Morir de tristeza: Mujeres en abandono
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Morir de tristeza:
Mujeres en abandono

Por Rosario Carmona/Uriel Ricardo Hernández
11 de abril, 2011
Comparte

El oficial de vigilancia acudió al llamado del portón, ¿Quién es? preguntó y no obtuvo respuesta, al abrir, encontró a una anciana de unos ochenta años.

La mujer, como si se tratara de un bebé recién nacido, fue abandonada a las puertas de “Villa Mujeres”, un albergue del Gobierno del Distrito Federal, que atiende a mujeres en situación de vulnerabilidad.

“Cuando salimos de la casa me dijeron que me iban a llevar de vacaciones, luego me dejaron frente al portón y me dijeron que tocara”.

Luego regresamos por ti, le prometieron. Pasaron las horas,  los días, los meses, que ya casi acumulan un año y la anciana sigue ahí, es una de las 270 abuelitas que no tienen otro mundo más que del portón blanco hacia adentro del albergue.

Ella, al igual que las otras adultas mayores tienen mucho en común: comparten un dormitorio comunitario, alimentos y además fueron abandonadas por sus familiares en la calle, en un hospital  o a las puertas del albergue.

Varias ancinas festejan el fin de año en "Villa Mujeres".//FOTO: Cuartoscuro

Aunque este fenómeno ya es menos frecuente, explicó Fabiola Aldeco Paz, directora de Villa Mujeres, debido al apoyo económico que otorga el gobierno capitalino a los adultos mayores y que los convierte en proveedores de sus familias, lo cierto es que en el albergue son comunes, incluso, las historias que por terribles resultan paradójicas.

Víctima del olvido

Padecía de sus facultades mentales. Llegó al albergue sin recordar nada. Sin nombre y sin esperanza.

Después de 5 años, un día se despertó y dijo: “yo vivo en tal parte”.

De la nada, recordó la dirección de su casa. El personal del albergue hizo un trabajo de investigación, visitaron el lugar y aunque la primera vez no encontraron a la familia, “llevamos a la usuaria, abrieron la puerta y se quedaron pasmados, la daban por muerta”, narra la funcionaria.

Su hijo, cuando ella salió de su casa, tenía 14 años de edad y  cuando tuvo a su mamá enfrente, ya era un joven de 19 que está estudiando la universidad.

“Cuando la vio se impresionó, la recibió, la abrazó, todos se pusieron a llorar y le dieron la bienvenida. Es terrible, porque la daban por muerta.

En Villa Mujeres hay un dormitorio especial

Ahí se encuentran 60 ancianas enfermas.  Son mujeres que viven “postradas”, que ya no pueden valerse por sí mismas: algunas son ciegas, sordas, unas más padecen de sus facultades mentales o por los padecimientos propios de su edad han perdido lucidez: por eso son abandonadas.

Algunas mujeres son abandonadas porque padecen alguna enfermedad mental.//FOTO: Raul Ramirez "Kigra"-Nuestra Mirada

Otras, pasan el tiempo tejiendo, remendando ropa, deambulando por el centro, aunque también tienen terapias ocupacionales y a veces ven películas, en la mayoría de los casos se refugian en rezar.

Algunas han vivido mucho tiempo en la calle y han sufrido desnutrición, llegan con infecciones muy fuertes y solamente a morir.

Los funcionarios encargados del centro detallan que al mes mueren, en promedio, cuatro ancianas.

“Nada se puede hacer”, comentan, pues la mayoría son mujeres enfermas, pero no mueren por algún padecimiento, quienes las conocieron aseguran que las mata la tristeza, el dolor de haber sido abandonadas por sus familiares más queridos y cercanos.

En ese ambiente, la muerte se vuelve un trámite.

El albergue tiene un convenio con la Universidad Nacional Autónoma de México y con el Politécnico Nacional. Tan sólo unas horas después de confirmarse una muerte, el personal de las instituciones académicas acude por los cuerpos, los resguardan por 6 meses por si alguien los reclama y si no, se utilizan para estudiarlos.

Pero en la hipótesis del absurdo, no faltan los familiares que se presentan cuando la anciana murió a reclamar el cuerpo.

“Es paradójico porque saben el momento en que mueren y entonces vienen a reclamar el cuerpo, comprueban el parentesco y se los tenemos que entregar.  Es como por arte de magia, aparecen el hijo o el hermano y dice: quiero el cuerpo. No se les niega pero sí se les cuestiona… ¿por qué el abandono? y no hay una respuesta, simplemente dicen: porque así es la vida”.

