Reporte semanal: México en el exterior
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Reporte semanal:
México en el exterior

Por Ana Francisca Vega
15 de abril, 2011
Comparte

El seguimiento informativo que esta semana hicieron los medios internacionales sobre México estuvo básicamente concentrado en el tema de la violencia. En particular, los medios hicieron una amplia cobertura del terrible hallazgo de al menos 126 cuerpos de personas que fueron asesinadas por el crimen organizado en Tamaulipas. Además, destacaron dos artículos sobre efectos de la violencia en los niños mexicanos y otro más que pone la lupa en la forma en que el fenómeno del ‘narco’ ha modificado nuestro lenguaje.

Arranquemos el recorrido.

1.    The Washington Post, “Mexican drug cartels targeting and killing children”

El Post asegura que una nueva tendencia de los grupos de crimen organizado en México es que “están matando niños para aterrorizar a la población o para probar que su salvajismo no tiene límites”. En la “brutal lucha contra las drogas”, asegura el diario “cada vez hay más víctimas menores de edad, inocentes que mueren en el fuego cruzado, que son asesinados junto con sus padres o que son intencionalmente atacados”.

El diario cita las cifras de la Red por los Derechos de la Infancia en México: de fines de 2006 a fines del 2010, 994 niños han muerto a consecuencia de la violencia generada por la guerra contra las drogas. El Post cita también el trabajo de la periodista Marcela Turati y del académico de la Universidad de Miami Bruce Bagley. Ambos coinciden en que los criminales están fijándose s los niños como un objetivo legítimo.

Dato interesante: el reportaje del Post fue republicado por varios diarios alrededor del mundo con el crédito correspondiente. Otros más –como el Daily Mail británico – lo reproducen casi todo…sin dar crédito al Post (en todos lados se cuecen habas, dicen por ahí).

2. El Tiempo (Colombia), “Los niños huérfanos de Ciudad Juárez, generación marcada por el odio”

El diario colombiano y decenas de medios de comunicación en de habla hispana –como la cadena Univisión, La Vanguardia, Terra  – publicaron un reportaje sobre los por lo menos 12 mil huérfanos que ha dejado la violencia en Juárez.

La nota tiene un inicio demoledor: “A sus seis años, Jorge llena la alcancía con la que espera comprar un cuerno de chivo para matar a los asesinos de su papá”.

¿Algo más que agregar? La nota, originalmente escrita por un reportero de la agencia AFP, dice que en Juárez no hay más de 100 sicólogos para atender a estos niños, y cita la frustración que esto provoca en personas como Gustavo de la Rosa, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y de activistas sociales involcrados en buscarles ayuda para superar los traumas que les  ha dejado la violencia vivida en carne propia.

3. The Canadian Press, “Mexico’s drug war penetrates everyday language”

The Canadian Press y otros medios internacionales recogieron el interesante artículo de la agencia Associated Press (AP) en el que explican –para un público evidentemente extranjero– cómo es que los mexicanos –ciudadanos comunes, medios de comunicación y hasta autoridades– hemos adoptado en buena medida el lenguaje de los ‘narcos’ en nuestras vidas diarias, en nuestras coberturas informativas.

Palabras como ‘narcofosas’, ‘encajuelados’, ‘narcomensajes’, ‘levantones’ y demás términos que hasta hace algunos años no eran parte de nuestro lenguaje hoy son ya comunes. La AP dice: “esta tendencia tiene a la gente preocupada de que México esté desarrollando una especie de jerga que anestecia a las personas para que éstas vean en la escalada de violencia una cosa de rutina. Algunos expertos dicen que los eufemismos pueden ayudar a las personas a lidiar con los horrores que los rodean”.

Un buen texto que nos permite ver cómo es que un medio extranjero trata de explicar la situación a la que nos enfrentamos hoy en México y nuestras respuestas como sociedad, medios de comunicación y autoridades…un texto que nos recuerda nuevamente que no debemos acostumbrarnos al lenguaje de la violencia.

