesar de estar casado con Natalia Bínder, su primera esposa y con quien procreó a Luis Manuel, Guadalupe y Maximino, el político priista tuvo romances con Felipa Cazasa, con quien tuvo otra hija, a quien bautizó como Heldiza. Pero el mayor de los Ávila Camacho no tenía límites, así que también sostuvo una apasionada relación con la cantante de flamenco Conchita
Martínez, ambos procrearon una hija llamada Pastora.

Con pocas se casó, con muchas sólo dejó hijos. La última esposa de Maximino fue Bárbara Margarita Richardi Romagnoli quien contrajo nupcias con él el 11 de agosto de 1930, a los 22 años de edad. Ella le dio dos hijos más al político poblano de sangre caliente: Maximino Eulogio y Gloria. Al día de su muerte, Maximino Ávila Camacho dejó reconocidos alrededor de 14 hijos, de al menos 10 mujeres. Su polémica historia fue oro molido para la creación de la novela Arráncame la vida de la escritora Ángeles Mastretta, la cual fue llevaba al cine años más tarde con el mismo nombre.

Silvio Berlusconi

Una de muchas revistas que publicó fotos del premier italiano

Una de muchas revistas que publicó fotos del premier italiano

No aguantó más. Veronica Lario, la esposa de Silvio Berlusconi, le pidió el divorcio al presidente italiano en cuanto se desató el escándalo en el que se relacionaba sexualmente a su esposo con menores de edad. Luego de cinco horas de negociación con sus respectivos abogados, la pareja cerró de manera cordial el ciclo de un matrimonio que duró 30 años y dejó tres hijos: Barbara, Eleonora y Luigi.

Toda Italia aplaudió a su Primera Dama. Y es que desde que el diario Corriere della Sera difundió imágenes en las que se ve a Il Cavaliere rodeado de jóvenes desnudas en su mansión de la isla de Cerdeña, las italianas se enfurecieron y de inmediato se solidarizaron con la entonces señora Berlusconi. El escándalo del primer ministro europeo traspasó fronteras y, a la fecha, se ha convertido en uno de los “culebrones de la política” –como le llaman los españoles– que más espectadores tiene a nivel internacional.

Y es que cada capítulo de esta historia, que no se ha dejado de escribir, le tira la quijada a cualquiera. Que si Berlusconi organizaba orgías; que si en las fiestas del primer mandatario italiano se consumía cocaína; que las jóvenes amantes de Il Cavaliere hacían actos de lesbianismo; que si hay una red de prostitución implicada en el caso… La popularidad del presidente ha disminuido considerablemente en su país. Sin embargo, su harem se ha hecho cada vez más famoso en el mundo. Mientras tanto, el público espera ansioso el desenlace de esta trama que no tiene nada de ficción.

Bill Clinton

En su momento, el escándalo más difundido en medios de comunicación

En su momento, el escándalo más difundido en medios de comunicación

Lo tenía todo. El entonces Primer Mandatario del país más poderoso del mundo aparentemente era un hombre intachable. Pero el 18 de enero de 1998 salió a la luz pública en la prensa que Bill Clinton, el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica le había sido infiel a su esposa Hillary con la joven Mónica Lewinsky, una de las becarias de la Casa Blanca.

El escándalo recorrió los cinco continentes. Las conversaciones telefónicas entre Lewinsky y la secretaria Linda Tripp, sobre la relación de la becaria con Clinton, fueron grabadas por ésta última en secreto y posteriormente, al hacerse públicas, se convirtieron en un tsunami. La protagonista de la bochornosa historia, de tan sólo 22 años, primero dijo que todo era falso pero más tarde reconoció que lo más “destacable” de su relación con el político demócrata fue haberle hecho sexo oral en el famoso salón Oval.

Bill Clinton negó todo bajo juramento. Hillary guardó silencio. Pero el análisis de las marcas de semen en el vestido de Lewinsky dio positivo al político norteaméricano y éste, tuvo que salir frente a los ojos del mundo entero a aceptar su affair con la ya afamada becaria. La unión americana señaló a su Presidente como mentiroso. Los Clinton estuvieron a punto del divorcio. Su única hija, Chelsea, de pocos años, se solidarizó con su madre.

Un año después Lewinsky supo capitalizar su “fama” y en 1999 sacó a la venta el libro Monica’s Story, una biografía autorizada que narra con lujo de detalles su aventura con Bill Clinton. Años más tarde fue contratada para conducir algunos programas de televisión. Actualmente tiene su propia marca de bolsas de mano.