El peso de la ingratitud

Las historias de soledad y desamor en este lugar se cuentan por cientos.

Es una mujer de 97 años. Muy bonita, muy lúcida.

Durante 50 años trabajó en una casa. Se hacía cargo de todo: barrer, lavar trastes, cuidar a los niños, bañarlos, llevarlos a la escuela. Cuando el tiempo pasó, se dedicó a atender a su patrona que ya mostraba síntomas de vejez.

Algunas historias también son de ingratitud.//FOTO: Cuartoscuro

Un día, después de tantos años de servicio a la familia, la dueña de la casa murió.

Los niños que ella consideraba “su familia”, le agradecieron sacándola de sus vidas.

Una madrugada la echaron, la pusieron en una silla y la fueron a dejar afuera de una casa donde supuestamente vivían familiares de ella, pero resultó que no era cierto, ella se asustó mucho.

La dejaron en la calle.

“Es una abuelita que todo el tiempo se cuestiona, ¿qué hice mal?, si yo di mi vida, yo estuve apoyando, yo lavaba los trastes, yo los cambiaba, los cuidaba, los llevaba a la escuela.

“Seguramente fue porque ya no veía y ya no podía trabajar”, se repite. Se sienten como inútiles y eso hace que caigan en depresión

Ella está sana, como muchas otras, pero como vienen con esta herida en el corazón, la verdad es que no duran mucho, dice la directora del centro. “Aunque les demos los cuidados asistenciales, la verdad es que se nos mueren de depresión, se nos mueren de tristeza”.

Final ¿feliz?

Paula, fue remitida desde un hospital.

El diagnóstico: “cáncer en fase terminal”.

Llegó sola al hospital y permaneció ahí hasta que los médicos decidieron que ya no había nada qué hacer.

También existen casos donde la persona es la que no quiere regresar con su familia.//FOTO: Cuartoscuro

La trasladaron al albergue y ahí sumó 6 meses.

“Es una mujer que cada vez que caminaba se desangraba, tenía que mantenerse acostada todo el tiempo, estaba muy mal. Le preguntábamos si tenía hijos y cuando estaba de buenas, (por lo general estaba muy irritable y por su enfermedad, algo lógico por los dolores), nos decía que sí tenía hijos y algunas veces nos decía que sí sabía dónde estaban, pero otras veces decía que no.

Una prestadora de servicio social del centro, se metió a facebook y encontró el nombre de su hijo  y lo contactó.

Y es que el desconocimiento de la gente, es un factor que impide a quienes extravían un familiar, puedan dar con ellos.

En el albergue se hace un reporte al Centro de Apoyo para Personas Ausente y Extraviadas de la Procuraduría Capitalina (CAPEA) y a Locatel, pero son pocos, sólo son un 20% quienes buscan recuperar a su familiar, el 80% restante o un poco más, los abandonan a propósito, por enfermedad, porque son un estorbo, porque son alcohólicas, drogadictas, o simplemente porque no las quieren más.

Los hijos de Paula, dijeron que durante estos meses no supieron cómo encontrar a su mamá. La buscaron, pensaron que la habían secuestrado o la habían matado y aunque ella sabía dónde encontrarlos, por su enfermedad no quiso regresar.

El miércoles por la mañana, sus tres hijos se la llevaron de vuelta a casa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Perseverance: estas son las mejores imágenes tomadas por el robot en sus primeras semanas en Marte

Te mostramos algunas de las mejores imágenes tomadas por el robot desde que comenzó a acercarse a la superficie de Marte.
3 de marzo, 2021
Comparte

Desde que aterrizó en el cráter Jezero de Marte en febrero pasado, el robot Perseverance de la NASA no deja de asombrarnos con las imágenes del “planeta rojo”.

Aunque a simple vista se parecen bastante a un desierto de algún lugar de la Tierra, la realidad es que las fotos provienen desde miles y miles de kilómetros, desde una depresión en el norte del ecuador del planeta.

En BBC Mundo te ofrecemos una selección de las nuevas imágenes enviadas por la misión que busca signos de vida microbiana, así como caracterizar la geología de Marte y su clima pasado.

First image taken from the High Resolution Imaging Experiment camera aboard Nasa's Perseverance Rover on the surface of Mars (19 February 2021)

Nasa/JPL-Caltech/MSSS
La primera imagen del robot Perseverance en la superficie de Marte fue tomada con la cámara del Experimento de Imágenes de Alta Resolución a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.