4. La Nación (Argentina), “Estrategias que llevan a la derrota del narcotráfico”

El sociólogo argentino y experto en temas de crimen organizado transacional, Juan Gabriel Tokatlian, escribe un artículo especial para el diario argentino La Nación que vale la pena por dos razones esencialmente: 1. Porque presenta un retrato del que poco sabemos en México sobre el problema de las drogas y el narcotráfico en Argentina y 2. Porque en su análisis el académico nos recuerda cuáles fueron los principales errores de omisión y percepción que se cometieron en México en el ámbito de la lucha contra la criminalidad organizada…errores cuyos costos estamos pagando hoy.

Sirva un pequeño párrafo de ejemplo:

“¿Qué sucedió? En los noventa, el caso “descarriado” era Colombia: de allí que Washington le retirase la visa de entrada al presidente Ernesto Samper y sometiera al país andino a una inclemente política coercitiva. México, por el contrario, y debido a razones de política interna en Estados Unidos, era el caso “ejemplar”, a pesar de que el narcotráfico crecía a los ojos de todos, a uno y otro lado de la frontera. A México y a Estados Unidos les servía, por motivos distintos, negar la dimensión que ya tenía el crimen organizado mexicano.”

5. CNN, “Officers arrested in connection with Mexico mass graves”

Durante la semana los medios internacionales dieron puntual seguimiento al paulatino descubrimiento de al menos 126 cuerpos de personas asesinadas por el crimen organizado en Tamaulipas.

Las coberturas, en general, fueron informativas y con poca opinión: “ncontraron”, “hallaron”, “descubrieron”. Prácticamente todos los medios recogen también el dato sobre la recomepensa de 15 millones de pesos que ofrece el Estado mexicano por información que lleve a la captura de los responsables, así como los antecedentes del caso: la fosa en la que se encontraron a los 72 migrantes asesinados el año pasado.

Aún así, hubo lugar a análisis e interpretaciones. La agencia Reuters, por ejemplo, comenta: “la incesante violencia relacionada con las drogas amenaza con dañar las posibilidades de que el partido del presidente Calderón pueda retener la presidencia en las elecciones federales del año próximo”.

En la red hay más de mil artículos relacionados con el caso… y contando.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo sabemos si una vacuna produce efectos adversos?

Varios países han suspendido la inmunicación con la vacuna de AstraZeneca, pero ¿quién toma estas decisiones? ¿Cuál es el proceso para hacerlo?
16 de marzo, 2021
Comparte

En las últimas semanas han aparecido diferentes noticias en los medios de comunicación que relacionaban la vacunación frente a la covid-19 con casos mortales.

Primero Austria detuvo la vacunación con el lote ABV5300 de la vacuna de AstraZeneca debido a la notificación de dos eventos trombóticos, uno de ellos con desenlace mortal. A esta decisión se sumaron varios países donde también se había distribuido.

A día de hoy, ya han suspendido la vacunación con cualquier lote de AstraZeneca varios países europeos. Entre ellos, se encuentran España, Dinamarca, Noruega, Islandia, Italia, Alemania y Francia.

Ante tanta incertidumbre, es importante matizar esta información para evitar el sensacionalismo desmesurado que tanto afecta a una población cansada de esta pandemia y que puede causar miedo a la vacunación.

Para ello, es fundamental conocer cómo funciona la farmacovigilancia y cómo se está controlando la seguridad de las vacunas que se están administrando actualmente.

Ante una situación de alerta como esta, las autoridades de cada país pueden adoptar medidas para su territorio.

En esta ocasión, diferentes países han aplicado un principio de cautela, pero ello no quiere decir que las decisiones hayan sido motivadas por las agencias de los medicamentos nacionales o internacionales.

En España ha ocurrido lo mismo, es decir, varias comunidades autónomas detuvieron la vacunación con el lote ABV5300 a pesar de que la autoridad encargada a nivel nacional de tomar esas decisiones no lo había recomendado.