A pesar del escándalo que dio pie a ríos de tinta durante mucho tiempo, los Clinton siguen juntos y, actualmente, Hillary es la Secretaria de Estado en el gobierno de Barack Obama.

Siempre ha sido ojo alegre. En el tiempo que Carlos Ménem estuvo casado con Zulema Fátima Yoma –con quien trajo al mundo a Zulema y Carlos– era un secreto a voces que el presidente argentino tenía no una sino varias relaciones extramaritales. Pero ese no fue el motivo de su divorcio.

El 15 de marzo de 1995 “Carlitos”, como le llamaban al hijo de la pareja presidencial, falleció en un accidente al caerse el helicóptero en el que viajaba. Mientras Saúl Ménem apoyó los resultados periciales en el que se concluía que la nave cayó al embestir cables de alta tensión, su esposa Zulema acusaba al entorno del presidente por haber fraguado la muerte de su hijo. Al poco tiempo la pareja dio por concluido su matrimonio y no precisamente en los mejores términos.

Carlos Saúl Ménem

No pasó mucho para que el corazón del político volviera a latir. El 12 de septiembre de 1999 Cecilia Bolocco, periodista y exmiss Universo (1987) chilena viajó al territorio Ménem con el fin de entrevistar al entonces primer mandatario argentino para su programa La noche de Cecilia. Carlos quedó eclipsado con la belleza de la rubia que, incluso, estaba más alta que él. Por su parte a la Bolocco no le disgustaba convertirse en la Primera Dama de la Argentina.

Tras idas y venidas de la chilena a la Casa Rosada en Buenos Aires, finalmente Carlos y Cecilia contrajeron nupcias el 26 de mayo de 2001. Un mes después Ménem fue detenido por una acusación en su contra por tráfico de armas y quedó en arresto domiciliario hasta noviembre del mismo año. Ya un poco calmadas las aguas la pareja debutó el 19 de noviembre de 2003 como padres de un niño al que bautizaron como Máximo Saúl Ménem Bolocco.

Con todo y la esposa “modelo” que tenía en casa, Ménem seguía teniendo sus aventuras y, su hambre de poder, pues pretendía volver a contender por la presidencia de Argentina en las siguientes elecciones. Pero en 2007 recibió una dosis de su propia medicina y, a través de unas fotos de paparazzi publicadas en una revista, se enteró que su mujer tenía un amante: el empresario italiano Luciano Marocchino con quien fue fotografiada en su casa de Miami topless. El 20 de mayo de 2007, Carlos Ménem anunció que se separaría legalmente de Bolocco, luego de casi seis años de matrimonio y tres de separados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la fatiga de decisión, el gran reto de las plataformas de "streaming" para no perder consumidores

Al acabar el día y tras la toma de muchas decisiones, los espectadores no son capaces de elegir qué ver en Netflix o Amazon y terminan por desconectar. Los gigantes del streaming pondrán en marcha un botón que elija por nosotros y nos evite la "fatiga de decisión".
Getty Images
29 de marzo, 2021
Comparte

Uno de los puestos de trabajo más decisivos en el mundo de la televisión es el del programador.

La persona que decide qué se ve en cada momento: si un concurso va al prime time, si es mejor colocar en esa franja horaria una película…

De hecho este es uno de los factores que deciden si un contenido tiene éxito entre la audiencia o no.

Normalmente, el puesto tiene tanta responsabilidad que la decisión recae en un equipo de personas.

Pero el uso de los servicios de streaming nos ha convertido a todos en programadores, y eso lleva a muchos a dedicar más tiempo a decidir qué contenido van a ver que lo que se tarda luego en verlo, o a quedar paralizados ante tantas posibilidades.

Es la fatiga de decisión.

Este término fue acuñado por Roy F. Baumeister, psicólogo social y autor de “La fuerza de voluntad: Redescubriendo la mayor fuerza humana”.

Es el desgaste mental que padece una persona al verse sometida diariamente a un cúmulo de informaciones que necesitamos para tomar decisiones.

Mujer cansada en el sofá

Getty Images
A veces se tarda más tiempo en elegir qué ver que en verlo.

Lo primero que le explica a BBC Mundo Rafael Penadés, psicólogo del Hospital Clínico de Barcelona y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, es que la fatiga de decisión no es un trastorno clínico, pero es un fenómeno real que sufren miles de personas cada día.

A lo largo del día, tenemos que elegir muchas cosas. Algunas son sencillas -qué comer o qué ropa elegir- y otras son mucho más complicadas porque tendrán consecuencias a largo plazo -qué tengo que hacer primero o qué es más importante-.