Colour image of Mars taken by the Hazard Cameras on the underside of Nasa's Perseverance Mars rover

Nasa/JPL-Caltech
Esta es la primera imagen en color de alta resolución enviada por las cámaras en la parte inferior del Perseverance después de su aterrizaje.

Imagen del Mars Reconnaissance Orbiter

Nasa/JPL-Caltech/UArizona
Perseverance puede ser visto en esta imagen satelital desde su lugar de aterrizaje, seis días después. Las dos zonas brillantes a los lados son resultado de los cohetes durante la etapa de descenso.
Image of Mars rover and planet surface using its onboard Left Navigation Camera (Navcam), 1 March 2021

Nasa/JPL-Caltech
Perseverance lleva una carga de instrumentos científicos para recopilar información sobre la geología, la atmósfera y las condiciones ambientales del planeta. La cámara que tomó esta imagen está ubicada en lo alto del mástil del robot y ayuda a moverlo por la superficie.

Nasa's Perseverance Mars rover deck (20 February 2021)

Nasa/JPL-Caltech
Esta es una vista de la cubierta del robot y proporciona una buena perspectiva del llamado PIXL, uno de los instrumentos que se utilizará para identificar elementos químicos.

Mars surface captured by onboard Right Navigation Camera (Navcam), 1 March 2021

Nasa/JPL-Caltech
PIXL también incluye una cámara que toma primeros planos de las rocas y la superficie.

A panorama, taken on 21 February, by Mastcam-Z

Nasa/JPL-Caltech/ASU/MSSS
Este es la primera foto panorámica de 360 grados que tomo Perseverance. La fotografía fue ensamblada en la Tierra a partir de 142 imágenes individuales.
This wind-carved rock seen in first 360-degree panorama taken by the Mastcam-Z instrument

Nasa/JPL-Caltech/ASU/MSS
Esta roca tallada por el viento de Marte muestra cuántos detalles capturan los sistemas de cámaras. La roca ha sido denominada informalmente “foca del puerto”, por razones obvias.

A detail shot from the top of the panorama shows the rim of Jezero Crater

Nasa/JPL-Caltech/ASU/MSSS
Un detalle tomado desde la parte superior del robot muestra el borde del cráter Jezero, el lugar de aterrizaje de Perseverance. El borde está a varios kilómetros de distancia.
Mars surface using Left Mastcam-Z camera

Nasa/JPL-Caltech/ASU
Esta imagen fue tomada por el “ojo izquierdo” del sistema de cámaras llamado Mastcam-Z. Las cámaras izquierda y derecha están una al lado de la otra y apuntan en la misma dirección, proporcionando una vista estéreo similar a la que verían los ojos humanos.

Mars surface using Left Mastcam-Z camera

Nasa/JPL-Caltech/ASU
Tomada un par de días antes, usando la misma cámara, esta imagen fue seleccionada por votación pública como “Imagen de la Semana” para la Semana 2 de la misión del Perseverance.

Section of layering in a delta on the surface of Mars

NASA/JPL-Caltech/ASU
En esta imagen, el “ojo derecho” de Mastcam-Z se ha acercado a lo que probablemente sea una sección del antiguo delta del Jezero que se ha aislado de la formación principal como resultado de la erosión a lo largo del tiempo. Las capas de sedimentos del delta son uno de los objetivos científicos clave para el robot en su búsqueda de signos de vida antigua.

Mars Perseverance Descent Stage Down-Look Camera image

NASA/JPL-Caltech
Las primeras imágenes enviadas se tomaron durante el descenso del robot. Aquí, el Perseverance se baja con tres cuerdas de nailon y un “cordón umbilical”. Cuando las ruedas del robot tocaron el suelo, las ataduras se cortaron.

Parachute shot from the spacecraft's backshell during descent

Nasa/JPL-Caltech
Esta imagen también se realizó durante el descenso. Cuando el robot estaba a unos 11 km del suelo, la nave espacial desplegó el paracaídas supersónico para frenar la velocidad.


The surface of Mars directly below Nasa's Mars Perseverance rover is seen using the Rover Down-Look Camera

NASA/JPL-Caltech
Otra imagen del Jezero durante el descenso. El robot finalmente aterrizó hacia el área centro-izquierda de esta foto. El terreno elevado a la derecha es el delta remanente formado cuando un antiguo río fluyó hacia el cráter lleno del lago y dejó caer su sedimento. Las muestras de roca y suelo del delta se guardarán en tubos y se dejarán en el suelo para devolverlas a la Tierra en una fecha futura.

Todas las imágenes tienen derecho de autor: Nasa/JPL-Caltech


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5nrw3i70k8c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.