Entonces nos preguntamos, ¿quién toma estas decisiones?, ¿cuál es el proceso que se lleva a cabo ante una situación como la actual?

vacuna

Getty Images
Los sistemas de farmacovigilancia son redes estructuradas que se encargan de evaluar los riesgos asociados a los medicamentos una vez han sido comercializados.

Proceso de farmacovigilancia

Para que una vacuna se comercialice debe cumplir unos requisitos muy exigentes de calidad, eficacia y seguridad. Esta información se extrae de los ensayos clínicos y permite que las autoridades aprueben la vacuna.

Una vez que estas se están administrando a la población, es necesario realizar una vigilancia continua de la seguridad.

El objetivo es detectar las reacciones adversas que se dan con una frecuencia menor y, por lo tanto, no han podido observarse en los ensayos clínicos previos.

Este proceso lo realizan los sistemas de farmacovigilancia, que son redes estructuradas que se encargan de evaluar los riesgos asociados a los medicamentos una vez han sido comercializados.

Garantizan que los beneficios sean superiores a los riesgos. Se trata de un trabajo colaborativo con diferentes agentes implicados, como las agencias reguladoras, las administraciones públicas, los titulares de autorizaciones de comercialización y los profesionales sanitarios.

Es importante tener presente que estos sistemas se encargan de recoger y evaluar acontecimientos adversos. Entre ellos, se incluye cualquier problema de salud que ocurra después de la vacunación.

Estos no tienen que ser ocasionados necesariamente por la vacuna, ya que pueden darse problemas médicos que coinciden en el tiempo o que estén relacionados con el propio acto de la vacunación.

Por lo tanto, los acontecimientos adversos recogidos por estos sistemas no se pueden considerar directamente reacciones adversas a la vacuna. Requieren un proceso de estudio.

astrazeneca

Getty Images
Algunas sospechas sobre eventos trombóticos han provocado nuevas evaluaciones sobre AstraZeneca.

Cómo sabemos si es por la vacuna

En el caso de España, es el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) quien se ocupa de este proceso.

Está compuesto por los Centros Autonómicos de Farmacovigilancia y coordinado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Este sistema realiza una valoración permanente de los acontecimientos adversos notificados tras la vacunación y se registran en una base de datos, que a su vez está conectada con la base de datos europea gestionada por la EMA.

De igual forma, cada país europeo recoge y analiza los acontecimientos adversos notificados en sus territorios y vuelca sus datos en la base da datos europea.

En cada uno de los niveles, la información se amplía, se revisa y se evalúa, para comprobar si hay una relación causal entre la vacunación y la aparición del acontecimiento adverso de forma continua y con la mayor celeridad.

El objetivo es identificar posibles nuevas reacciones adversas que deben someterse a una evaluación más amplia y profunda en la Unión Europea para confirmar o descartar la relación con la vacuna. Esto es lo que ha ocurrido en los últimos días.

¿Cómo sabemos si el acontecimiento adverso se ha producido por la vacuna?

Cuando se vacuna a un número tan elevado de personas en un corto periodo de tiempo, entre ellas grupos de pacientes con riesgo de padecer ciertas enfermedades, es inevitable observar un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que se deban a la vacuna.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos eventos aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna.

Por lo tanto, esta información debe analizarse cuidadosamente para diferenciar problemas médicos asociados a la vacuna de aquellos que igualmente habrían ocurrido aunque la persona no se hubiera vacunado.

Para realizar este análisis, se documentan al máximo los casos y se valoran determinados datos.

Por ejemplo, la secuencia temporal, el tiempo trascurrido entre la administración de la vacuna y la aparición de los síntomas, antecedentes médicos, medicación concomitante, factores de riesgo, evolución del paciente, etc., además de pruebas de laboratorio e imagen.

En los casos en los que hay un desenlace mortal, se valora información adicional como aquella procedente de autopsias, certificados de defunción y registros médicos relevantes.

Toda esta información permite saber si existen causas alternativas que puedan haber causado el acontecimiento médico.

En estos momentos, el PRAC, Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA, está revisando todos los casos de eventos tromboembólicos y otras afecciones relacionadas con coágulos de sangre, notificados después de la vacunación con la vacuna de AstraZeneca.