2.000 decisiones por hora

Algunos estudios han calculado que una persona toma unas 35.000 decisiones al día.

Es decir, unas 2.000 decisiones por hora que estamos despiertos.

La principal consecuencia de estos procesos es el cansancio, un menor autocontrol y menor fuerza de voluntad.

“Tomar decisiones consume energía mental”, dice Penadés.

Mujer eligiendo entre dos vestidos

Getty Images
Algunas decisiones son sencillas, otras pueden tener consecuencias a largo plazo y requieren un proceso mental más elaborado

“Los procesos mentales se dividen en dos tipos: los automáticos y los procesos controlados, que exigen un control continuo sobre ellos. Justamente son éstos los que consumen energía”, explica el especialista.

“Esto ocurre porque la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones son los lóbulos frontales. Son las estructuras más complejas que tenemos en el cerebro y consumen muchos recursos”, añade.

“Algo que tendría que ser tan banal, como ver una serie o como poder disfrutar de una comida, se vuelve algo serio en tu en tu vida y que va a influir en tu estado emocional“, explica la psicóloga Timanfaya Hernández, codirectora del gabinete Globaltya Psicólogos.

Por eso, cuando llegamos al sofá después de una larga jornada de trabajo, a veces resulta extremadamente difícil elegir qué ver. Estamos saturados y nos sobreviene una incapacidad para seguir tomando decisiones.

La enorme oferta en el catálogo de servicios como el de Netflix o Amazon, aunque positiva a priori, puede hacer que no sea fácil conseguir ese rato de calma frente al televisor.

Amazon premium en una televisión

Getty Images
Amazon o Netflix están dispuestos a elegir por ti.

Decidir por ti

Tanto es así que los dos gigantes del streaming están desarrollando una nueva funcionalidad que haga más fácil decidir: un botón que reproduzca contenidos aleatoriamente basándose en nuestros gustos.

Ya no tienes que hacer nada, elije el algoritmo por ti.

Ambas tecnológicas están preocupadas porque han detectado que la “fatiga de decisión” está haciendo que muchos espectadores se vayan de la app sin consumir ningún contenido.

“Antes veíamos lo que decidía el programador de una sala de cine o de una televisión. Las películas que llegaban a los videoclubs ya habían pasado por el cine con lo que más o menos las conocíamos. Era bastante fácil tomar una decisión“, explica Elena Neira, experta en nuevos modelo de distribución audiovisual y autora del libro “Streaming Wars: La nueva televisión”.

Neira cree que el hecho de que las plataformas de streaming hayan decidido poner en marcha estas funciones de reproducción aleatoria tiene que ver con este cansancio a la hora de tomar decisiones y con nuestra capacidad limitada a la hora de gestionar la enorme oferta.

“Lo que los datos han demostrado a las plataformas es que nuestra capacidad de decisión a lo largo del día se va reduciendo, por lo cual necesitan una manera de eliminar la incertidumbre”, explica.

Portada del libro de Elena Neira

Editorial Planeta
“Netflix es que quizás el servicio que tecnológicamente está más avanzado y es el que ha desarrollado fórmulas para para combatir este problema”, dice la especialista Elena Neira.

En Netflix, la nueva función se llama “Play Something” en inglés o “reproducción aleatoria” en español.

El servicio confirmó a BBC Mundo que implementará esta función a todos los clientes en la primera mitad de 2021.

Al explicar por qué la plataforma está lanzando la “reproducción aleatoria” como una función permanente, el director de operaciones y director de productos, Greg Peters, dijo que a veces los usuarios acuden al servicio “y no están realmente seguros de lo que quieren ver”.

La función está diseñada para que los usuarios “nos indiquen que no quieren tener que buscar, sino hacer clic y nosotros elegiremos un título para que puedan ver al instante”, señaló.

En el caso de Amazon, la función parece más limitada aunque permitirá a los espectadores sintonizar episodios aleatorios de sus programas de televisión favoritos.

Función de Netflix

BBC
“Play Something” ya está disponible en Netflix a través de la televisión.

Neira cree que estos nuevos botones son además “una forma fantástica de mostrar nuevos contenidos que a lo mejor a priori la persona no estaría interesada y eliminan la decisión de la ecuación”.

“Lo que quieren las plataformas de streaming por encima de todos es que veamos contenido. Porque si vemos contenido estamos fidelizados y eso significa que seguiremos pagando mes a mes“, sentencia Neira.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.