Esta revisión se está realizando en el contexto de una señal de seguridad, de forma acelerada. Una señal de seguridad es información sobre un evento adverso nuevo o incompletamente documentado que podría estar potencialmente causado por un medicamento y que justifica una mayor investigación.

Vacunas

Getty Images
Un evento adverso es cualquier suceso indeseable experimentado por un paciente, independientemente de que se sospeche o no del medicamento administrado.

¿Acontecimiento adverso o reacción adversa?

Además de la evaluación individual de cada caso, estos se tienen que contextualizar, es decir, comparar la incidencia de aparición de estos acontecimientos en las personas vacunadas frente a la incidencia en la población no vacunada.

Este análisis nos permite saber si realmente hay un aumento de acontecimientos concretos en la población que ha recibido la vacuna. Es decir, hay que diferenciar entre acontecimiento adverso o reacción adversa.

Tal y como explica la AEMPS, un evento adverso es cualquier suceso indeseable experimentado por un paciente, independientemente de que se sospeche o no del medicamento administrado. Un ejemplo de un evento adverso es un paciente que sufre un accidente de tráfico mientras estaba con un tratamiento farmacológico específico.

Por su parte, una reacción adversa (RAM) es cualquier suceso indeseable que ha sucedido con el paciente mientras estaba utilizando un medicamento y existe la sospecha de que es causado por el medicamento.

En el caso que estamos estudiando en este artículo observamos que, hasta el 10 de marzo, se habían notificado treinta casos de episodios tromboembólicos entre cerca de cinco millones de personas vacunadas con la vacuna de AstraZeneca en la Unión Europea.

El número de eventos tromboembólicos en personas vacunadas estaría dentro de lo esperado.

Es decir, no es mayor que el número observado en la población general, ya que solo de tromboembolismo pulmonar se estima una incidencia anual de entre 70 y 113 casos por cada 100.000 personas de cualquier edad en la población general.

En España, en 2018, se produjeron 11 ingresos hospitalarios por cada 100.000 habitantes de 35 a 39 años por embolismo pulmonar. Esta cifra se incrementa a 82 casos por cada 100.000 personas de 65 a 69 años y es mayor en personas de edad más avanzada.

Hospital

Getty Images
No hay indicios de que la vacuna de AstraZeneca sea la causa de los acontecimientos tromboembólicos. Por tanto, el PRAC recoge que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos.

Causas de la suspensión de la vacunación de AstraZeneca

Actualmente, con los datos disponibles, no hay indicios de que la vacuna de AstraZeneca sea la causa de los acontecimientos tromboembólicos.

Por tanto, el PRAC recoge que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y puede continuar administrándose mientras se finaliza la evaluación de todos los acontecimientos relacionados con las alteraciones de la coagulación notificados.

Una vez que se complete la revisión, el PRAC hará las recomendaciones necesarias para minimizar los riesgos y proteger la salud de los pacientes, si fuera necesario.

En cuanto a la suspensión de la vacunación con el lote ABV5300, por el momento nada indica que exista un problema de calidad. Por consiguiente, no existen motivos que justifiquen la adopción de medidas cautelares sobre este u otros lotes.

En resumen, las vacunas frente a covid-19 no evitan otros problemas de salud diferentes a los causados por esta enfermedad.

Es inevitable que se produzcan acontecimientos adversos en personas vacunadas, pero eso no quiere decir que sean debidos a la vacunación.

Estas situaciones demuestran que tenemos sistemas de farmacovigilancia potentes. Funcionan y están llevando a cabo una vigilancia muy exhaustiva, con la mayor celeridad sobre este y otros eventos tratados como de especial interés. Así tendremos garantizado que los beneficios superan a los riesgos. Además, son un ejemplo de transparencia que debe trasmitir tranquilidad a la población.

*Juan José Carreras Martínez es Responsable de Farmacovigilancia en el Área de Investigación en Vacunas, Fisabio.

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons.Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.